Invincible – Capítulo 289 – El Antiguo Rey Hercúleo

“¡¿Un pedazo de jade dejado por las Tribus de Dioses de la era antigua?!” Huang Xiaolong se sorprendió un poco. ¡¿Por qué las reliquias relacionadas con las Tribus de Dioses de la era antigua surgieron una tras otra últimamente?!

“¡Además, he oído que este pedazo de jade fue dejado por el antiguo Rey Hercúleo!” En ese momento, la discusión en la mesa continuó.

“¡Antiguo Rey Hercúleo! ¡Esto, cómo puede ser!” El amigo exclamó asombrado.

Huang Xiaolong también lo encontró increíble y difícil de creer ㅡ hubo seis grandes reyes durante la era antigua, y el Rey Hercúleo fue uno de los más fuertes entre los seis reyes. Por lo tanto, un pedazo de jade dejado por el antiguo Rey Hercúleo no tenía precio, ¡pero alguien lo sacó para ser subastado…!

“¿Quizás la casa de subastas está fabricando deliberadamente noticias falsas para calentar la subasta? ¿Quién sacaría a subasta el jade del Rey Hercúleo? ¡A menos que esa persona sea un tonto!” Otra persona interrumpió llena de dudas.

“Nadie tiene claro esto, el rumor dice que la casa de subastas fue legada por una persona enmascarada para subastar el jade. Los tres tasadores de alto nivel de la Ciudad de la Miríada de Dioses han examinado el jade y han acordado unánimemente que el jade es el mismo que el Rey Hercúleo tenía con él en todo momento, llamado el Jade Rey Hercúleo.”

“¿Un jade que el Rey Hercúleo tenía con él en todo momento? ¡¿El Jade Rey Hercúleo?!” La conmoción se apoderó de todos. El Jade Rey Hercúleo fue registrado en algunos manuales de texto antiguos afirmando que contenía la técnica de cultivo del Rey Hercúleo, quienquiera que pudiera comprenderla tendría el poder de voltear montañas y volcar mares.

Qin Yang, Lifei, y el resto estaban igual de sorprendidos de que el Jade Rey Hercúleo apareciera en la subasta de esta vez.

“¡Joven Señor, es una sorpresa agradable e inesperada que nos encontremos con el Jade Rey Hercúleo en la subasta!” Qin Yang dijo excitado, y continuó con respeto. “Si el Joven Señor pudiera obtener ese Jade Rey Hercúleo, en ese momento…”

En este punto, Huang Xiaolong le hizo un gesto con la mano a Qin Yang, quien inmediatamente detuvo lo que estaba diciendo al ver a Huang Xiaolong sacudiendo la cabeza. Aunque el rumor era extremadamente tentador, afirmando que el jade registraba la técnica de cultivo del Rey Hercúleo, a pesar de eso, para alguien como él, que tenía la Habilidad de Espada Asura, el Arte del Divino Xumi, y la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico, el encanto no avivó su interés.

Además, al ser subastada, la pieza de jade estaba segura de conseguir una dura competencia de muchos expertos fuertes y poderosos, incluso si Huang Xiaolong pujaba con éxito por ella, carecía del poder para protegerlo.

Poco después, se sirvieron los platos. Al terminar rápidamente, Huang Xiaolong y su grupo pagaron y abandonaron el restaurante.

Después, Huang Xiaolong entró en una tienda y gastó cien mil monedas de oro para conseguir un mapa detallado de las Tierras Caóticas. Al estudiar el mapa, se sorprendió al descubrir que incluso este mapa detallado no indicaba la ubicación de la Montaña de los Cuatro Mares. Sin opción, visitó una librería y compró varios libros relacionados con las Tierras Caóticas, regresando a su habitación para estudiar.

Faltaban tres días para la subasta, por lo que, aparte de practicar, Huang Xiaolong se pasaba todo el tiempo revisando los libros. Después de repasar más de una docena de libros, así como su propio estudio, dedujo que la montaña llamada Grieta del Tigre Quebrado, en algún lugar cercano a la Ciudad de la Miríada de Dioses, fue una vez la Montaña de los Cuatro Mares que estaba buscando.

Grieta del Tigre Quebrado.” Dijo Huang Xiaolong en voz alta.

Teniendo en mente la ubicación de un objetivo, Huang Xiaolong salió de la Ciudad de la Miríada de Dioses, precipitándose en dirección a la Grieta del Tigre Quebrado. La Grieta del Tigre Quebrado no estaba lejos de la ciudad, por lo que Huang Xiaolong podía irse y volver en medio día. Pero, fue a explorar solo, dejando a los otros cuatro en la ciudad.

