Invincible – Capítulo 270 – Joven Señor

La multitud miró sorprendida a Huang Xiaolong, incluyendo Hu Sheng y los dos discípulos de la Secta Magos del Cielo que querían impedir que metiera las narices en los asuntos de los demás. Por supuesto, la joven pareja perteneciente a la Secta del Misterioso Oriental lo miraban tontamente.

Ante la expresión de sorpresa de la gente que lo rodeaba, Huang Xiaolong se acercó al otro discípulo de la Secta de los Nueve Demonios.

Viendo a Huang Xiaolong caminar hacia él, aquel discípulo de la Secta de los Nueve Demonios fue sacudido de vuelta al presente, el miedo llenó sus ojos. Cuando pensó en escapar, ya era demasiado tarde. El cuerpo de Huang Xiaolong se balanceó, cuando un par de sables negros aparecieron en sus manos; las luces frías destellaron y lo único que la gente que estaba a su alrededor pudo ver fueron dos fugaces haces de espadas cortando a través del aire. Entonces, las acciones del discípulo de la Secta de los Nueve Demonios se detuvieron abruptamente, parándose rígidamente en el lugar y cayendo a la calle en el siguiente segundo.

Los ojos del discípulo de la Secta de los Nueve Demonios aún estaban abiertos de par en par con conmoción y confusión, incluso mientras caía, golpeando la calle con un suave ruido sordo, la sangre salpicando fuera, pintando la sucia calle de un carmesí brillante.

En los ojos de los demás discípulos de la Secta de los Nueve Demonios, la secuencia de eventos fue abrumadora y espantosa.

Ignorando las miradas de asombro dirigidas hacia él, Huang Xiaolong continuó caminando en dirección a Hu Sheng.

Los ojos de Hu Sheng se entrecerraron mientras miraba a Huang Xiaolong; resoplando con desdén, preguntó: “Mocoso, ¿quién eres tú? ¿Cuál es tu relación con la Secta Magos del Cielo? ¿Eres consciente de que esta Ciudad del Demonio Negro está controlada por mi Secta de los Nueve Demonios?”

“¿Controlada por la Secta de los Nueve Demonios?” Huang Xiaolong se mofó. “Muy pronto, ya no lo estará.”

¿Muy pronto, ya no lo estará? La expresión de Hu Sheng se volvió fea al oír eso: “¿Qué quieres decir?”

Huang Xiaolong simplemente agitó la cabeza ante Hu Sheng, no se molestó en responder: “Lástima que no vivirás para ver ese día.”

¡Porque, en este momento, Hu Sheng tenía que morir!

“¡Maten, maten a este mocoso por mí!” Hu Sheng rápidamente se movió hacia atrás mientras gritaba a los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios que le rodeaban, señalando enfadado a Huang Xiaolong: “¡Quienquiera que lo mate, este Joven Señor le recompensará con un millón de monedas de oro!”

En el momento en que la voz de Hu Sheng cayó, estalló el qi de batalla de los cuerpos de los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios. Todos invocando a sus Espíritus Marciales y atacando a Huang Xiaolong. Entre estos discípulos, algunos tenían Espíritus Marciales del elemento agua, brillando en un qi de batalla azul agua, otros tenían Espíritus Marciales del elemento fuego, envueltos en el qi de batalla rojo fuego, y otros Espíritus Marciales del elemento tierra, rodeados de un qi de batalla color amarillo tierra.

En una fracción de segundo, los brillantes resplandores multicolores se dispararon, iluminando toda la calle.

Mientras los discípulos estaban tratando con Huang Xiaolong, Hu Sheng sacó algo de su pecho que parecía un tubo de humo y lo presionó. Una esfera brillante de color prisma se disparó hacia arriba desde el cielo, alcanzando cien zhang y explotando.

En el salón principal de la Secta de los Nueve Demonios.

Un Hu Han, de cabello plateado, estaba discutiendo el ataque inminente a la Escuela de la Golondrina de Sangre cuando el sonido de una fuerte explosión atrajo su atención.

Soberano, eso sonó como la señal de socorro del Joven Señor.” Uno de los Ancianos de la Secta de los Nueve Demonios comentó.

“¿Quién no conoce la identidad del Joven Señor en la Ciudad del Demonio Negro? ¿Qué está sucediendo exactamente?” Argumentó otro Anciano.

“Pero, de hecho esta es la señal de socorro del Joven Señor.”

En el salón principal, un grupo de Ancianos rompió en una ruidosa discusión.

Lin Shuang, los cuatro vayan y echen un vistazo.” Hu Han ordenó a un anciano vestido de púrpura debajo del estrado. “¡Si es realmente un cabeza dura imprudente que quiere dañar al Joven Señor, sin importar quién sea, mátenlo en el acto!”

El anciano vestido de púrpura y otros tres hombres se levantaron: “¡Sí, Soberano!”

“En, vayan ahora.” Ordenó Hu Han.

Los cuatro saludaron antes de salir del salón principal, dirigiéndose hacia Hu Sheng, siguiendo la señal de socorro para localizar el lugar.

En ese momento, Huang Xiaolong miró al grupo de discípulos de la Secta de los Nueve Demonios que corrían hacia él; saltando al aire, su cuerpo comenzó a girar a una velocidad asombrosa ante los aturdidos ojos de Hu Sheng y los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios, sacando los Sables de Asura. Rayos de luz volaron fuera, convirtiéndose en innumerables rayos luminosos y dragones de inundación de relámpagos, zigzagueando en las cuatro direcciones.

