ATG – Capítulo 1091 – Encontrándose con Pequeña Jazmín de Nuevo

Últimamente, una gran cantidad de espantosos rumores habían aparecido gradualmente en el Reino Darkya y la noticia solo se propagaba más amplia y ferozmente con cada día que pasaba.

“He oído que otros dos mil discípulos de la Secta del Alma murieron en manos de Ling Yun ayer. Sólo ha pasado un poco más de medio mes, pero la Secta del Alma ya ha perdido por lo menos entre cincuenta y sesenta mil discípulos. Aún mejor, la Secta del Alma no pudo dañar ni un pelo de la cabeza de Ling Yun a pesar de que salían a buscarlo en masa todos los días. Incluso he oído que no tienen ni idea de cómo es él hasta el día de hoy.”

“¡Tch! ¡Qué tontería! Ling Yun ha matado al menos a decenas de miles de discípulos de la Secta del Alma, ¡claro! Sólo ayer habían perdido más de cincuenta mil discípulos; ahora eso es lo que ustedes llaman llanuras de cadáveres y ríos de sangre… El hijo mayor del hermano de mi madre es discípulo de la Secta del Alma y yo lo oí directamente de su boca. Ahora mismo el nombre Ling Yun es suficiente para hacer que cada discípulo tiemble en sus botas.”

“Dime, ¿quién crees que es Ling Yun? Es casi como si la Secta del Alma hubiera provocado a un rey viviente del infierno.”

“¡Hey chicos, escuchen estas últimas noticias! La Secta del Alma acaba de poner una prohibición hoy, lo que significa que a todos los discípulos se les prohíbe salir y se les exige que se queden dentro de la secta. ¡Es totalmente real! No puedo creer que la todopoderosa Secta del Alma esté tan asustada a tal punto que se hayan retirado como una tortuga, ¡esto es demasiado bueno! ¡Bien! ¡Wahahahahahahaha!”

“¡Ssh! Baja la voz. ¿Y si hay alguien de la Secta del Alma cerca?”

“Están tan asustados que se esconden en sus nidos, ¿a qué demonios hay que temerle?”

Para un practicante profundo del Reino Darkya, ‘demasiado bueno’ ni siquiera empezó a describir lo placentero que era escuchar que tantos discípulos de la infame y déspota Secta del Alma en el Reino Darkya habían sido asesinados que entraron en pánico y no tuvieron otra opción que prohibirles la salida. Al principio, sólo se atrevían a discutir estos incidentes en secreto. Pero a medida que la discusión se acaloraba más y la noticia de la prohibición de la Secta del Alma se extendía, la atmósfera general de todo el Reino Darkya se elevó a un extraño y ardiente nivel en tan solo unos pocos días… Era casi como si estuviesen celebrando la llegada de un nuevo año.

Además, el nombre de Ling Yun se hizo tan conocido que incluso los ancianos y los jóvenes lo conocían.

Secta Divina del Alma Negra.

¡¡Bang!!

Una mesa de piedra fue destrozada en pedazos cuando Lei Qianfeng gritó con una expresión tan oscura como el fondo de una olla: “¿Quién es el que difunde esta noticia? ¡Esto es inaceptable!”

“Debe ser Ling Yun quien hizo esto.”

“No.” Pero Lei Tiangang agitó la cabeza. “Es absolutamente imposible que Ling Yun se mueva más allá de los quinientos kilómetros de este lugar, sin mencionar que no hay manera de que haya podido propagar los rumores a este estado en tan poco tiempo. ¡Puede que tenga un cómplice y este cómplice también es un habitante del Reino Darkya!”

“Hablando con más precisión… estas noticias parecen haberse difundido desde la Ciudad Darkya, por lo que es muy probable que su cómplice sea uno de los poderes de ese lugar. ¡Deben ser bastante grandes también!”

“¡Tus palabras tienen sentido, Maestro Principal de Salón! ¡Pero realmente no puedo imaginar qué secta o poder es lo suficientemente audaz como para cometer tal ofensa!”

“¡Guarda esa basura inútil para otro momento!” Lei Qianfeng dijo airadamente: “¡Esos sucios plebeyos cerrarán naturalmente sus bocas una vez que atrapemos a Ling Yun! Si realmente tiene un cómplice en el Reino Darkya, nos aseguraremos de que tengan un trágico final.”

“¡Tienes medio mes!” El destello en los ojos de Lei Qianfeng era escandalosamente despiadado: “No me importan los métodos que utilices, ¡pero tienes que encontrarlo antes de que pase medio mes! Aplastaré cada hueso de su cuerpo con mis propias manos y le haré desear estar muerto.”

