Invincible – Capítulo 269 – Curioso

¡A partir de la información transmitida por Chen Xiaotian y Jiang Tianhua, Huang Xiaolong era consciente de que este Hu Sheng tenía un carácter lujurioso! No sólo lujurioso, en realidad tenía un pasatiempo muy pervertido; le gustaba capturar hombres jóvenes con buena apariencia. Después de capturarlos, les cortaba la parte inferior y luego desfiguraba sus rostros.

Según lo que dijeron Chen Xiaotian y Jiang Tianhua, este Hu Sheng no soportaba ver a otro joven más guapo que él, la cual era la razón principal por la que la Ciudad del Demonio Negro tenía tan pocos jóvenes guapos.

Huang Xiaolong frunció ligeramente el ceño, no esperaba encontrarse con este tipo, saliendo a dar un paseo.

“Esa chica no es mala.” En este punto, Hu Sheng señaló a una joven no muy lejos.

Los varios discípulos alrededor de Hu Sheng inmediatamente entendieron lo que su Joven Señor quería decir. Al instante siguiente, dos personas del grupo se acercaron e interceptaron a la joven. La joven tenía entre diecisiete y dieciocho años, y junto con ella había un joven de unos veinte años.

Cuando el joven vio a los dos discípulos de la Secta de los Nueve Demonios bloqueando su camino, su rostro palideció, incluso su voz se volvió temblorosa. “¿Qué están tratando de hacer ustedes dos?”

“¿Qué estamos tratando de hacer?” Los dos discípulos de la Secta de los Nueve Demonios intercambiaron una mirada de entendimiento y estallaron en una risa bulliciosa. Uno de ellos señaló con el dedo a la joven, riéndose. “Tratando de hacer algo bueno, muy bueno.” El discípulo se adelantó y se agarró de la ropa de la joven mientras decía eso, arrastrándola en dirección a Hu Sheng.

La joven perdió todo el color, gritando de pánico: “¡No, no, suéltenme, suéltenme!”

El joven quería dar un paso adelante para detener a ese discípulo, pero le faltaba valor. Todo lo que podía hacer era suplicar desde el costado: “Te lo ruego, por favor, deja ir a Xinlan, ella es mi esposa. Somos de la Secta del Misterioso Oriente.”

“¿Secta del Misterioso Oriente…?” Aquel discípulo de la Secta de los Nueve Demonios se rió engreídamente. “Así que es la Secta del Misterioso Oriente de la Ciudad del Espíritu Verde.”

La Ciudad del Espíritu Verde estaba situada cerca de la Ciudad del Demonio Negro, sin embargo, la Secta del Misterioso Oriente sólo era una de sus pequeñas sectas, su fuerza ni siquiera podía compararse con la Secta Magos del Cielo. Por lo tanto, Hu Sheng no le prestó mucha atención.

Para entonces, aquel discípulo de la Secta de los Nueve Demonios ya había arrastrado a la joven Xinlan hasta que estuvo frente a Hu Sheng.

Hu Sheng pellizcó la cara de la joven entre sus dedos para poder ver bien su rostro. Asintió con una leve sonrisa: “No está mal, es delicado y brillante, realmente un poco de belleza.” Hecho el examen de la niña, Hu Sheng miró al joven de la Secta del Misterioso Oriente, diciendo: “Puesto que ella es tu esposa, no te lo pondré difícil.”

Al oír esto, el joven de la Secta del Misterioso Oriente se iluminó, pero en ese momento, Hu Sheng continuó: “Mientras me acompañe durante tres noches, la dejaré ir.”

La alegría en la cara del joven se desvaneció sin dejar rastro, volviéndose fea; especialmente la expresión de la joven, como si cayera en el abismo del infierno: “No quiero, por favor, te lo ruego, perdóname. Mi papá es un anciano de la Secta del Misterioso Oriente.” La joven reunió secretamente el qi de batalla en la palma de su mano mientras decía esto, pero, justo cuando hacía su movimiento, su mano fue atrapada bajo el fuerte agarre de Hu Sheng.

La joven era sólo una Guerrera Houtian del Décimo Orden, ¿cómo podría ser la oponente de Hu Sheng, un Xiantian de Cuarto Orden?

“¿El Anciano de la Secta del Misterioso Oriente?” Al bloquear el ataque de la joven, Hu Sheng se rió a carcajadas, burlándose de ella. Al instante siguiente, su otra mano se extendió, arrancando la ropa que cubría el pecho de la joven, exponiendo su torso desnudo. Dos jóvenes y regordetes picos se estremecieron cuando la joven tembló.

Luchó y gritó, queriendo cubrirse. Desafortunadamente, ambas manos estaban apretadas por otro discípulo de la Secta de los Nueve Demonios, toda resistencia era inútil.

“¡Xinlan!” Gritó el joven maestro de la Secta del Misterioso Oriental. Cuando intentó apresurarse, un discípulo de la Secta de los Nueve Demonios lo golpeó, mandándolo a volar y aterrizando en una esquina a cierta distancia.

Hu Sheng miró a la joven: “No te servirá de nada, incluso si tu padre fuese el Patriarca de la Secta del Misterioso Oriental, ni hablar de un mero Anciano. Ahora te estoy dando dos opciones; una, escoges acompañarme por tres noches, o dos, dejaré que estos subordinados míos te acompañen ahora.”

Cuando terminó de hablar, los veintinueve discípulos de la Secta de los Nueve Demonios que estaban alrededor estallaron en risas, sus ojos brillaron con lujuria, vagando sobre el cuerpo de la joven.

