ATG – Capítulo 1117 – Miasma Venenoso en el Palacio Subterráneo

Las profundidades del Palacio Subterráneo eran alucinantes. A pesar de avanzar durante un largo tiempo en el aire turbio y espeso, el pasadizo seguía siendo tan angosto como siempre. Yun Che mantuvo su estado invisible mientras seguía cuidadosamente detrás de los tres hombres. No tenía forma de pasarlos. Se sentía incómodo, pero no estaba ansioso.

“¿Por qué no estamos abajo todavía? ¿Qué tan profundo es este lugar?”

“El aire turbio se está volviendo más y más denso… pero el pasadizo ahora está nivelado, deberíamos encontrar la salida pronto.”

“Espera … ¿Qué es este olor?”

“¡Es veneno! ¡¡Retrocedan!!”

Los sonidos que venían de adelante tomaron un giro repentino. Las tres auras de los tres Grandes Reyes del Reino estaban cargando hacia Yun Che. Sobresaltado, Yun Che se detuvo en seco. Él mantuvo la calma y no se retiró. En lugar de eso, se mantuvo firme y contuvo el aliento… Afortunadamente, las auras de los tres Reyes del Reino también se detuvieron y se quedaron allí. No lo sintieron a pesar de que ahora estaban más cerca de él que antes.

¿Veneno? Yun Che retrocedió lentamente, levantando las cejas.

Frente a los tres Reyes del Reino, dentro del denso y oscuro aire turbio había una capa adicional de color verde oscuro. Este miasma verde oscuro se arremolinaba, bloqueando la salida del pasadizo. No se extendió, como si estuviera encerrado dentro de esa área.

Mu Baimei, el Emperador Nanlie y Han Kuan se pararon frente al miasma venenoso. Las expresiones en sus caras eran oscuras. Ellos rápidamente circularon sus energías profundas para expulsar el veneno en ellos. Después de un período de tiempo, sus caras recuperaron lentamente su color.

“¡Qué veneno tan poderoso! Si hubiéramos sido un poco más lentos, me temo que nuestro viaje habría terminado aquí.” El corazón de Han Kuan latía con fuerza.

“Es algo que quedó atrás de la Era Primordial, después de todo.” El Emperador Nanlie retrocedió medio paso. Habían pasado incontables años desde la Era de los Dioses, por lo que la mayoría del miasma venenoso debería haberse disipado, pero aun así era algo que los mortales no podían manejar.

“El aire turbio aquí suprime la fuerza profunda, encontrando este tipo de veneno…. me temo que estamos en apuros.” Mu Baimei frunció el ceño.

“¿Quieres intentar cargar directamente?” Han Kuan preguntó de repente.

“Si el Maestro de Secta Han encuentra que su vida es demasiado larga, podría intentarlo.” Dijo el Emperador Nanlie en voz baja. “No sabemos hasta dónde se extiende esta nube de miasma. Podría ser un tramo continuo y continuar por millas. Temo que podríamos entrar, y luego nunca volver a salir.”

Yun Che se quedó quieto, escuchando su conversación y entendió que habían encontrado la salida, pero ésta conducía a una zona de miasma venenoso. El miasma era especialmente aterrador, ya que podía causar un profundo temor en estos tres Grandes Reyes del Reino, dificultando su viaje.

¡¡Boom!!

Una explosión extremadamente fuerte sonó desde el frente, sacudiendo el Palacio Subterráneo, y al mismo tiempo, la voz decepcionada del Emperador Nanlie sonó: “No está funcionando, no podemos simplemente destruirlo.”

“Un veneno tan poderoso… Solo alguien en el nivel Soberano Divino puede atravesarlo ileso. ¿Darle la Hierba Emperador Inmortal a alguien de un reino estelar intermedio es nuestra única opción?”

“¿Intentaremos buscar otras entradas?”

“Incluso si hay otras entradas, no tenemos suficiente tiempo. Las noticias se han extendido hace mucho tiempo. Estimo que en unas seis horas habrá reinos estelares intermedios, incluso reinos estelares superiores entrando en la disputa. Pasamos un día entero para romper el sello. Si tratamos de buscar otra entrada, ¡es equivalente a servir la Hierba Emperador Inmortal en bandeja de plata a otra persona!”

“Entonces, ¿debemos tratar de usar la fuerza bruta y simplemente cargar a través del miasma? Existe la posibilidad de que el miasma venenoso no esté tan extendido como tememos.”

“Muy bien. Entonces invitaré al Maestro de Secta Han a tomar la iniciativa. Aunque la Hierba Emperador Inmortal es grandiosa, apostar mi vida en eso es algo que este rey nunca hará.”

