ATG – Capítulo 1089 – Mariposa Roja Silenciosa

La parte oriental de la Cordillera del Alma Negra era el territorio de la Secta Divina del Alma Negra.

Lei Kuangfeng era el Maestro del Trigésimo Sexto Salón. Tenía una alta estatura y su rostro tenía una expresión grave y severa. Sus ojos contenían una poderosa mirada mientras observaba fijamente a todos los discípulos ordenados que estaban frente a él.

“El Maestro de Salón fue a la Ciudad Darkya esta mañana para ocuparse de algún asunto allí. Por lo tanto, supervisaré la evaluación esta vez.” Lei Kuangfeng dirigió su mirada a los discípulos, antes de decir en voz alta: “¡Son los cien más destacados entre los treinta mil discípulos del Trigésimo Sexto Salón! El futuro de nuestro Trigésimo Sexto Salón e incluso el de toda la Secta Divina del Alma Negra, descansa sobre sus hombros, y deben estar orgullosos de ello.”

“Pero, sólo veinte personas pueden participar en la Gran Competencia de la Secta en tres meses. Hoy se llevará a cabo la primera evaluación. ¡Si quieren participar en ella, entonces será mejor que me demuestren sus verdaderas habilidades!”

Había cien discípulos de la Secta Divina del Alma Negra presentes ante él. Además, era obvio a primera vista que eran discípulos de la generación más joven. A pesar de ello, el aura de sus fuerzas profundas era muy asombrosa. Casi el sesenta por ciento de ellos estaban en la etapa tardía del Reino del Origen Divino y el cuarenta por ciento restante ya había alcanzado el Reino del Alma Divina. Los más fuertes estaban incluso cerca de las etapas intermedias del Reino del Alma Divina.

Aquellos que fueron capaces de alcanzar tal nivel de cultivo, siendo menores de sesenta años de edad, fueron considerados absolutamente genios extraordinarios en los reinos estelares inferiores.

Eran las cien personas más destacadas, entre las decenas de miles de discípulos, en el Trigésimo Sexto Salón. Incluso entre la generación más joven de todo el Reino Darkya, todos ellos serían considerados existencias de primera clase.

“Las reglas se han establecido muy claramente. Sólo se les dará cuatro horas.” Lei Kuangfeng levantó dos dedos. “Dentro de estas cuatro horas, todos deben regresar aquí, sin importar el resultado. Si demoran más que eso, incluso si la diferencia es tan insignificante como una respiración, sólo piérdanse directamente de la secta sin volver aquí. ¿¡Está claro!?”

“¡Sí!” Todos los discípulos respondieron uniformemente.

“¡Bien! La evaluación comienza ahora. ¡Todos ustedes, en marcha!”

Escuchando la orden de Lei Kuangfeng, todos los discípulos se dispersaron rápidamente del lugar. Sus figuras desaparecieron rápidamente en cada rincón de la Cordillera del Alma Negra mientras Lei Kuangfeng permanecía en su lugar, con los ojos cerrados mientras descansaba su mente.

Poco después, en un valle entre dos pequeñas montañas, un discípulo de la Secta Divina del Alma Negra podía ser visto caminando lentamente hacia delante. Estaba enormemente orgulloso de ser un joven discípulo del Reino del Alma Divina y, por lo tanto, también tenía la cualificación para actuar por su cuenta.

Sintió el aura de una bestia profunda que no estaba muy lejos de él acercándose lentamente… Sin embargo, ignoraba completamente que había alguien a poco más de un metro y medio de distancia que su sentido espiritual no era capaz de detectar, que sus ojos no podían ver. Mientras caminaba hacia delante, esa invisible figura levantó silenciosamente la cuchilla azul, pequeña y exquisita que llevaba en su mano.

¡¡DING!!

