Invincible – Capítulo 285 – El Gran Sonido Yin Demoníaco

Cui Duojie se mofó fríamente al ver cómo Huang Xiaolong se marchaba.

Huang Xiaolong, ¿verdad?” Un frío resplandor apareció rápidamente en sus ojos.

Cui Li y los demás estaban observando a Huang Xiaolong mientras se iba, nadie notó el extraño comportamiento de Cui Duojie.

En este punto, Cui Duojie se acercó a Cui Li: “Li Li, esta persona tiene ojos engañosos, debe ser alguien con un carácter astuto y malicioso, es mejor que no te pongas en contacto con él a menudo.”

Cui Li miró a Cui Duojie. Escuchando sus palabras, lo miró fijamente con una ira sin disimular. Sintiendo la ira, Cui Duojie cerró la boca.

Al otro lado, Huang Xiaolong regresó a la posada. De vuelta en su habitación, se tragó una gota de Elixir de Buda Geocéntrico y comenzó a practicar el Arte del Divino Xumi.

Mientras se concentraba en el Arte del Divino Xumi, en una cámara subterránea secreta bajo una ciudad, no muy lejos de la Ciudad Imperial del Sable, un joven vestido con la túnica negra, con las cejas teñidas de verde tenue, observaba al hombre de mediana edad arrodillado ante él con una mirada helada.

En la túnica negra del joven estaba cosido un llamativo carácter de ‘veneno’.

“¿Dices que Ma Lai no sólo no trajo de vuelta a las dos chicas de la Familia Cui, sino que todos fueron asesinados?” El joven preguntó en un tono helado.

Al ver la intención de matar entrelazada con la voz del joven, el hombre de mediana edad tembló de miedo mientras se apresuraba a responder: “Joven Señor, fue un accidente. No esperábamos que alguien apareciera de la nada para salvar a esas dos chicas de la Familia Cui.”

“¿Quién es esa persona?” El joven reveló una fría mueca de desprecio.

“Un pequeño bribón llamado Huang Xiaolong.” La voz del hombre de mediana edad se mostró respetuosa al responder: “Esta persona conoce a Cui Li, debería ser alguien procedente del Continente Viento de Nieve.”

“Del Continente Viento de Nieve…” El joven tenía una despreciativa burla colgada en sus labios. “No es de extrañar que sea tan entusiasta, incluso se atrevió a matar a los discípulos de mi Secta del Veneno Santo.” Un aura agresiva se elevó repentinamente en la cámara, hielo formándose en la superficie del suelo, exudando una frialdad gélida, hielo que era de color negro.

Este joven era el Joven Señor de la Secta del Veneno Santo, Hu Er, mientras que el hombre de mediana edad arrodillado en el suelo era un Anciano de la secta, Qiao Liang.

Hu Er miró a Qiao Liang. “Ya sabes qué hacer ahora, sin que yo lo diga.”

“Sí, este subordinado lo entiende.” Contestó Qiao Liang.  “¡Este subordinado capturará definitivamente a Huang Xiaolong y a las dos hermanas Cui y los traerá ante el Joven Señor!”

“Ve ahora.”

“¡Sí, Joven Señor!”

La noche pasó rápidamente.

Huang Xiaolong pasó algo de su tiempo practicando en el Monte Xumi, y para cuando salió, el cielo ya estaba brillante. En los días recientes, había persistido en practicar el Antiguo Arte de Marionetas y el Mandato del Alma Absoluta todos los días y podía sentir una mejoría al final de cada práctica.

Creía que a este ritmo, no tardaría mucho en avanzar al tercer nivel del Antiguo Arte de Marionetas.

Saliendo del Templo Xumi, cuatro personas ya estaban esperándolo ー Qin Yang, Li Fei, Jie Dong y Fan Encheng. Arreglando el pago de la posada, continuaron su viaje hacia la Ciudad de la Miríada de Dioses. Sin duda, antes de salir, el Anillo de Asura estaba bien surtido de buenos vinos.

Saliendo de la Ciudad Imperial del Sable, los cinco eligieron viajar a través de los pasos de montaña. Mientras se apresuraban a hacer buen tiempo, Huang Xiaolong no convocó a sus Espíritus Marciales, pero aun así, su velocidad fue más rápida que la mayoría, tanto que Qin Yang y el resto apenas pudieron seguirle el ritmo.

“Parece que debería tomarme un tiempo para refinar una espada voladora.” Un pensamiento vino a la mente de Huang Xiaolong.

Las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico de Huang Xiaolong había avanzado en la Etapa Doce: Forma de Cola Colgando y su fuerza interna se volvió diez veces más rica y abundante, siendo capaz de sostener su vuelo de espada dentro de un cierto límite de tiempo. Cuando alcanzara la pequeña etapa de perfección, se formaría un rastro de verdadera energía central en su dantian. En ese momento, usando el vuelo de espada, podría cubrir varios li en un tiempo de respiración.

En el momento siguiente, Huang Xiaolong se detuvo abruptamente. Ante esto, Qin Yang y los otros tres que sintieron que había algo extraño, también redujeron su velocidad y se detuvieron.

Justo cuando Qin Yang estaba a punto de dar un paso al frente y preguntar, Huang Xiaolong se dio la vuelta, fijando una mirada mortal en una ladera en barbecho: “¿Cuánto tiempo planeas seguirnos, no te vas a mostrar?”

