ATG – Capítulo 1104 – Píldora Espiritual Inmortal Escarlata

“¿¡Qué!?”

No había duda de que este anciano tenía el corazón negro ya que había sido nombrado ‘Santo del Veneno de Corazón Negro’. Desde ese fue el caso, Lei Qianfeng aumentó voluntariamente en cinco veces su cantidad utilizando como referencia el precio de las tres vidas de los hombres del Gremio Mercantil de la Pluma Negra.

¡Pero nunca esperó que este Santo del Veneno pidiera cien millones!

¡Cien millones! ¡Esto fue exactamente cien veces más que los tres miembros del Gremio Mercantil de la Pluma Negra!

¿Cómo fue esto corazón negro? ¡Esto fue un robo fraudulento!

Como el Gran Rey del Reino Darkya, Lei Qianfeng tenía la enorme Secta del Alma bajo su control. Sin embargo, para él, cien millones de piedras profundas todavía no eran un número pequeño. Además, tuvo seis hijos, ¡con lo que el total ascendió a seiscientos millones de piedras profundas!

Lei Qianfeng se retorció entero, comenzando desde la esquina de su boca hasta la parte posterior de su cuello. Sin embargo, la genialidad de este Santo del Veneno naturalmente lo hizo incapaz de estallar. Dijo con amargura. “Mayor Santo del Veneno, las vidas de mis hijos son naturalmente invaluables y este humilde no es una persona tacaña, pero el precio de las píldoras espirituales desintoxicantes en cien millones de piedras profundas por cada una es de hecho un poco… ¿Es posible que este Mayor haga una pequeña excepción?”

“¿Excepción? Heh…” El anciano vestido de negro rió fríamente. “Rey del Reino Darkya, este viejo sabe muy bien si puedes o no sacar seiscientos millones de piedras profundas. ¿Te atreves a regatear conmigo? Hehehehe, me temo que no has oído hablar del corazón negro en mi nombre bastantes veces.”

Las palabras del anciano vestido de negro le molestaron por completo a Lei Qianfeng cuando una indescriptible inquietud afloró en su corazón. Justo cuando estaba a punto de decir algo, la voz de Lei Tiangang repentinamente se escuchó. “Maestro de Secta, ¡todavía nos falta uno!”

Lei Qianfeng dio vuelta abruptamente. “¿Qué quieres decir con que falta uno…?”

Tan pronto como las palabras salieron de su boca, repentinamente volvió a sus sentidos… El número total de píldoras desintoxicantes que el Santo del Veneno les arrojó anteriormente solo fue un total de seis. Sin embargo, debido a su propia cautela, le dio la primera píldora al discípulo de la Secta del Alma infectado con el Veneno de las Mil Almas. La cantidad restante que le había dado rápidamente a Lei Tiangang y Lei Qiandu solo ascendía a cinco.

En su excitación y preocupación anterior, en realidad había descuidado este hecho.

Las auras venenosas de los cinco que habían recibido el antídoto se desvanecieron; sus complexiones se volvieron rosadas y ya no parecían dolidos. Al ver a sus hermanos liberarse de la toxina, la ansiosa lucha del que quedaba se volvió más violenta. El grito de Lei Tiangang había aumentado la intensidad de su lucha aún más. “Padre real… Madre… rápido… sálvenme…”

El que aún no se había desintoxicado… ¡era asombrosamente Lei Guangqian! El único hijo que quedaba entre Lei Qianfeng y Xiao Qingtong.

“¡Qian’er!” Xiao Qingtong lloró dolorosamente. Entonces, gritó con rabia. “Ustedes dos, ¿por qué no le dieron el antídoto a Qian’er primero?”

“Esto…” Lei Tiangang respondió con terror. “Calme su ira, Señora. Pensé que el Gran Anciano también tenía tres, pero quién iba a saber…”

Justo cuando Xiao Qingtong estaba a punto de saltar, inmediatamente recuperó el sentido y miró hacia el Santo del Veneno. Preguntó con ansiedad: “Mayor Santo del Veneno, mi marido es naturalmente sospechoso, así que desperdició una píldora. ¿Puede otorgarnos otra?”

