ATG – Capítulo 1110 – Cosecha Inesperada

Por encima de la Secta del Alma, innumerables corrientes de energía profunda se movieron hacia arriba, convirtiéndose en un gran torrente y entrando lentamente en la formación estelar hasta que no quedó más.

¡¡Bang!!

La luz brilló en las pupilas de Pequeña Jazmín, y la formación estelar simplemente se hizo añicos. Sin embargo, cuando se rompió, no parecía haber energía profunda en sus piezas. Era como si toda la formación estelar hubiera sido completamente aniquilada. Disipándose lentamente en la nada, como entrando en un vacío desconocido.

Todos los miembros de la Secta del Alma tenían su fuerza profunda completamente agotada y era un estado irrecuperable. Ninguno pudo escapar.

Su cabello lentamente volvió a su lugar y la luz en sus ojos palideció a un tono azul pálido. Ella miró a lo lejos y se rió. “Esto está bien. Jeje, soy muy inteligente… ¡Es hora de jugar, yay!”

Se dio la vuelta y su colorida figura se podía ver saltando y brincando, dejando la escena como si acabara de hacer algo muy normal y ordinario.

Lejos, Wu Chengyan había tardado mucho antes de recuperar la compostura. Blindado detrás estaba Wu Guike cuyo cuerpo era como una jalea de miedo. Esa supresión incomparablemente aterradora no era algo que él pudiera soportar.

Joven Maestro, ella… ella es…”

La edad de la niña, sus facciones, ese vestido colorido y la Formación de la Reminiscencia de Luz de la Estrella Caída anteriormente mostrada… No se atrevía a creerlo. Recordó ese nombre aterrador que afloraba en sus recuerdos, olas de conmoción que golpeaban su alma.

“…” Wu Guike apoyó a Wu Chengyan y se levantó, sus piernas finalmente bajo su control. Miró hacia adelante y vio al grupo de Lei Qianfeng ‘asustado hasta los huesos’. Lentamente murmuró palabras viciosas: “¡Siléncialos!”

Wu Chengyan levantó su brazo, liberó una luz profunda y, en un abrir y cerrar de ojos, todo el grupo formado por Lei Qianfeng y la pandilla sintieron un escalofrío recorrer sus cuerpos. No parecían haber sufrido lesiones visibles, pero ahora habían perdido la vida.

Wu Chengyan era un Soberano Divino, matarlos era tan fácil como voltear su mano, aún más, ahora que sus fuerzas profundas habían quedado paralizadas.

Pequeña Jazmín no se alejó demasiado y sintió las auras de Wu Chengyan y Wu Guike desvanecerse, como si no se atrevieran a permanecer más tiempo, huyendo.

Pequeña Jazmín alzó ambas cejas, sus pequeñas manos sosteniendo dos piezas de Piedras de Imágenes Profundas, sus labios tirando hacia los lados revelando una retorcida sonrisa.

Gremio Mercantil de la Pluma Negra.

A pesar de que no abrigaba muchas esperanzas, Yun Che estaba completamente seguro de que su fuerza actual era demasiado débil y no tenía un fuerte respaldo en el que confiar. Querer encontrar el Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas y la Hierba Emperador Inmortal antes de la Convención del Dios Profundo sería una hazaña imposible. Comparativamente, entrenar durante este lapso de dos años y esperar alcanzar el Reino de la Tribulación Divina, pese a que las esperanzas eran débiles, era su única opción restante.

Ji Ruyan le había preparado una sala de entrenamiento que estaba fuertemente aislada del mundo exterior. Era incomparablemente silenciosa. Aquí dentro, podía concentrarse en entrenar pacíficamente con todo su corazón, pero después de un tiempo, después de cerrar y abrir los ojos innumerables veces, todavía era incapaz de calmarse.

Solo tenía un objetivo cuando siguió a Mu Bingyun al Reino Divino y ese fue volver a ver a Jazmín.

Mu Xuanyin, su segunda Maestra del camino profundo, era una diosa helada de pie sobre las nubes, sin embargo, ella había usado formas y medios para protegerlo a él, alguien de un reino inferior. Su corazón estaba lleno de infinita gratitud, y al mismo tiempo no podía pagar el favor que ella le había mostrado. En cambio… él solo podía escaparse patéticamente.

No se atrevía a verla en otro momento, sin saber cuáles serían las consecuencias. Sin embargo, cada vez que pensaba en su voz y su cara, le preocupaba que ella todavía no hubiese recuperado la claridad, y que sus heridas no hubiesen mejorado.

