WMW – Capítulo 501 – Aparición Oportuna

Una salvaje llamarada surgió cuando corrosivos proyectiles de artillería crearon un manto de rayos a través del cielo.

El resplandor de numerosos hechizos de ataque giraba alrededor del cuartel general del Clan Ouroboros, desplegándose en capas continuamente en el Pantano de la Fosforescencia.

Con el fin de proteger su organización y su patria, los formidables Brujos hicieron todo lo posible contra sus oponentes igualmente poderosos. La tierra estaba manchada de sangre y huesos.

Fuera del cuartel general, dos colosos rugieron ferozmente en su enredo. Cada golpe hacía temblar la tierra, como si se tratara de un terremoto interminable. Este tipo de batalla notable era poco común incluso en el Continente Central, y merecía ser registrada como legendaria.

La intensa confrontación había durado un día entero, pero ni las criaturas, ni los Magos ni los Brujos mostraban rastros de retroceso. Los Magos podían soportar la intensidad de la batalla, y las dos criaturas gigantes podían hacerlo aún más fácilmente.

Por otro lado, Faisal tenía una mirada desagradable desde dentro de la sala de mando.

“La Zona Este está dañado en un 37%, las murallas en un 55%. La energía consumida por el Duo de las Serpientes Aniquiladoras es demasiado grande, el 67% de nuestro almacenamiento combinado ya está agotado. No podemos seguir mucho más…”

¿Cómo podría no haber un precio que pagar por mantener una fuerza de combate en el Reino de la Estrella de la Mañana?

La Bestia Kyasha dependía de una aterradora cantidad de comida como sustento. Por otro lado, los Brujos del Clan Ouroboros sólo podían usar la energía almacenada en las múltiples Torres de Mago para alimentar al Dúo de las Serpientes Aniquiladoras.

Faisal entendía que una marioneta siempre sería una marioneta. Una vez que el suministro de energía terminase, el Duo de las Serpientes Aniquiladoras volvería a su forma original.

La energía que quedaba era insuficiente para que ellos continuaran sosteniendo la fortaleza.

Si esto continuaba, con el agotamiento de su carta de triunfo, el Clan Ouroboros parecía dispuesto a ser exterminado….

“¡Mentor! ¡Por favor, vuelve tan pronto como puedas!” No importaba lo que Faisal pensara antes. Sus súplicas ahora eran extremadamente sinceras.

“¡Por la familia! ¡Para la línea de sangre! ¡Por la gloria de nuestros Brujos!”

En el campo de batalla de la Zona Oeste, Freya estaba cubierta de sangre de pies a cabeza, con múltiples cortes por todo su cuerpo. Sin embargo, ella luchó con pura fuerza de voluntad y obstinación, bloqueando directamente al Mago Demoniaco que la precedía.

“¡Admite tu derrota! Ya no tienes la protección de tus Magos, estás destinado a caer…”

El líder de los Magos Demoniacos estaba sin aliento, mientras hablaba sentimentalmente. “Hay pocos Magos que puedan sostener batalla conmigo por más de 30 horas…”

“…” Mirando alrededor del desordenado campo de batalla lleno de cadáveres de Brujos de línea de sangre, Freya cerró los ojos por un momento. Cuando los volvió a abrir, brillaron con ferocidad.

“¡Juro no ceder! ¡La gloria de la línea de sangre de Brujos no puede perecer en mis manos!”

“¡Qué decisión tan tonta!” Le reprendió el jefe: “¡Si es así, no tendré piedad!”

Como si se hubiera abierto un sello, la cadena de hierro de su mano derecha se rompió y cayó en segmentos. Las llamas negras oscuras se elevaban continuamente del brazo, y la anterior sensación de peligro de Freya se había multiplicado por diez.

“Este brazo demoniaco es un tesoro precioso que adquirí después de enfrentarme a innumerables peligros…”

Un brazo aterrador, completamente cubierto de escamas y con la punta de garras afiladas, fue revelado cuando la cadena se rompió. Comparado con la transformación de los otros miembros del Ejército de Magos Demoniacos, el horror que irradiaba este brazo era mucho mayor. ¡Esto podría ser considerado un verdadero Brazo Demoniaco!