“¡Hmph!” Un bajo resoplido sonó, causando que las almas de todos los presentes se congelaran. “Hay muchos que dudan de mis habilidades, así que nunca me lo tomaría en serio. Sin embargo… después de que le di el antídoto y sus hijos fueron salvados, en realidad tiene la cara para atreverse a regatear el precio. ¡Como las vidas de sus hijos son tan baratas, una o dos muertes deberían estar bien!”

La voz del anciano vestido de negro era varias veces más fría que antes; era obvio que estaba realmente enojado… ¡Lei Qianfeng tratando de regatear con él claramente tocó algún tipo de tabú!

La expresión de Lei Qianfeng cambió una vez más cuando los sonidos de llanto surgieron en las súplicas de Xiao Qingtong. “Mayor Santo del Veneno, mi marido no entiende cómo apreciar los favores y lo ha ofendido, pero esta no es mi intención en absoluto. Lo he dicho antes, siempre y cuando pueda salvarlos, no dudaría en pagar ningún precio.”

Lei Qianfeng agitó sus labios, vergüenza por toda su cara. “Mayor…”

“¡Cállate!” En el momento en que Lei Qianfeng dijo algo, el resto de sus palabras habían sido furiosamente rellenas en su boca. Rápidamente sacó un anillo espacial de amatista y dijo: “Mayor Santo del Veneno, estoy dispuesto a darle setecientos millones de piedras profundas por siete píldoras en este momento.”

La mirada del anciano vestido negro se extendió, la frialdad en sus ojos se dispersó. “Jejeje, no es necesario. Nunca tengo miedo de que alguien me deba algo, porque los que no se atreven a pagar están todos muertos.”

La felicidad apareció en la cara de Xiao Qingtong. “¿Esto significa que el Mayor Santo del Veneno está dispuesto a darnos otra píldora? Mayor Santo del Veneno, gracias.”

El anciano vestido de negro sacó lentamente una caja de madera sucia de color negro de algún lugar y la colocó sobre la mesa a su derecha. Cuando abrió la caja, píldoras de diferentes colores y tamaños llenaron el interior. Casi la mitad de ellas fueron los antídotos que arrojó anteriormente. Uno podía ver que había al menos cincuenta de ellas de un solo vistazo.

En el instante en que se abrió la caja de madera, una fuerza de atracción irresistible hizo que las miradas de todos los presentes se fijaran en una cierta píldora en su centro. Era la píldora más grande dentro de la caja, tan grande como una fruta de ojo de dragón. Mientras que todas las otras píldoras dentro de la caja eran todos de un color oscuro, sin embargo, ésta era de un escarlata brillante.

Sin embargo, lo que atrajo su atención obviamente no fue su apariencia sino su energía espiritual distinta que era increíblemente misteriosa y mística. El sólo mirarlo les hacía sentir notoriamente una sensación de claridad que penetraba en sus almas. Instantáneamente aclaró sus mentes e incluso sus miradas se volvieron distintivamente más claras.

Este tipo de aura era simplemente inaudito y este tipo de sentimiento era indescriptible. Nunca antes habían experimentado eso en sus vidas.

Había muchas píldoras dentro de la caja de madera, pero la energía espiritual de esta píldora escarlata realmente reprimió a todas las demás. Personalmente, habían visto con sus propios ojos el tipo de resultado de la píldora más común entre ellas, por lo que esta píldora escarlata… fue indudablemente de una calidad extremadamente alta. Podría decirse que era un tesoro raro.

Bajo sus extrañas miradas, el anciano vestido de negro sacó lentamente una píldora y tranquilamente dijo: “Mientras el precio sea apropiado, no hay razón para que no haga negocios. Sin embargo, el precio de este es diferente de los seis anteriores.”

Extendió su mano marchita pero aún no había cerrado la caja de madera de color negro, permitiendo que la energía espiritual única escapara. “Este cuesta trescientos millones de piedras profundas.”

“¿¡Qué!? ¿Trescientos millones?” Lei Qianfeng gritó, sus ojos casi salían de sus órbitas.

