Invincible – Capítulo 283 – Ciudad Imperial del Sable

Montaña de los Cuatro Mares…” Huang Xiaolong sacó el mapa de las Tierras Caóticas, buscando su ubicación, pero terminó frunciendo las cejas. Por lo que pudo ver en el mapa, entre las colinas y montañas que rodeaban la Ciudad de la Miríada de Dioses, ninguna se llamaba de ese modo. Luego llamó a Qin Yang, Lifei, Jie Dong y Fan Encheng para preguntarles.

“¿Montaña de los Cuatro Mares?” Qin Yang negó con la cabeza. “Respondiendo al Joven Señor, alrededor de la Ciudad de la Miríada de Dioses está la Colina de los Cien Venenos, la Montaña de la Hoja Dorada, y otras, pero este subordinado nunca ha oído hablar de la Montaña de los Cuatro Mares.”

Lifei, Jie Dong y Fan Encheng sacudieron la cabeza al mismo tiempo, los tres nunca habían oído hablar del nombre.

Huang Xiaolong frunció el ceño, ¿no había ninguna Montaña de los Cuatro Mares cerca de la Ciudad de la Miríada de Dioses? Tal vez debido al paso del tiempo, su nombre fue reemplazado por otro, tal vez la Montaña de los Cuatro Mares ya no existe.

Varias decenas de miles de años habían pasado, innumerables ciudades antiguas se habían sumergido en el río del tiempo, ¡qué más que una mera Montaña de los Cuatro Mares!

¡Esto es realmente un dolor de cabeza! Pero, una luz brilló en los ojos de Huang Xiaolong, todavía necesitaba hacer el viaje a la Ciudad de la Miríada de Dioses. No importa qué, tenía que encontrar esta Montaña de los Cuatro Mares, encontrar la ubicación indicada en el mapa. Sólo de esta manera podría irrumpir en el Reino Santo antes de que comenzara la próxima selección de discípulos del Templo de las Deidades.

El cielo comenzó a brillar, la luz del sol fluía sobre el Páramo Salvaje y Sanguinario, penetrando la capa de neblina rojo sangre que lentamente se iba diluyendo y disipando.

Huang Xiaolong miró el vasto páramo y se levantó, diciéndole a las cuatro personas que iban con él: “Vámonos.”

“¡Sí, Joven Señor!” Respondieron los cuatro.

Por lo tanto, las cinco personas continuaron su viaje a la Ciudad de la Miríada de Dioses.

En el camino, Huang Xiaolong le dio a Qin Yang píldoras curativas y expulsó de su cuerpo el veneno extremadamente frío causado por la Garra del Demonio Asura. Luego, lo interrogó acerca de la Secta Sombra Fantasmal y de la Ciudad del Río de Sangre.

Como el Patriarca de la Secta Sombra Fantasmal, las cosas que él sabía eran, sin duda, más que Lifei, extendiéndose a algunos de los secretos confidenciales del Culto de los Cinco Venenos.

Dos días más tarde, el grupo estaba fuera del Páramo Salvaje y Sanguinario, llegando a un lugar llamado la Ciudad Imperial del Sable.

Esta Ciudad Imperial del Sable era una de las diez mega ciudades de las Tierras Caóticas, aunque en los rangos inferiores, en el número nueve. Según los rumores, la comprensión y las habilidades de esa persona en el Arte del Sable bordeaban la perfección, incluso los dioses y demonios debían ceder.

Huang Xiaolong estaba de pie ante las puertas de la Ciudad Imperial del Sable, mirando el gran sable de piedra que colgaba del arco de la puerta y que emanaba una energía de sable que parecía atravesar directamente al alma de los transeúntes. Estaba asombrado, un simple sable de piedra podía exudar este grado de presión, afectando incluso el alma de uno.

Joven Señor, se dice que este gran sable de piedra era el arma personal del Emperador del Sable antes de irrumpir en el Reino Santo.” Qin Yang se acercó, explicándole a Huang Xiaolong respetuosamente, había una mirada de admiración y adoración en sus ojos mientras se enfrentaba al sable de piedra. “Después de que el Señor Emperador del Sable irrumpiera en el Reino Santo, hizo un Sable Demonio. Más tarde, cuando construyó la Ciudad Imperial del Sable, colgó este sable de piedra sobre las puertas de la ciudad.”

Huang Xiaolong asintió.

El Emperador del Sable era uno de los pocos expertos de alto rango de las Tierras Caóticas famoso por sus habilidades de sable. Dado que esta era su arma personal antes de romper al Reino Santo, debe haber absorbido una cierta cantidad de la intención de sable de él.

Me pregunto quién es más fuerte, comparando a Zhao Shu y Zhang Fu con este Emperador del Sable… reflexionó Huang Xiaolong.

La Puerta de Asura era una secta súper grande del Continente Nube Estelar. Como Diputado de Izquierda y Derecha de la Puerta de Asura, no solo se los consideraba como la potencia de primer nivel en la secta, también eran expertos de alto nivel del Continente de la Nube Estelar.

