Invincible – Capítulo 275 – Unificación de la Ciudad del Demonio Negro

Hu Han palideció cuando vio al Dedo de la Tribulación del Diablo descender sobre él. Era muy consciente de lo poderoso que era este ataque de Jiang Tianhua, puesto que era una de las cosas que constituía una amenaza para él en la Ciudad del Demonio Negro. Confiando en su fuerza actual en la etapa intermedia del Octavo Orden Xiantian, recibir este golpe sería suficiente para causarle heridas graves.

Viendo cómo se acercaba el Dedo de la Tribulación del Diablo de Jiang Tianhua, Hu Han gritó un grito de guerra, qi de batalla púrpura oscuro surgió de su cuerpo, pero en el siguiente momento, todo se oscureció y su silueta desapareció.

El Dedo de la Tribulación del Diablo se estrelló contra el suelo, sacudiendo el salón principal, enviando trozos de piedras y polvo a volar en el aire. Un gran cráter se formó en el suelo y todos lo miraron con los ojos atónitos, incluyendo Su Meimei. Su corazón tembló al ver ese enorme agujero.

Mientras que Jiang Tianhua, Chen Xiaotian, Geng Ken y Cui Ming estaban frunciendo el ceño en este momento, dado que ninguno podía detectar la presencia de Hu Han con su sentido espiritual.

Huang Xiaolong se mofó, en medio de su frente, un ojo vertical de color rojo apareció repentinamente.

¡Ojo del Infierno!

El Ojo del Infierno liberó una luz brillante que pareció cubrir todo el salón principal, Huang Xiaolong levantó su dedo y señaló hacia una esquina a la izquierda. Una niebla gris se extendió como las olas de las mareas, mientras chillidos estridentes llenaban el aire y una huella dactilar atravesaba la densa niebla gris.

Un grito sonó, atrayendo la atención de todos. Dándose la vuelta, vieron caer a Hu Han desde lo alto del lado izquierdo del salón principal, aterrizando pesadamente, se balanceaba inestablemente mientras la sangre fluía por la comisura de su boca.

Limpiándose la sangre de la boca, Hu Han miró fijamente a Huang Xiaolong. “¡¿Realmente pudiste ver a través de mi Cuerpo de Oscuridad?!” Nunca antes había revelado este Cuerpo de Oscuridad delante de nadie. Chen Xiaotian, Jiang Tianhua, y ni siquiera Su Meimei conocían esta habilidad suya, lo que hacía confiase extremadamente en esta habilidad corporal de ocultamiento.

Al principio, pensó que podría usar este Cuerpo de Oscuridad para marcharse del cuartel general de la Secta Magos del Cielo sin problemas y dejar la Ciudad del Demonio Negro. Podría recuperar sus fuerzas y volver para vengarse en el futuro.

¡Esta era su carta de triunfo! Pero ahora, su corazón se hundió más profundamente en un lago sin fondo, la desesperación y la muerte cubrían su corazón.

Huang Xiaolong miró fijamente a Hu Han sin responder, señaló a Jiang Tianhua, Chen Xiaotian y a los demás con una mirada, los cuatro entendieron su significado, reanudando sus ataques.

Hu Han ya no tenía ninguna carta de triunfo después de que Huang Xiaolong rompiera su Cuerpo de Oscuridad; sin ánimo de luchar, sólo pensó en huir. Sin embargo, las cuatro personas que lo asediaban ya habían visto a través de su intención, bloqueando todas sus rutas de escape. Debido a las lesiones causadas por el ataque del Dedo del Alma Absoluta de Huang Xiaolong, muy pronto sufrió lesiones continuas bajo la ráfaga de ataques. En un momento de descuido, recibió un golpe del Dedo de la Tribulación del Diablo justo en el pecho. Casi consecutivamente vino la Palma de la Corriente de Fuego Salvaje de Chen Xiaotian.

Golpeado por los tres poderosos ataques de Huang Xiaolong, Jiang Tianhua y Chen Xiaotian, se encontraba en un estado difícil; pelo revuelto, manchas de sangre en su túnica de brocado, muy lejos de su habitual imagen de experto dominante, el majestuoso Castellano de la Ciudad del Demonio Negro.

Hu Han se tambaleó mientras estaba de pie, pareciendo como si estuviese a punto de caer en cualquier momento. A pesar de ello, sonrió mientras observaba a las cuatro personas que lo atacaban, luego a Huang Xiaolong, a los expertos de la Secta Magos del Cielo y de la Escuela de la Golondrina de Sangre. Una sonrisa vacía y hueca.

“¡Padre!” Gritó Hu Sheng.

Hu Han sonrió tristemente a su hijo. “¡Lo siento Sheng’er, esta vez tu padre no puede protegerte!”

Hu Sheng gritó, desconsolado.

Hu Han se volvió para mirar a Huang Xiaolong, diciendo: “Espero que puedas perdonar a mi hijo.”

