RTW – Capítulo 348 – Mortales y Extraordinarias

Cuando Agatha se despertó de nuevo, estaba sola en la habitación. Las gruesas cortinas estaban bien cerradas, lo que hacía la habitación extremadamente silenciosa.

Probablemente teniendo en cuenta el hecho de que ella no estaba familiarizada con el medio ambiente, alguien puso una vela al lado de la cama, que ardía silenciosamente con una llama anaranjada.

Agatha volteó la cabeza y la observó durante un largo rato, solo para descubrir que no había ni una sola gota de cera desbordando. La vela parecía arder por siempre sin ningún cambio en su longitud.

“Puede ser causado por la magia.” Pensó.

La colcha era tan suave que probablemente estaba hecha de algodón de alta calidad y llena de pelillo ligero y cálido. El trato fue tan bueno como el de la Ciudad Santa de Taquila, lo que hizo difícil para Agatha creer que podría haber camas y dormitorios tan cómodos en Tierras Bárbaras.

Movió sus dedos y descubrió que había recuperado la mayor parte de su fuerza física. Agatha rodó fuera de la cama. Manejó su poder y el frío se desbordó de sus dedos de inmediato. “Parece que el príncipe no jugó ningún truco. Retiró la Piedra de la Retribución de Dios para darme un cierto grado de libertad.” Fue a la ventana y abrió un poco las cortinas. Estaba totalmente oscuro afuera. Las estrellas no se podían ver, tampoco la luna. Toda la tierra parecía estar tragada por la oscuridad, con solo un destello nebuloso agitándose en la lejanía. Podía oír el rugido del viento al otro lado de la ventana, y ocasionalmente podía ver algo de nieve caer sobre el vidrio.

Parecía ser invierno ahora, que era una buena temporada para el despertar de las brujas. En Taquila, este tipo de noche no existía, ya que toda la ciudad celebraba cada día de invierno y las hogueras ardían durante toda la noche en las calles. Cuando miraba la ciudad desde la torre, parecía estar iluminada por bengalas que brillaban como estrellas, que simbolizaban la esperanza y un futuro prometedor. La gente rezaba alrededor de las hogueras, deseosa de reunir poder mágico y superar el mundo de los mortales. Cada vez que una bruja despertaba, el destino de su familia también cambiaba. Ya no necesitaban preocuparse por la comida o la ropa.

Agatha levantó el cerrojo y abrió la ventana. El viento frío de repente entró a la habitación y apartó las cortinas. Las velas en la habitación también fueron apagadas, hundiéndola en la oscuridad. Cuando sus ojos se adaptaron a los cambios de luz, pudo ver la tenue luz blanca reflejada por la nieve acumulada en los techos del pueblo. “A juzgar por la silueta de los edificios, este lugar no es muy grande, y es idéntico al ‘Pueblo Fronterizo’ mencionado por el príncipe.”

La gente común y corriente se congelaría después de unas horas si se quedara afuera en un clima tan frío. Pero Agatha no tenía miedo del frío ya que su cuerpo expulsaría automáticamente la más mínima frialdad que la hiciera sentir incómoda. La última vez que sintió frío fue antes de su despertar. Pero ahora, casi había olvidado el sentimiento.

La conversación anterior estaba perdida en la mente de Agatha mientras cerraba los ojos.

La Unión murió y las brujas se convirtieron en las secuaces del diablo. Por lo tanto, los mortales cazaban a las brujas irreflexivamente con la ayuda de las Piedras de la Retribución de Dios…. Según el diario, Alice y Natalia huyeron con éxito de las Planicies Fértiles. Pero si no lograban detenerlo todo, la Unión estaba condenada al fracaso.

¿Qué diablos pasó en ese momento? ¿Por qué las dos Trascendentes fueron derrotadas por los mortales?

Ella era reacia a pensar en eso.

“¿No tienes frío?” Alguien detrás de ella preguntó de repente.

Agatha se sorprendió. Dio media vuelta y vio a una chica sentada en la cama junto a la oscuridad. Su cara estaba completamente oculta en la noche. Ella era como un fantasma que aparecía en silencio. La puerta estaba cerrada en ese momento, pero Agatha no escuchó ningún paso antes de ella entrando.

“Si puedes cerrar la ventana, no me importa volver a encender la vela.” Dijo de nuevo.

No había duda de que la niña era una bruja.

Pero es tarde en la medianoche. ¿Qué está tramando?

Agatha asintió sin decir nada. Cerró la ventana y secretamente dejó que el hielo delgado pero duro cubriera su piel. La niña no hizo nada peligroso; en cambio, abrió el primer cajón de la mesa de noche del cual sacó un pedernal para encender la vela. A la luz de la vela, Agatha la vio. Tenía hermosos rizos dorados y cejas esbeltas que hacían que sus ojos se vieran muy definidos. No la había visto antes.

“Encantada de conocerte… Ups. Es la segunda vez que nos encontramos.” Levantó los labios y dijo: “Mi nombre es Nightingale.”

¿Quiso decir que… ella también se escondió en la multitud antes?

“¿Es esta tu habilidad?” Agatha frunció el ceño y preguntó: “¿También tuviste un Alto Despertar?”

