WMW – Capítulo 491 – Huracán Devastador

¡Lo que sucedió esta vez fue evidentemente una conspiración, una gran conspiración contra el Clan Ouroboros!

Primero, fue la revelación de las coordenadas del mundo para atraer a tres Magos de la Estrella de la Mañana, lo que los hizo caer en manos enemigas.

Después de lo cual, las tropas controlaron fuertemente las fronteras. Primero, crearon problemas para sondear la situación. ¡Al confirmarse que los tres Brujos de la Serpiente Gigante Kemoyin de la Estrella de la Mañana no estaban presentes, procederían a exterminar clanes familiares enteros!

¡Durante este período inestable, Leylin, que era un Mago en la Fase de Cristal, se consideraba una figura pequeña e insignificante, y podría ser potencialmente exterminado en cualquier momento!

“Tengo que ser una figura más prominente si no quiero ser atacado. ¡Más aún si deseo ir a contracorriente!” Después de una ligera contemplación, la expresión de Leylin reveló más determinación.

“Aquellos que están por debajo del rango de la Estrella de la Mañana son considerados figuras insignificantes, ¿qué hay de aquellos que avanzan más allá del Reino de la Estrella de la Mañana?”

Los ojos de Leylin brillaron. “Sólo cuando ascienda a un rango por encima de la Estrella de la Mañana podré decidir mi propio destino. ¡Entonces, no seré abandonado o destruido por los deseos de otros!”

Chip de IA, ¿cuál es el progreso en la recolección de datos con respecto al Reino de la Estrella de la Mañana?” Preguntó inmediatamente Leylin.

[¡Beep! ¡Las deducciones del Reino de la Estrella de la Mañana están actualmente completadas en un 34.5%!] El Chip de IA entonó.

Leylin siempre había estado obsesionado con los datos en esta área, pero debido a la falta de especímenes reales, el progreso iba apenas a mitad de camino. El progreso reciente fue todo gracias al clon del Rey de la Montaña Azur.

Leylin recordó lo que había reunido para avanzar a la Estrella de la Mañana: “El dedo de Lamia ya ha sido preparado. El experimento de ignición de la línea de sangre también ha sido probado varias veces, y no habría ningún error. ¡Lo único que queda ahora son las deducciones del Chip de IA en el Reino de la Estrella de la Mañana!”

Esos tres factores fueron la clave de la confianza de Leylin en avanzar al Reino de la Estrella de la Mañana.

Por otro lado, el Chip de IA, que tenía que deducir la naturaleza del Reino de la Estrella de la Mañana, también era un factor fundamental. “El progreso actual es insuficiente. Necesitamos un progreso de al menos 50% y superior para poder evitar errores durante la formación de la masa puntual.”

“¡La muestra de un clon de un Mago de la Estrella de la Mañana debía ser suficiente!”

Un rayo de determinación brilló en los ojos de Leylin. Giró las palmas hacia arriba, donde apareció una runa pedregosa llena de agujeros.

“Si esto sigue sin funcionar, entonces añadiremos esto en…”

A un Mago que acabara de alcanzar la Fase de Cristal y quisiera construir una masa puntual para ser ascendido al rango de la Estrella de la Mañana le tomaría al menos un par de cientos de años de acumulación y arduo trabajo. Leylin naturalmente lo sabía, pero el tiempo no estaba de su lado. ¡Además, tenía muchas cartas de triunfo ocultas, y tenía un entendimiento lo suficientemente profundo, que podría sobrepasar el de muchos Magos de la Fase de Cristal que tenían cientos de años de conocimiento acumulado!

……

Al borde del territorio de la Familia Parble había un Mago de ojos estrellados, con una larga cabellera azul y la cara roja de furia.

Los numerosos Brujos de alto rango e incluso un mayor número de soldados comunes ante él eran demasiado numerosos para contarlos.

No muy lejos, se podía ver el contorno de una ciudad gigante. Sobre ella había llamas que habían empezado a consumir la ciudad. Los gritos y sollozos de los residentes aparentemente pasaron a través de las furiosas llamas y llegaron ante el Mago.

El resentimiento, junto con la extrema agonía acumulada, podría provocar un catalizador de una existencia terrorífica.

En comparación con la vida anterior de Leylin, en este mundo donde el poder de la energía era más reactivo, ¡todo era posible!