“¿Ah?” Los ojos del anciano vestido de negro se estrecharon. “Parece que el Rey del Reino Darkya todavía no está satisfecho con mis precios. Entonces… ¿qué tal quinientos millones de piedras profundas?”

“…” Ambas piernas de Lei Qianfeng se suavizaron cuando dijo en pánico: “No, n-no… ¡trescientos millones, trescientos millones!”

“¡No lo escuche!” Xiao Qingtong miró con ferocidad a Lei Qianfeng y respondió con una firmeza incomparable: “¡Dado que el Santo del Veneno dijo quinientos millones de piedras profundas, entonces habrá quinientos millones de piedras profundas! Si es por la vida de mi hijo, ni hablar de quinientos millones de piedras profundas propuestas por el Mayor, incluso si se tratase de mil millones de piedras profundas, ¡sería un gran favor!”

Cuando bajó la voz, ella volteó su mano. El anillo de amatista brilló y luego fue empujado hacia el anciano vestido de negro. “Hay un total de mil cien millones de piedras profundas adentro. Por favor revíselo y acéptelo, Mayo Santo del Veneno.”

Lei Qianfeng se quedó boquiabierto, pero no dijo ni una sola palabra.

Detrás de él, desde Lei Qiandu, Lei Tiangang, hasta todos los discípulos comunes de la Secta del Alma, todos llevaban expresiones estupefactas. Tanto Lei Qiandu como Lei Tiangang se lamentaron en sus corazones. Acostumbrados a cubrir todo el Reino Darkya con una sola mano, su Maestro de Secta era eternamente tiránico y arrogante, especialmente en estos últimos años, donde se volvió más fácilmente irritable con el paso de los años. En cuanto a la impostura y a la manera de responder adecuadamente a las diferentes personas, especialmente a los ‘expertos’, la Señora de la Secta superó con creces a su Maestro de Secta.

No era de extrañar que los del Divino Reino Marcial favorecieran claramente a Xiao Qingtong… especialmente a la pareja de madre e hijo Lei Qianyu y Wu Guike.

“Hehehe…” La risa del anciano vestido de negro era obviamente alegre. Sin siquiera molestarse en inspeccionar la cantidad de piedras profundas dentro del anillo de amatista, lo guardó sin prisas después de recuperarlo. Luego, agitó suavemente el antídoto en su mano mientras alababa: “Rey del Reino Darkya, aunque no mereces mucho respeto, te has casado con una gran esposa. Qué lástima, qué lástima.”

Sin saber qué decir, Lei Qianfeng solo pudo forzar una risa.

Al recibir el antídoto, Xiao Qingtong llegó apresuradamente ante Lei Guangqian y lo alimentó personalmente.

El antídoto contenía los poderes de purificación de la Perla del Veneno Celestial, por lo que, por supuesto, sería rápidamente efectivo. Un resultado idéntico a lo que sucedió con los cinco anteriores apareció; antes de que pasaran diez respiraciones de tiempo, el aura de veneno en Lei Guangqian se dispersó y ya no soltó gemidos de dolor.

Después de que Xiao Qingtong se alegrara, rápidamente tiró al aún débil Lei Guangqian ante el viejo vestido de negro. “Qian’er, el Mayor Santo del Veneno es el salvador que te curó. ¡Date prisa y arrodíllate para darle las gracias!”

Al escuchar las palabras de Xiao Qingtong, Lei Guangqian rápidamente se arrodilló.

Bang Bang Bang.

Después de tres reverencias consecutivas, dijo: “Menor Lei Guangqian le agradece al Mayora Santo del Veneno por salvarlo.”

Esta mujer… ella no era simple.

El anciano vestido de negro pensó mientras decía sombríamente: “No es necesario que me muestren estas cosas inútiles. Todos recuperaron sus vidas y obtuve mis piedras profundas, entonces este negocio está completo. ¡¿Por qué aún no se han ido?!”

