RTW – Capítulo 344 – Eventos Pasados (Parte 1)

“¿Su Alteza? ¡Qué título más raro! Parece un nombre que sólo se oye en las fábulas antiguas.”

Ella volvió los ojos y miró detrás de ella. Apareció un hombre canoso, rodeado de varias chicas.

“¿Cómo te sientes?” Preguntó en voz baja.

Ella no respondió, sino que le preguntó: “¿Dónde estoy?”

“Bienvenida al Pueblo Fronterizo, en la región occidental del Reino de Graycastle.”

Bueno, las cosas estaban progresando en la dirección que ella no quería ver: Estaba en un lugar extraño en un momento desconocido, y se enfrentaba a un grupo de extraños. Ni siquiera tenía fuerzas para levantarse de la cama. Trató de levantarse, pero se dio cuenta de que no tenía ni una pizca de fuerza.

“Soy el Cuarto Príncipe del Reino de Graycastle y el Señor del Pueblo Fronterizo…. Roland Wimbledon.” Añadió. “Estas mujeres son miembros de la Unión de Brujas. ¿Has… olvidado todo?”

“¿La Unión de Brujas?” Un profundo ceño fruncido se formó en su cara. “¿Son realmente brujas?” Ella no sabía nada de esta nueva organización. Debe ser una organización joven, pensó, pero al menos estas brujas eran del mismo tipo que ella. Sin embargo, ¿por qué parecen ser las subordinadas de este hombre? Espera, ¿es un… príncipe?

Intentó buscar algunos fragmentos de su memoria y se quedó estupefacta. ‘¿No fue éste uno de los títulos del régimen secular durante la primera Batalla de la Divina Voluntad? ¿Regresé… al mundo intacto antes de la guerra? ¿Es posible que Dios me haya dado otra oportunidad de prepararme para rescatar a la Ciudad Santa y a sus ciudadanos?

‘No, cálmate.’ Se dijo a sí misma. ‘Este tipo de ridiculeces sólo existen en los chismes entre los clientes de las tabernas. Vamos, ¿qué me pasó antes de que me durmiera?’ Cuando un grupo de Demonios Locos cargó al sótano del laboratorio, ella usó todo su poder mágico para levantar la pared de hielo más fuerte que podía para repelerlos. La Piedra de Eco emitía continuamente señales de ayuda, y ella esperaba pacientemente el día en que sus hermanas regresaran a las Llanuras Fértiles y la encontraran.

“Me salvaron la vida, ¿verdad?” ¡Sí, ahora que se había escapado de la jaula de hielo, lo más probable es que el ejército de brujas estaba de vuelta! “¿Se retiraron los Demonios? ¿Ganamos la guerra? ¿Cómo está la Ciudad Santade Taquila?”

Después de expresar estas preguntas, percibió cambios en sus expresiones faciales. Intercambiaron miradas y revelaron miradas de deleite y emoción… “De hecho, te encontramos en el sótano de una torre de piedra.” Dijo una bruja que parecía madura y tenía el cabello castaño rojizo y largo. “¿Realmente perteneces al mundo hace 450 años?”

Esta bruja le recordaba a la Guerrera de la Bienaventuranza, ya que las dos tenían el mismo tipo de cabello, que era como una llama que brillaba una luz en el corazón de uno. En comparación con el hombre canoso, ella estaba más dispuesta a responder a las preguntas de esta bruja. Aunque por lo general no le importaba el estatus o el rango de la gente, se sentía vagamente ofendida al ser interrogada mientras la miraban fijamente.

Si fuese una maestra petulante, lo más probable es que el hombre fuese severamente castigado por su indignidad.

“Mi nombre es Agatha, y soy una bruja de la Sociedad de Búsqueda de Taquila.” Se detuvo un momento y dijo: “¿Qué quieres decir con ‘hace 450 años’? ¿Has estado luchando con los Demonios durante más de 400 años? Creo que es imposible.”

“Has estado dormida demasiado tiempo, y el asunto es totalmente diferente de lo que piensas.” Dijo el hombre que se hacía llamar Roland. “Si te sientes bien, podemos contarte toda la historia.”

“Bien, adelante entonces.”

Agatha cerró los ojos y respiró hondo. Aunque el príncipe fue muy grosero, no tuvo tiempo de preocuparse por eso.