Pero el Rey de la Montaña Azur no había fruncido ni una sola vez el ceño. Era como si exterminar a las decenas de miles de personas fuera como aplastar una mosca, lo que no había despertado ninguna de sus emociones.

“Siete ciudades ya han sido destruidas, y hay más de cinco millones de bajas. Más de diez Brujos de alto rango han perecido…”

El Rey de la Montaña Azur sonrió fríamente: “Y pensar que el Clan Ouroboros sigue escondiendo la cabeza en la arena como un avestruz. Parece que Gilbert y el resto ya han caído en otros reinos…”

Su visita en esta ocasión fue obviamente no sólo por Leylin, sino más bien para sondear las reacciones de los Magos de la Estrella de la Mañana.

Si la otra parte estuviera por aquí, ¿cómo sería posible que observaran cómo causaba estragos? Los Brujos solían tener un temperamento muy fogoso, e incluso podrían haber atacado directamente a la Ciudad de la Montaña Azur. ¿Pero ahora?

La destreza militar de alto rango del otro partido fue evidentemente retardada, e incluso los refuerzos de los Brujos de alto rango parecían caóticos. Por eso fueron tan fácilmente masacrados.

“Originalmente había decidido dejar que mi clon perezca aquí. Pero por lo que parece ahora, creo que puedo obtener muchos más beneficios…”

Los ojos del Rey de la Montaña Azur brillaban con una avaricia que no podía ser disimulada. Pero rápidamente acarició su rostro y su expresión se volvió sombría.

“¡Leylin Farlier!” Gritó profundamente el nombre del hombre que le había hecho sufrir pérdidas hasta el punto de haber deshonrado el nombre de su clan.

“Espero que sigas viviendo lo suficiente para ver el día en que ataque al Clan Ouroboros…” El Rey de la Montaña Azur se rió fríamente.

En un instante, sus cejas se fruncieron, y sus ojos se abrieron de par en par. “¿Este aura? ¿Tiene las agallas para aparecer aquí?”

Parte de los músculos faciales del Rey de la Montañas Azur se contrajeron. “Ya que deseas morir, ¡estoy más que dispuesto a ayudarte con eso!”

Todo el cuerpo del Rey de la Montaña Azur se transformó en un rayo azul, y en un instante atravesó el cielo y desapareció. No fue hasta media hora después que unos pocos Brujos de bajo rango emergieron del mar de cadáveres. Sus caras registraban horror, y no se atrevieron a echar un solo vistazo a la dirección en que el Rey de la Montaña Azur se había marchado antes de escapar rápidamente de la zona. Lo que había ocurrido hoy sería para siempre una pesadilla en sus vidas.

Cañon del Mar Occidental.

Esta era una zona de peligro de rango 3 en el territorio de la Familia Parble. Desde las profundidades de las grietas, un huracán que podía borrar cualquier cosa en su camino aparecería. Cualquier persona que estuviese por debajo del rango 4 no tendría la oportunidad de sobrevivir al huracán.

Actualmente, Leylin estaba de pie al borde del acantilado. Los fuertes vientos hicieron que su túnica ondease con el viento.

* ¡Jiu! * Un sonido explosivo y penetrante se oía desde la distancia.

Las ondas de energía pura provocaron una reacción en cadena. Se desplazaron grandes cantidades de aire, formando instantáneamente un vacío.

El cuerpo del Rey de la Montaña Azur aterrizó en el suelo. Sus cejas estaban fruncidas mientras dirigía una mirada mortal a Leylin. Parecía como si tuviera miedo de que en el momento en que se distrajera, el astuto Mago escapara como lo hizo la vez anterior.

“Pensar que aún te atreves a aparecer ante mí. ¿Se supone que tengo que aplaudir tu valentía?” Después de la exploración con la fuerza del alma, y tras la confirmación de que no había ningún Mago de la Estrella de la Mañana preparando en una emboscada, el Rey de la Montaña Azur acarició su propio rostro. Pese a que la zona de su cara donde Leylin había atacado anteriormente no tenía una marca, la humillación aún persistía.

¡La humillación sólo podría ser borrada con la sangre fresca de Leylin!

“¿Por qué no iba a tener la valentía para venir?” Leylin se rió a carcajadas: “No eres más que un clon que no puede avanzar hacia el Reino de la Estrella de la Mañana… Además, soy el Ejecutor de esta región. ¡Los crímenes que has cometido deben ser juzgados por mí!”

