Invincible – Capítulo 281 – ¿Qué Tipo de Poder de Palma es Este?

Qin Yang se paró frente a Huang Xiaolong, mirando a Lifei mientras decía: “Estoy muy decepcionado.” Valoraba más a este discípulo, no es de extrañar que estuviera decepcionado.

“Te doy una última oportunidad, mata a este chico, luego arrodíllate y admite tu error, el Maestro te perdonará, ¡renunciando al castigo de muerte!” La voz de Qin Yang envió escalofríos hasta los huesos.

Lifei continuó detrás de Huang Xiaolong, perseverando en su silencio.

Huang Xiaolong agitó la cabeza impotente, al parecer este Qin Yang no tenía predisposición hacia esta situación.

“Hazte a un lado.” Huang Xiaolong le ordenó a Lifei.

“Sí, Joven Señor.” Contestó Lifei respetuosamente.

¡¿Joven Señor?! Viendo a Lifei no prestar atención alguna a sus palabras, pero respondiendo a Huang Xiaolong con tan humilde respeto, refiriéndose al joven como Joven Señor, la furia y la intención asesina estallaron en su corazón. El ímpetu se elevó desde el cuerpo de Qin Yang, mientras la arena y las piedras se esparcían y se arremolinaban en el aire con él como centro. En el siguiente segundo, todo el mundo vio una gigantesca silueta oscura materializándose detrás suyo, diez metros de alto, con cuatro manos y ojos rojos sangre, mientras el espeso vapor negro rodeaba su cuerpo ㅡ este era el Espíritu Marcial de Qin Yang, la Sombra Fantasmal.

La Sombra Fantasmal era otro tipo de Espíritu Marcial necromante de alto grado.

Invocando a su Espíritu Marcial, el fuerte impulso de Qin Yang se elevó aún más. Esto hizo que Jie Dong y Liu Chong, quienes estaban luchando contra Fan Encheng, se sorprendieran, los tres inevitablemente miraron hacia la dirección de Huang Xiaolong.

Gradualmente, los ojos de Qin Yang se volvieron negros, teñidos con un brillo rojo sangre. “Mocoso, llama a tu Espíritu Marcial, si no, puede que no tengas oportunidad de hacerlo más tarde.” Se burló con la voz condescendiente de un estimado superior.

Huang Xiaolong agitó la cabeza. “No es necesario.”

“¿No es necesario?” Qin Yang estaba desconcertado.

“Correcto.” Huang Xiaolong añadió simplemente. “Contra ti, no hay necesidad.”

Qin Yang era poderoso, comparable a la fuerza del anterior Soberano de la Secta de los Nueve Demonios, Hu Han, pese a ello, en opinión de Huang Xiaolong, no había necesidad de convocar a sus Espíritus Marciales.

Hace poco más de un mes, Huang Xiaolong ya podía derrotar a Hu Han, y más de un mes más tarde, su fuerza había seguido aumentando cada día, alcanzando la etapa intermedia del Séptimo Orden Xiantian.

Las palabras de Huang Xiaolong sólo sirvieron para añadir aceite a la furia ya encendida de Qin Yang, ¡empujándola por las nubes! ¡Arrogante!

La túnica de Qin Yang revoloteó con fiereza, luego todo su cuerpo se volvió borroso como si se volviera invisible, al mismo tiempo, su Espíritu Marcial brilló con una luz oscura, desapareciendo en un parpadeo. Similar a un espectro en la oscuridad de la noche, apareció justo en frente de Huang Xiaolong.

“¡Ve a morir!”

Los ojos de Qin Yang, de color rojo sangre, brillaron hacia Huang Xiaolong, derramándose con rabia y una fría intención asesina, ambas manos se extendieron con las palmas apuntando directamente a su pecho.

En la visión de Huang Xiaolong, las palmas de Qin Yang se duplicaron en tamaño inexplicablemente, volviéndose rojas como si estuvieran manchadas de sangre fresca, emitiendo al mismo tiempo un olor nauseabundo. Sus palmas trajeron consigo un calor abrasador mientras perforaban hacia delante.

Sin dudarlo, Huang Xiaolong levantó las manos y golpeó las palmas ensangrentadas de Qin Yang, pero sus palmas parecían no contener ningún poder, suaves y plegadas como las algas marinas en el agua, mientras que Qin Yang sentía desdén en su corazón al ver que el joven ignorante se atrevía a subestimarlo al intentar contrarrestar sus ataques con ambas palmas.

“¡Ingenuo!” Los ojos de Qin Yang estaban helados mientras miraban a Huang Xiaolong. El poder de esta Palma Espiral de Sangre no podía compararse con su ataque anterior, sin mencionar que esta vez atacó con toda su fuerza. En toda la Ciudad del Río de Sangre, sólo el Jefe del Culto de los Cinco Venenos, Liu Minghai, se atrevería a contrarrestar este movimiento de frente.

Cuatro palmas se encontraron en este instante.

