RTW – Capítulo 330 – Despedida

Al día siguiente, Roland se despidió de Lotus y Honey en el patio trasero del castillo.

Aunque las dos mujeres no querían irse tan pronto, cuando se enteró de que la Encantadora Belleza y su tripulación seguían esperando en la playa, decidió no retrasar más su partida. De esta manera podía mostrar su magnanimidad y evitar que Tilly se sintiera más avergonzada. Poniéndose en su lugar, tuvo que reconocer que aunque ella necesitaba terminar su construcción a gran escala en la Isla Durmiente primero, el hecho de que continuaran enviando a todas las brujas importantes al Pueblo Fronterizo todavía contaba como un gesto sincero de su parte. Como su situación ya era así, tampoco podía ser demasiado exigente.

Con el fin de evitar un largo viaje a través de la nieve, Anna y Wendy estarían allí para enviarlas utilizando el Mirador de Nubes, de esta manera podrían reducir fácilmente el tiempo de viaje para llegar a la playa en treinta minutos.

“Gracias por cuidarnos estos últimos meses.” Dijeron las dos brujas mientras se inclinaban ante Roland.

“Debería ser yo quien les diera las gracias.” Dijo Roland riendo. “Ustedes dos han hecho muchas contribuciones para la construcción del Pueblo Fronterizo, así que tengo regalos que me gustaría darles.”

“¿R-regalo?” Dijo Lotus con las mejillas ligeramente enrojecidas por la vergüenza.

Mientras Honey tocaba su pecho, miraba a Lotus y luego preguntaba excitada: “¿Nosotras también los obtendremos?”

Roland cogió dos bolsas de Nightingale y se las entregó: “Sí, pueden quedártelos.”

Incapaz de esperar más tiempo, Honey abrió el regalo y sacó una larga tela blanca: “Hey, ¿qué es esto? No es un corsé.”

“Keke, es una bufanda.” Se adelantó, tomó la tela hecha de algodón antes de envolvérsela alrededor de su cuello. “De esta manera, no necesitarás tener miedo del viento y la nieve que cae sobre tu cuello. Envuélvela un poco más alto e incluso puedes cubrir tus orejas con ella.”

“Hmm… agradable y cálido.” Gritó esta última con una cara contenta.

No estaba seguro si esto era una ilusión, pero parecía que la cara de Lotus se había vuelto aún más roja.

“Hay más.” Dijo Honey después de haber jugado con la bufanda por un momento, luego sacó una caja de la bolsa y preguntó: “Alteza, ¿esto también es un regalo?”

“Sí, ábrelo y echa un vistazo.”

“¡Wow, es tan claro!” Ella exclamó jubilosa después de levantar la parte superior de la caja. “¡Lotus, ven y mira, puedes verlo claramente por ti misma!”

Era un pequeño espejo incrustado en una caja de madera, un regalo que también estaba disponible en el mercado de conveniencia. En la experiencia de vida de Roland, mientras fueran mujeres, no había manera de que pudieran resistirse a un regalo tan brillante.

La voz de Honey, que estaba llena de emoción, inmediatamente atrajo a las otras brujas, por lo que las brujas de la Isla Durmiente se agruparon en grupos. Usaron el espejo para mirar su propia apariencia y no pudieron evitar mostrar un amor indisimulado y envidia por ello. Después de todo, la imagen reflejada por el espejo con la capa reflectante de Soraya era mucho mejor que un espejo plateado, lo que también permitió a Roland descubrir una nueva forma de sobornarlas.

Después de que todos los regalos fueron entregados y el globo aerostático fue completamente inflado. El grupo abordó la canasta y se despidió de Roland y de las otras brujas. Al ver esta escena, parecía que ahora que estaban a punto de abandonar el pueblo, comenzaron a sentirse un poco reacias a separarse.

“No puedo evitar admitir que este realmente es un buen lugar.” Tilly se acercó a él y le susurró: “Con un suministro de agua conveniente y habitaciones cómodas. Es muy difícil creer que en solo un año pudiste transformar un lugar tan desolado en su aspecto actual.”

“¿Te arrepientes?”

“¿Te refieres a haber enviado a las brujas a tu pueblo?” Ella se rió. “¿Cómo podría ser eso? Mientras puedan vivir una vida mejor, ¿cómo podría arrepentirme? No lo olvides, yo también soy una bruja.”

En el jardín blanco, la sonrisa de Tilly era pura y hermosa, no se veía rastro de color. Si tuviera una hermana menor como esta en su vida anterior, sería objeto de muchas miradas si él la acompañase fuera. Pero Roland sabía, en comparación con su identidad como su hermana, su verdadera relación con ella era más como una compañera, una aliada natural. A partir de la decisión de ayer, ya podía ver que no dudaría en asumir riesgos personales para enfrentar posibles amenazas.

“¿Realmente tienes la intención de ir a un lugar tan peligroso?” Roland le preguntó: “Aunque eres una bruja excepcional, al final, tu habilidad no es adecuada para la lucha.”

