Invincible – Capitulo 294 – Volver a Explorar la Grieta del Tigre Quebrado

Cuando Wang Hai y los guardias de la ciudad huían más lejos, Huang Xiaolong recuperó su mirada, mirando a He Yunxiong, realmente no podía averiguar qué le gustaba de él como para querer tomarlo como discípulo.

He Yunxiong fue uno de los diez mejores expertos en las Tierras Caóticas, siempre y cuando lo pidiese, ¡las personas que querían ser sus discípulos podían recorrer cientos de kilómetros de largo!

Como si He Yunxiong viera las dudas de Huang Xiaolong, se rió a carcajadas. “Mocoso, ¿debes estar desconcertado acerca de la razón por la que quiero aceptarte como mi discípulo? Para ser franco contigo, practico una especie de ley secreta que puede estimar aproximadamente el talento de una persona, además, tu carácter coincide con el mío.”

Huang Xiaolong estaba desconcertado; ¿así de simple? Sin embargo, la ley secreta de He Yunxiong que podía estimar el talento de una persona lo sorprendió, tales técnicas, sin duda, fueron un poco aterradoras. Incluso si fue solo una estimación aproximada.

He Yunxiong continuó: “Mocoso, hasta ahora, no has cultivado más de cien años, ¿verdad? Tienes menos de cien años y ya puedes derrotar a un Xiantian en el pico de la etapa tardía del Octavo Orden, este nivel de talento, entre los genios con los que me he encontrado, puedes ser considerado uno de los tres mejores.”

¿Cien años? Huang Xiaolong sonrió, si He Yunxiong supiese que solo tenía veintitantos años, ¿cómo reaccionaría? La mayoría de las personas en general, una vez que ingresaban al Reino Xiantian, usarían algunas técnicas secretas o tomarían ciertos elixires que los hicieran parecer más jóvenes que su edad real. Por lo tanto, era difícil adivinar la edad real de una persona simplemente al juzgarlos por sus apariencias.

“¿Qué tal? Mis palabras son precisas.” Al ver que Huang Xiaolong permaneció en silencio todo el tiempo, He Yunxiong pensó haber acertado con su evaluación, y sonriendo dijo: “Mocoso, por ahora, convirtámosla en una simple ceremonia de aceptación de reverencia. Una vez que regresemos a la Ciudad del Milenio, enviaré las invitaciones para la ceremonia oficial con los mejores expertos como testigos, y haremos la ceremonia de maestro discípulo en ese momento.”

Cuando He Yunxiong asumió que Huang Xiaolong se doblegaría de alegría, este último negó con la cabeza. “Muchas gracias por la ayuda de antes Mayor He, sin embargo, tengo un Maestro.” En la mente de Huang Xiaolong, solo tenía un Maestro ㅡ el anterior Soberano de la Puerta de Asura, ¡Ren Wokuang!

Aunque reconoció a Shi Tianfu como hermano mayor en aquel viaje al Imperio del Buda Bendito, esas fueron circunstancias inesperadas y fue simplemente un título.

He Yunxiong pareció estupefacto por un momento, ¿este mocoso realmente lo rechazó? Luego sonrió, había estado explicando sin presentarse al mocoso, este mocoso seguramente no era consciente de su identidad.

“Pequeño mocoso, creo que no sabes quién soy, ¿verdad?” Yunxiong sonrió amablemente. “Soy He Yunxiong, el Castellano de la Ciudad del Milenio.” Temiendo que Huang Xiaolong aún estuviese pérdido, añadió otra oración al final. “Uno de los diez mejores expertos de las Tierras Caóticas.”

Huang Xiaolong sonrió impotente ante sus palabras. “Mayor He, soy consciente de esto.”

Fue el turno de He Yunxiong de estar desconcertado, frunciendo el ceño, miró fijamente a Huang Xiaolong. Este pequeño mocoso sabía quién era, sin embargo, ¿todavía se negaba a adorarlo como Maestro?

“¿Por qué?” La voz de He Yunxiong fue solemne.

Huang Xiaolong respondió: “En mi corazón, solo tengo un Maestro.”

He Yunxiong hizo una pausa. “En el Mundo de los Espíritus Marciales, la mayoría de los expertos del Reino Santo tienen más de un Maestro en toda su vida, yo mismo rendí culto a cuatro Maestros diferentes.”

Lo que He Yunxiong dijo era la verdad general, en el Mundo de los Espíritus Marciales, la mayoría de los expertos del Reino Santo tenían más de un Maestro. A pesar de eso, Huang Xiaolong todavía agitó la cabeza y declinó.

He Yunxiong miró a Huang Xiaolong, de repente, una presión intangible brotó de su cuerpo, envolviendo a este último y causando que los otros cuatro, Qin Yang, Lifei, Jie Dong y Fan Encheng palidecieran visiblemente.

Pero, frente a la presión de He Yunxiong, Huang Xiaolong parecía tranquilo, incluso cuando aumentaba gradualmente la presión. En el siguiente momento, la presión se retiró como la marea, desapareciendo.