Tres horas más tarde, Huang Xiaolong se detuvo frente a una alta montaña que se parecía mucho a la forma de un tigre. Sacando el mapa, revisó los alrededores para confirmar que era realmente la Grieta del Tigre Quebrado. En medio de la montaña, había una gran grieta que la hacía parecer un tigre cortado a la mitad desde lejos, de ahí el nombre de Grieta del Tigre Quebrado.

Con un rápido parpadeo, aterrizó sobre el pico de la Grieta del Tigre Quebrado, extendiendo su sentido espiritual para inspeccionar el área. Pero después de una hora de buscar prácticamente cada centímetro de la montaña, no hubo cosecha.

“¿Cometí un error en mi deducción?” Huang Xiaolong dudó.

Los ojos de Huang Xiaolong buscaron alrededor, al final, su mirada cayó en la gran grieta que separaba la montaña en dos secciones. Aparte de bajar por esta grieta, casi había volcado la montaña. Al acercarse a un lado del borde de la grieta, miró hacia abajo. Incluso confiando en su aguda visión, sólo pudo ver hasta veinte metros más abajo, más abajo no había nada más que un tramo de oscuridad.

Extendiendo una de sus manos hacia afuera, succionó una roca de varios metros de alto cerca, lanzándola hacia abajo en la grieta. A pesar de esperar mucho tiempo, Huang Xiaolong no escuchó los ecos de la roca estrellándose.

“¡¿Esto?!” Huang Xiaolong estaba estupefacto, con los ojos parpadeando.

A juzgar por la distancia, esta Grieta del Tigre Quebrado tenía como mucho varios cientos de metros de altura. En circunstancias normales, una piedra no tardaría mucho en llegar al fondo después de haber sido lanzada desde tan alta altura, emitiendo ecos de un choque, ¡pero ahora, en realidad, no hubo eco!

¿La grieta se conectaba con el subsuelo? De lo contrario, era ilógico que la roca no llegase al fondo. Huang Xiaolong se quedó allí de pie pensando durante algún tiempo, y al final decidió bajar por la grieta.

Así, Huang Xiaolong saltó del borde, zambulléndose en la grieta, iniciando el qi de batalla y la fuerza interna para controlar su velocidad de caída. Pasando cien metros más abajo, su campo de visión sólo se extendía diez metros a su alrededor. Continuó cayendo cuando un repentino y frío viento se levantó del fondo de la grieta, golpeando su piel, Huang Xiaolong sintió como si una espada fría lo hubiera acuchillado y su carne le doliera un poco.

Huang Xiaolong estaba realmente conmocionado. Desde que había atravesado el Reino Xiantian, especialmente después de entrar en el Reino Xiantian de alto nivel, su piel era extremadamente dura, incluso superando la dureza de la mayoría de los Xiantian de Octavo Orden, y no tenía miedo a las espadas y lanzas en general. Sin olvidar que el qi de Asura que fluía dentro de su cuerpo era de un Yin Frío Extremo, pero ¿sintió el dolor de un viento frío que venía del fondo de una grieta? ¡¿Qué clase de viento frío era este?!

Mientras Huang Xiaolong estaba inmerso en sus pensamientos, otra ráfaga de viento frío sopló y rápidamente retorció su cuerpo, esquivándolo apenas. Controlando su velocidad, su vigilancia alcanzó su punto máximo. Cuanto más abajo llegaba, la presencia del viento frío se hacía más común, más frecuente y más grande.

Al principio, fueron una o dos ráfagas, cuando cayó más bajo, rápidamente se incrementó a diez, luego a veinte, tanto que Huang Xiaolong no tuvo más remedio que proyectar su qi de batalla Asura para crear una barrera protectora de Qi Vigor que envolviese su cuerpo. Sin embargo, las hebras de viento frío erosionaron la barrera, causándole mucha incomodidad.

Pasando los seiscientos metros, Huang Xiaolong no tuvo otra opción que transformarse en el Físico Asura, al mismo tiempo que invocaba al dragón negro, fusionándose como uno solo. A mil metros, invocó al dragón azul y usó su Transformación de Alma. A pesar de todo esto, aun sentía como si la sangre de su cuerpo estuviera congelada y rígida, incapaz de fluir.

Mil doscientos metros más tarde, Huang Xiaolong se vio obligado a detenerse para recuperar el aliento. Levantando una mano, golpeó un lado de la pared de la grieta y perforó la boca de la cueva, usando más de una hora de tiempo, finalmente regresó a la parte superior de la grieta con gran alivio. Trozos rotos de hielo cayeron de su cuerpo con un pequeño temblor.

Parece que sólo puedo revisar este lugar después de la subasta. Huang Xiaolong miró hacia abajo, pensando.

El cielo ya estaba oscuro y mañana era el día de la subasta, necesitaba volver corriendo a la ciudad.

Tenía la sensación de que, en el fondo de la grieta, debería haber un mundo diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s