Incluso si ella era una de las honorables Alto Despertar, todavía era una descortesía de ella entrar sin llamar a la puerta.

“Ah, estás hablando de la evolución…” Nightingale negó con la cabeza. “No soy tan inteligente como Anna. Ella terminó el libro llamado ‘La teoría de la naturaleza Balabala’ en poco tiempo. Mi cabeza va a explotar cada vez que ve esas fórmulas y teoremas. Tal vez no tenga la suerte de evolucionar en esta vida.”

Agatha estuvo despistada por un corto período porque no pudo entender la mitad de lo que dijo la niña. Honestamente, ella no esperaba que ‘una bruja original’ dijera algo así. Además, de acuerdo con sus expresiones faciales, la chica no parecía burlarse deliberadamente de sí misma. “¿Es eso lo que el príncipe llamó… conocimiento?”

“En cuanto al libro que mencionaste, ¿puedo leerlo?”

“Por supuesto. Puedes leerlo siempre que te unas a la Unión de Brujas y seas leal a Su Alteza.” Ella se encogió de hombros.

“¿Para servir a un mortal?” Agatha la miró y dijo en voz baja después de un rato: “Pensé que era lo suficientemente raro, pero estás más loca que yo.”

“¿Raro? ¿Loca?” Nightingale inclinó la cabeza y preguntó: “¿Por qué dices eso?”

“En la Ciudad Santa de Taquila, la mayoría de las brujas solo trataban a las personas comunes que no pueden reunir magia como sirvientes humildes, personas inferiores o… herramientas de fertilidad.” Dijo lentamente. “Pero no lo creo. Aunque eran estúpidos, no eran inútiles. Esa gente no era diferente de las brujas en muchos aspectos, siempre y cuando se les enseñara a aprender y pensar. Por eso, mucha gente pensó que yo era rara al haber asignado parte del negocio en la torre a los mortales. Sin embargo, no esperaba que estuvieras más loca que yo, puesto que eres leal a un mortal y recibes órdenes de él.”

Su Alteza Roland no nos consideraba sirvientes.” Nightingale frunció el ceño y dijo: “No sé qué clase de idea extraña tienes sobre la palabra lealtad, pero el hecho es que tomó a las brujas oprimidas por la Iglesia, nos dio un nuevo poder y vivimos juntos con sus súbditos en la Región Occidental. Estamos unidos para luchar contra la Iglesia y las bestias demoníacas, así como contra los demonios en el futuro.”

“¡Pero este modelo resultó ser un fracaso!” Agatha no pudo evitar alzar la voz. “Hace 400 años… para ti, podría ser hace 800 o 900 años, el mundo estaba gobernado por mortales y brujas. En ese momento, los seres humanos vivían casi en toda la Región del Amanecer. Sin embargo, cuando los demonios atacaron, sufrieron una derrota tan grande que solo logramos mantener las Llanuras Fértiles.”

“¿Oh?” Ella alzó las cejas. “¿Fue eso cierto?”

“Dijiste que la historia había estado enterrada durante 400 o 500 años.” Continuó Agatha. “Según los registros de la Unión, la tercera Batalla de la Voluntad Divina está a punto de estallar muy pronto, ¡pero no tienes idea de los demonios! La Tierra Bárbara es un mar en remolino. Entonces, ¿dónde más puedes refugiarte? ¡Solo reconstruyendo la Unión, uniendo brujas y mejorando la probabilidad del Alto Despertar con conocimiento, podemos aprovechar la última oportunidad para detener el ataque de los demonios!”

“¿Por qué tienes que decir eso?”

“¿Qué quieres decir?”

“Han pasado 400 años, ¿verdad?” Muchas cosas podrían haber cambiado en tanto tiempo. Pero, ¿por qué todavía estás restringida por esas viejas ideas? Nightingale suspiró. “Su Alteza dijo que los mortales podían derrotar a los demonios cuando se fue. También oíste eso. Él también está uniendo a todas las personas, incluidas las brujas. Él quiere unir a cada persona común y corriente en el continente, porque me dijo que la gente de todo el país es el grupo más poderoso.”

“Las Tierras.” Agatha estaba a punto de refutar esta tontería cuando de repente se detuvo. ‘La chica está tan segura de que parece conocer el resultado por adelantado. ¿Podrían 400 años realmente cambiar todo? ¿Ese príncipe con canas realmente tiene una capacidad increíble para permitir que los mortales tengan el mismo poder que las brujas?’

“Parece que te has dado cuenta de eso.” Nightingale sonrió y dijo. “Todavía tenemos mucho tiempo, entonces ¿por qué no abrir tu corazón y ver con tus propios ojos?”

Esta vez, Agatha estuvo en silencio por un largo tiempo. “… Puedo ver que no me quieres.”

Nightingale no respondió.

“Las brujas de la Asociación de Búsqueda solían verme así también, después de que supieron que había designado a un grupo de mortales como asistentes experimentales en la torre.” Dijo. “Obviamente, no me quieres, pero ¿por qué me dices esto?”

“No te odiaré siempre que dejes de ser tan arrogante y trates a Su Alteza con normalidad. En cuanto a tu pregunta…” Hizo una pausa y continuó. “Porque el príncipe dijo que no quería verte abandonada por los tiempos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s