Los ojos que tenían desprecio y desdén, los labios que se arqueaban hacia atrás en una mueca petulante, todo desapareció en el momento en que sus palmas colisionaron con las palmas de Huang Xiaolong, siendo reemplazadas por conmoción, incredulidad y negación. Esas palmas aparentemente suaves e ingrávidas le dieron a Qin Yang una sensación de aprensión al sentir la poderosa energía frígida.

La colisión resonó con una explosión en auge, haciendo eco en el valle.

Qin Yang retrocedió tambaleante debido al impacto, dejando una larga estela de profundas huellas en el suelo mientras intentaba estabilizarse. Miró fijamente sus propias manos, asombrado al ver una capa de hielo púrpura formándose sobre su palma. Una energía extremadamente frígida se extendía por su cuerpo a través de las palmas de sus manos, haciéndolo temblar involuntariamente.

“¿Qué clase de poder de palma es este?” Qin Yang soltó en shock.

Su Palma de Sangre en Espiral era una habilidad basada en el Fuego Yang, un enemigo natural de todo lo que era Yin y frío, pero en cambio, fue él quien resultó abrumado al final. Por otra parte, él descubrió que su qi de batalla no podía suprimir la energía frígida dentro de su cuerpo.

De hecho, lo que Huang Xiaolong usó anteriormente fue la Palma Etérea ㅡ enlazada con su qi de batalla Asura y la energía frígida Asura. Las Tácticas de Asura habían alcanzado el pico del cuarto nivel, mejorando en gran medida el frío extremo contenido en el Qi Asura. Sin tener en cuenta a Qin Yang, incluso un Xiantian en la etapa intermedia del Octavo Orden tendría dificultades para suprimirlo.

El cuerpo de Huang Xiaolong se desdibujó y volvió a aparecer a pocos metros de Qin Yang, con un dedo apuntando hacia él. Espesa niebla gris salió, acompañada de extraños gritos estridentes; una huella dactilar salió volando de la densa niebla gris, apuñalando el pecho de Qin Yang.

¡Dedo del Alma Absoluta!

Un miedo inverosímil nació en el alma de Qin Yang, evidente en sus ojos mientras miraba la huella dactilar que le atravesaba. Rápidamente retrocedió, y al mismo tiempo, la Sombra Fantasmal que flotaba sobre él destelló brillantemente, activando su Transformación del Alma.

Al principio, había pensado que podría tratar con Huang Xiaolong fácilmente, por lo que no había utilizado su Transformación del Alma. Pero ahora no tenía el lujo de elegir. La activó a la velocidad más rápida que pudo, su fuerza se elevó a otro nivel, con vapor negro nadando a su alrededor. Dos brazos adicionales surgieron de los hombros de Qin Yang, más voluminosos que sus propios brazos, diez largos dedos equipados con garras que eran más similares a diez afiladas dagas, brillando con un resplandor rojo oscuro.

Los dos nuevos brazos adicionales se extendieron, las diez garras afiladas giraron para bloquear el Dedo del Alma Absoluta, otra explosión estruendosa resonó y las chispas volaron en todas direcciones. Qin Yang solo sabía que sus diez dedos y dos brazos estaban entumecidos por el impacto. Rápidamente revisó su condición sólo para encontrar sangre goteando de los diez dedos. Esto lo enfureció mucho y lo asombró al mismo tiempo.

Este par de brazos fantasmas crecieron después de fusionarse con su Espíritu Marcial, eran más duros que el acero, incluso cuando se los comparaba con cuchillas y espadas templadas de acero frío. Guerreros del mismo nivel simplemente podían dejar una leve marca blanca en estos brazos suyos, pero aun así, ¡no pudieron bloquear el ataque de un solo dedo de Huang Xiaolong!

Con su juicio nublado por la ira, gritó y corrió hacia delante en vez de retroceder. Sus largas garras cortaron hacia Huang Xiaolong como diez afiladas espadas, con un extraño brillo rojo.

En ese momento, una fría luz destelló y dos sables negros aparecieron en las manos de Huang Xiaolong. Los Sables de Asura aparecieron y se balancearon, innumerables haces de luz fueron vistos girando, formando un espeluznante globo ocular rojo en el aire.

¡Ojo de la Reencarnación! 

El espeluznante globo ocular rojo continuó girando, disparando afilados haces de espada y bloqueando totalmente el ataque de Qin Yang, pero no se detuvo allí, el brillo rojo comenzó a expandirse. Muy rápidamente, cubrió un área grande, impresionando a Qin Yang con un aturdimiento momentáneo.

Convirtiendo ambas manos en garras, Huang Xiaolong cortó hacia Qin Yang a través del vacío ㅡ Garra del Demonio Asura, Lamento de los Miles de Demonios.

Gritos de espectros resonaron en el valle, asustando a las otras cuatro personas. Todos ellos voltearon la cabeza para mirar y vieron a un aturdido Qin Yang, bajo la influencia del Ojo de la Reencarnación. Sin esquivar, las garras le cortaron verticalmente el torso.

“¡Puf!”

Qin Yang se inclinó hacia atrás, estrellándose directamente contra la pared de un acantilado de montaña a cierta distancia, cayendo al suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s