“No te preocupes, no es como si no tuviera ninguna capacidad de autoprotección.” Dijo Tilly mientras estiraba las manos, mostrándole los adornos que llevaba. En el dedo anular de su mano izquierda, llevaba un anillo de cristal azul, mientras que en su mano derecha llevaba un guante de seda blanca con una gema roja incrustada en la parte posterior. Para ser honesto, Roland tuvo que reconocer que esta colección lucía un tanto extraña, la ropa se parecía a la mezcla asimétrica y el estilo de vestir utilizado por los artistas de las generaciones posteriores. Había tenido mucha curiosidad sobre esto desde ayer, pero por cortesía había evitado preguntar.

“Es una piedra mágica. Esta, en particular, es la piedra mágica que encontramos en las antiguas ruinas.” Explicó. “Después de poner tu magia en ella, puede mostrar todo tipo de habilidades. Por ejemplo, este anillo me permite volar como un rayo.”

Después de hablar, como para demostrar sus palabras, levantó los pies del suelo. Como si todo su cuerpo se hubiera vuelto ingrávido, se quedó suspendida en el aire, lo que le causó un gran shock a Roland.

¿La habilidad de una bruja en realidad puede cambiar a través de una piedra mágica?

Pronto se dio cuenta de la importancia que esto tenía.

Si fuera posible pedir habilidades hechas a medida en lotes, la eficiencia del trabajo de una bruja aumentaría drásticamente. Por ejemplo, Lotus, si la Unión de Brujas pudiera tener varias piedras mágicas con una copia de su habilidad, la construcción de la zona residencial temporal podría completarse en un solo día.

Cuando Tilly aterrizó nuevamente en el suelo, señaló un espacio abierto con su mano derecha y, poco después, Roland vio una luz brillante que salía de las yemas de sus dedos. Después de golpear la nieve, dejó un orificio con forma de un cuenco profundo que revelaba la tierra oscura del suelo.

“¿Significa esto que puedes usar ambas habilidades al mismo tiempo?” Preguntó Roland sorprendido.

“No.” Tilly agitó la cabeza. “Dentro de cierto rango, la piedra mágica te permite usar una habilidad. Si introduzco magia simultáneamente en las dos piedras no pasaría nada.” Sonrió. “Originalmente, no tenía la intención de revelarte esta información tan pronto, pero después de nuestra conversación de anoche, he llegado a pensar que podría haberte malinterpretado… El hecho de que me hayas contado honestamente lo que sucedió en las ruinas antiguas, me hizo feliz… pero también un poco arrepentida.”

“No pasa nada, puedo entender de dónde vienes.”

“Oh, es cierto, todavía hay algo que quiero preguntarte, ¿qué es este corsé que Honey acaba de mencionar?”

Roland casi se ahoga con su propia saliva. “Keke, no tengo ni idea… tal vez deberías ir y preguntarle a Sylvie o Evelyn sobre ello.”

“Bueno.” Tilly se encogió de hombros. “Parece que aún tienes alguna reserva hacia mí.”

Durante algún tiempo, el Príncipe no supo qué decir.

Con un guiño, dijo: “No hablemos de esto por ahora. Desde anoche he tenido un problema, he estado pensando en algo, si estos sitios realmente pertenecían a la Iglesia, ¿por qué dejarían estas piedras mágicas atrás? Según lo que sucedió con Ashes, es muy probable que la Iglesia esté levantando su propio grupo de brujas. Por lo tanto, estos artículos también deberían tener la misma importancia para ellos. Incluso si quisieran enterrar deliberadamente el conocimiento de la guerra después de haber sido forzados a huir de los Demonios, eso no les impediría continuar usando estas piedras, simplemente no tiene sentido.”

“¿Significa eso que a la Iglesia no le importa esta pérdida?” Roland pensó en voz alta, sólo para rechazar rápidamente su conjetura. “No, no deberían ser capaces de producir en masa estas piedras mágicas, o habría sido completamente imposible para la Asociación de Cooperación de Brujas huir. Después de todo, si hubieran podido volar, habría sido imposible escapar de la caza de brujas de la Iglesia.”

“De hecho, recuerdo que he encontrado un punto muy extraño cuando revisé todos los libros de la biblioteca del palacio sobre la Iglesia y su Dios… No sólo sus registros históricos se detienen hace unos cuatrocientos años, sino que incluso el origen de su Dios es un tanto vago. No tiene nombre, ni leyenda épica, excepto para propagar su omnipotencia no hay nada más, no hay más detalles. Comparado con los Tres Dioses Antiguos, parece ser una vaga noción que no tiene nada que ver con eso. Con esos dos puntos juntos, no puedo evitar sentir que hay algo extraño en todo esto.”

“¿Qué?” El corazón de Roland temblaba de miedo.

“Siento como si la Iglesia hubiera aparecido de repente de la nada.”

One response to “RTW – Capítulo 330 – Despedida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s