“Los Magos de la Fase de Cristal que han caído ante este brazo son siete. ¡Hoy serás la octava!” El líder rugió, moviendo su brazo hacia delante. Una espantosa llama negra estalló, atrincherando toda el área como una jaula.

Con el ejército aliado ganando, un fuerte ruido sonó, audible para toda la región. Un Mago apareció en medio del campo de batalla.

Con ojos plateados y cejas tan afiladas como espadas y una túnica de Mago, decorada con las imágenes de demonios torturados, cubrían su cuerpo.

Aunque solo estaba en silencio en un espacio vacío, su presencia generó un fuerte dominio que envolvió todo el cuartel general del Clan Ouroboros.

En solo un momento, el caos del campo de batalla se había calmado, dando lugar a un silencio mortal.

Incluso la Bestia Kyasha y el Dúo de la Serpiente Aniquiladora se habían detenido en medio de su intensa batalla. Sintieron una enorme e inminente amenaza de este diminuto cuerpo humano.

“¡Es el Cazador de Demonios Cyril!” La Maga pelirroja exclamó incrédula.

“¡Cyril, se dice que es una persona que no se preocupa por la reputación!” El Mago de cabello verde no parecía impresionado. “Viendo las circunstancias positivas de nuestro lado, debe haber venido aquí a tomar el crédito a la fuerza.”

“Es un exaltado Mago de la Estrella de la Mañana, ¿por qué te arrebataría algo?” La Maga se tapó la boca y se rió.

“Jeje… La reputación de Cyril entre los Magos de la Estrella de la Mañana… La descubrirás muy pronto…” El Mago sonrió amargamente. En el mundo de los Magos de la Estrella de la Mañana, todos sabían que el Cazador de Demonios Cyril carecía de toda forma de caballerosidad. Era autoritario y desvergonzado, apoderándose de los recursos y tesoros de los Magos de menor rango.

“¿No vas a actuar más?”

“¿Yo? ¿Cómo puedo interferir?” El Mago extendió la mano e hizo un gesto: “Está claro que todos han hecho algunos tratos con el Cazador de Demonios. Frente al Mago de la Estrella de la Mañana, no soy más que una hormiga un poco más grande, nada más que eso…”

Después de eso, se rió de sí mismo y continuó: “No importa lo que pase, con la adición del Cazador de Demonios, esta batalla terminará pronto.”

……

En el campo de batalla, los Brujos que aún no habían alcanzado la Fase Líquida estaban confinados por la enorme presión, e incluso moverse parecía ser difícil.

Incluso los nobles de la Fase de Cristal estaban indefensos al darse cuenta de que su capacidad para reunir partículas elementales se había reducido a la mitad. Incluso la activación de su fuerza espiritual resultó ser extremadamente difícil.

Bajo el efecto del dominio de un Mago de la Estrella de la Mañana, todos los Magos de menor rango eran como hormigas.

“¡Se acabó! ¡Se acabó todo!” Faisal se deslizó al suelo, presenciando la despiadada masacre de los Brujos. Su expresión se volvió pálida hasta la muerte cuando sintió como la vida se desvanecía de él.

Con el apoyo del dominio del Cazador de Demonios, los ejércitos aliados pisotearon inmediatamente muchas regiones de defensa, incluso cuando se destruyó la última parte de la barrera defensiva.

En el centro de todo esto, Cyril se mofó en el aire. Una proyección de enormes garras afiladas apareció y se extendió, atacando la fuente de energía en el centro de la ciudad.

* ¡Po! * Una colorida barrera apareció, bloqueando las afiladas garras. Luego, tanto la barrera como la garra se convirtieron en cenizas en un instante, desapareciendo en el vacío.

“¡Un artículo bastante bueno! ¡Lástima que sólo pudo bloquear un ataque en el Reino de la Estrella de la Mañana!” Cyril se rió a carcajadas, el resplandor de su cuerpo cada vez más brillante. Cantidades horripilantes de partículas elementales volvieron a coagularse, como si un tsunami se hubiera estrellado contra la brillante barrera.

