Invincible – Capítulo 298 – Refinando el Pez de Energía Espiritual

Huang Xiaolong guardó al dragón azul y negro nuevamente en su cuerpo, la poderosa atmósfera que lo rodeaba convergió lentamente.

Poco tiempo después, rocas y piedras dejaron de rodar desde las paredes de la grieta.

Huang Xiaolong miró el árbol frente a él. Un pensamiento pasó por su mente y repentinamente golpeó una palma en el tronco, ¡pero el árbol ni siquiera tembló! Con su fuerza actual en el pico de la etapa intermedia del Noveno Orden Xiantian, golpear el árbol de fuego en realidad ni siquiera hizo caer una sola pieza de corteza. Por no mencionar, las ramas y las hojas permanecieron quietas, no afectadas.

Estaba asombrado. Ejecutando su qi de batalla, aumentando su poder, esta vez utilizó ambas palmas para golpear el tronco del árbol. ‘¡Bang!’. Un fuerte estallido sonó, pero el árbol en llamas ni siquiera tembló.

Al final, Huang Xiaolong utilizó su Transformación del Alma con sus dos Espíritus Marciales, golpeando con toda su fuerza el tronco del árbol. Sin embargo, el árbol simplemente se sacudió por un momento, solo por un momento. Ninguna hoja cayó. Además, con todas sus fuerzas, su palma ni siquiera logró dejar una huella en él. Olvídate de una huella de palma, ni siquiera había un rasguño en absoluto.

Estaba muy sorprendido. La solidez de este árbol era un poco aterradora. En su nivel actual, la fuerza de una de sus palmas sería suficiente para destruir en pedazos a un Xiantian de Séptimo Orden, incluso a un Xiantian de Octavo Orden, sin ni siquiera utilizar su Transformación del Alma con sus dragones gemelos.

Sin embargo, un ataque de fuerza completa en el tronco del árbol no pudo dañar este árbol de fuego en lo más mínimo.

Con un rápido salto, Huang Xiaolong aterrizó en una de las ramas en la parte superior del árbol de fuego. Sentado en una pose meditativa, ejecutó las Tácticas de Asura y descubrió que cultivar en el árbol de fuego era mucho más rápido que sentarse debajo de él.

Mientras absorbía energía espiritual, las ramas, las hojas y el tronco del árbol de fuego absorberían la energía del elemento fuego del aire. Cuando la energía del elemento fuego envolvió al árbol, también envolvió a Huang Xiaolong por completo, dándole un confort inexplicable.

Pasó un día y Huang Xiaolong sintió como si hubiera renacido desde su alma hasta su carne.

‘Esta energía espiritual de fuego no debe ser un tipo promedio de energía espiritual.’ Huang Xiaolong estaba encantado con el hallazgo cuando un pensamiento cruzó por su mente. ¿Podría la energía de fuego espiritual absorbida por este árbol venir del Mundo Divino? Miró el árbol de fuego sin nombre mientras sus ojos brillaban.

Sin lugar a dudas, este árbol de fuego sin nombre era un gran tesoro, tenía que pensar en una forma de llevárselo. Sin embargo, árboles divinos como este no podrían ser colocados en un anillo espacial. Incluyendo el Anillo de Asura.

Aun así, Huang Xiaolong quería intentarlo. Con un pensamiento, el Anillo de Asura surgió en su dedo y lo infundió con qi de batalla mientras intentaba mover el árbol de fuego dentro de él. El árbol aparentemente cobró vida, exudando una fuerza repelente. Huang Xiaolong fue enviado tambaleándose hacia atrás, su sangre rugió violentamente en sus venas antes de que se calmara un tiempo después.

Al ver este resultado, negó con la cabeza y guardó el Anillo Asura de nuevo.

Las cejas de Huang Xiaolong se fruncieron profundamente mirando al árbol de fuego. Entonces, ¡una idea le llegó! Rápidamente convocando al Divino Monte Xumi. El Anillo de Asura puede haber fallado, pero ¿qué hay del Divino Monte Xumi?

Bajo el control de Huang Xiaolong, Divino Monte Xumi voló, flotando justo encima del árbol de fuego. Agitó sus manos, enviando múltiples flujos de qi de batalla a la Formación de los Diez Budas en el centro. Al instante, una luz cegadora brotó del Divino Monte Xumi, llegando al cielo, la energía del budismo se extendió como la luz del sol de la mañana. La luz dorada salpicó el árbol de fuego, envolviéndolo por completo.

Cuando la energía del budismo envolvió el árbol de fuego, Huang Xiaolong se deleitó al descubrir que no se resistió como lo hizo antes, solo emitió un suave resplandor rojo fuego.

El flujo ardiente se mezcló con la energía del budismo, brillando con más intensidad, iluminando toda la grieta como si fuera una fantasía surrealista.

Un momento después, el árbol de fuego se estremeció cuando sus raíces gradualmente dejaron el suelo, volando hacia el Divino Monte Xumi, desapareciendo en un instante.