“Vamos a entrar.” Huang Xiaolong retrajo su mirada de la enorme espada de piedra en las puertas y le dijo a Qin Yang y al resto. Los cinco ya no se retrasaron, entrando a la Ciudad Imperial del Sable.

Cuando pasaron por las puertas, el cielo ya estaba oscurecido, por lo tanto, Huang Xiaolong decidió buscar primero un lugar para descansar durante la noche antes de continuar su camino. A la velocidad con la que viajaban los cinco, podían llegar a la Ciudad de la Miríada de Dioses con tiempo suficiente antes de la fecha de la subasta.

Los cinco se registraron en una posada llamada Cálida Fragancia.

La posada tenía un restaurante en la planta baja, de tamaño medio pero lleno de gente, tantos que difícilmente podían encontrar una mesa vacía. Cuando entraron, una tentadora fragancia de vino llenaba cada centímetro del restaurante; El aroma del vino les acarició la nariz.

Huang Xiaolong encontró una mesa vacía en un rincón y se sentó, mientras que Qin Yang, Lifei, Jie Dong y Fan Encheng se pararon detrás de él, dudando en sentarse.

“Todos ustedes también siéntense.” Señaló las sillas vacías alrededor. Los cuatro respondieron con respeto y cada uno tomó asiento con el permiso expreso de Huang Xiaolong.

Lifei llamó al camarero después de que ella se sentara. Buscando la opinión de Huang Xiaolong, ella una mesa de platos y dos jarras de buen vino.

El mesero regresó poco después, trayendo las órdenes de Lifei.

La mesa estaba cargada de buena comida, cumpliendo tres criterios principales: color, fragancia y sabor, despertando el apetito de Huang Xiaolong. Aunque con la fuerza del Reino Xiantian podía pasar más de medio mes sin comer, todavía tenía el hábito de hacerlo.

A su lado, Lifei abrió una de las jarras de vino, sirviendo una copa para Huang Xiaolong, quien la bebió de un solo trago. El vino pasó suavemente por su garganta, picante y austero con un sabor ligeramente amargo que permanecía en la parte superior de la lengua en el extremo, pero llenaba sus papilas gustativas con una vibración memorable.

“Buen vino.” Huang Xiaolong elogió. Aunque no podía compararse con el Vino de la Sapidez y el Vino Belleza Seductora, era un sabor diferente por sí mismo. Indicó a Qin Yang y al resto que llenaran sus copas, disfrutando del vino juntos.

Mientras los cinco estaban levantando sus copas y bebiendo, una conmoción sonó fuera de la posada y un grupo de cinco personas entró, entre ellos había dos mujeres.

Cuando Huang Xiaolong vislumbró con claridad el rostro de las dos mujeres, se sorprendió.

¡Cui Li!

Desde que terminó la Batalla de la Ciudad Imperial Duanren, rara vez se encontró con Cui Li. La última vez que la vio fue hace tres años. Antes de que partiera del Imperio Duanren para venir a las Tierras Caóticas, Xie Puti mencionó a Cui Li en su conversación.

¡Nunca imaginó que se encontraría con Cui Li en las Tierras Caóticas! ¿Qué está haciendo Cui Li aquí? La otra mujer era su joven tía, Huang Xiaolong la conoció una vez, hace muchos años, en el Palacio del Imperio Duanren el día de la ceremonia de recompensa. Las otras tres personas, por la forma en que vestían, probablemente eran miembros de la Familia Cui.

En el momento en que entró al restaurante, como si sintiera algo, Cui Li levantó la cabeza y observó sus alrededores, su mirada precisamente se encontró con la de Huang Xiaolong. Al verlo allí, sus hermosos ojos contenían sorpresa, seguido de melancolía.

La joven tía de Cui Li también notó a Huang Xiaolong y estaba igual de sorprendida.

Li Li, ¿conoces a ese niño?” En este momento, el joven junto a Cui Li preguntó mientras observaba a Huang Xiaolong con ojos hostiles…

Cui Li recuperó sus pensamientos, pero no le respondió al joven, simplemente sacudiendo la cabeza. El grupo luego se dirigió a una mesa vacía en otro lado del restaurante y se sentó.

Al pedir algunos platos, las cinco personas comenzaron a comer en silencio cuando se atendieron sus pedidos. Cada uno tenía sus propios pensamientos, especialmente Cui Li, el ceño fruncido en su frente era demasiado obvio en los ojos de Huang Xiaolong.

Poco tiempo después, los cinco pagaron y se fueron.

Aunque curioso sobre la presencia de Cui Li en las Tierras Caóticas, Huang Xiaolong no pensó demasiado en ello, ni le importó.

Una noche tranquila descendió sobre la Ciudad Imperial del Sable.

Huang Xiaolong se sentó con las piernas cruzadas en su habitación y estaba a punto de empezar a practicar cuando un ruido vino de fuera de su habitación y se concentró para escuchar.

“Nuestro Joven Señor ha hablado. En cualquier caso, esta noche, esas dos mujeres de la Familia Cui deben ser enviadas a su cama.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s