Eran tres Grandes Reyes del Reino, individuos que estaban en la cima de sus reinos, pero ahora fueron detenidos en seco por el miasma venenoso. Sentían como si la Hierba Emperador Inmortal ya estuviera muy cerca, pero ni siquiera podían dar medio paso. Sus poderes de Rey Divino estaban indefensos frente a este veneno.

No estaban dispuestos a dar la vuelta e irse y renunciar a la Hierba Emperador Inmortal. Habían pagado un gran precio para entrar en este Palacio Subterráneo, no estaban dispuestos a aceptar la derrota.

La mente de Yun Che comenzó a hacer cálculos, presentando varias posibilidades. En poco tiempo, decidió retirarse silenciosamente, se retiró bastante lejos de ellos y se deshizo de su estado invisible. Lenta y cuidadosamente comenzó a caminar hacia adelante.

Después de disipar su invisibilidad, a pesar de la supresión del aire turbio, la presencia de Yun Che fue instantáneamente detectada por los tres Reyes del Reino. Una poderosa voz dijo: “¿Quién va allí?”

“¿Reino del Alma Divina? Tan extraño… ¡A menos que quieras morir, vete rápido de aquí!”

Las tres fuertes auras supresoras se fijaron en Yun Che. Respiró hondo y sus pasos se hicieron más rápidos, atravesó cada capa de aire turbio y pronto llegó frente a los tres Reyes del Reino.

Después de mirar a Yun Che, los tres gritaron al unísono. “¿Eres tú?”

“¿Cómo entraste? ¿No había guardias?” Han Kuan gruñó. Los que custodiaban la entrada eran los ancianos de sus tres reinos estelares, él no creía que un simple cultivador en el Reino del Alma Divina pudiera entrar forzadamente.

La cara de Yun Che estaba llena de miedo e inquietud. Rápidamente respondió: “Este menor encontró un encuentro fortuito, entré en una formación espacial, y luego de repente me encontré aquí. Nunca hubiera esperado que fuera el Palacio Subterráneo en el que entraron sus majestades… No tenía la intención de entrometerme.”

“¿Formación espacial?” Los tres Reyes del Reino tenían rostros llenos de sospecha, pero aunque no podían creerlo, forzar su entrada habría sido imposible. El Emperador Nanlie soltó una risa fría. “Este rey recuerda, tu nombre es… Ling Yun, ¿estoy en lo cierto? ¿Entrar en una formación espacial por error? Heh, ¿es cierto?”

Mu Baimei levantó su mano. “Podría ser posible. Este reino secreto tiene innumerables secretos al respecto. Por ejemplo, la formación de sellado de este Palacio Subterráneo fue descubierta ayer por nosotros. Ling Yun, ya que ingresaste por accidente, por favor regresa a la entrada. Cuando salgas, informa el nombre de este rey, nadie te hará las cosas difíciles.”

“Desaparece.” El Emperador Nanlie no podía molestarse en darle otra mirada.

Yun Che no se fue como esperaban, de hecho, comenzó a hablar. “Sus majestades, mientras este joven caminaba hacia aquí, accidentalmente escuché que había un miasma venenoso bloqueando su camino, por lo que es imposible entrar al Palacio Subterráneo. ¿Se refieren a esta niebla verde de miasma venenoso?”

Mu Baimei lo miró. “Eso es correcto, pero esto no tiene nada que ver contigo, solo vete rápido.”

“Si se debe a este miasma venenoso, este joven tiene una solución para disiparlo.” Yun Che continuó.

Esta frase suya hizo que los tres Reyes del Reino se miraran los unos a los otros, el Emperador Nanlie estalló en una gran carcajada. “¿Podemos contar contigo? ¡Jajajaja!”

Mu Baimei negó con la cabeza y respondió con sinceridad: “Hermano Menor, habiendo dicho esto, tal vez tengas grandes logros en las artes del veneno, pero este no es un veneno ordinario, sino no nos hubiera detenido a los tres.”

“Entonces … ¿Puede este menor hacer una apuesta con sus majestades?”

“¿Oh?” Mu Baimei alzó las cejas, revelando una sonrisa que no era una sonrisa, era más de interés.

Yun Che levantó su mano y señaló hacia el lento remolino de miasma verdoso. “Si este Menor puede disipar el miasma y ayudar a sus majestades a entrar al Palacio Subterráneo, entonces les pediría que me permitiesen seguirlos al interior en busca de la Hierba Emperador Inmortal. ¿Qué piensan?”

Tenía la Perla del Veneno Celestial sobre él, pasar a través de esta zona de miasma venenoso o disiparla era tan fácil como voltear la palma de su mano.