La membrana se rompió y la fuente de energía se extinguió.

La enorme formación de hechizos defensivos que apoyaba a toda la ciudad había estado bajo el ataque del ejército durante todo un día. Las Torres de Mago combinadas, así como las varias formaciones de hechizos, colapsaron fuertemente.

Como una pantalla de agua que se dispersaba, la membrana desapareció, y todo el cuartel general del Clan Ouroboros se hizo visible para el enemigo.

“¡No!” Lagrimas corrían por la cara de Lucian mientras gritaba. Una enorme flor carnívora de casi diez metros de altura lo devoró por completo.

Aunque había reprimido a la otra parte con todas sus fuerzas, después de haber sido debilitado por el dominio de la Estrella de la Mañana, sólo podía esperar su muerte.

“¿Esto es todo?” Las mandíbulas de Freya estaban cerradas con fuerza. Sabía que no era rival para su oponente. Bajo los ataques del Brazo Demoniaco, ahora tenía una figura extremadamente lamentable, colapsando en el suelo después de sufrir graves heridas por el dominio.

Viendo la garra afilada avanzando hacia ella y los ojos fríos y despiadados del Mago Demoniaco, Freya quedó deslumbrada.

En un abrir y cerrar de ojos, el tiempo pareció ralentizarse. Su vida pasó frente a sus ojos como si estuviera leyendo un libro de ilustraciones, volteando de página en página.

Al final, sus pensamientos se dirigieron a un joven Brujo vestido de negro. La sonrió calurosamente, la pasión en sus ojos lo suficiente como para hacer que los corazones de todas las Brujas flamearan. Se sentirían atraídas a él como una polilla a la llama… Independientemente del peligro de la llama… Independientemente, esa atracción terminaría siendo fatal…

“Adiós… Leylin…” Se le escapó una lágrima del rabillo de los ojos.

…….

La afilada y escamosa garra con sus llamas oscuras y energía aterradora trajo un viento intensamente violento mientras apuntaba a su cuerpo.

El Mago Demoniaco estaba muy confiado en sus habilidades. Podía manejar a un Mago de la Fase de Cristal que estaba armado hasta los dientes con facilidad, olvidarse de un Brujo que estaba gravemente herido y reprimido.

Incluso se imaginaba la muerte de esta Bruja delante de él, la sangre y los órganos internos derramándose por todas partes.

Sin embargo, nada estaba escrito en piedra.

Repentinamente, el líder sintió como si su mano hubiera quedado atrapada en un aro de hierro, impidiéndole dar otro paso adelante.

Levantó la vista y quedó atónito. Un Brujo vestido con una túnica negra estaba ante él. Tenía el cabello largo y negro, una cara extremadamente hermosa y vestigios de un encanto demoníaco que podía atraer las atenciones de todas las Brujas.

Parecía haber aparecido en un instante. Su mano derecha agarró el Brazo Demoniaco, y la otra irradiaba una corriente de aire negra en forma de serpiente que mantenía a Freya en su lugar.

Los ojos cerrados de Freya se abrieron y vio a Leylin. Incapaz de contenerse, soltó. “¡LeySeñor Leylin! ¿Estoy soñando?”

“No. No estás soñando. Te has agotado. ¡Descansa mientras yo me encargo de todo lo demás!” La brillante sonrisa de Leylin fue calmante y puso el corazón de Freya a descansar. Somnolienta, ella se durmió.

“¿Quién eres?” El jefe estaba conmocionado más allá de las palabras. Para que alguien sea capaz de mantener la calma bajo el dominio de la Estrella de la Mañana e incluso causar que el líder mismo estuviese indefenso, esta persona no debía ser fácil de tratar.

Además, ni siquiera podía ver a través de la energía de la parte contraria. La sensación era como si…

El Mago Demoniaco agitó la cabeza, forzando a su mente a abandonar tales pensamientos, ya que no quería asustarse. Temía perder toda confianza, arrodillándose y pidiendo misericordia si su línea de pensamientos se desarrollaba más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s