WMW – Capítulo 523 – Plan y Operación

Cybel miró a Leylin.

“Puedo con tres. No será un problema ocuparte del que queda, ¿verdad? Después de todo, te las arreglaste para matar al Cazador de Demonios Cyril. Estoy deseando ser testigo de cómo abren la batalla con sus grandes habilidades, con la esperanza de terminar rápidamente y ayudar a los demás.”

“¡No hay problema!” Leylin se frotó la nariz.

Cybel parecía estar en la cima del Reino de la Estrella de la Mañana e incluso podía enfrentarse a tres Magos de la Estrella de la Mañana al mismo tiempo. No era de extrañar que los otros Brujos lo respetaran tanto.

Tras el despliegue, Cybel suspiró pesadamente, su tono teñido de pesar.

“En realidad, Leylin, si tus mentores estuvieran presentes, tendríamos una gran ventaja. Lástima… ¡Pero ya es demasiado tarde! Además, solo tú puedes ocuparte de este asunto, ¡sólo podemos proporcionarte asistencia logística!”

“¡Sería bueno tener todo esto!” Leylin declaró rápidamente.

Era fundamentalmente imposible que una organización interfiriera y proporcionara apoyo militar a otra. Era una manera extremadamente fácil de tomar el poder.

En el caso de que Cybel hubiese engañado deliberadamente a Gilbert y a los demás, haciéndoles perecer en su búsqueda del ‘Purgatorio’, sería demasiado tarde para que el Clan Ouroboros derramase incluso lágrimas.

Aunque la posibilidad de que esto sucediera era pequeña, la prevención era mejor que la cura.

Como tal, Cybel y el resto tuvieron que seguir siendo discretos para evitar atraer sospechas.

“¡Está bien! Partiremos inmediatamente, y nos dirigiremos hacia la Montaña de Cristal. ¡Esta vez, necesitamos tener en nuestras manos los restos históricos de la Luna Creciente Escarlata!” Cybel agitó la mano en el aire, emanando un espíritu heroico.

Los ojos de los otros Brujos de la Estrella de la Mañana brillaban con sed de éxito.

……

En una base militar de Magos.

Todo el lugar estaba cubierto de torres de detección y barreras, títeres de acero de aspecto siniestro y bestias biológicas con grandes colmillos.

De vez en cuando, ondulaciones de fuerza espiritual de los Magos de la Fase de Cristal se podían sentir mientras patrullaban por el área. De hecho, incluso existía el aterrador aura de un Mago de la Estrella de la Mañana, ocasionando que las feroces bestias mutantes se petrificaran y gimieran de terror.

“No conocemos la ubicación concreta de los restos históricos, aunque sí sabemos que hay un total de trece sitios probables. Cinco de ellos están en nuestras manos y el resto en el lado opuesto. Este lugar es una de sus bases militares. Los que vigilan aquí son el Cazador Borick y el Gigante Marino Siebel…”

Las siluetas de Leylin y Philip aparecieron en la base militar fuertemente custodiada.

“¡La convergencia del sol, las estrellas y la luna y la aparición del Arco de Oake es muy pronto!”

Los ojos de Leylin brillaron. Con la ayuda del Chip de IA, sus cálculos sobre la trayectoria de las estrellas eran mucho más avanzados y precisos que los de los muchos astrólogos del continente.

La esquina inferior derecha de la interfaz del Chip de IA indicaba claramente la hora: ¡1 hora 24 minutos!

Ridículamente, Cybel y los demás creyeron que los restos históricos aparecerían en estos dos días y estaban apoderándose de las bases militares en todas partes.

Requería una gran cantidad de cálculos e investigaciones determinar dónde aparecerían los restos. Incluso el Relámpago de Júpiter junto con Cybel y sus hombres sólo podían concluir que estos trece lugares eran probables.

En cuanto a Leylin, ¡estaba seguro de que esta base tenía más del 80% de probabilidades de ser la ubicación!