El Gran Anciano de la Secta del Alma, Lei Qiandu, dijo: “A juzgar por los métodos de Ling Yun de los últimos días, los discípulos que él eligió atacar están todos por debajo del Reino de la Tribulación Divina. El hecho de que nunca se atreva a atacar a un experto del Reino de la Tribulación Divina significa que su fuerza profunda probablemente no es alta. Además, nunca mata a más de doscientas personas de una sola vez, pero tampoco deja rastro alguno que pueda revelarlo. Todas estas pistas apuntan a que tiene un bajo nivel de cultivo, pero un alto nivel de capacidad de ocultación. Tal vez sea capaz de ocultar su aura por completo. Lo más chocante, sin embargo, es su fuerza mental…”

“Últimamente he estado hojeando algunos registros históricos y he encontrado muchos registros sobre personas que matan a otras de forma invisible a través de la fuerza mental. Sin embargo, la mayoría de estos métodos no sólo son muy difíciles de cultivar e increíblemente arriesgados, sino que también son herencias de dioses verdaderos de un reino estelar intermedio o de un reino estelar superior. Por ejemplo, el Reino del Despertar Zen tiene la Purificación No-Mental del Mantra del Asesinato que puede borrar la conciencia de todos en unas pocas respiraciones de tiempo, el Reino del Dios de la Llama tiene un dominio especial que puede fusionar el fuego y la energía del alma para crear un ataque a gran escala que quema las almas de sus enemigos a la nada y el Dominio Absoluto del Alma de Hielo del Reino del Dragón Azul de la Región Divina Occidental es incluso…”

“¡No quiero oír cosas tan inútiles!” Lei Qianfeng lo interrumpió bruscamente. “Incluso si Ling Yun no proviene del Reino de la Luna Pura, no hay absolutamente ninguna manera de que venga de un reino estelar intermedio o de un reino estelar superior. Si no, no tendría que actuar tan sigilosamente. Lo único que quiero saber es cuánto tiempo les llevará capturarlo.”

“Er…” Lei Tiangang dijo cuidadosamente: “Maestro de Secta, ya he reorganizado los sesenta y cuatro salones en doscientos equipos. Cada equipo estará custodiado por al menos dos expertos del Reino de la Tribulación Divina. Durante la noche, tenderán una emboscada en algunos de los lugares donde Ling Yun es más probable que aparezca. Probablemente…. sean capaces de producir algunos resultados.”

Lei Tiangang obviamente sonaba inseguro cuando dijo las dos últimas líneas. Agregó apresuradamente: “Aun así, la mejor manera es encontrar a la familia de Ling Yun o alguna información delicada para que podamos forzarlo a salir a la luz. El Reino de la Luna Pura no es el Reino Darkya después de todo, y el Reino de la Luna Pura es varias veces más grande que nuestro reino. La gente que enviamos trabaja día y noche para encontrar cualquier información sobre Ling Yun. Puede que no hayan encontrado nada todavía, pero estoy seguro de que nos traerán buenas noticias dentro de unos días. Por favor, este tranquilo, Maestro de Secta.”

“Más vale que sea así.” Cada palabra de Lei Qianfeng estaba llena de una impactante cantidad de intenciones asesinas. “De lo contrario, si el Divino Reino Marcial pusiera un castigo y me hiciera pasar un momento difícil, entonces el resto de ustedes sufrirán a mi lado.”

Cordillera de la Montaña del Alma Negra.

Lei Kuangfeng y Lei Qinglie fueron los dos Vice Maestros del Trigésimo Sexto Salón. Anoche, guiaron a un centenar de discípulos de élite a la Montaña del Alma Negra en la cobertura de la noche y la espesa niebla bajo las órdenes de Lei Tiangang. Luego, se extendieron, se escondieron entre matorrales y ocultaron sus auras tanto como pudieron. También se les dio la orden estricta de que no se hicieran sonidos.

Esperaron toda una noche en la oscuridad y el silencio.

Aunque su ‘emboscada’ era como rezar que Ling Yun pasara de alguna manera por su área, el hecho es que no habían podido vislumbrar su sombra a pesar de haber sido jugada durante medio mes consecutivo, lo que les impedía pensar en una idea mejor que ésta.