De la figura surgió una energía profunda que no era en absoluto fuerte e incluso podía considerarse débil, pero pronto desapareció antes de que pudiera ser percibida. Repentinamente, el discípulo de la Secta Divina del Alma Negra sintió picazón en el cuello, como si le hubiese picado un mosquito. Subconscientemente extendió la mano para aplastarlo, pero la escena por delante se revirtió abruptamente en el siguiente instante …

Su cabeza cayó suavemente de su cuello, sin darle tiempo a mostrar miedo en su rostro, o incluso a gritar.

Tras la liberación de su energía profunda, la figura de Yun Che también apareció y rápidamente señaló hacia atrás con el dedo. El cadáver aún en pie del discípulo de la Secta Divina del Alma Negra comenzó a cubrirse inmediatamente con una fina capa de hielo. Su cuerpo entero fue completamente congelado antes de que el aura de su sangre pudiera extenderse.

Yun Che ni siquiera giró la cabeza para echarle un vistazo. Dio dos pasos hacia delante y luego, su figura volvió a desaparecer en el aire.

Fue en ese momento que otro discípulo de la Secta Divina del Alma Negra apareció en la entrada del valle. En el instante en que vio el cadáver sin cabeza, una expresión de miedo apareció en su rostro. Estaba a punto de huir por impulso, ¡cuando una ráfaga de luz fría salió repentinamente desde su derecha y atravesó su garganta!

En otra dirección, cuatro discípulos de la Secta Divina del Alma Negra caminaban en grupo. Yun Che se escondió en una roca de montaña de unos cincuenta metros de altura, mientras su mirada indiferente se fijaba en ellos.

Usando la Cascada de la Partición Lunar junto con la Cuchilla Sonido de Mariposa, confiaba en que sería absolutamente capaz de asesinar a cualquiera bajo el Reino de la Tribulación Divina, sin hacer ruido ni enfrentarse a ningún peligro. Pero en el caso de tener muchos objetivos de asesinato, era necesario derribar instantáneamente a la otra parte, antes de que pudieran sentir la presencia del asesino. Asesinar a dos personas simultáneamente seguía estando bien, pero tres personas sería un poco problemático. Teniendo en cuenta que había cuatro personas en el grupo, sería un poco difícil asesinarlos sin que otros supieran de su presencia… Después de todo, no eran discípulos ordinarios de la Secta Divina del Alma Negra.

Cuando las cuatro personas se acercaron a su línea de visión, él no hizo ningún movimiento. En vez de eso, deshizo el estado de invisibilidad, mientras llamas de color escarlata se encendían en sus indiferentes pupilas.

Un poder del alma sin forma se extendió hacia afuera y encerró los alrededores.

¡Dominio del Reino IlusorioMariposa Roja!

Los cuatro discípulos se detuvieron en seco al mismo tiempo y sus miradas se fijaron gradualmente hacia adelante. En todos sus ojos se reflejaba la figura de una mariposa escarlata que actualmente danzaba en el aire.

“¿Ven una mariposa que parece de fuego?” Preguntó uno de los discípulos.

“Hombre, ¿incluso necesitas preguntar lo obvio? Pero, es la primera vez que veo una mariposa así. ¿Podría ser algún tipo de espíritu de fuego?” Respondió otro discípulo. No sintió nada extraño, mirando a la mariposa escarlata bailando ‘ante sus ojos’.

“¿Cómo es posible que un espíritu de fuego esté aquí? Oh, vino uno más… Ahora, más de diez espíritus de fuego se unieron a los otros dos. Esto es muy extraño, ¿de dónde están volando?” Mientras hablaba, estaba completamente inconsciente de que sus ojos se ensanchaban y su voz se volvía cada vez más débil.

“Parece que… más y más… más y más… más… y más… más…”

Dentro de sus líneas de visión, una ardiente mariposa escarlata aumentó a dos y luego, nuevamente aumentaron a más de diez… varios cientos… varios miles… mientras estaban aturdidos… hasta que todos sus campos de visión y entorno se llenaron de ellas… Finalmente, no pudieron ver mariposas escarlatas en sus líneas de visión, puesto que ahora estaba ocupada únicamente por una llama intensamente ardiente.

Para cuando la llama se extinguió, el fuego de sus almas también se había agotado por completo.

¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!

Como una pila de troncos de madera que el viento arrasó, los cuatro discípulos de la Secta Divina Alma Negra se cayeron uno tras otro, en el corto período de dos respiraciones. La forma en que murieron se veía exactamente igual… Todos tenían una expresión torpe en sus rostros y sus ojos estaban abiertos de par en par, pero no tenían ningún brillo en ellos y solo parecían de un blanco grisáceo.

Sus cuerpos seguían emitiendo las auras de su fuerza de vida, su sangre circulaba como de costumbre y sus corazones latían a un ritmo constante también… Sin embargo, nunca podrían despertar nuevamente.

La figura de Yun Che también desapareció del lugar en ese momento, mientras se acercaba al siguiente objetivo mientras era invisible.

Dominio de la Mariposa Roja fue el poder de la octava etapa del Registro del Cuervo Dorado del Mundo Ardiendo. Era el segundo dominio mental que Yun Che había llegado a poseer después de heredar el Dominio de Alma del Dragón. Pero la diferencia entre ellos era que el Dominio de Alma del Dragón tenía un efecto incomparablemente tiránico y terrorífico hacia el alma. Por otro lado, aunque el Dominio de la Mariposa Roja no era tan dominante, tenía un efecto aún más cruel y despiadado: ¡quemar el alma hasta el exterminio!

Lo que era aún más temible era el hecho de que permitía el uso del poder de la llama del Cuervo Dorado con el alma como medio, lo que permitía usar el poder de la llama del Cuervo Dorado sin liberarla fuera del cuerpo. ¡Mientras uno pudiera controlarlo bien, podría emplear el poder contra un oponente sin dejar que la otra parte detectara su emisión!

————————

Todavía faltaban casi dos horas para que terminara la evaluación, pero Lei Kuangfeng abrió los ojos repentinamente.

Sintió algo extraño.

La región montañosa ante sus ojos era inusualmente silenciosa. No hubo gritos de los discípulos ni rugidos de bestias profundas e incluso el viento que soplaba a través de sus oídos era incomparablemente claro.

Una indescriptible sensación de inquietud se despertó abruptamente en su corazón. Voló hacia el cielo, mientras desataba rápidamente su sentido espiritual, pero no pudo sentir el aura de ningún discípulo, incluso después de mucho tiempo.

La sensación de malestar en su corazón se hizo más grande y rápidamente voló a las profundidades de la cordillera, con su mirada descendiendo. Finalmente, un momento más tarde, sintió auras de varios seres vivos… pero poco después, sus pupilas se encogieron y voló hacia abajo.

Había cadáveres de seis personas muertos, directamente en el suelo. Sus ojos estaban abiertos de par en par, pero no se veían pupilas dentro de ellos. Sus respiraciones y auras eran extremadamente frágiles y no había heridas o aura de sangre presente en sus cuerpos. Sin embargo, ninguno de ellos se movió ni un centímetro, como si hubieran perdido sus almas.

“¿Qué… qué está pasando aquí?” Lei Kuangfeng estaba muy conmocionado en su corazón. Entonces, de repente, se puso de pie de un salto, liberó su aura profunda y rugió en voz muy alta: “¿Quién es? ¿Quién tiene las agallas para atreverse a conspirar contra mi Secta Divina del Alma Negra? ¡¡Muéstrate!!!”

Su rugido llegó lejos, hasta los lugares distantes de la región montañosa, pero no hubo respuesta en absoluto.

Cuando la capa de hielo se derritió, las auras de sangre originalmente selladas también comenzaron a dispersarse en el aire. Rastreando las auras, Lei Kuangfeng encontró los cadáveres de los discípulos, uno tras otro. La forma en que todos ellos murieron fue idéntica. Habían sido decapitados y los lugares donde sus cabezas se habían separado de sus cuerpos eran tan lisos, como si hubieran sido pulidos deliberadamente.

Había algunas cabezas con una expresión de terror y algunas de ellas parecían incluso tranquilas.

