WMW – Capítulo 516 – Gárgola

“Todos mis esfuerzos en venir aquí son por tu bien.” El anciano miró amorosamente a su nieto.

“Tienes el mejor talento en nuestra familia. Siempre que tengas una técnica de meditación de alta calidad y un artefacto mágico, avanzar al rango 2 y al rango 3 definitivamente no será un problema. ¡Incluso tienes la esperanza de llegar a la Estrella de la Mañana!”

El anciano estaba tan emocionado que temblaba, al borde de escupir espuma.

Esto inmediatamente hizo que Leylin, que estaba escondido, pusiera los ojos en blanco. Era el más calificado para hablar sobre la dificultad de llegar a la Estrella de la Mañana, y este viejo solo estaba diciendo tonterías.

Si uno pudiera llegar a la Estrella de la Mañana con un talento mejor y una técnica de meditación de alta calidad, el continente no tendría tantos Magos de la Fase de Cristal que hubieran vivido sus vidas sin poder avanzar.

Sin embargo, Leylin no los consideraba completamente equivocados. Los muchos planos eran tan vastos, y si su antepasado realmente tenía algún método para alcanzar el Reino de la Estrella de la Mañana sin obstáculos, podría ser posible.

“Pero…” El nieto pareció dudar, aparentemente sin creer en este juicio. Si no fuera por la tumba de su antecesor, y su abuelo relacionado con sangre que lo trajo aquí, incluso podría haber tenido planes de irse.

“Despertar el espíritu y el honor del antepasado con mi sangre y dirigirme hacia la puerta el éxito, con el infierno como destino final…”

El anciano tomó una daga blanca plateada y se cortó la muñeca, goteando sangre sobre las raíces. Continuamente recitaba algo, como si llevara a cabo una solemne ceremonia.

Con la sangre extendiéndose por todas partes, junto con el entorno espeluznante, el joven muchacho retrocedió.

“¡Abuelo, mira!” Repentinamente, sus pupilas se encogieron y tiró de las mangas del anciano mientras comenzaba a gritar.

Siguiendo su mirada, la tierra y las raíces habían absorbido rápidamente la sangre en las raíces del árbol. Era como si el agua hubiera sido rociada sobre una esponja.

“Este es un mecanismo defensivo que nuestra familia estableció. Solo la sangre de los descendientes, junto con los cantos correctos, pueden abrirla…”

El anciano habló lentamente. Sin embargo, los ojos de Leylin se iluminaron con sospecha. “Una cerradura de línea de sangre. ¡Una cerradura de línea de sangre otra vez! ¿Podrían ser una Familia de Brujos? Aunque no tienen ninguna ondulación de Brujo…”

* ¡Huala! * Después de absorber la sangre del anciano, las ramas comenzaron a temblar, y el tronco se volvió rojo sangre.

* ¡Ka-cha! * De repente, el centro del tronco se partió para formar un agujero, y se pudo ver un pasadizo que conducía hacia abajo.

“¡Sígueme!” El anciano se adelantó, y el joven nieto lo siguió de cerca, con las manos tirando fuertemente de las mangas del anciano. Él parecía aterrorizado.

Leylin inclinó la cabeza en pensamiento por un momento, pero finalmente los siguió.

El pasadizo fue corto, y en poco tiempo llegaron a una tumba.

El anciano encendió una lámpara de aceite en el medio, y bajo la tenue luz, la tumba se presentó a Leylin.

Esta habitación subterránea era muy pequeña. Había dos gárgolas en los dos extremos, aparentemente vigilando el lugar.

Entre las dos gárgolas de protección, un ataúd de piedra apareció ante ellos, con runas de sellado en la superficie.

Los dientes del joven comenzaron a castañetear mientras tiraba de las mangas de su abuelo con fuerza. “Esto- no hay nada aquí en absoluto. Salgamos lo más pronto posible. Tengo un mal presentimiento sobre esto…”

“¿De qué tienes miedo?” El anciano se encogió de hombros, molesto, y una corriente de aire comenzó a fluir. La ligera brisa soplaba sobre las luces y oscurecía la tumba.

“¡Mira de cerca!” La voz del anciano era ronca y llena de emoción que no podía ocultar: “Encendí la lámpara solo para que pudieras ver esto…”

El joven no pudo evitar agrandar sus ojos, sus pupilas agrandándose también. A través de las llamas color amarillo oscuro, pudo ver una gran cantidad de murales de colores en las paredes de la tumba. A través de los murales, pudo ver el proceso de un acólito luchando por delante, desde el rango 1 al rango 3.

Después de eso, hubo una batalla legendaria. El Mago del mural, que también era el dueño de la tumba, parecía haber obtenido algo en la batalla y llegó a la Estrella de la Mañana.

Los ojos del joven se abrieron de par en par. Sin embargo, aparte de un monstruo escamoso con múltiples ojos y brazos luchando contra su antepasado, no reconoció nada más.

“Esta es la pieza más brillante de la historia de nuestros antepasados. Solo aparece cuando esta lámpara de aceite está encendida…”

La voz del anciano mostró su orgullo. “¡Si es un extraño que no conoce este mecanismo, será atacado!”

Leylin se había escondido en una grieta en las sombras. Él estaba sorprendido por el mural en la pared. El monstruo que finalmente había sido asesinado era uno que había visto antes, en otro mural. “Nos encontramos nuevamente, Beelzebub. ¿O debería decir Rey Soberano de la Glotonería?”

La voz de Leylin era suave pero resuelta.

En la antigüedad, un clon del Rey Soberano de la Glotonería descendió sobre el Mundo Mago, causando un gran número de bajas. Finalmente fue asesinado, el cuerpo se dividió en innumerables piezas.