Huang Xiaolong saltó de alegría. Él esperaba esforzarse para mover el árbol al Divino Monte Xumi, pero en realidad entró tan fácilmente.

¡Finalmente consiguió el árbol de fuego!

En un parpadeo, Huang Xiaolong apareció dentro del Templo Xumi y vio que el árbol de fuego estaba enraizado junto a la Formación de los Diez Budas y todo el templo se sentía cálido y confortable como un elemento fuego. La energía espiritual fluía a cada rincón.

Mirando el árbol de fuego, Huang Xiaolong estaba de muy buen humor. Con el árbol dentro de la Formación de los Diez Budas, él tenía la confianza para abrirse camino hacia el Reino Santo y superior ㅡ ¡Reino de Dios!

Un rato después, Huang Xiaolong se calmó gradualmente y salió del Templo Xumi. Desde que había llegado al Noveno Orden Xiantian, alcanzando el pico de la etapa intermedia del Noveno Orden Xiantian, era hora de refinar los dos peces de energía espiritual.

Aunque Huang Xiaolong se llevó el árbol de fuego, esa zona de la grieta permaneció tan cálida como la primavera, y la energía fría del otro lado no invadió, a pesar de la ausencia del árbol.

Huang Xiaolong trazó su camino de regreso al manantial frío, y en poco tiempo, se encontró parado al borde del pequeño manantial.

Observando a los dos peces de energía espiritual nadando alegremente en el agua, Huang Xiaolong llamó a la Pagoda del Tesoro Linglong e inició la Formación de Destrucción que Engulle Mil Demonios. Una poderosa fuerza de succión tragó a los dos peces en el caldero.

En el instante en que los dos peces entraron al Caldero de las Mil Bestias, se formó una capa de hielo en la superficie de la Pagoda del Tesoro Linglong. Huang Xiaolong rápidamente infundió su qi de batalla en la Formación de Reversión del Origen del Cielo y de la Tierra para refinar los dos peces, expulsando el elemento frío contenido dentro. Al mismo tiempo, una pequeña parte de su qi de batalla fue enviada a la Formación de los Diez Budas, utilizando la energía del budismo para derretir la capa de hielo azul en la superficie de la pagoda.

Pero Huang Xiaolong se sorprendió cuando la capa de hielo azul derretido por la energía del budismo se formó nuevamente sobre la pagoda. Como si los dos peces contuvieran cantidades interminables del elemento frío, la capa de hielo azul se volvía a formar una y otra vez.

Incluso con su fuerza en el pico de la etapa intermedia del Noveno Orden Xiantian, mantener los requisitos de ambas partes para el qi de batalla era oneroso. Más tarde, necesitó usar la fuerza interna en su dantian como soporte.

Ahora que la fuerza interna de Huang Xiaolong se había transformado casi por completo en verdadera fuerza de origen, notó que la energía del budismo proveniente de la Formación de los Diez Budas era más densa y más pura en comparación con su qi de batalla.

Pasó una hora.

Finalmente, la capa de hielo azul que cubría la superficie de la Pagoda del Tesoro Linglong se derritió y diluyó lentamente, y tres horas más tarde, la capa de hielo azul no se volvió a formar.

Al ver esto, Huang Xiaolong pudo finalmente respirar aliviado, sin embargo, no se atrevió a proceder descuidadamente, perseverando en impulsar la formación dentro del Caldero de las Mil Bestias para refinar los dos peces, expulsando los elementos fríos restantes.

Cinco días y cinco noches después, el caldero tembló, brillando intensamente, los últimos fragmentos del elemento frío fueron expulsados ​​de los dos peces de energía espiritual. Cuando se abrió la tapa, ambos peces volaron desde el caldero con esplendor resplandeciente.

Huang Xiaolong abrió la boca y una fuerza de succión atrajo a ambos peces hacia su cuerpo. En ese instante, la energía espiritual similar a un antiguo mar ilimitado rugió a cada pulgada de su cuerpo. Aterrorizado, se apresuró a ejecutar las Tácticas de Asura, absorbiendo y reprimiendo fervientemente la energía espiritual, sin dejar que se volviera frenética.

Mientras Huang Xiaolong estaba refinando los peces de energía espiritual, dos figuras se apresuraban hacia la Grieta del Tigre Quebrada, deteniéndose en el mismo borde de la grieta.

Los recién llegados consistían en un anciano y un hombre joven. Ambos hombres vestían túnicas de brocado violeta oscuro, y en el pecho de sus túnicas bordaban el dibujo de un escorpión demoníaco de seis cuernos.

“¿Estás seguro de que el rugido de dragón vino desde el fondo de esta grieta?” Cuestionó el anciano Fenggong.

Dai Li se apresuró a responder. “Sí, Maestro. En ese momento yo estaba cerca de esta área, lo escuché con claridad.”

Fenggong asintió mientras miraba la grieta sin fondo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s