A medida que el día se hacía más brillante y la niebla gris comenzaba a desvanecerse, ellos, como era de esperar, habían perdido su presa una vez más. Sin embargo, Lei Kuangfeng y Lei Qinglie continuaron agachados en sus lugares originales hasta que el sol salió por completo y la niebla gris se desvaneció antes de que finalmente se enviaran una transmisión de sonido el uno al otro y saltaran de la hierba.

“¡Júntense, regresen!” Lei Kuangfeng emitió un rugido.

Sin embargo, lo único que le contestó fue un silencio aterrador. Podía sentir el aura de cada discípulo, pero ni una sola persona había respondido a su llamado.

Las expresiones de Lei Kuangfeng y Lei Qinglie cambiaron abruptamente. Lei Kuangfeng saltó apresuradamente al aire y empujó su palma hacia abajo, hacia el suelo. La maleza dentro de un radio de varios kilómetros fue levantada al aire… y junto a ella, los cuerpos de cada discípulo que traían consigo también.

Tum Tum Tum Tum Tum Tum Tum Tum Tum Tum Tum…

Los discípulos de la Secta del Alma cayeron como bolas de masa. Sus ojos eran redondos, completamente vidriosos y se parecían mucho al de los muertos. Sin embargo, sus auras estaban por alguna razón perfectamente intactas.

Lei Kuangfeng y Lei Qinglie se quedaron aturdidos al mismo tiempo. A pesar de que Lei Kuangfeng había tenido una experiencia similar de antemano, no pudo evitar sentir frío en todas partes. Mientras tanto, esta visión aturdió a Lei Qinglie más que cualquier otra cosa en su vida. No se sorprendería tanto como hoy, aunque el número de muertes se multiplicara por diez.

“… No puede haber un… un… fantasma, ¿verdad?” Era el Vice Maestro de un Salón en la Secta del Alma y realmente encontró que su voz temblaba.

Fue en ese momento cuando una débil aura de sangre sobrevoló el frente. Cuando Lei Kuangfeng la detectó, caminó rápidamente y dio vuelta el cuerpo de un discípulo. A la espalda del discípulo, vio unas pocas líneas de pequeñas palabras escritas con sangre:

“¡Regresen y díganle a Lei Qianfeng que le quedan tres días para destruir su propia cultivación y sus cuatro extremidades! De lo contrario, me aseguraré de que se arrepienta el resto de su vida.”

“ – Ling Yun.”

“¡Realmente fue Ling Yun!” Lei Qinglie aún no se ha recuperado de la gran conmoción.

Pero la cara de Lei Kuangfeng se oscureció. “La sangre aún no se ha secado completamente, así que probablemente no atacó hace mucho tiempo. Esto significa que aún no debe estar demasiado lejos. ¡Busquémoslo rápidamente!”

Todos en la Secta del Alma estaban seguros de que Ling Yun debía tener una habilidad increíblemente poderosa para ocultar el aura. Además, creían que era astuto y cauteloso. Pensaron que no actuaría a menos que estuviera absolutamente seguro de su propia seguridad. Una vez que tuviera éxito en sus asesinatos, inmediatamente escaparía a la distancia… pero ni siquiera en sus sueños creerían que Yun Che no sólo podría ocultar su presencia perfectamente, sino que también se volvería invisible.

No sólo la Cascada de la Partición Lunar tuvo su origen del Antiguo Fénix de Hielo, sino que fue una técnica profunda del camino divina que estaba a un nivel más alto que incluso el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo. Era una técnica que sólo Mu Xuanyin fue capaz de cultivar a gran perfección, y mucho menos de ser conocida por un practicante profundo de un reino estelar inferior.

A lo lejos, un Yun Che invisible echó un vistazo a las dos figuras que volaban alrededor del cielo como moscas sin cabeza y soltó una mueca de desprecio. Constantemente se dirigió hacia el oeste. Los dos Vice Maestros de la Secta del Alma ya habían mirado y escudriñado su ubicación actual con su percepción espiritual varias veces, pero nunca se habían dado cuenta de que él estaba allí.

Después de retroceder a una distancia segura, Yun Che aumentó ligeramente su fuerza profunda y aceleró. Su figura apareció como resultado.

“El primer paso está casi listo. Es casi la hora de darle a la Secta del Alma su segundo gran regalo.” Yun Che puso su mano en su corazón y dijo en voz baja: “He Lin… les haré pagar diez mil veces la deuda de sangre que deben a la Raza de Espíritus de Madera.”

Cuando apareció y estaba a punto de alejarse a toda velocidad de la zona, de repente detectó una débil pero familiar aura en la parte delantera.

Esta aura… ¿podría ser?