Una de las piezas cayó en manos de la Organización de la Arena Movediza, convirtiéndose en la causal de tragedia de la Familia Parble después de que Robin la obtuvo.

Parecía que el dueño de la tumba había sido una vez un participante en esa gran guerra, y había sido muy afortunado de obtener una impronta de glotonería.

“Entonces es obvio cómo este tipo avanzó a la Estrella de la Mañana después de la victoria.” Leylin tocó su barbilla. “¡Con el poder de la glotonería, estimular la fuerza espiritual de uno para abrirse paso y alcanzar el Reino de la Estrella de la Mañana es bastante posible!”

Él ya tenía una impronta como esta en sus manos, e incluso había estado preparado para usarla para avanzar al Reino de la Estrella de la Mañana. Sin embargo, ya había hecho una amplia preparación y terminó sin necesitar apoyo externo. Leylin no deseaba estar conectado con Beelzebub de todos modos.

¡Este era alguien que probablemente estaba en el rango 7 o superior! Solo un dedo sería suficiente para aplastar al actual Leylin. Era obvio por qué no querría tener ninguna conexión con él. Incluso si algo relacionado con Beelzebub cayera a sus pies, Leylin no querría tener nada que ver con eso.

“Con base en los registros del antepasado, su técnica de meditación, así como el tesoro que puede ayudar a uno a abrirse paso, están todos dentro del ataúd, acompañando su largo sueño…”

Los ojos del anciano Mago lanzaron una mirada penetrante mientras avanzaba lentamente, llegando al ataúd.

Se activó un mecanismo, sonidos chirriantes sonaron cuando una luz roja salió disparada de los ojos de las dos gárgolas. Se encogieron de hombros y se abalanzaron sobre el viejo Mago.

* ¡Weng! * Una membrana dorada se levantó de repente sobre el cuerpo del Mago, separando las afiladas garras de las gárgolas de su persona.

Una mirada de incredulidad apareció en la cara del viejo Mago. “Soy su descendiente y vine con instrucciones. ¿Por qué estoy siendo atacado?”

* ¡Creak! * Las gárgolas no le respondieron. Los dos inmediatamente dejaron escapar ondas de sonido penetrantes, y cuando las ondas enloquecidas pasaron a través del acólito, inmediatamente se desmayó.

“¡Blu!” Los ojos del anciano se volvieron rojos, las manos se transformaron en garras de bestia.

* ¡Ka-cha! * Agarró a una gárgola y la rasgó brutalmente en dos. Grandes cantidades de tierra y rocas volaban por todas partes, y la otra permanecía inmóvil, con la luz en su cuerpo reservada. Comenzó a emanar una energía violenta.

“¿Quieres autodestruirte?” La luz estalló en los ojos del viejo Mago mientras cargaba al frente. Una gruesa capa de luz, igual a la que emitía un Hechizo de Lanza, cubrió sus afiladas garras.

* Pu! * Una sola garra avanzó, y atravesó el cuerpo de la gárgola como un cuchillo a través de mantequilla caliente. Con un giro de su mano, un corazón mecánico gigante fue arrancado.

Después de perder su núcleo de poder, el aura de la gárgola crepitó y desapareció, dejándolo muerto.

“¡Blu, Blu! ¡Despierta!” El anciano deshizo la transformación de sus manos, y un resplandor verde lleno de vitalidad envolvió al joven.

Minutos más tarde, el niño se acercó, luciendo aturdido.

“Probablemente esta no sea la tumba de los antepasados, sino un lugar que sella algo terrorífico. Si no, ¿por qué estaría este tipo de guardia?” Lo primero que hizo el joven después de despertarse fue advertir a su abuelo.

“¡No estoy dispuesto a irme así!” Los ojos del viejo Mago se pusieron rojos, y se veía terco. “Tal vez, esos dos protectores fueron una prueba del antepasado, o una broma para la generación más joven…”

Aun así, incluso él mismo no podía creer lo que decía.

Sin embargo, su perseverancia y el grito en su corazón lo impulsaban a abrir el ataúd y obtener las cosas dentro.

“Tomaré solo una mirada, ¡lo prometo! ¡Entonces sellaremos este lugar y nos marcharemos de inmediato!” Los ojos del anciano estaban distantes cuando se acercó y apartó la tapa del ataúd de piedra, revelando los objetos que había dentro.

“¡¿Hm?!” Leylin, que había estado mirando a un lado, de repente tuvo un cambio de expresión.

Lo que había dentro del ataúd gigante eran los restos de un Mago. Su cuerpo era bastante delgado, pero su cabello y sus cejas aún estaban presentes. Parecía realista, y el imponente aura de una Estrella de la Mañana emanaba de su cuerpo.

Aunque tenía los ojos fuertemente cerrados, sus facciones eran extremadamente agudas, con una firme resolución y fuerza. Tenía las manos cruzadas sobre el pecho, como si sostuviera algo.

Con los ojos de Leylin, pudo ver una piedra rúnica sin ningún problema. ¡Aunque era diferente de la que él tenía, esto definitivamente era una verdadera huella de glotonería!

“¡Te dije que hay un tesoro!” El viejo Mago estaba en una mala situación. Parecía aturdido, como si algo lo estuviera controlando. Él avanzó, con las manos buscando la runa.

“¡Abuelo!” Justo cuando sus dedos estaban a punto de tocar la runa, los gritos del joven lo hicieron retroceder.

“¿Que está pasando? ¿Por qué estoy aquí?” El anciano estaba desconcertado, pero inmediatamente después, ocurrió una situación extraña.

Con lamentos que sonaban como un infierno reapareciendo, múltiples dedos negros de sombra aparecieron dentro de la tumba, hilos de gas negro se disiparon del pecho del anciano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s