Esto se debió a la asombrosa potencia de procesamiento del Chip de IA. Al unirse al sindicato, Cybel había revelado toda la información relacionada con el lugar. Así, desconocido para él, Leylin fue capaz de determinar tanto un tiempo como un lugar para la reaparición.

Leylin guardaba ferozmente el secreto del Chip de IA y obviamente no revelaría nada. Sólo luchó por la oportunidad de recibir esta misión y luego vio a Cybel asignar las misiones subsiguientes.

“¡Es casi la hora de empezar!” Philip miró el reloj de bolsillo en su mano.

Leylin se giró para mirar al Brujo del Lobo de Viento. Según sus cálculos, este lugar parecía ser la entrada a los restos históricos, y Philip junto con él sería, desafortunadamente, el primer Mago en entrar y explorar.

‘Con él aquí, Cybel y los demás se sentirán atraídos a venir. No tendré que preocuparme por ser un soldado solitario…’

Leylin fue muy generoso. Además del punto que se mencionaba en el contrato que uno no debería atacar a su propio aliado, no sería capaz de embolsarse tan grande porción de restos históricos para sí mismo.

La hora de inicio de la que hablaba Philip era la hora en que habían acordado lanzar su ofensiva combinada. Antes de que el Mago de la Luna Radiante del Relámpago de Júpiter fuera inmovilizado, nadie estaba dispuesto a hacer el primer movimiento.

En ese momento, una frenética onda de energía pasó por la zona. Estaba lo suficientemente cerca como para escuchar los estruendos por donde pasó.

Leylin pudo ver débilmente la imagen de un león de tres cabezas de color dorado apareciendo, arrastrando a un Mago cuyo cuerpo estaba cubierto de relámpagos dentro de un combate.

“¿Este es el poder de la Luna Radiante?” Leylin miró al león dorado y su cara reveló una débil sensación de pérdida.

¡Este era un Brujo de rango 5, alguien que también transitaba por el camino de la línea de sangre! La guía que podía obtener de esto era incomparable a cualquier otra cosa.

“¡Este es el clon del Señor Wayde, el León Dorado!” El tono de Philip se llenó de respeto, y los ojos de Leylin se abrieron de par en par con asombro.

“¿Qué?” Señaló con incredulidad las doradas cabezas del león, que al mismo tiempo lanzaban fuego, hielo y relámpagos. “¿Este es sólo un clon? ¿Cuán formidable es su verdadera forma?”

“¡Los Brujos somos mucho más fuertes que los Magos!” Philip declaró con orgullo: “El Señor Wayde es uno de los principales pilares de apoyo de la Unión de Brujos. Su verdadera forma es temida incluso por los Magos del Amanecer. Un clon es suficiente para tratar con un simple Mago de la Luna Radiante.”

Durante su conversación, Leylin vio que el aura que emitía el fantasma del león de tres cabezas formaba una jaula de relámpagos que arrastraba al Mago de la Luna Radiante a una grieta espacial.

“¡Maldición! ¡Tengan cuidado, estoy seguro de que tienen más cartas bajo la manga!” En el momento en que la grieta comenzó a cerrarse, se transmitió un grito violento que resonó por toda la Montaña de Cristal.

Los hombres en la base en la que se encontraba Leylin habían sido despertados inicialmente por las fuertes ondulaciones de energía. Ahora el alboroto era aún más directo, y aparecieron dos vetas de fuertes ondulaciones de la Estrella de la Mañana.

“¡Para alejar al enemigo, tendremos que exponernos, este es un precio inevitable a pagar!”

Philip suspiró profundamente: “¡Ahora nos toca a nosotros!”

“¡Claro que sí!” Leylin asintió con la cabeza, de acuerdo. Poco después, vio la imagen de un antiguo Lobo de Viento del tamaño de una montaña manifestándose tras el otro Brujo.

El cuerpo de este enorme lobo verde estaba cubierto con una capa de pelaje en forma de púas, todo de punta con un brillo acerado. Sus ojos brillaban con un aura sedienta de sangre, y una gran tormenta lo cubrió, formando una extraña armadura.

