Invincible – Capítulo 277 – El Páramo Salvaje y Sanguinario

Dos días más tarde Huang Xiaolong partió solo hacia la Ciudad de la Miríada de Dioses. Dejó a Jiang Tianhua, Chen Xiaotian, y Su Meimei atrás para defender la Ciudad del Demonio Negro, en caso de que surgieran las circunstancias.

Poco después de que dejara la Ciudad del Demonio Negro, en el vacío a varios miles de li de la ciudad, el espacio fluctuó cuando apareció una figura. Esta persona no era otra que el Yao Fei de la Familia Yao.

Yao Fei estaba en el aire, murmurando para sí mismo. “Según la información del Templo de las Deidades, ese bastardo entró en las Tierras Caóticas, pero éstas se extienden interminablemente por decenas de miles de kilómetros, no será fácil encontrarlo.”

“¡Olvídalo, ya que ese mocoso seguramente estará aquí, no creo que pueda escaparse de entre mis dedos esta vez!”

La silueta de Yao Fei desapareció, silbando por el aire, y al poco tiempo, llegó al mismo campo de batalla que Huang Xiaolong.

“¡Una nube de espíritus muertos tan densa!” Ni siquiera Yao Fei pudo evitar exclamar mientras se cruzaba con las nubes rojas y oscuras que se reunían en el cielo. Sin embargo, en el momento siguiente, la alegría iluminó sus ojos. Una luz oscura brilló detrás de él y una figura gigante que emanaba un aura diabólica, tiránica y oscura apareció ㅡ el Espíritu Marcial de Grado Doce de primera categoría, el Soberano Malévolo Oscuro.

Cuando apareció el Soberano Malévolo Oscuro, su boca se abrió de par en par y absorbió como una ballena devorando agua la nube de espíritus muertos, la cual se enroscó como un torbellino en su cuerpo.

El cuerpo negro originalmente puro fue adquiriendo gradualmente un tinte rojo sangre, haciendo que el Soberano Malévolo Oscuro se viera aún más diabólico, más tiránico y dominante.

Fue medio día después cuando Yao Fei se detuvo, retirando al Soberano Malévolo Oscuro.

“Si no fuera por el hecho de que necesito buscar a ese pequeño bastardo, podría quedarme y practicar en este campo de batalla y después de tres años podría atravesar el Reino Santo.” Una intensa y asesina luz resplandeció en los ojos de Yao Fei. “¡Pero no es demasiado tarde para encontrar y matar a ese pequeño bastardo primero, y luego volver aquí a practicar!” Al terminar su frase, su cuerpo se volvió borroso, volando en dirección a la Ciudad del Demonio Negro.

Dos horas más tarde, Yao Fei llegó a la ciudad.

Después de llegar, Yao Fei simplemente eligió una posada y entró. Cuando se sentó y estaba a punto de comer, oyó hablar a la gente de la mesa de al lado.

“¡He oído que esta vez, la subasta de la Ciudad de la Miríada de Dioses estará subastando una técnica de cultivo y una habilidad de batalla de rango cielo!” Exclamó un hombre de mediana edad vestido con una túnica negra y una calavera.

“¿Técnica de cultivo y una habilidad de batalla de rango cielo?” La persona que estaba a su lado estaba asombrada.

“Así es, estas técnicas de cultivo y de batalla son la Técnica de los Mil Grandes y el Dedo Sin Fin de la Rotura del Viento.”

“¿En realidad es la Técnica de los Mil Grandes? ¡La Técnica de los Mil Grandes fue la técnica de cultivo de la Gran Santidad Tuo que cultivó hace trescientos años! Se decía que una vez que uno cultiva la Técnica de los Mil Grandes, tendrá el poder del budismo protegiendo su cuerpo, eso es prácticamente comparable a ser inmortal. Ese Dedo Sin Fin de la Rotura del Viento fue la habilidad de batalla más fuerte de la Gran Santidad Tuo. Hace unos cientos de años, numerosos expertos del Reino Santo llegaron a su fin ante el Dedo Sin Fin de la Rotura del Viento de la Gran Santidad Tuo.”

Escuchando sobre la discusión en la mesa de al lado, Yao Fei fue seducido severamente; ¿Subasta de la Ciudad de la Miríada de Dioses? ¡Técnica de los Mil Grandes! ¡Dedo Sin Fin de la Rotura del Viento!

Yao Fei se levantó y caminó hacia la mesa contigua, mirando fijamente al hombre de mediana edad con túnica negra le preguntó. “¿Cuándo se celebra la subasta en la Ciudad de la Miríada de Dioses?”

El hombre de mediana edad de túnica negra miró a Yao Fei y resopló. “Chico, ¿qué dijiste? No te escuché bien…”

Antes de que pudiera terminar su frase, Yao Fei lo agarró de la garganta y lo levantó del asiento.

“¿No me escuchaste claramente?” Inquirió fríamente Yao Fei.

“Escu – escuché, lo escuchó claramente… quedan otros veintiocho días hasta la subasta de la Ciudad de la Miríada de Dioses.” El terror llenó los ojos del hombre de mediana edad mientras tartamudeaba la información que Yao Fei quería.