Xiao Qingtong apoyó a Lei Guangqian en levantarse. “Sí, entonces ya no molestaremos al Mayor Santo del Veneno. Si el Mayor Santo del Veneno tiene algo de tiempo libre durante su estancia en el Reino Darkya, por favor venga a visitar nuestra Secta del Alma. Nuestra Secta del Alma definitivamente lo tratará como nuestro distinguido invitado.”

Después de que ella terminó de hablar, lanzó una mirada a Lei Qianfeng. “Vamos.”

Pero Lei Qianfeng no se movió de inmediato. Su mirada se desplazó hacia esa píldora escarlata de vez en cuando y, después de una serie de repetidas vacilaciones, finalmente se dio vuelta para irse.

“…” Al ver que Lei Qianfeng estaba a punto de irse, el anciano vestido de negro frunció sus cejas y una profunda decepción brilló en las profundidades de sus ojos.

Sin embargo, todas las acciones de Lei Qianfeng fueron notadas por Xiao Qingtong. Se dio la vuelta apresuradamente y le dijo al anciano vestido de negro: “Mayor Santo del Veneno, hay otro asunto sobre el que deseo preguntar.”

Sin esperar a que el anciano vestido de negro respondiera, la mirada de Xiao Qingtong, de hecho, aterrizó en esa píldora escarlata. “Me sorprendió anteriormente la extraña energía espiritual que proviene de esta píldora. Nunca antes había sentido tal poder. Como proviene del Mayor Santo del Veneno, supongo que es un objeto extraordinario. Mayor Santo del Veneno, ¿puede enseñarme una cosa o dos y ampliar mis horizontes?”

“…” El anciano vestido negro entrecerró ligeramente los ojos. “Esta píldora se llama la Píldora Espíritu Inmortal Escarlata. Refinado usando varios miles de clases diferentes de insectos venenosos y plantas espirituales, es capaz de limpiar todo lo que esté debajo del cielo y desintoxicar innumerables venenos.”

Mientras describía lo que era, el anciano vestido de negro la recogió directamente. Simplemente levantarla hizo que la dispersión de la energía espiritual aumentara varias veces, asombrando a Lei Qianfeng y al resto a medida que su asombro aumentaba aún más.

El hombre vestido de negro continuó. “Una vez que se consume esta píldora, lava la médula, limpia el cuerpo y despeja todas las entradas profundas. Después de que sea completamente refinada, aquellos debajo del Reino Soberano Divino rara vez encontrarán cuellos de botella y sus cuerpos nunca serán infiltrado por una miríada de venenos dentro de los tres mil años de consumo.”

Las palabras del anciano vestido de negro inmediatamente dejaron a todos estupefactos. La mirada de Lei Qianfeng se tensó cuando su garganta se movió continuamente. Al ver la reacción de Lei Qianfeng, Xiao Qingtong preguntó rápidamente: “¿Está el Mayor dispuesto a vender una píldora tan milagrosa?”

“Hehehe…” El anciano vestido negro se rió. “Como estaba listo para ser exhibido, obviamente está a la venta. Pero con respecto a esta Píldora Espiritual Inmortal Escarlata, he vivido durante varios miles de años y solo he logrado refinar tres de ellas. Me temo que una secta de un reino estelar inferior como la tuya no puede pagarla.”

Una vez que escuchó esto, Xiao Qingtong respondió de inmediato. “A pesar de que nuestra Secta del Alma es pequeña, nuestros recursos son enormes. Mayor, por favor cite un precio. Ser capaz de encontrar al Mayor y tal píldora divina puede ser una suerte del destino otorgada por el cielo. ¿Cómo puedo estar dispuesta a perder esa oportunidad?”

“¡Bien dicho!” El anciano vestido de negro se dio la vuelta, aun sosteniendo la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata. “Pequeña niña, tu temperamento es realmente impecable. Me gusta. Inicialmente iba a vendérselo a esos viejos fanáticos en los reinos estelares intermedios, pero ya que una pequeña niña como tú me preguntó, te daré esta única oportunidad… eh… Si esto está predestinado o no depende del grueso de la riqueza de tu familia.”

El anciano vestido de negro extendió su otra mano y lentamente extendió sus cinco dedos. “Cinco mil millones de piedras profundas.”