Aquellos discípulos que todavía tenían la cabeza puesta tenían los ojos saltones, sin excepción. Parecían tener fuerza vital pero sus conciencias ya se habían convertido en nada.

Tras el descubrimiento de más y más discípulos muertos, Lei Kuangfeng fue abriendo los ojos con miedo… seis… diez… treinta… sesenta… cien…

Al final, encontró los cadáveres de los cien discípulos, ninguno de los cuales tuvo la suerte de sobrevivir.

Para su sorpresa, no sintió ningún sonido, movimiento o aura inusual todo este tiempo, ni escuchó la transmisión de sonido de ningún discípulo.

Sólo había una explicación. Ya sea que los discípulos estuvieran actuando solos o en grupo, ¡todos ellos fueron asesinados en un instante, sin siquiera permitirles hacer ruido! De lo contrario, siempre y cuando alguien emitiera un grito ligeramente fuerte, aunque sólo fuera por medio aliento, habría sido capaz de sentirlo.

En comparación con ser capaz de matarlos instantáneamente, lo que era aún más aterrador era el hecho de que para matar instantáneamente a un discípulo del Reino del Alma Divina, incluso un practicante del Reino de la Tribulación Divina necesitaría emplear al menos el cincuenta por ciento de su energía. Podría haber sentido fácilmente tal cantidad de energía cuando él mismo no estaba tan lejos de ellos, incluso si la otra parte la refrenaba justo después de la liberación.

¡Pero, en realidad él no había sentido nada mientras los cien discípulos se encontraban con tales muertes repentinas!

Tal miedo a lo desconocido hizo que el cuero cabelludo de Lei Kuangfeng se adormeciera. Un escalofrío recorrió su columna vertebral… ¡Imposible! Es imposible que algo así sucediera. No me digas que es obra de un fantasma… ¿fantasma o espíritu?

“¿¡Quién es!? Si tienes agallas, ¡sal ahora mismo! ¿Cómo te atreves a provocar a nuestra Secta Divina del Alma Negra? Sólo espera y verás. Tus nueve generaciones de parientes serán exterminadas por nosotros.”

Mientras aullaba alocadamente, Lei Kuangfeng se volteó rápidamente en el aire, mirando en todas direcciones. Su aullido parecía tener una fuerza asombrosa, pero estaba temblando y asustado por dentro.

Podría haber abandonado el asunto si se refería solo a los jóvenes discípulos ordinarios de la Secta Divina del Alma Negra. Pero… los cien discípulos que se habían encontrado con muertes extrañas y repentinas no sólo eran discípulos extraordinarios, sino también los cien discípulos más destacados de la actual generación joven en el Trigésimo Sexto Salón. Sus muertes fueron una pérdida incomparablemente enorme tanto para el salón como para la secta.

La consecuencia más directa de este incidente se vería en la Gran Competencia de la Secta. Su Trigésimo Sexto Salón se hundiría inmediatamente hasta el final de la clasificación y la generación joven del salón no sería capaz de mostrar sus rostros a los demás.

Sintiendo frío y miedo en su corazón, no tardó tanto en desmoronarse su imponente actitud. Tomó aleatoriamente los cuerpos de dos discípulos y rápidamente voló en dirección al cuartel general de la secta. Cuando llegó a la ubicación anterior, de repente sintió un fuerte olor a sangre.

En el lugar donde estuvo esperando dos horas con los ojos cerrados, había dos frases escritas en letras bastante grandes y sangrientas en ese momento:

¡Las vidas de cien mil discípulos de la Secta Divina del Alma Negra, para conmemorar las almas de los Espíritus de Madera! – Ling Yun.

El aura de sangre impregnaba el aire, indicando claramente que fue escrita hace un rato. Sin embargo, ya fuera antes o ahora, no había sentido la existencia de ningún aura.

Lei Kuangfeng sintió que su cuerpo empezaba a temblar incontrolablemente. Sacó una Piedra de Imágenes Profunda e imprimió la imagen de las letras ensangrentadas. Ya no se atrevió a gritar, sino que se precipitó a la secta a toda prisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s