Invincible – Capítulo 288 – Llegando a la Ciudad de la Miríada de Dioses

Qiao Liang miró como el cuerpo de Jin Zhong se convirtió en una luz dorada, desapareciendo justo delante de sus ojos, estaba estupefacto y congelado en el acto. ¿Jin Zhong, un Xiantian de Octavo Orden murió, así como así?

¡Muerto!

En ese momento, en el aire, un anillo cayó al suelo: El anillo espacial de Jin Zhong.

Viendo caer el anillo espacial de Jin Zhong, el estupefacto Qiao Liang despertó de su aturdimiento. Sus ojos se iluminaron, extendió su mano, preparándose para arrebatar el anillo, pero cuando estaba a punto de moverse, una fuerte fuerza de succión vino de la palma de la mano de Huang Xiaolong, el anillo espacial cayó en sus manos.

Qiao Liang se quedó atónito por un segundo antes de mirar a Huang Xiaolong con celos y miedo.

¡Arte del Divino Xumi!

¡Este joven de cabello negro frente a él poseía la habilidad de batalla número uno entre el cielo y tierra, el Arte del Divino Xumi!

Sin perder tiempo para pensar, Qiao Liang saltó hacia atrás, y en el siguiente momento, se dio la vuelta para escapar. Pero, justo después de darse la vuelta, una silueta parpadeó delante de él, y Huang Xiaolong ya estaba bloqueándole el camino.

“¡Tú, Pequeño Hermano, no, Mayor!” Qiao Liang gritó con temor, pero justo cuando abrió la boca para suplicar, varias docenas de brazos aparecieron de nuevo en la espalda de Huang Xiaolong; garras, palmas, dedos, todos golpearon simultáneamente.

El aire demoníaco se elevó hacia el cielo, diez mil demonios ensombreciendo el cielo y la tierra, ¡Garra del Demonio Asura!

Un anillo de luz dorada tras otro se extendió, atravesando el aire. Por dondequiera que pasaran, todos los seres vivos se detuvieron, la ¡Palma de la Vinculación Divina!

Niebla gris rodaba y extrañas criaturas negras chillaban, el ¡Dedo del Alma Absoluta!

Qiao Liang miró impotente mientras la Garra del Demonio Asura le envolvía. Sintiendo el poder aterrador del Anillo de la Vinculación Divina y del Dedo del Alma Absoluta, perdió toda voluntad de resistir. El único pensamiento era escapar, correr, pero ya era demasiado tarde; los ataques de Huang Xiaolong ya le habían llegado. La desesperación llenó sus ojos.

En estos últimos momentos de su vida, Qiao Liang de repente pensó en su Joven Señor, preguntándose si era una fortuna o un desastre que su Joven Señor provocase a alguien tan aterrador.

¡Se decía que la persona que tuviese el Arte del Divino Xumi tendría el poder de cambiar todo el Mundo de los Espíritus Marciales!

La Garra del Demonio Asura, la Palma de la Vinculación Divina, y el Dedo del Alma Absoluta golpearon el pecho de Qiao Liang, empujándolo hacia atrás como si fuera un cometa roto. Chocando contra el suelo, radiantes luces de huellas de garras, palmas y dedos brillaban desde el interior del cuerpo de Qiao Liang. Luego desapareció para siempre en el aire.

La expresión de Huang Xiaolong permaneció igual desde el principio hasta el final, con una pequeña fuerza de succión de su palma, el anillo espacial de Qiao Liang voló hacia su mano. Sondeó con su sentido espiritual los anillos, encontrando montones de monedas de oro, piedras espirituales, píldoras espirituales, y también dos técnicas secretas, una siendo el Gran Sonido Yin Demoníaco y el otro el Puño Divino del Gran Vacío.

¿El Gran Sonido Yin Demoniaco? Aunque Huang Xiaolong practicaba muchos tipos diferentes de habilidades, aún no había aprendido una que usara el sonido para atacar, por lo que estaba encantado de encontrar este manual dentro del anillo espacial del Anciano Jin Zhong.

De hecho, ésta no era una débil habilidad de batalla, combinándola con su frígido qi de Asura, ejecutar el Gran Sonido Yin Demoníaco tendría el doble de poder de lo que Jin Zhong mostraba. Pero, ¿qué clase de habilidad de batalla era este Puño Divino del Gran Vacío? Huang Xiaolong sacó el manual de habilidad de batalla del anillo espacial y comenzó a hojearlo en el acto, y cuanto más leía, más sorprendido estaba.

¡Este Puño Divino del Gran Vacío fue en realidad una habilidad de batalla del Mundo Divino del Gran Vacío!

En cuanto al grado, era quizás de menor rango en comparación con el Mundo de Asura o Mundo de Buda, pero seguía siendo uno de los Mundos Divinos. ¡¿Cómo es que este manual del Puño Divino del Gran Vacío cayó en manos de un Anciano de la Secta del Veneno Santo?! El anillo espacial pertenecía al Anciano Qiao Liang.