Este número astronómico le dio a los discípulos de la Secta del Alma en la parte posterior tal impacto que sus globos oculares casi se salieron de sus órbitas.

El cuerpo de Lei Qianfeng se tambaleó claramente, sin embargo, la reacción de Xiao Qingtong fue mucho más tranquila que la suya. Respondió casi sin vacilación alguna: “Cinco mil millones de piedras profundas son realmente caras. Sin embargo, vale la pena perder toda una fortuna por una píldora tan divina. De acuerdo… Mayor Santo del Veneno, compraré esta píldora espiritual.”

Lei Qianfeng giró bruscamente la cabeza en su dirección, pero no expresó ninguna palabra de desacuerdo. Su expresión en cambio contenía considerable emoción.

“…” Los ojos del anciano vestido de negro se estrecharon un poco. En su mente, sin embargo, gritó: ¡Mierda! Cinco mil millones… ¡cinco mil millones de piedras profundas! ¡De hecho, va a comprarlo sin fruncir el ceño! ¿Cuánto dinero ha estado gastando su Secta del Alma en los últimos años?

¿Pedí demasiado poco o algo por el estilo?

¡Y hasta dudaba si esto era demasiado cruel!

Xiao Qingtong no solo decidió comprarlo, temiendo que este ‘Mayor Santo del Veneno’ se echara atrás, rápidamente sacó otro anillo de amatista. Después de un destello de luz, ella lo empujó hacia él. “Mayor Santo del Veneno, hay cinco mil millones de piedras profundas allí, por favor verifíquelo.”

“Hohoho…” El anciano vestido de negro rió secamente. “Parece que realmente los he subestimado a todos. ¡Heh, como ya he hablado, te lo daré!”

Con un lanzamiento, la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata dibujó instantáneamente un arco rojo en el aire antes de aterrizar suavemente en las manos de Xiao Qingtong.

“Sin embargo, la venta de esta píldora también viene con una regla.”

Las manos de Xiao Qingtong cubrieron ligeramente la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata. “Escuché que las píldoras espirituales siempre deben consumirse ante usted. ¿Puedo preguntar si esta es la regla a la que se refiere?”

Maldita sea esta mujer… ¡Ni siquiera tengo que decirlo!

El anciano vestido de negro respondió: “Es bueno que lo sepas. Ahora, ¿eres tú la que la usará o…?” Su mirada se movió hacia Lei Qianfeng que estaba de pie a un lado. “¿Este mocoso de aquí?”

Xiao Qingtong se inclinó ligeramente. “Soy una mujer, entonces mi esposo sigue siendo mi cielo. Dado que ese es el caso…”

“Esta Píldora Espiritual Inmortal Escarlata ya es algo que te pertenece. No tiene nada que ver conmigo, incluso si la arrojas.” El anciano vestido de negro la interrumpió. Luego, cambió su mirada hacia Lei Qianfeng. “Dársela a este mocoso todavía no está muy mal. Este mocoso ha cultivado las artes profundas de atributo relámpago durante varios miles de años, pero aun así se las ha arreglado para hacerse daño a sí mismo. Debería haber usado todo tipo de medicina espiritual y piedras para mantenerse durante unos cuantos años, pero al final… Jejejeje, me temo que han pasado varias decenas de años desde que fue capaz de copular.”

Tanto Lei Qianfeng como Xiao Qingtong se sorprendieron al mismo tiempo.

“Si él refina completamente esta Píldora Espiritual Inmortal Escarlata, su vitalidad sexual será restaurada por completo en no más de tres meses, salvando a una pequeña niña como tú de la amarga abstinencia.”

Los ojos de Lei Qianfeng se ensancharon lentamente, la excitación visible en su voz. “Mayor… esas palabras… ¿son verdad?”

“¡Hmph!” El anciano vestido de negro resopló con frialdad. “¿Cómo puedo hacer comentarios irresponsables como si fuera un mocoso inútil como tú?”