“¿Crees que eso es posible?” Huang Xiaolong preguntó a cambio.

Hu Han miró al cielo y suspiró, la lógica de cortar los problemas de raíz, cómo no podía entenderla, llevaba un pequeño atisbo de esperanza, por si acaso…

Por fin, Hu Han se quedó mirando a Su Meimei durante un minuto en silencio. Como si no hubiera nadie alrededor, rugió de furia, renuente mientras estaba allí parado, las grietas de la línea de sangre empezaron a aparecer en su pecho, extendiéndose como una tela de araña, ¡y en el siguiente momento, su pecho explotó! Luego sus miembros y otras partes de su cuerpo.

La sangre de Hu Han salpicó los pilares de piedra del salón principal.

Hu Han en realidad decidió explotar su Mar de Qi, ¡la muerte por la explosión de todos sus meridianos! Todos los presentes se sorprendieron de su elección, incluso Huang Xiaolong.

“¡Padre!” Hu Sheng se lamentó, su cara perdió todos sus colores.

Huang Xiaolong miró el cuerpo de Hu Han. “Llévenselo, manejen bien el funeral del Castellano de la Ciudad del Demonio Negro.” El significado de sus palabras era claro, el cuerpo de Hu Han debía recibir el mismo respeto que el Castellano de la Ciudad del Demonio Negro. Jiang Tianhua, Chen Xiaotian, y los Ancianos respondieron al unísono.

En cuanto a Hu Sheng, Huang Xiaolong hizo un gesto de matanza a Jiang Tianhua, al ver su moción, alzó una espada en su mano y se dirigió hacia Hu Sheng, terminando su vida con una sola espada.

¡Hu Han y Hu Sheng, padre e hijo, muertos!

Cuando se resolvieron las cosas del otro lado, Huang Xiaolong centró su atención en Su Meimei. Esta última bajó la cabeza mientras se acercaba él, arrodillándose, saludó: “¡Su Meimei saluda al Joven Señor!”

Huang Xiaolong asintió, que Su Meimei estuviese dispuesta a someterse a él fue el mejor resultado, de lo contrario, solo podría matarla. Según informó Chen Xiaotian, Hu Han albergaba sentimientos por ella, pero eso ya no era importante. Después de marcar el mar de Su Meimei, no necesitaba preocuparse de que escondiera malas intenciones.

Huang Xiaolong ordenó a Su Meimei y a los otros tres Ancianos de la Secta de los Nueve Demonios que liberaran su mar de alma. Después de media hora, finalmente respiró tranquilo tras haber marcado a las cuatro personas.

Ahora, las tres fuerzas principales de la Ciudad del Demonio Negro – la Secta Magos del Cielo, la Escuela de la Golondrina de Sangre y la Secta de los Nueve Demonios – estaban bajo el control de Huang Xiaolong. ¡La Ciudad del Demonio Negro era ahora su territorio, su punto de apoyo en las Tierras Caóticas!

Por supuesto, tener un punto de apoyo no significaba que pudiera ser un lord. En las Tierras Caóticas, una ciudad podía cambiar de dueño en cualquier momento del día, sitiada y tomada. Sin embargo, tomando el control de la Ciudad del Demonio Negro, podía usarla como su base, invadiendo poco a poco las ciudades vecinas hasta que fuese una fuerza a tener en cuenta.

A pesar de tener las tres fuerzas a su alcance, Huang Xiaolong no planeaba dar a conocer su identidad, nombró a Jiang Tianhua como el nuevo Castellano de la Ciudad del Demonio Negro mientras dirigía las cosas desde las sombras.

A la mañana siguiente, la muerte de Hu Han se extendió a todos los rincones de la Ciudad del Demonio Negro, provocando un alboroto por la brusquedad de la muerte de su Castellano. Cabalgando sobre la ola, la noticia llegó rápidamente a las ciudades cercanas.

La Ciudad del Río de Sangre, a varios miles de kilómetros de la Ciudad del Demonio Negro.

En ese momento, sentados en el salón principal del Castellano del Río de Sangre había cinco hombres de mediana edad, cada uno de ellos con palmas dos veces más grandes que la gente normal. Además, las palmas y las uñas de las cinco personas eran negras.

Estas cinco personas eran los líderes de los cinco templos del Culto de los Cinco Venenos que controlaban la Ciudad del Río de Sangre. Sentado en el medio estaba el Hermano Mayor, Liu Minghai.

El salón principal estaba lleno de silencio.

“La muerte de Hu Han, ¿cuáles son sus opiniones?” Liu Minghai miró a las otras cuatro personas y preguntó, su voz sonó un poco ronca.

Hermano Mayor, ahora que Hu Han está muerto, la Ciudad del Demonio Negro es definitivamente inestable internamente. ¡Esta es una buena oportunidad para que tomemos la Ciudad del Demonio Negro!” Dijo el cuarto hermano, Liu Guang.

One response to “Invincible – Capítulo 275 – Unificación de la Ciudad del Demonio Negro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s