WMW – Capítulo 526 – Radiación

“Ahora, las ruinas parecen estar cerca, pero de hecho…” Viendo el espacio borroso frente a él, Leylin agitó la cabeza. Acababa de encontrar la entrada. No sería fácil para él alcanzar sus metas y entrar en el lugar sin usar el camino correcto.

Los otros que habían venido después estaban en la misma situación.

Después de todo, no era probable que encontraran a los sucesores de la Luna Creciente Escarlata, así que Leylin y los otros Magos no se molestaron en deducir la forma correcta de entrar.

Siendo ellos Estrellas de la Mañana, siempre y cuando encontraran la entrada, sería sólo cuestión de tiempo antes de que irrumpieran.

Sin embargo, las reglas del espacio eran poderosas y misteriosas. Leylin sólo podría sobrevivir aquí por ahora, y necesitaba deducir un plan para romper esta defensa espacial. Los otros Magos de la Estrella de la Mañana que vinieron después de él también estaban atrapados en el mismo dilema.

Así, el tiempo fue una de las ventajas de Leylin frente al resto de los Magos.

Por eso usó a Siebel e hizo que las ruinas aparecieran de antemano. A pesar de que había un acuerdo sobre la distribución del botín, eso era sólo en general. En cuanto a quién obtenía qué, dependía en gran medida de quién lo encontró primero.

Deambular por el pasaje espacial era como dar un paseo por el espacio exterior, nebulosas de diferentes formas por todas partes. Había incluso una tormenta espacial plateada de vez en cuando y turbulencias espaciales en ocasiones.

Hilos de un dudoso material negro incluso coagulaban alrededor del pasaje, formando misteriosos brotes negros y emitiendo una vibración peligrosa.

Después de caminar por quién sabe cuánto tiempo, Leylin de repente perdió el equilibrio y sintió que se estaba cayendo de lo alto. Aún más extraño, sintió que después se estaba levantando.

Después de pasar la fuerte sensación de ingravidez, Leylin se encontró de pie en un pequeño jardín. Los capullos negros que vio antes cubrían el macizo de flores, algunos incluso llegaron hasta los setos. Una tabla de madera cubierta de tentáculos estaba colocada en una esquina, las palabras en ella desteñidas.

“Flores llenas de malicia y peligro…” Leylin murmuró para sí mismo. El Chip de IA buscó en la base de datos, pero no encontró ninguna planta tan antigua.

De repente, los capullos negros de las flores temblaron y florecieron, mostrando un pistilo carmesí.

*¡Thump! ¡Thump!* Como una reacción en cadena, masas de brotes negros florecieron, y el jardín se llenó instantáneamente de pétalos negros volando en el aire, pistilos rojos emanando una amenaza como las lenguas de las serpientes.

La débil sensación de una antigua maldición hizo que Leylin frunciera el ceño.

“¡Esto! ¿Es una defensa final contra intrusos? O… ¿es una advertencia?” Leylin sonrió, y sus pupilas se convirtieron en rendijas verticales que brillaban de rojo.

¡Al momento siguiente, una fuerte y violenta radiación fue emitida por su cuerpo!

Esta era la radiación del cuerpo de un Brujo de la Estrella de la Mañana, conteniendo el poder de la línea de sangre de la antigua Serpiente Gigante Kemoyin. Leylin lo mantuvo reprimido en su vida diaria, pero ahora lo dejó salir todo, y causó un cambio horrible.

Una capa de luz de cinco colores, similar al arco iris, brillaba con fluorescencia verde y naranja, llenando todo el jardín.

El aire se volvió borroso, y la escena se distorsionó. Después de que la radiación pasó a través, todo el espacio pareció quedarse quieto, y el tenue olor a óxido impregnó el aire.

Los colores originales del jardín también disminuyeron con la radiación, dejando sólo blanco y negro. Empezó a parecer una vieja fotografía.

Un sonido de crujido resonó cuando una ligera fractura apareció en una esquina. Se extendió por todo el jardín, dejando grietas espaciales por todas partes.

Y entonces, como la caída de una botella de vidrio, un bajo y estridente sonido resonó cuando todo el jardín fue destrozado, exponiendo el oscuro vacío lleno de tormentas espaciales.

Las tormentas rugieron, devorando todas esas fracturas.

Las tormentas plateadas continuaron desmenuzando el jardín durante unos minutos antes de que las ruinas volvieran a ser visibles.

Los brotes negros en el centro habían desaparecido, dejando algunos pétalos rotos en el suelo. Le dio al ambiente una sensación de melancolía.

Las pupilas de Leylin volvieron a su color original con un destello de luz extraña.

Este estallido de fuerza le había cobrado un precio, pero no tuvo más remedio que emplearlo para mantener su ventaja de tiempo.