Además, ¿por qué ese Qiao Liang no usó esta habilidad ahora mismo? Si lo hubiera hecho, Huang Xiaolong probablemente no habría podido matarlo tan fácilmente. Sin embargo, cuando volteó a la última página del manual, sólo entonces comprendió que para practicar este Puño Divino del Gran Vacío uno debe poseer al menos un Espíritu Marcial de Grado Doce.

No es de extrañar… parece que el grado del Espíritu Marcial de Qiao Liang no cumplía con la condición previa, por lo que no pudo practicarlo. Aun así, ¿de dónde sacó Qiao Liang este manual?

En ese momento, gritos trágicos volaron a través del aire, haciendo que Huang Xiaolong se diera la vuelta. Con la ayuda de las seis marionetas gigantes, Qin Yang, Li Fei y los otros dos se encargaron de limpiar a los demás discípulos de la Secta del Veneno Santo.

Así, Huang Xiaolong guardó el Puño Divino del Gran Vacío en el Anillo de Asura y se unió al grupo de Qin Yang.

Cuando Qin Yang y el resto vieron a Huang Xiaolong acercarse, hubo cambios en la forma en que lo miraban, hubo trepidación y fanatismo ardiente. Ellos fueron testigos de la escena donde Huang Xiaolong usó el Arte del Divino Xumi para exterminar a los Ancianos Jin Zhong y Qiao Liang.

¡El Arte del Divino Xumi! Pensando en estas tres palabras, las cuatro no pudieron evitar temblar de emoción.

Deteniendo sus pasos no lejos de las cuatro personas, Huang Xiaolong hizo un gesto con la mano, una brillante luz centelleó mientras las seis gigantescas marionetas regresaban a la Pagoda del Tesoro Linglong. Mirando los cadáveres de los discípulos de la Secta del Veneno Santo a su alrededor, dijo: “Limpien, seguiremos adelante.”

“¡Sí, Joven Señor!” Los cuatro respondieron con voces sonoras.

Los cuatro no tardaron mucho en ocuparse de los cadáveres, y luego el grupo de cinco siguió adelante. En cuanto a los anillos espaciales en los cuerpos de los discípulos de la Secta del Veneno Santo, Huang Xiaolong se los llevó todos. Estos discípulos eran de nivel Xiantian intermedio y superior, había bastantes cosas buenas dentro de sus anillos espaciales.

Medio día después.

En una cámara secreta subterránea de la Ciudad Imperial del Sable, el Joven Señor de la Secta del Veneno Santo, Hu Er, se veía sombrío, uno de sus subordinados acababa de informarle que perdieron contacto con Jin Zhong y Qiao Liang. Luces dudosas parpadeaban en sus ojos.

Pasaron diez días rápidamente.

Después de diez días, el grupo de cinco de Huang Xiaolong estaba actualmente de pie ante las gigantescas puertas de una ciudad. ¡Desde la distancia, esta enorme ciudad era como una montaña divina que sostenía los cielos! ¡Esta fue una de las diez ciudades más grandes en las Tierras Caóticas, clasificada en el número dos, la Ciudad de la Miríada de Dioses!

De pie frente a las puertas, una antigua y misteriosa atmósfera soplaba contra sus caras, que era muy diferente con la Ciudad Imperial del Sable. La atmósfera alrededor de la Ciudad Imperial del Sable surgía con un dominio y vigor desbordantes, mientras que la Ciudad de la Miríada de Dioses era semejante a un vasto océano que se extendía sin fin.

“Esta es la Ciudad de la Miríada de Dioses.” Huang Xiaolong estudió los cuatro textos antiguos sobre las puertas de la ciudad. Se rumoreaba que esos cuatro textos antiguos fueron tallados por un rey de una antigua Tribu de Dios usando el poder de sus ojos.

Las Tribus de Dioses de la era antigua tenían seis reyes famosos.

“Entremos.” Momentos después, Huang Xiaolong recuperó su mirada mientras le decía a Qin Yang y a los demás. Los cuatro respondieron respetuosamente, siguiendo a Huang Xiaolong y entrando en la ciudad.

La Ciudad de la Miríada de Dioses era la segunda ciudad más grande de las Tierras Caóticas, naturalmente, era bulliciosa y animada. Además de eso, con el tiempo para el inicio de la subasta acercándose, el número de personas en la ciudad fue más de lo usual. Afortunadamente, las calles de la ciudad eran anchas y espaciosas, por lo que no se sentía abarrotada.

Huang Xiaolong paseaba por las calles mientras escudriñaba las tiendas y los alrededores. Los peatones ocupados que se desplazaban por las calles vestían diferentes estilos de ropa, las tiendas eran como hongos después de la lluvia, y la mayoría de ellas vendían técnicas de cultivo y de combate.

Una hora más tarde, era casi mediodía, el grupo de Huang Xiaolong encontró un restaurante y entró.

El restaurante era grande y el negocio estaba en auge, los invitados entraban y salían constantemente y había ruidosas de discusiones que despertaban el interés de Huang Xiaolong.

“¡Escuché que el último artículo en la subasta no será el Dedo Sin Igual de la Rotura del Viento!”

“Oh, ¿entonces qué será?”

“¡Es un pedazo de jade! ¡Un pedazo de jade dejado por las Tribus de Dioses de la era antigua!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s