Después de escuchar la presentación de Roland sobre la historia de Graycastle y la evolución de los Cuatro Reinos, comenzó a sentir algunos pinchazos de sudor frío emergiendo en su espalda. Agatha reconoció rápidamente varios hitos en su narración, por ejemplo, el Bosque Brumoso, la Cordillera Impenetrable, etc., pero después de escarbar en su memoria para encontrar estos hitos, se sintió impactada por la conclusión que recogió.

Si estos nombres se correspondían con los antiguos, los llamados Cuatro Reinos eran antes la Tierra Bárbara. Era una región delgada entre la montaña y el mar. A los ojos de sus antepasados era un lugar estéril que tenía poco valor de desarrollo. En cuanto a su ciudad natal, la hermosa Llanura Fértil, ahora la llamaban el área prohibida en la tierra salvaje. La Ciudad Santa de Taquila se había convertido en un lugar que nadie conocía, y había sido enterrada profundamente bajo la Llanura Fértil durante mucho tiempo.

¡Qué ridículo era!

Pero las siguientes palabras fueron aún más absurdas.

El estatus de las brujas fue enterrado junto con la Ciudad Santa de Taquila. La gente expulsaba y mataba brujas. En los Cuatro Reinos, el régimen estaba controlado por mortales. Se convirtieron en reyes y nobles. De hecho, estos nombres eran juguetes obsoletos de antes de la primera Batalla de la Voluntad Divina.

Sin embargo, estas personas deplorables, débiles e incorregibles se convirtieron en gobernantes y humillaron a las brujas.

¿Cómo puede ser así?

“¡Indignante!” No pudo evitar irrumpir. “¿Cómo se atreven estos mortales a cazar y matar brujas como animales? ¿Quién se atreve a hacer eso?”

Agatha no pudo contener su ira. Levantó las manos y quiso darle una lección a este hombre insolente, pero, inesperadamente, fue incapaz de invocar sus rayos de escarcha como de costumbre.

Fue sólo en ese momento que sintió un anillo de metal alrededor de uno de sus tobillos. Levantó la colcha y descubrió que la piedra incrustada en el anillo era la Piedra de la Retribución de Dios.

“¿Están todas locas?” Ella miró a las brujas increíblemente. “¿Qué pasa con ustedes? ¿Por qué están del lado de un mortal en mi contra? Y ¿cómo se atreven a violar la prohibición de la Unión y usar la Piedra de la Retribución de Dios sin autorización!”

La Unión sólo autorizaba al equipo de aplicación de la ley a usar estas piedras. Aparte de ellos, cualquiera que llevara, vendiera, modificara y destruyera estas piedras se enfrentaría a severos castigos y posiblemente a la muerte.

“Esto es lo que me preocupaba.” Suspiró el príncipe.

“Tranquilo, Alteza, le contaré toda la historia.” La bruja de cabello castaño rojizo se sentó a su lado y volvió a cubrir el edredón de su cuerpo. “Mi nombre es Wendy. Su Alteza dice la verdad y siempre tiene piedad de las brujas… No tengo ni idea de lo que pasó en la Ciudad Santa donde viviste hace 450 años. Pero ahora ya no existe. Y no sabemos nada de la Unión. Fuimos presa y perseguidas por la Iglesia hasta que conocimos a Su Alteza.”

“Nos dio un lugar seguro para vivir y nos animó a usar nuestras habilidades y encontrar maneras de usarlas para cambiar el mundo para mejor. Aquí tenemos la libertad como toda la gente común. No tenemos que escondernos de la persecución de la Iglesia o de los seres humanos que nos odian. Sabes, en este mundo hay muchas Piedras de la Retribución de Dios. Una bruja es tan vulnerable como una persona común cuando pierde su habilidad.”

Al escuchar estas palabras, Agatha cayó en un profundo silencio.

La Unión era una gran organización establecida por varios reinos de brujas, en la que había muchas Mayores y Trascendentes. Para ganar la Batalla de la Divina Voluntad, la Unión estableció un ejército formidable, y luego controló todas las ciudades santas. Se encargaron de entrenar y despachar brujas, meditar argumentos, mantener la estabilidad y construir más ciudades de orden. Sólo la Unión tenía el poder de arrestar y condenar a las brujas… pero, tal organización divina finalmente terminó con el entierro bajo los escombros….

¿Dónde estaban los sobrevivientes que querían reconstruir el nuevo orden? ¿Dónde estaban ahora?

One response to “RTW – Capítulo 344 – Eventos Pasados (Parte 1)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s