Como el Gran Rey del Reino Darkya, a pesar de que continuamente fue denunciado como un mocoso por este Santo del Veneno de Corazón Negro, no se sintió insatisfecho en absoluto. Todo lo que sintió fue una excitación incontrolable.

El poder de las artes profundas del atributo relámpago era inmenso, pero podían devorarse fácilmente. Después de que tuvo a su hijo más pequeño, Lei Guangmo, se hizo más difícil suprimir sus heridas ocultas. Cuando estalló por completo, había perdido totalmente la virilidad en sus regiones inferiores. Para un hombre, esto era indudablemente lo mismo que perder su dignidad e incluso era el majestuoso Rey del Reino Darkya, el Maestro de la Secta del Alma.

Era indudable que ya no era capaz de levantar la cabeza frente a Xiao Qingtong. Incluso si ella lo regañaba, casi nunca le respondería. Pero afuera, fue por esta razón que se hizo cada vez más propenso a la ira.

Después de tener a Lei Guangmo, ya no se aventuraba a salir, ni había buscado a otra concubina. El rumor ocasional también revolotearía en los vientos del Reino Darkya, lo que lo haría sentirse más enojado y humillado.

Ahora, sin embargo, las palabras que el Santo del Veneno había dicho, después de revelar públicamente su cicatriz humillante, sonaron como música de los cielos.

“No, no.” Dijo Lei Qianfeng apresuradamente. “No lo estaba interrogando, Señor. Las artes venenosas del Mayor van más allá de los cielos y su percepción es todopoderosa. Antes nos tuve ojos para poder detectar a un experto como usted. Todo lo que siento ahora es un respeto infinito. Si todo va como lo dice el Mayor, el Mayor se convertirá en mi gran benefactor.”

“¡Hmph! Deja de decir tonterías y tómalo ya.” Dijo el Santo del Veneno con impaciencia.

Lei Qianfeng tomó rápidamente la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata de las manos de Xiao Qingtong, respiró hondo y luego se la tragó.

Una energía espiritual inimaginablemente pura se propagó instantáneamente por todo su cuerpo. Era como si innumerables ráfagas de viento frío de un bosque antiguo hubieran rozado cada rincón de su cuerpo. Su sentido espiritual, vista, oído y sentido del olfato parecían haberse despertado. Sintió como si todo su cuerpo experimentara un renacimiento.

La cara de Lei Qianfeng reveló una mirada intoxicada, mientras gritaba incontrolablemente. “Realmente es una píldora divina.”

“Descubrirás si es o no una píldora divina después de que la refinas por completo.” Una luz oscura y astuta brilló más allá de los ojos del hombre vestido negro después de ver que Lei Qianfeng había consumido la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata.

Solo mirando la expresión de Lei Qianfeng reveló que la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata tuvo efectos maravillosos… Esto fue simplemente después de haberla tragado; aún no la había refinado. Xiao Qingtong se inclinó rápidamente. “Nunca olvidaremos el favor que nos hizo el Mayor.”

“Hmph, solo estábamos haciendo negocios, ¿por qué la necesidad de los detalles falsos?” El hombre vestido de negro se dio la vuelta. “Ahora que nuestra transacción está completa, podemos ir por caminos separados. No me culpen por no recordarles, aquí abundan todo tipo de venenos incoloros, insípidos y sin forma. Si no se van pronto, me temo que ni siquiera podrán irse una vez que el aire venenoso entre a sus cuerpos.”

La multitud de la Secta del Alma se sorprendió e inmediatamente contuvieron la respiración mientras secretamente condensaban energía profunda para protegerse. Xiao Qingtong dijo: “Dado que ese es el caso, ya no molestaremos al Mayor. Nos iremos ahora. Tenga la seguridad, Mayor, no revelaremos ni una sola palabra acerca de que usted está en el Reino Darkya.”

“Heh, ¿y qué si sale a la luz? Todo lo que eso significa son unos cuantos insectos más buscando la muerte.” El viejo vestido de negro se rió malvadamente en medio de su desdén. Cada una de sus palabras enviaba escalofríos por todo el cuerpo. Incluso el ritmo al que se habían ido se había acelerado inconscientemente.