El cuarto movimiento de la Habilidad de la Espada de Asura: ¡Estado del Relámpago Abundante!

En menos de un suspiro, el grupo de veinte de los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios fueron golpeados por los dragones de inundación. Sus qi de batalla se disiparon y sus Espíritus Marciales se dispersaron, uno por uno, los discípulos cayeron en picada desde lo alto.

Cuando estos discípulos de la Secta de los Nueve Demonios se estrellaron en la calle, se pudo ver que todos ellos estaban carbonizados de negro, como el carbón. Un olor a carne asada flotaba entre la multitud. Entre estos discípulos, el cultivo más fuerte estaba en el Tercer Orden Xiantian y los más débiles estaban sólo en el Décimo Orden Houtian. ¿Cómo podrían defenderse de un ataque del Estado de Relámpagos Abundantes? Con su fuerza actual, ejecutar la jugada era suficiente para avergonzar a un Xiantian en la cima de la etapa tardía del Séptimo Orden.

Huang Xiaolong aterrizó suavemente en la calle, dirigió una mirada al montón de cuerpos carbonizados, y continuó acercándose a Hu Sheng.

Hu Sheng estaba casi paralizado por el miedo mirando los cuerpos carbonizados de los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios en la calle, sintiendo el olor a carne cocida que impregnaba el aire. Viendo a Huang Xiaolong acercarse a él, un terror y un miedo abrumador lo llenaron, como si nunca hubiera experimentado el miedo a la muerte.

“¡Tú!” Hu Sheng reforzó su coraje incluso mientras retrocedía, tratando de asustar a Huang Xiaolong. “¿Quién eres exactamente? ¡Esta es la Ciudad del Demonio Negro, si me matas, no podrás escapar tampoco!”

“¿Escapar?” Huang Xiaolong agitó la cabeza. Con un parpadeo, se acercó a Hu Sheng con un puñetazo certero. Alarmado, Hu Sheng levantó las manos para bloquear el puño entrante, pero el puñetazo cayó sobre su pecho antes de poder hacer algo. Aunque cayó sobre su pecho, la fuerza salió de su espalda, sacudiendo la estructura del edificio al otro lado de la calle.

Las ropas de Hu Sheng fueron destrozadas por la fuerza, dispersas en el viento mientras su cuerpo era lanzado fuera, rodando por la calle durante más de veinte metros. Huang Xiaolong se puso al lado de Hu Sheng.

En ese momento, no había ningún hilo que cubriera todo el cuerpo de Hu Sheng, desnudo para que toda la calle lo viera. De pie frente al desnudo Hu Sheng, Huang Xiaolong miró rápidamente su parte inferior; este joven tenía una constitución robusta, pero su parte inferior era la mejor amiga de las lombrices de tierra de abajo. Huang Xiaolong resopló, levantó el pie y pisoteó despiadadamente.

En esta Ciudad del Demonio Negro, se desconocía cuántos hombres y mujeres jóvenes fueron azotados por ‘esto’. Esta patada podría ser considerada como cobrar la deuda por ellos.

Hu Sheng gritó estridentemente, agarrando su parte inferior, enrollándose en una bola de dolor.

Los discípulos de otras sectas y plebeyos estaban aplaudiendo en secreto con alegría al ver a Hu Sheng sufrir de dolor, un sentimiento de satisfacción llenó sus corazones. Sin embargo, los dos discípulos de la Secta Magos del Cielo perdieron todo el color de sus caras. ¡Si Huang Xiaolong matara a Hu Sheng, la Secta Magos del Cielo estaría implicada de arriba a abajo!

Justo cuando estaban a punto de dar un paso al frente para detener a Huang Xiaolong, una voz tronó desde lejos: “¡Quién se atreve a hacerle daño a mi Joven Señor!”

La multitud estaba horrorizada. Todos se voltearon a mirar y vieron desde lejos, cuatro siluetas que se precipitaban en su dirección, guiadas por un hombre vestido con túnicas púrpuras, con cejas pobladas.

“Es el Anciano de la Secta de los Nueve Demonios, ¡Lin Shuang!”

“En la Secta de los Nueve Demonios, la fuerza del Anciano Lin Shuang está sólo por debajo de la de Hu Han y Su Meimei, es un verdadero experto Xiantian en el pico de la etapa tardía del Séptimo Orden.”

“También están Xu Gao, Chen Nianhua y Lu Yi, ¡los tres Grandes Ancianos también están aquí!”

La muchedumbre circundante exclamó sorprendida.

Huang Xiaolong detuvo lo que estaba haciendo y se dio la vuelta, observando cómo cuatro siluetas sobrevolaban a gran velocidad.

¿Lin Shuang? Huang Xiaolong se centró en la persona al frente. Este Lin Shuang, Chen Xiaotian lo había mencionado previamente a Huang Xiaolong, la tercera persona en términos de fuerza dentro de la Secta de los Nueve Demonios. Aunque tanto Lin Shuang como Chen Xiaotian estaban en el pico de la etapa tardía del Séptimo Orden Xiantian, Lin Shuang fue más formidable que Chen Xiaotian.

En un abrir y cerrar de ojos, el grupo de cuatro de Lin Shuang llegó, aterrizando en la calle. Lo primero que hizo Lin Shuang fue observar los alrededores, y cuando vio al desnudo Hu Sheng enroscado en una pelota debido al dolor, los músculos de su cara se tensaron.

“¡Joven Señor!” Lin Shuang se apresuró a ponerse al lado de Hu Sheng.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s