La gente de la calle especulaba desde lejos, nadie se atrevía a destacar para ayudar a la joven pareja.

Huang Xiaolong levantó el pie y caminó en dirección de la niña. No era una persona interesada en interferir en los asuntos de los demás, pero desde que la encontró, tampoco la ignoraría. Siempre había sentido repulsión hasta la médula hacia pervertidos lujuriosos que bordeaban tendencias psicopáticas como Hu Sheng.

Los dos discípulos de la Secta Magos del Cielo que acompañaban a Huang Xiaolong entraron en pánico al darse cuenta de su acción; uno de ellos levantó apresuradamente un brazo para bloquearlo. “Joven Noble Huang, es mejor que no nos entrometamos.”

“Sí, ah, Joven Noble Huang. El otro bando es de la Secta de los Nueve Demonios, el líder es el hijo de su Soberano, Hu Sheng.” El otro discípulo también habló para persuadir a Huang Xiaolong, ambos transmitieron claramente un significado inconfundible; ‘el otro lado es el hijo del Soberano de la Secta de los Nueve Demonios, nuestra Secta Magos del Cielo no puede permitirse provocar este tipo de problemas.’

Antes de que los dos discípulos de la Secta Magos del Cielo salieran con Huang Xiaolong, Chen Xiaotian les informó, diciéndoles que se refirieran a él como Joven Noble Huang, enfatizando que debían ser respetuosos con él, como si Huang Xiaolong fuera él mismo. Sin embargo, ambos no llevaron a cabo las palabras con exactitud, de lo contrario, no se habrían atrevido a bloquear o detener a Huang Xiaolong.

La fría mirada de Huang Xiaolong cayó sobre los dos discípulos de la Secta Magos del Cielo, una palabra resonó: “¡Largo!” Una presión invisible se extendió, los dos discípulos se asustaron, sin atreverse a mirar a los ojos a Huang Xiaolong, y rápidamente se retiraron a un lado.

En este punto, la atención de Hu Sheng fue atraída, se volvió para mirar en dirección a Huang Xiaolong. Viéndolo salir, se rió, diciéndole a los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios a su alrededor: “No esperaba que realmente hubiera alguien que no tuviera miedo de morir.”

Otra oleada de risas vino de los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios.

Huang Xiaolong caminó hasta que estuvo a diez metros de Hu Sheng antes de detenerse.

Hu Sheng entregó a la joven de la Secta del Misterioso Oriente a un discípulo de la Secta de los Nueve Demonios junto a él antes de escudriñar a Huang Xiaolong de pies a cabeza. En un extraño tono de voz, Hu Sheng dijo, con una sonrisa engreída en su cara. “Pequeño mocoso, no luces mal.”

Era justo como Hu Sheng indicó, el Huang Xiaolong actual, a los veintiún años, medía un metro ochenta, con las cejas gruesas y los ojos brillantes, el puente alto de la nariz, y el cabello largo casualmente amarrado. En general, su apariencia irradiaba un aura y un dominio difícil de describir, sin importar el aspecto desde el que se mirara, era innegable que Huang Xiaolong era un hombre guapo y apuesto.

Cuanto más miraba Hu Sheng a Huang Xiaolong, más molesto se ponía, fuego de celos ardía maliciosamente dentro de sus ojos de flor de melocotón.

“Vayan a atrapar a ese mocoso, córtenle la parte inferior con un solo golpe en público. Además, arráncale los ojos.” Hu Sheng ordenó a uno de los discípulos de la Secta de los Nueve Demonios que estaba a su lado. Mirar los ojos de Huang Xiaolong le hacía sentir incómodo.

“¡Sí, Joven Señor!” El discípulo de la Secta de los Nueve Demonios contestó respetuosamente y se volteó hacia Huang Xiaolong con una fría y siniestra risa.

“Mocoso, ¿vas a cortar tu pequeña cosa por ti mismo, o quieres que lo hagamos nosotros?” Uno de ellos sonrió abiertamente. “Lo que este padre odia más son las personas entrometidas como tú; si actuamos, voy a cortar tu cosa en una docena de piezas, por lo tanto, te aconsejo que lo hagas tú mismo.”

Los dos discípulos de la Secta de los Nueve Demonios estaban a unos tres metros de Huang Xiaolong, cuando uno de ellos repentinamente desenvainó la espada larga en sus manos. Una fría luz atravesó el aire a gran velocidad. Ambos eran Xiantian’s de Segundo Orden.

Como hijo de Hu Han, las personas en torno a Hu Sheng fueron elegidas después de pasar por una selección meticulosa, cada una tenía sus propias fortalezas.

Sin embargo, justo cuando la espada larga de ese discípulo de la Secta de los Nueve Demonios cortó en dirección a Huang Xiaolong, la mano de Huang Xiaolong se extendió. El cuerpo de la espada larga fue pellizcado entre los dos dedos de Huang Xiaolong, alarmando a los dos discípulos de la Secta de los Nueve Demonios. Antes de que pudieran reaccionar, Huang Xiaolong se balanceó hacia un lado, con un golpe, la espada larga giró, cortando el cuello de su dueño.

El cuerpo del discípulo de la Secta de los Nueve Demonios se congeló rígidamente en el acto, con la cabeza baja, incrédulo, mirando la espada larga en su mano. La sangre se deslizó lentamente a lo largo de la espada. Abrió la boca para decir algo, pero antes de que se escuchara algún sonido, su cuerpo se derrumbó.

Todos los que miraban se quedaron boquiabiertos.

Un silencio tenso envolvió la calle.

One response to “Invincible – Capítulo 269 – Curioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s