Los miembros de la Secta del Alma se marcharon rápidamente, completamente diferente del estado de ánimo sin vida que tenían al llegar. Salieron de buen humor ya que la neblina traída por Ling Yun había sido barrida. Continuamente le agradecieron al Santo del Veneno que había tomado más de seis mil millones de piedras profundas, sintiéndose como si fuera una fortuna enviada por el cielo.

Después de confirmar que habían viajado bastante lejos, el anciano vestido de negro respiró profundamente y toda la energía profunda de su cuerpo explotó hacia afuera. Su capa negra azulada y su disfraz se rompieron inmediatamente para cubrir el suelo, revelando su verdadera forma… ¡sorprendentemente fue Yun Che!

Su cara era extremadamente antiestética mientras el sudor frío empapaba por completo su espalda.

Enfrentando a la pareja, junto con los Maestros de Salón de la Secta del Alma, los Grandes Ancianos y otros expertos pico, cada aliento le proporcionaba una presión inimaginable.

Si hubiera expuesto el más mínimo defecto, la consecuencia habría sido la muerte segura.

Se sentó pesadamente en el suelo, jadeando en grandes respiraciones. Fue solo después de que jadeó más de una docena de veces que agitó ambos brazos, instantáneamente despejando la energía negra a la deriva sobre su cuerpo y la habitación de piedra.

La energía negra era en realidad energía profunda de oscuridad liberada por el orbe de origen del demonio en su cuerpo. La sensación de frialdad dentro de la habitación y la inquietante sensación de palpitar provenían de la combinación de la energía profunda de la oscuridad y la energía profunda de hielo. Sin atreverse a quedarse más tiempo, se cambió al azar en un conjunto de ropa antes de huir rápidamente en la dirección opuesta a Lei Qianfeng y su grupo.

Con su fuerza profunda, querer matar a Lei Qianfeng era imposible.

Sin embargo, tenía algo sobre él que era capaz de matar a Lei Qianfeng.

¡Que era el Veneno del Dragón Astado!

La medicina que él nombró Píldora Espiritual Inmortal Escarlata fue el punto clave en su esquema a largo plazo. Desde la difusión de las noticias del Santo del Veneno, hasta matar a Lei Guangmo por veneno, envenenar a sus otros seis hijos, hasta obligar a Lei Qianfeng a encontrar al Santo del Veneno. ¡Todo eso fue para hacerle tragar la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata!

¡Sólo para que pudiera engañarlo fácilmente!

Esto se debía a que su capa exterior era la energía espiritual de la Perla del Veneno Celestial… y su interior… ¡era el Veneno del Dragón Astado!

Sin embargo, casi había fracasado en la ejecución de este punto clave. Lei Qianfeng obviamente se sintió atraído por ella y la deseaba, pero no había actuado. Afortunadamente, Xiao Qingtong le dio un ataque de apoyo perfecto… Además, independientemente de si se trataba del ‘antídoto’ o de la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata, pagaron una enorme cantidad de piedras profundas. Todo eso fue proporcionado por Xiao Qingtong y no por Lei Qianfeng.

Esto permitió a Yun Che ver claramente una cosa: el estado de Xiao Qingtong parecía ser incluso más alto que el de Lei Qianfeng. Por lo menos, ¿ella tenía el control de los fondos económicos de la Secta del Alma?

Debido a que Lei Qianfeng era un Rey Divino, obviamente no fue capaz de esconder demasiado Veneno del Dragón Astado dentro de la Píldora Espiritual Inmortal Escarlata. De lo contrario, su aura de veneno sería fácilmente expuesta. Como tal, si Lei Qianfeng usara todas sus fuerzas para disipar el veneno, había una gran probabilidad de que no muriera por él.

Aunque todo esto podría considerarse un logro perfecto, con las dificultades que Yun Che tuvo que sufrir, ¿cómo podría estar dispuesto a dejarlo así?

¡Lo que iba a hacer a continuación era crear problemas uno tras otro!

“¡Lei Qianfeng, solo espera!”

Dicho esto, la figura de Yun Che desapareció rápidamente en el horizonte distante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s