Los tres Reyes del Reino no tenían otra opción, ahora que fueron detenidos por el miasma venenoso, esta fue sin duda una oportunidad extremadamente buena para Yun Che. Lo único era que, aunque no le tenía miedo al miasma, acompañar a los tres Gran Reyes del Reino en la carga sería, sin duda, buscar la muerte. Pensó en esta idea de aparecer ante ellos, haciéndoles bajar la guardia para luego usar la excusa de explorar el miasma venenoso para desaparecer dentro y explorar el Palacio Subterráneo por sí mismo… pero para hacer esto, tenía que ser muy detallado y preciso. Mientras su aura dejase el miasma venenoso, sus sentidos lo detectarían, y si alguno de ellos hiciera un movimiento, definitivamente moriría.

Después de todo, eran tres Grandes Reyes del Reino, no alguien del montón.

Finalmente, eligió este plan de ‘ganar juntos’, aunque levantaría sus sospechas, no incitaría ningún intento de asesinato.

“¡Jajajaja!” El Emperador Nanlie lo miró, riendo frenéticamente, el desprecio y el ridículo llenaron sus ojos. “¿Solo eres un pequeño en el Reino del Alma Divina y estás soñando con unirte a nosotros para buscar la Hierba Emperador Inmortal? Viejo Mu, este benefactor tuyo no solo es ignorante y arrogante, también es un sapo codicioso. Jajaja.”

Han Kuan resopló con frialdad, su rostro también mostró que no creía lo que Yun Che había dicho.

Viejo Zorro Nanlie, algunas palabras no deberían decirse demasiado pronto.” Mu Baimei suspiró suavemente, se volvió hacia Yun Che con una cara muy seria, y le preguntó sinceramente: “Ling Yun, este miasma venenoso es incomparablemente fuerte, tratar de disiparlo no es poca cosa. Si realmente puedes hacerlo, nos estarías haciendo un gran favor a todos. Por supuesto, tendrías los requisitos para entrar en el Palacio Subterráneo con nosotros. Si este rey no se opone, ninguno de ellos tendrá alguna objeción tampoco.”

“Hmph, ¿y si él no puede hacerlo?” El Emperador Nanlie se burló una vez más.

“Si no puede, ¿entonces qué?” Mu Baimei le preguntó: “Si puede hacerlo, equivale a que los cielos nos ayuden. Aunque no pueda, ni siquiera perderás un mechón de pelo. Viejo Zorro, te estás volviendo más confuso a medida que envejeces.”

El Emperador Nanlie bajó ambas cejas y sonrió. “Viejo Mu es realmente el Viejo Mu de hecho, kekeke.”

Esta frase suya parecía tener otro significado en su interior, pero no continuó.

Yun Che reveló una expresión de agradecimiento. “Doy gracias a Sus Majestades por permitirme esta oportunidad. Mayores, definitivamente no los decepcionaré. Sin embargo… en caso de que este Menor tenga éxito y entremos juntos, si yo fuera el que encontrase la Hierba Emperador Inmortal…”

“Jeje, entonces te pertenecerá, por supuesto.” Yun Che no esperaba que antes de que él terminase de hablar, Mu Baimei se reiría y daría su consentimiento. “Antes de que entráramos en el Palacio Subterráneo, los tres llegamos al acuerdo de que si alguno de nosotros encontramos la Hierba Emperador Inmortal, le pertenecerá a esa persona y no debemos intentar arrebatársela. Si eres capaz de disipar este miasma venenoso y permitirnos ingresar al Palacio Subterráneo, por supuesto estarás incluido en el acuerdo. Después de todo, este rey no vuelve a su palabra y estos dos tampoco son villanos desvergonzados.”

“Parece que el Viejo Mu realmente cree en la capacidad de este niño para eliminar el miasma venenoso. Bueno, este rey tendrá la oportunidad de ver una hazaña reveladora.” El Emperador Nanlie rió fríamente, todavía sin creer las palabras de Yun Che.

“Genial… Este Menor no se atreve a sospechar de Sus Majestades.” Yun Che asintió y luego sin decir una palabra más, pasó junto a ellos y se paró frente al miasma venenoso. Lentamente levantó su brazo izquierdo, su mano izquierda sostenía un brillante pedazo de piedra profunda que emitía una brillante luz verde jade.

La piedra profunda tenía la mitad del tamaño de un puño. La luz verde parpadeaba y la energía emitida no era fuerte, sino pura. El Emperador Nanlie resopló. “¿Solo basado en esto? Hehehe, esto es simplemente una gran bro…”

Pero su voz burlona se detuvo de repente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s