Obviamente, Leylin no podía divulgar la noticia de que los tres Brujos principales del Clan Ouroboros habían desaparecido. Como resultado, hábilmente usó su estatus como cortina de humo.

Como él era el Ejecutor de la región, después de haber confirmado que no podía completar la tarea por sí mismo, los refuerzos del cuartel general tomarían el relevo.

El Rey de la Montaña Azur no era un estúpido, y no había garantía de engañarle. Sin embargo, mientras pudiera despertar las sospechas del Rey de la Montaña Azur, sería considerado un éxito.

Si hubiese una posibilidad de que aún hubieran Magos de la Estrella de la Mañana presentes en el Clan Ouroboros, los enemigos no se atreverían a ser demasiado rebeldes.

La destructividad de las tácticas de asesinato de un Mago de la Estrella de la Mañana definitivamente no serviría de nada a ambas partes. Una vez que el Mago de la Estrella de la Mañana era presionado, hacía caso omiso de los tratados de paz y comenzaba a utilizar desenfrenadamente las Artes Arcanas de la Estrella de la Mañana. La destrucción que podrían causar sería tan inmensa que ni siquiera los Magos de la Luna Radiante podrían explicarla.

En otras palabras, incluso si atacasen con éxito al Clan Ouroboros, los beneficios que obtuviesen podrían no compensar las pérdidas que sufrirían por el Arte Arcano de la Estrella de la Mañana.

Los Magos no eran tontos, y si la batalla no traía beneficios, e incluso potencialmente les causaría pérdidas, no estarían dispuestos a participar en ella.

Bajo tales amenazas, los que tenían el poder de un Mago de la Estrella de la Mañana podían coexistir pacíficamente en el Continente Central, razón por la cual rara vez había grandes conflictos.

Según el entendimiento de Leylin, un Mago de la Estrella de la Mañana era equivalente a un arma nuclear de su vida anterior. Los países con armas nucleares podrían optar por la destrucción mutua. En consecuencia, se tolerarían mutuamente, razón por la cual podría mantenerse la perspectiva pacífica.

¿Pero ahora? Si los forasteros se enteraban de cómo habían desaparecido todas las armas nucleares del Clan Ouroboros, entonces habría una inminente calamidad.

Como resultado, ante el Rey de la Montaña Azur, Leylin se presentó como un oficial de alto rango que estaba muy preocupado por su honor.

Antes de estar seguro de que el problema no podía ser resuelto, no había pedido refuerzos al cuartel general. Eso explicaría, aunque apenas, por qué no hubo respuesta de los Magos de la Estrella de la Mañana.

Había hecho todo lo que podía, y no le importaba cómo reaccionaría el Rey de la Montaña Azur.

Efectivamente, el Rey de la Montaña Azur sólo fue sacudido por un tiempo, antes de que una sonrisa burlona apareciera en su cara.

“¿Crees que me creería tus tonterías?”

“¡De ti depende creerlo o no!” Leylin se encogió de hombros. “¡Pero hoy tendrás que morir aquí!”

En un instante, como para probar lo que había dicho, las olas tranquilas del Cañón del Mar Occidental comenzaron a estrellarse contra el acantilado.

Como miembro de la realeza del Clan Ouroboros, Leylin naturalmente tenía acceso a muchos materiales de lectura. Dado que las condiciones geológicas del Cañón del Mar Occidental no eran un secreto, esa información se habría registrado naturalmente en la base de datos del Chip de IA.

Y Leylin, que quería conservar el clon del Rey de la Montaña Azur, había pensado inmediatamente en el entorno único del Cañón del Mar Occidental y en el devastador huracán.

¡Sus habilidades no estaban a la par con las del oponente, y por lo tanto necesitaba ayuda externa!

Después de serias inspecciones del área, y al usar el Chip de IA para estimular el proceso de erupción del Cañón del Mar Occidental, deducir el momento preciso era sólo cuestión de tiempo.

Después de lo cual fue la selección de un momento adecuado para atraer al Rey de la Montaña Azur.

Leylin creía que debido al odio que el Rey de la Montaña Azur tenía hacia él, una vez que descubriera su aura, definitivamente aparecería.

Como era de esperar, todo había salido según lo planeado.

*¡Howl!*

El furioso huracán silbó como un gigantesco dragón negro, y de repente se precipitó hacia el cielo, soltando su ira.

Leylin, que estaba de pie frente a las furiosas llamas, era como un antiguo caballero heroico que cabalgaba sobre una gigantesca criatura mística.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s