Se movió rápidamente hacia delante antes de mirar a un matorral que tenía debajo. Inmediatamente vio a una pequeña figura vestida con un llamativo vestido largo color arco iris saltando hacia él.

¡Era nada menos que Pequeña Jazmín!

¡¿Por qué estaba aquí?!

Pudo haber sido una coincidencia, pero justo cuando la mirada de Yun Che se posó completamente en ella, Pequeña Jazmín también miró hacia arriba y se fijó en él. Sus ojos se iluminaron inmediatamente.

Mierda – El corazón de Yun Che saltó cuando cargó hacia ella de inmediato. Sin embargo, era demasiado tarde. Un grito extremadamente melodioso resonó en el valle.

“¡Estoy aquí, cuñado!”

Lei Kuangfeng y Lei Qinglie podrían estar muy lejos de este lugar, pero sus percepciones espirituales se habían extendido completamente en este momento. La voz de Pequeña Jazmín era tan nítida como la de los cristales chocando, por lo que probablemente habrían capturado su voz incluso si no estaban en alerta máxima.

Yun Che descendió del cielo como un águila, atrapó a Pequeña Jazmín y cubrió firmemente sus labios con su mano derecha. Instantáneamente bloqueando su aura con el Relámpago que Fluye Oculto, se alejó rápidamente de la zona mientras se pegaba a la superficie del suelo. La llevó sin hacer ruido a una grieta entre dos gigantescas rocas de montaña.

“¡Silencio!” Dijo Yun Che con los apretados dientes mientras sellaba sus movimientos con su energía profunda para detener su lucha. Continuó bloqueando su aura con el Relámpago que Fluye Oculto y cubrió su nariz y boca con la palma de su mano porque estaba preocupado.

“…” Pequeña Jazmín no podía moverse, mucho menos hacer ruido. Lo único que podía hacer era mirar a Yun Che con sus ojos inocentes.

Como era de esperar, Lei Kuangfeng y Lei Qinglie pronto llegaron como dos tornados, aterrizando con precisión en el lugar donde Yun Che y Pequeña Jazmín estaban antes.

“Sonó como la voz de una chica. ¿Por qué desapareció de repente?”

“Esa chica obviamente gritaba por alguien… tiene que estar cerca. ¡Encontrémosla inmediatamente!”

Yun Che se sintió como si estuviera envuelto en hielo. No se atrevió a mover ni un músculo.

Con el Relámpago que Fluye Oculto y la Cascada de la Partición Lunar, estaba absolutamente seguro de que no lo descubrirían, aunque el dúo se acercara a menos de treinta metros de él. Sin embargo, ¡eso sólo se aplicaba a él! El Relámpago que Fluye Oculto podría funcionar en otra persona, pero la Cascada de la Partición Lunar no podría hacerlo. No se atrevía a decir que el Relámpago que Fluye Oculto por si solo fuese suficiente para esconderlo – o mejor dicho, a Pequeña Jazmín – de ser descubierto cuando se enfrentaba a dos oponentes que eran de un reino de cultivo mucho mayor que él.

Pero su suerte parecía estar aguantando. Lei Kuangfeng se fue al sur y Lei Qingfeng al oeste. Ambos se alejaron gradualmente de donde estaban.

Yun Che dejó escapar un suspiro secreto de alivio antes de echar un vistazo a Pequeña Jazmín, de ojos redondos y aspecto lamentable. Dijo en voz baja: “Esas dos personas me persiguen. Si nos encuentran, ambos estamos muertos, ¿entiendes? Entonces no hables ni respires fuerte. Si lo entiendes, entonces parpadea una vez.”

“…” Pequeña Jazmín parpadeó fuertemente un par de veces seguidas.

Fue sólo entonces cuando Yun Che lentamente apartó sus manos mientras mantenía el Relámpago que Fluye Oculto. Estaba listo para llevarse a Pequeña Jazmín tranquilamente de este lugar.

Como era de esperar, Pequeña Jazmín no dijo nada. Ella simplemente lo miró agraviada, se frotó su pequeña nariz que parecía que estaba herida por el duro manejo de Yun Che y…

“¡Hachoo!”

Un estornudo extremadamente fuerte hizo que todos los pelos del cuerpo de Yun Che se pusieran de punta.

“I ~!@#¥%…” Sin pensarlo dos veces, Yun Che agarró a Pequeña Jazmín, detonó su energía profunda y voló hacia la distancia.

Al mismo tiempo, dos poderosas auras se fijaron firmemente en su figura como Cuerdas de Trueno Vinculantes del Alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s