Esperando a que el hombre acabase, Yao Fei ejerció presión en su mano. Con el giro de su muñeca vino el sonido de huesos rotos. Arrojó el cuerpo del hombre de mediana edad a un rincón de la posada, su cuello girando hacia un lado sin señales de respirar. Evidentemente, su cuello estaba roto.

Miró a las cuatro personas que compartían la misma mesa con el hombre de mediana edad. Frente a él, los cuatro se retiraron apresuradamente en pánico, pero había perdido interés en ellos después de matar al hombre de mediana edad, en vez de eso, se dio la vuelta, desapareciendo en un abrir y cerrar de ojos. Saliendo de las puertas de la Ciudad del Demonio Negro en segundos, su objetivo era la Ciudad de la Miríada de Dioses.

Técnica de los Mil Grandes.” Chispas de negras llamas bailaron brevemente en los ojos de Yao Fei. Según sus conocimientos, la persona que creó esta técnica hace trescientos años, la Gran Santidad Tuo también poseía un Espíritu Marcial del elemento oscuridad. Con esta técnica, su cultivo del qi de batalla mejoraría con la velocidad de diez mil li en un solo salto, el día en que se abriría camino al Reino Santo estaba a la vuelta de la esquina.

¡Reino Santo!

¡Por lo tanto, esta vez, absolutamente tenía que conseguir la Técnica de los Mil Grandes! ¡No importaba si fuese a través de la subasta o por otros medios!

Mientras Yao Fei corría hacia la Ciudad de la Miríada de Dioses, al otro lado de un páramo, una figura parpadeaba, flotando en el aire. Este era exactamente Huang Xiaolong, quien también estaba viajando a dicha ciudad.

Huang Xiaolong inspeccionó el páramo de abajo, sacando un mapa de sus mangas.

“Este debería ser el Páramo Salvaje y Sanguinario.” Huang Xiaolong estudió el mapa, hablando consigo mismo.

Este mapa de las Tierras Caóticas fue algo que Huang Xiaolong le pidió a Jiang Tianhua que preparara y aunque no era muy detallado, marcaba la mayoría de los lugares importantes. Entre ellos estaba este Páramo Salvaje y Sanguinario.

El Páramo Salvaje y Sanguinario era uno de los lugares más extraños en las Tierras Caóticas. Según la leyenda, hace decenas de miles de años, había una enorme ciudad en esta tierra, pero dos expertos del Reino Santo lucharon aquí, causando la destrucción masiva de la ciudad. Una ciudad en ruinas y ambos expertos en el Reino Santo caídos en este pedazo de tierra, en los últimos cien mil años, ni una sola hoja de hierba había podido crecer aquí.

Guardando el mapa, Huang Xiaolong miró al cielo que se oscurecía y aterrizó en una pequeña colina en un rápido balanceo. Ya era tarde, así que decidió quedarse aquí por la noche antes de continuar mañana.

En la pequeña colina, la palma de Huang Xiaolong miró hacia arriba cuando apareció una fuerte fuerza de succión, recogiendo una pila de ramas muertas, un fuego se encendió con un solo punto de su dedo. Después de encender el fuego, inició la habilidad marcial de Recuperación Instantánea, recuperando instantáneamente su agotado qi de batalla y su fuerza interna a pleno vigor.

A medida que la fuerza de Huang Xiaolong aumentaba, el poder de las tres habilidades de su Espíritu Marcial se fortalecía con él.

Luego, pasó algún tiempo practicando las Tácticas de Asura y las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico. A medida que la noche se oscurecía, la brillante luz de la luna se difundió como un océano de neblina de sangre sobre el Páramo Salvaje y Sanguinario.

Puesto que los dos expertos del Reino Santo habían caído aquí hace muchos miles de años, una vez que la noche descendía, este océano de neblina de sangre aparecía, de ahí el nombre de Páramo Salvaje y Sanguinario.

“Falta medio mes para la subasta de la Ciudad de la Miríada de Dioses.” Huang Xiaolong calculó el tiempo.

Este viaje fue exclusivamente por piedras espirituales de primer grado. La ciudad era un monumento dejado atrás por las antiguas Tribus de Dios, en las áreas y el espacio alrededor de la Ciudad de la Miríada de Dioses habían viviendas dejadas atrás por algunos expertos de las Tribus de Dios. Huang Xiaolong quería probar suerte y ver si podía encontrar una de estas mansiones abandonadas. En general, habría píldoras espirituales de grado diez o incluso píldoras espirituales de grado Cielo.

Contando el tiempo, la siguiente selección de discípulos del Templo de las Deidades no estaba a más de tres años de distancia. La velocidad de cultivo de Huang Xiaolong siempre había sido asombrosa, pero todavía estaba muy lejos de llegar al Reino Santo en un período de tres años… a menos que pudiera encontrar la legendaria píldora espiritual de grado diez o la píldora espiritual de grado Cielo.

Aunque el área alrededor de la Ciudad de la Miríada de Dioses tenía numerosos espacios ocultos de los expertos de las antiguas Tribus de Dioses, las personas que lograban encontrar uno eran pocas y distantes entre sí, las posibilidades eran menores de una en mil.

Justo en ese momento, un sonido penetrante del viento viajó a los oídos de Huang Xiaolong. Dándose la vuelta para mirar, vio a dos personas volando en su dirección a gran velocidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s