Las cuatro personas con Huang Xiaolong quedaron atónitas.

Momentos después, un fuerte ruido sonó cuando una figura emergió de la ladera del barbecho, vistiendo una túnica negra que tenía el distinguido carácter ‘veneno’ cosido en ella.

“¡Secta del Veneno Santo!” Qin Yang exclamó en el momento en que vio el estilo de la túnica del otro lado. Parece que tenía conocimiento de la Secta del Veneno Santo.

Esa persona parecía muy satisfecha con la reacción de Qin Yang, lanzando otra ráfaga de risas extrañas, bajas, pero afiladas en los oídos. Qin Yang y el resto sintieron como si sus tímpanos estuvieran perforados con muchas agujas afiladas.

“¡Este es el Gran Sonido Yin Demoníaco!” La voz de Huang Xiaolong sonó. Al mismo tiempo, una energía invisible de Buda surgió de su cuerpo, envolviendo a Qin Yang y al resto. El dolor punzante en sus oídos desapareció instantáneamente.

“¡Gran Sonido Yin Demoníaco!” Qin Yang, Lifei, y el resto se volvieron más blancos que una sábana ante el nombre.

En el Mundo de los Espíritus Marciales, existían algunas horrendas habilidades de batalla que hacían palpitar el corazón sólo escuchando sus nombres y el Gran Sonido Yin Demoníaco era una de ellas.

El Gran Sonido Yin Demoníaco era una habilidad de batalla tipo sonido. Al principio, los tímpanos de la víctima sentirían dolor como si estuvieran siendo perforados con agujas afiladas. Luego, el cerebro de la víctima se agrandaría, se hincharía, y al final, la víctima se desangraría hasta morir por los siete orificios. En el momento de la muerte, la víctima sufría un final tortuoso, sintiendo como si su cerebro estuviera siendo perforado continuamente con miles de agujas.

El otro lado quedó atónito al ver a Huang Xiaolong contrarrestando su Gran Sonido Yin Demoníaco. Lo miró con obvia sorpresa: “¿Esta es la energía del budismo?”

En general, sólo las personas que practicaban las habilidades de combate relacionadas con el budismo hasta un nivel muy alto serían reconocidas por el Mundo de Buda, y sólo recibiendo reconocimiento se podría poseer la energía budista dentro de sus cuerpos. En todo el Mundo de los Espíritus Marciales, esa clase de gente era escasa.

“Jeje, ¿qué tal Anciano Jin? No te dije que este chico no es tan fácil de tratar.” En ese momento, otra voz sonó y el dueño emergió gradualmente de su escondite. Esta persona no era otra que el anciano que fue instruido personalmente por el Joven Señor de la Secta del Veneno Santo para venir a capturar a Huang Xiaolong, Qiao Liang.

El otro Anciano de la Secta del Veneno Santo, el Anciano Jin, llevaba una expresión fea.

La atención de Qiao Liang se desplazó hacia Huang Xiaolong, en verdad, estaba sorprendido de que pudiera contrarrestar el Gran Sonido Yin Demoníaco del Anciano Jin.

“No me extraña que este joven se atreviera a matar a mis discípulos de la Secta del Veneno Santo, tiene algunas habilidades.” Los ojos de Qiao Liang se volvieron agudos. “Sin embargo, durante cientos de años, aquellos que mataron a los discípulos de mi secta murieron sin excepción bajo miles de venenos que les perforaban los intestinos, ¡mordidos por miles de insectos venenosos!”

Huang Xiaolong se acercó a ellos con un aire de indiferencia. “La gente que quiere matarme son no menos de miles, pero al final, todos ellos murieron en mis manos.”

Lo que Huang Xiaolong dijo fue la verdad. Todos estos años, hubo demasiadas personas que querían quitarle la vida, en vez de eso, sus vidas terminaron bajo los Sables de Asura de Huang Xiaolong.

“¡Arrogante!” El Anciano Jin gritó. Un resplandor azul helado parpadeó en sus ojos.

Qiao Liang aplaudió una vez y varias sombras cercanas se movieron, cuando un grupo de discípulos de la Secta del Veneno Santo vestidos de negro emergieron, rodeando al grupo de cinco de Huang Xiaolong en el medio. A primera vista, había entre cincuenta y sesenta personas.

Viendo a la multitud acercándose a ellos, Qin Yang y los otros tres se volvieron de un horrible tono blanco. Era obvio para ellos que cada uno de estos discípulos de la Secta del Veneno Santo no era un debilucho. Aunque en una pelea cara a cara, ninguno de estos discípulos estaba calificado para ser su oponente, en masa, los enemigos diez veces más numerosos los hacían sentir algo indefensos. Además, se sabía que los cuerpos de los discípulos de la Secta del Veneno Santo estaban manchados de veneno, un poco de negligencia y serían envenenados. El resultado podría ser imaginado.

Huang Xiaolong observó al numeroso grupo de discípulos de la Secta del Veneno Santo que los rodeaba sin cambios en su expresión. Cuando Jin Zhong y Qiao Liang vieron que él permanecía imperturbable, ambos intercambiaron una mirada, ya que podían ver claramente que no estaba actuando… ¿podría Huang Xiaolong tener una carta de triunfo bajo la manga?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s