¡La fuerza completa de un Mago de la Estrella de la Mañana era suficiente para afectar el funcionamiento normal de muchas formaciones! Además, Leylin no era un Mago, sino un Brujos con la línea de sangre de un antiguo organismo. Combinando su propio poder con el de su línea de sangre Kemoyin, el poder de su radiación era mucho mayor, hasta el punto de atraer incluso a criaturas extradimensionales.

Leylin miró fijamente un punto en el vacío, en silencio. ¡Allí, un consciente, o mejor dicho, un grupo de conscientes, venía lentamente! Aunque era invisible, Leylin podía sentir al ser a través de su fuerza de alma.

“¿Criaturas de una dimensión superior o una trama de la Luna Creciente Escarlata?” Los ojos de Leylin mostraron sorpresa.

“¡Extranjero! ¿A qué has venido aquí?” Un consciente entró en la mente de Leylin a través de la conexión de su fuerza de alma. La voz era la de una anciana, pero estaba entremezclada con los rugidos de otras múltiples criaturas.

“¡Para encontrar la verdad!” Dijo Leylin en voz baja, dando una respuesta ambigua.

“¿La verdad? Incluso los de la Luna Creciente Escarlata todavía la perseguían. Has venido al lugar equivocado…” La voz suspiró.

“No vine al lugar equivocado. Los caminos de los antiguos Brujos serán una valiosa referencia y sus experiencias me ahorrarán tiempo…” La fuerza del alma de Leylin contrarrestó bruscamente a la criatura desconocida.

Podía sentir que esta criatura no tenía un cuerpo normal. Era solo una bola de luz emitiendo un extraño poder, quizás una criatura escondiendo su verdadero cuerpo en un plano superior.

Aun así, después de confrontar la fuerza del alma de Leylin por un tiempo, la voluntad pareció ceder. “Sigue el Sendero del Dilema, te llevará a tu respuesta…”

A medida que la voz se desvanecía, el sonido de los movimientos pudo oírse cuando si un nuevo pasaje apareció en un rincón del jardín. El suelo estaba hecho de piedra gris, y manchas negras se extendían por el suelo como numerosos insectos. Tenían las figuras de caras retorcidas.

Escaneando con su fuerza de alma, el contorno del Sendero del Dilema apareció en la mente de Leylin. Después de asegurarse de que no había peligro, se inclinó ante el vacío y se dirigió directamente al camino.

El sonido de los pasos se podía escuchar cuando el jardín negro desapareció de la vista en el momento en que sus pies tocaron el suelo de piedra. Todo lo que quedó fue un largo suspiro.

……

“¡¡Látigo del Alma!!”

Masivas e invisibles ondulaciones de energía barrieron el aire mientras docenas de monstruos gigantes del pantano temblaban. Era como si fueran torturados por unos látigos invisibles, y al cabo de un rato caían al suelo, con los ojos inconscientes llenos de miedo.

“¡Mi Señor! Este parece ser el Laberinto de Bloqueo, ¡estamos en una trampa defensiva de la Luna Creciente Escarlata!” Paul se reportó a Cybel. Aunque ambos eran Magos de la Estrella de la Mañana, sus poderes estaban muy separados, y por lo tanto tenían estados muy variados.

“Este es el Laberinto Naraku tipo 2, una especie de laberinto que les gusta a los antiguos Brujos. Debe haber nueve niveles, cada nivel tiene sus propias claves y acertijos. Debemos atravesarlos uno por uno, o nunca llegaremos al final…”

Cybel asintió. Obviamente había estudiado estas cosas. A su lado, aparte de Paul, los Brujos del Círculo Espiritual y de la Guarida del Lobo de Viento habían desaparecido. Y unos pocos Magos de la Estrella de la Mañana desconocidos sólo miraban todo imparcialmente.

“Bueno, es nuestro turno esta vez. De acuerdo con nuestro acuerdo, ¡les toca la próxima vez!” Cybel tomó varias gemas verdes del monstruo del pantano mientras hablaba con los Magos de la Estrella de la Mañana.

“¡Por supuesto!” Contestó su líder, con los ojos fríos. Este Mago con una diadema dorada no tenía ningún sentido del miedo incluso cuando se enfrentaba a Cybel.

Al ver esto, Paul sonrió amargamente en su mente.

La repentina aparición de las ruinas de la Luna Creciente Escarlata hizo que la mayoría de sus planes fueran inútiles. La entrada de las ruinas contenía algunos misteriosos hechizos lanzados por antiguos Brujos, y aquellos que entraban por caminos anormales encontraban barreras. La dispersión hizo que Paul se sintiera deprimido. Si no fuera por Cybel, lo habrían matado aquí.

Después de todo, antes eran enemigos mortales, y eso seguía siendo cierto.

Paul suspiró, incluso los tentáculos de su cabeza parecían desanimados.

Estaría a salvo siguiendo a Cybel, pero no habría ninguna ganancia. Dejando de lado a los Magos de la Estrella de la Mañana, hasta Cybel lo dejaría sin nada.

En comparación con su resignación, los Magos del otro lado estaban histéricos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s