“Hechizo de rango 4: ¡Tormenta de Aniquilación!”

La voz de Philip era profunda y sombría. No tuvo el valor de usar el Arte Arcano de la Estrella de la Mañana en el Continente Central, sin embargo, los hechizos regulares de rango 4 no estaban fuera de la mesa.

El lobo fantasma aulló en sincronía con Philip.

El aullido distante y sombrío era extremadamente penetrante y viajaba lejos. Enormes partículas elementales de viento se unieron violentamente formando una fuerte corriente de convección y finalmente creando una fuerte tormenta.

¡Tormenta de Aniquilación! Esto era exactamente lo que Leylin había empleado en el Cañón del Mar Occidental para destruir al clon del Rey de la Montaña Azur. Había aparecido aquí una vez más, esta vez a una escala mucho mayor.

“¡Alto!” Una voz nerviosa y exasperada emergió y dos rayas de luz salieron disparadas.

“Jaja… es demasiado tarde…” Philip se rió a carcajadas, apresurando el efecto de la Tormenta de Aniquilación para aplastar despiadadamente la base militar.

Los violentos vientos silbaban. Frente a una tormenta que tenía la capacidad de destruir a cualquiera que estuviera por debajo del Reino de la Estrella de la Mañana, la pesada guardia de la base militar era una broma.

Incontables títeres y bestias mutantes se convirtieron en polvo, seguidos por un gran número de Magos y runas grabadas en los edificios.

“¡Detenlos, no dejes que rescaten a los demás!”

Philip y Leylin obstruyeron firmemente el camino de los dos Magos de la Estrella de la Mañana, impidiéndoles ayudar a los demás.

Poco después de que terminara la tormenta negra, la base militar original fue arrasada. El suelo mismo se había hundido unas cuantas capas.

¡Frente a una Estrella de la Mañana, todos los demás y todos los hechizos lanzados eran tan buenos como nada!

“Ustedes…” Dos siluetas emergieron, mirando a Leylin y a Philip.

Uno de ellos era un enano con un enorme arco de madera en la espalda, y el otro un bruto de piel azul de más de tres metros de altura.

Una enorme cantidad de presión fue liberada de ambos cuerpos.

“¡El Cazador Bolix y el Gigante Marino Siebel!” Philip dio una amplia sonrisa, revelando los dientes afilados en su boca. “¡Quiero al Cazador, puedes tener al Gigante Marino!”

El enano con el arco de madera sonrió sarcásticamente mientras un torbellino verde oscuro brotaba de su cuerpo. Era un Mago de la Estrella de la Mañana del elemento viento y había estado insatisfecho con Philip durante mucho tiempo.

“¡No hay problema!” Leylin se movió unos pasos hacia un lado y obstruyó el camino de la gigante azul.

“Cambiemos el campo de batalla, ¿sí?” Philip miró al enano opuesto con provocación en sus ojos. El enorme lobo fantasma expuso sus afilados dientes.

“¡Humph!” El enano que tenía enfrente resopló con frialdad, agarrando el enorme arco de madera de su espalda.

El espacio se rompió entre ellos, formando una enorme grieta. Las ondas espaciales eran como una cortina que se estaba cerrando, y Philip y Bolix se habían ido en el momento siguiente.

“¡No necesitamos cambiar de lugar, vamos a resolverlo aquí!” Leylin miró a los ojos al gigante frente a él y sonrió con suficiencia.

Como el daño de los enfrentamientos entre Magos de la Estrella de la Mañana era grande y extenso, por lo general hicieron sus movimientos en grietas espaciales para evitar dañar el Mundo Mago.

Con las palabras de Leylin, la cara del Gigante Marino Siebel se endureció.

Para que un Mago de la Estrella de la Mañana se atreviera a luchar al aire libre, estaban locos o confiaban absolutamente en su control de poder. Evidentemente, este Brujo era de la última categoría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s