Y He Lin que había muerto en sus brazos… Su amistad fue claramente de corta duración, pero su muerte, esas lágrimas al final, sus palabras y esa preocupación… Era un gran peso en su conciencia.

Había querido buscar a Jazmín, buscar a la hermana de He Lin, e incluso había pensado en pasar por el Reino de la Canción de Nieve solo para encontrar una forma de disculparse con Mu Xuanyin y compensarle.

“¡Hoo!” Dejó escapar un profundo suspiro. Yun Che abrió los ojos y levantó la vista. Estuvo en silencio por un día, sin embargo, la expresión en sus ojos todavía era de confusión, parecía totalmente aturdido. “Jazmín… ¿Cómo puedo…?”

Señor Ling Yun, ¿puedo pasar?”

Una voz suave y gentil viajó desde el exterior. Yun Che se levantó y abrió la puerta. Vio a Ji Ruyan parada allí, roja de emoción y luciendo increíblemente eufórica. Él curiosamente preguntó: “Señorita Ruyan, ¿qué sucedió?”

“La Secta del Alma…” Ji Ruyan estaba jadeando un poco. “La Secta del Alma… completamente… ¡acabada!”

“…?” Yun Che frunció el ceño. “¿Qué está… diciendo? ¿Qué pasó con la Secta del Alma?”

Ji Ruyan tomó algunas respiraciones y luego recuperó la compostura. “Acabamos de recibir noticias de la rama principal de la Secta del Alma. Algo increíblemente extraño sucedió. Una gran luz azul envolvió a toda la Secta del Alma, y ​​luego todos, desde discípulos a ancianos, ¡dentro de diez respiraciones de tiempo tuvieron sus fuerzas profundas paralizadas!”

“…” Yun Che enarcó las cejas. Él confirmó que era la verdad a través de la expresión y la voz de Ji Ruyan. “¿Cómo podría suceder esto?”

Ji Ruyan continuó: “No lo creí al principio, pero mi padre y yo fuimos personalmente a verificar esto. Es cien… No…. mil por ciento verdadero. Mi padre incluso descubrió el cadáver de Lei Qianfeng frente a la Montaña del Alma Negra.”

“… Y, ¿qué hay del Divino Reino Marcial?” Yun Che frunció el ceño, todavía incapaz de procesar esta noticia.

La secta principal tenía más de ocho millones de miembros. Había usado la Cascada de la Partición Lunar para entrar, su tamaño era enorme y estaba lleno de expertos. Todos estaban en la cima del Reino Darkya… Lo horrible era que… en realidad, todos ellos habían perdido su fuerza profunda…

¡Este era un cuento de hadas absolutamente increíble e incomprensible!

“Los miembros del Divino Reino Marcial no estaban allí. Parece que ya se fueron. Además…” Los ojos de Ji Ruyan brillaron. “Para que esto haya sucedido, la única posibilidad es que el Gran Rey del Divino Reino Marcial le haya hecho esto a la Secta del Alma debido a su enojo por el asunto del Espíritu de Madera Real. La comprensión del Señor Ling Yun sobre los Espíritus de Madera es tal vez todavía bastante superficial, sin embargo, su uso para existencias como el Gran Rey del Divino Reino Marcial es extremadamente beneficioso. Saber que la Secta del Alma logró capturar un Espíritu de Madera Real lo volvería loco de júbilo, pero perderlo lo volvería loco de rabia, y no sería ningún tipo de rabia ordinaria.”

Este punto, Yun Che no lo encontró extraño. Ese día en el Reino Secreto de los Espíritus de Madera, Qing Mu, que le había dado el Orbe de Espíritu de Madera de su esposa, había dicho personalmente que el responsable de masacrar a los Espíritus de Madera Real, en particular a los padres de He Lin, fue la mayor existencia dentro de la Región Divina Oriental ¡El Reino del Dios Monarca Brahma!

Incluso los reinos rey eran así, ¡y mucho menos el Divino Reino Marcial!

Después de recibir el Orbe de Espíritu de Madera Real de He Lin, ahora tenía más claro que nadie sobre por qué eran tan codiciados.