Miró a Huang Xiaolong como un gallo derrotado en un combate mientras sonreía, diciendo. “Pequeño mocoso, ya que es así, no te forzaré, si alguna vez cambias de opinión, ven a buscarme a la Ciudad del Milenio. Este es un Medallón del Milenio.” Sacando un pequeño medallón colgante, se lo dio a Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong recibió el medallón grisáceo con una bestia celestial de dos cabezas. La misma bestia celestial en la túnica de He Yunxiong.

Sin decir una palabra más, la mano de He Yunxiong se extendió, rasgando el espacio, su cuerpo entró y desapareció del lugar en un parpadeo.

Guardando el Medallón del Milenio en el Anillo de Asura, regresó a la pequeña residencia en el patio que compraron con Qin Yang y el resto.

Por otro lado, en la sección sur de la ciudad, dentro de una gran mansión exquisitamente decorada, Zhao Chen estaba extremadamente hosco mientras miraba a Chen Cheng, que estaba arrodillado ante él.

“¡Basura!” Zhao Chen pateó despiadadamente a Chen Cheng, que estaba arrodillado en el suelo. Soltó un grito de dolor mientras lo enviaban a volar a una esquina del patio.

Las manos de Zhao Chen se agarraron a las sillas a su lado, convirtiéndolas en polvo. Una intensa luz aguda brilló en sus ojos. “¡Este He Yunxiong, actuando contra mí cada vez, uno de estos días voy a aplastar la Ciudad del Milenio y jugar con sus esposas y concubinas hasta su muerte!”

Todos los guardias detrás de Zhao Chen bajaron sus cabezas, ninguno se atrevió a pronunciar un sonido.

¿Aplastar la Ciudad del Milenio? Ni siquiera el Castellano de la Ciudad del Pecado se atrevería a hablar a la ligera de aplastar a la Ciudad del Milenio, puesto que había existido por miles de años, las fuerzas internas estaban profundamente enraizadas, ¿sería tan fácil destruirla?

Zhao Chen se giró hacia el anciano de cabello plateado detrás de él. “Encargado Feng, sigue de cerca a ese niño Huang Xiaolong, una vez que abandonen la Ciudad de la Miríada de Dioses, ven a informarme inmediatamente.”

“Sí, Joven Señor.” El anciano de cabellos plateados respondió respetuosamente.

Zhao Chen asintió cuando una luz brilló en sus ojos. ‘¡Pequeño mocoso, siempre que salgas de la Ciudad de la Miríada de Dioses, te contaré las consecuencias de desafiar mis órdenes! ¡No asumas que solo porque ese viejo vejestorio de He Yunxiong está protegiéndote no me atreveré a matarte!’

En cuanto a Huang Xiaolong, entró en el Monte del Divino Xumi al llegar de vuelta al patio. Mientras tragaba los tres tallos de Hierba Alma Vital en la sala del Templo Xumi, se concentró en la práctica del Antiguo Arte de Marionetas y del Mandato del Alma.

Debido a la intervención de He Yunxiong, Huang Xiaolong creía que Zhao Chen no actuaría contra él en público, al menos no mientras todavía estaba dentro de la ciudad.

Sentado con las piernas cruzadas en el centro del Templo Xumi, Huang Xiaolong sintió ondas que se extendían desde su Mar de Alma mientras su fuerza espiritual se reunía en un torbellino de energía, girando como una tormenta y aullando violentamente, con hebras de energía azul que se multiplicaban constantemente. Sintiendo esto, ejecutó rápidamente el Antiguo Arte de Marionetas y el Mandato del Alma para absorber esta energía.

Diez días pasaron.

Bajo constante refinamiento, la energía dentro de los tres tallos de Hierba Alma Vital fue absorbida por Huang Xiaolong. Finalmente, su Mar de Alma regresó a su calma anterior, mientras que en el espacio sobre él, el dragón negro y azul flotaban, los rugidos resonaban interminablemente, exudando poder de dragón en todas direcciones.

Al mismo tiempo, Huang Xiaolong abrió los ojos, el Ojo del Infierno en el centro de su frente también se abrió y dos rayos de profundo resplandor escarlata se materializaron como una tormenta.

Después de refinar los tres tallos de Hierba Alma Vital, el Antiguo Arte de Marionetas finalmente se abrió paso al tercer nivel, mejorando enormemente su fuerza espiritual, y combinado con su Ojo del Infierno, su ataque espiritual fue aún más poderoso que antes. Sentía que después de esta práctica, incluso su qi de batalla y su fuerza interna se habían beneficiado.

“Es hora de volver a visitar la Grieta del Tigre Quebrado.” Huang Xiaolong decidió.

Huang Xiaolong tenía una fuerte sensación de que la Grieta del Tigre Quebrado era la dicha Montaña de los Cuatro Mares. En la profundidad de esa grieta estaba la antigua morada del maestro de una Tribu de Dios, él estaba tan seguro como podía estar.

A pesar de su rápido aumento en la fuerza durante estos años, Huang Xiaolong aún sentía que era demasiado débil. Sin tener en cuenta a expertos como He Yunxiong, simplemente enfrentando a Yao Fei o Zhao Chen con su nivel actual de fortaleza, sería una batalla difícil de pelear. Por lo tanto, tenía que irrumpir en el Reino Santo lo antes posible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s