“Aunque el Divino Reino Marcial y la Secta del Alma están relacionados por matrimonio, eso es solo superficial. Definitivamente ni siquiera consideran a la Secta del Alma como algo valioso. En su enojo, el Rey del Divino Reino Marcial podría incluso aniquilar a toda la secta. Ser capaz de paralizar la fuerza profunda de tantos en tan corto período de tiempo… Si se trata del Divino Reino Marcial, definitivamente pueden hacerlo, y esa es la única posibilidad.”

Mientras estaba informando todo esto, su comportamiento, que se había calmado un poco, comenzó a volver a excitarse de nuevo. Esto se debía a que no se trataba solo de la aniquilación de la Secta del Alma, sino de los miles de años que el Gremio Mercantil de la Pluma Negra fue reprimido bajo el control de la Secta del Alma, sin poder escapar.

Cayendo hondo y más hondo en un abismo, finalmente habían visto un rayo de sol. ¡Esto no fue solo motivo de celebración, esta fue literalmente una oportunidad de renacer que los cielos les dieron!

Señor Ling Yun, la Secta del Alma sufriendo un castigo tan severo del Divino Reino Marcial, y que ahora está al borde de la destrucción, todo es gracias a sus esfuerzos.” Ji Ruyan levantó la cabeza y su mirada mostró una profunda gratitud. “Si no fuera por usted arrebatando a ese pequeño Espíritu de Madera de sus manos, no habría un hoy. Nuestro Gremio Mercantil de la Pluma Negra tampoco habría podido escapar de sus garras. Ruyan, y todo el Gremio Mercantil de la Pluma Negra, recordarán para siempre esta gran gracia que nos ha dado.”

“…” La expresión de Yun Che se endureció, sin reaccionar a la respuesta posterior de Ji Ruyan. Después de un tiempo comenzó a murmurar para sí mismo: “Paralizando la fuerza profunda de más de ocho millones de personas a la vez, además, una gran parte de ellos eran expertos del Reino Divino. La dificultad, la cantidad de energía expandida… Tiene que ser mucho más que simplemente matarlos. Hacer las cosas de esta manera deja varios cabos sueltos. Como estaba tan furioso, ¿por qué no matarlos a todos? ¿Por qué gastar tanto esfuerzo solo para paralizar sus cultivos profundos?”

Ji Ruyan respondió: “Tal vez, el Divino Reino Marcial no quería ser demasiado extremo, después de todo, la hermana de Lei Qianfeng es la concubina del Rey del Reino.”

“Entonces, ¿por qué mataron a Lei Qianfeng? También mencionaste antes que vinieron dos miembros del Divino Reino Marcial, uno de ellos era incluso Wu Guike. ¿Cómo es posible que el Divino Reino Marcial finalmente decida matar a Lei Qianfeng?”

“Esto…” Ji Ruyan no tenía una buena explicación para esto. “Aunque esto desafía la lógica, el resultado es así. El único que podría hacer esto es el Divino Reino Marcial. La persona que escoltaba a Wu Guike debería haber sido un Soberano Divino. Este rango de experto es más que suficiente para matar a Lei Qianfeng sin matar al resto de los miembros de la secta y simplemente paralizar su cultivo. Quizás esta era su intención desde el principio.”

El odio de Yun Che hacia Lei Qianfeng era profundo. Había gastado un gran esfuerzo y asumido varios riesgos potencialmente mortales con el fin de llevarlo a un callejón sin salida, sin embargo, la llegada del Divino Reino Marcial había causado que sus esfuerzos se perdiesen. Nunca hubiera esperado este resultado, pero ahora mismo, en lugar de sentirse feliz, tenía aún más dudas.

“¿Cómo es la situación en la Secta del Alma actualmente? ¿Hay mucha gente allí reunida?” Preguntó de repente Yun Che.

Ji Ruyan negó con la cabeza. “Padre difundió intencionalmente las noticias, sin embargo, debido al temor del Divino Reino Marcial, nadie se atreve a acercarse, incluso las diversas sectas rama de la Secta del Alma se han sellado. Todos ellos están en peligro, nadie se atreve a acercarse a la secta principal.”

“¿Todavía está el cadáver de Lei Qianfeng allí?”

“Sí, y está muy intacto.” Ji Ruyan de repente sintió algunas dudas. “¿Señor Ling Yun?”

“La secta principal está completamente acabada. A pesar de que hay una gran cantidad de sectas rama, con todo el odio y la enemistad acumulados por la Secta del Alma a lo largo de los años, deberían estar en un callejón sin salida. Esta es su bien merecida retribución.” Yun Che declaró: “Si el Divino Reino Marcial fue el responsable no es importante, tampoco me molesta moverme contra la Secta del Alma ahora, pero una cosa es cierta… ¡Quiero llevarme el cadáver de Lei Qianfeng!”

Ji Ruyan se sorprendió, y lentamente respondió: “Por supuesto que no es un problema. Enviaré inmediatamente una transmisión a mi padre para evitar que alguien se acerque al lugar donde se encuentra el cadáver de Lei Qianfeng.”

———-

Cordillera de la Montaña del Alma Negra.

Acercándose a la Secta del Alma, toda la atmósfera en este momento era ciertamente diferente a la anterior.

La sensación de peligro y supresión había desaparecido por completo. De hecho, la atmósfera tenía un aura de dolor y desesperanza.

Una vez los señores supremos de todo el Reino Darkya; ahora era un nido de inválidos. Caer de los cielos al infierno era sin duda una pesadilla de la que no podrían despertar. Con todas las malas acciones que habían cometido a lo largo de los años en el Reino Darkya, su destino futuro era seguro.

La Secta Divina del Alma Negra, una vez gloriosa y poderosa, había sido inexplica… y completamente acabada.

Basado en las coordenadas que Ji Ruyan le dio, Yun Che rápidamente localizó el cadáver de Lei Qianfeng.

El suelo no estaba nivelado, como si un tornado lo hubiera atravesado. El cuerpo de Lei Qianfeng era particularmente llamativo. Junto a él también había varios miembros de la Secta del Alma. Por sus vestimentas, sus posiciones en la Secta del Alma definitivamente no eran bajas, pero estaban igual que Lei Qianfeng, sin ni un soplo de vida en ellos.

Yun Che aterrizó y miró fríamente a Lei Qianfeng. El Gran Rey del Reino Darkya, quien una vez estuvo a punto de obligarlo a un callejón sin salida, ahora parecía como si no hubiera muerto de forma pacífica. Sus dos ojos estaban muy abiertos, como llenos de remordimientos. Sus ojos no mostraban miedo ni horror, pero mantenían un vacío interior, como si en el momento en que muriera, hubiera sentido una inmensa cantidad de desesperanza. Antes de que su cuerpo incluso hubiera muerto, su alma ya se había ido antes.

“¡Lei Qianfeng, es hora de que te enfrentes a esos inocentes Espíritus de Madera y expliques tus crímenes!” Gruñó Yun Che. Extendió su brazo y levantó violentamente el cadáver de Lei Qianfeng.

¡Ding!

Justo cuando levantó el cuerpo de Lei Qianfeng y estaba a punto de volar, el sonido repentino de una piedra de jade cayendo al suelo sonó. Yun Che miró hacia abajo y vio un anillo dimensional púrpura. Había caído del cuerpo de Lei Qianfeng. Aparentemente eran sus pertenencias.

Él era el Rey del Reino Darkya. Su anillo dimensional definitivamente contenía una gran cantidad de piedras profundas y tesoros raros. Yun Che estiró su mano y agarró el anillo. Lo barrió con su sentido espiritual y luego se detuvo en estado de shock.

Este anillo que pertenecía a Lei Qianfeng solo tenía cuatro piedras diferentes dentro de él.

Dos de ellas eran Piedras de Imágenes Profundas ordinarias. Las otras dos, una era tan pequeña como una fruta de ojo de dragón, liberaba una extraña luz, la más grande era de color blanco grisáceo, parecía una piedra extremadamente ordinaria.

Yun Che sacó, curiosamente, estas cuatro piedras. Lei Qianfeng era un tipo extremadamente rico, ¿por qué habría sólo cuatro piedras dentro?

Primero levantó esa piedra blanca grisácea. Yun Che insertó su energía profunda e intentó inspeccionarla, pero su energía profunda se cortó inmediatamente y no pudo seguir investigando.

Las cejas de Yun Che saltaron en sorpresa, esta roca de aspecto ordinario era definitivamente algo extraordinario.

Aunque no pudo investigarla con su energía profunda, Ji Ruyan debería saber de qué se trataba.

Él la guardó. Yun Che luego levantó la brillante piedra de jade. Su brillo no era fuerte, era pacífico y reconfortante. Cuando la vio, involuntariamente le recordó a las hermosas estrellas que llenaban el oscuro cielo nocturno. Insertó un poco de energía profunda en ella, y un nombre apareció en su mente.

La mano de Yun Che comenzó a temblar mientras gritaba: “¡Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s