Invincible – Capítulo 268 – Tomando el Control de la Escuela de la Golondrina de Sangre

¡Perdí, perdí! ¡Realmente perdí!

Jiang Tianhua miró a Huang Xiaolong con infinita falta de voluntad en su corazón, así como conmoción e incredulidad. ¡Él, alguien que cultivó el Físico del Demonio Eterno y el Dedo de la Tribulación del Demonio, realmente perdió en manos de un Xiantian de Séptimo Orden!

Pasaron unos momentos, y Jiang Tianhua finalmente dijo. “¿Puedo saber, la habilidad de espada que utilizaste ahora mismo, qué habilidad de batalla era esa?” La poderosa habilidad de espada que el joven había mostrado era misteriosa y profunda, el rango definitivamente superaba a su Dedo de la Tribulación del Demonio.

Habilidad de la Espada de Asura.” Contestó Huang Xiaolong.

Todos los que estaban en el salón principal, desde Chen Xiaotian, Geng Ken, hasta el resto, se habían sometido a él, no le importaba si sabían el nombre de su habilidad de espada.

Habilidad de la Espada de Asura…” Jiang Tianhua se repitió el nombre a sí mismo, pero esta fue la primera vez que lo escuchaba.

“Muy bien, ya que he perdido, me someteré a ti.” Dijo Jiang Tianhua mientras miraba el cielo y suspiraba. La falta de voluntad y la negación todavía eran fuertes en su corazón, sin embargo, la verdad es la verdad. Una pérdida es una pérdida. Perder significa que debes adherirte a tu palabra, ese era su principio de vida.

“Pero espero que puedas dejarlos ir.” Jiang Tianhua señaló a Cui Ming y a los cinco ancianos de la Escuela de la Golondrina de Sangre.

“Mientras se sometan a mí, les perdonaré la vida.” Huang Xiaolong asintió. No le guardaba rencor a Cui Ming ni a los demás, no era como si tuviera que matarlos absolutamente, pero de nuevo, se basaba en la condición de que Cui Ming y los cinco Ancianos se sometieran a él.

Cui Ming y los cinco Ancianos de la Escuela de la Golondrina de Sangre dudaron, pero al final, los seis asintieron, eligiendo someterse. Dado que su Decano, Jiang Tianhua, había decidido someterse, ¿por qué se resistirían? Para ellos, elegir someterse a una persona más fuerte como Huang Xiaolong podía no ser necesariamente algo malo.

A continuación, Huang Xiaolong le dijo a Jiang Tianhua, Cui Ming y a los cinco Ancianos que liberaran las barreras de sus Mares de Alma para que los marcara.

“¡Marca del Alma!” Escuchando que Huang Xiaolong quería marcar sus almas, Jiang Tianhua y los otros seis revelaron la misma expresión que Chen Xiaotian y todos los ancianos de la Secta Magos del Cielo. Sin embargo, como sus predecesores, los siete liberaron sus mares de alma, permitiendo que los marcara uno por uno.

Huang Xiaolong secretamente respiró aliviado cuando todo estuvo hecho; con Jiang Tianhua, Cui Ming y el resto sometiéndose, significaba que más de la mitad del trabajo estaba hecho. Ahora tenía a la Escuela de la Golondrina de Sangre en su poder.

Con la Secta Magos del Cielo y la Escuela de la Golondrina de Sangre bajo su control, la entidad restante sería la Secta de los Nueve Demonios. A estas alturas, la Secta de los Nueve Demonios ya no era un gran obstáculo en su plan de apoderarse de toda la Ciudad del Demonio Negro. Sin mencionar que Huang Xiaolong ya controlaba la mitad de los Ancianos de la Secta de los Nueve Demonios. En conclusión, tenía más de la mitad de las fuerzas y el poder de la Ciudad del Demonio Negro a su disposición.

Al instruir a Jiang Tianhua y Chen Xiaotian en algunas tareas, la más importante de las cuales fue observar los movimientos de la Secta de los Nueve Demonios, envió lejos a Jiang Tianhua, Chen Xiaotian y al resto.

En cuanto a la Secta de los Nueve Demonios, no había prisa por tomar el control inmediatamente; además, Huang Xiaolong también necesitaba controlar a varios Ancianos de la Escuela de la Golondrina de Sangre. Después de que Jiang Tianhua, Chen Xiaotian y el resto se fueron, entró en el Templo Xumi. Tomando una gota del Elixir de Buda Geocéntrico, circuló el Arte del Divino Xumi para recuperar su agotada fuerza espiritual.

Un día después, Huang Xiaolong había recuperado su plena forma. Después de avanzar al segundo nivel en el Antiguo Arte de Marionetas, su período de recuperación se había reducido en muchos pliegues.

Cuando Huang Xiaolong luchaba contra Jiang Tianhua, desde el principio hasta el final, no utilizó el ataque espiritual del Ojo del Infierno, mucho menos el Arte del Divino Xumi. De hecho, había decidido que frente a otros trataría de no usar el Arte del Divino Xumi, si era posible.

El Arte del Divino Xumi fue anunciado como la habilidad de batalla número uno del Mundo Espíritu Marcial, si la noticia de alguna manera se filtrara, Huang Xiaolong encontraría difícil proteger su propio trasero incluso si entrara inmediatamente en la etapa temprana del Reino Santo.

De la misma manera tranquila, cinco días llegaron y se fueron.

En estos cinco días, Huang Xiaolong marcó a los demás Ancianos de la Escuela Golondrina de Sangre, sosteniendo totalmente las riendas de la Secta Magos del Cielo y de la Escuela Golondrina de Sangre en sus manos.

Aparte de eso, el cultivo del qi de batalla de Huang Xiaolong continuó mejorando, estabilizando su reciente avance en el Séptimo Orden Xiantian. El poder de ataque del séptimo movimiento de la Habilidad de Espada de Asura, la Cadena del Dios de la Muerte, también aumentó considerablemente. Actualmente, podía formar de cuarenta a cincuenta eslabones de cadena con un movimiento, con cada cadena alcanzando varios cientos de metros de largo. Dentro de varios cientos de metros cuadrados, sólo quedaba la muerte después de que la Cadena del Dios de la Muerte pasara como un rayo.

En este día en particular, Huang Xiaolong estaba en el pequeño patio después de salir del Templo Xumi, mirando el sol de la mañana emerger en el horizonte, dejando salir un fuerte suspiro.

“Espero que todo esté bien en el lado de papá y mamá.” Huang Xiaolong pensó para sí mismo. Había pasado casi un año desde que dejó el Imperio Duanren.

También estaba Li Lu. Pensando en Li Lu, su imagen flotó en su mente. Desde que ella fue llevada por su Maestra la última vez, Huang Xiaolong había perdido totalmente todas las noticias sobre ella. Cómo le iba en el Templo de las Deidades, Huang Xiaolong no tenía ni idea.

También estaba Yao Fei. Un agudo destello apareció en los ojos de Huang Xiaolong al pensar en él. Después de entrar en el Reino Santo, la primera persona a la que mataría sería a Yao Fei.

‘Tal vez no necesite esperar hasta el Reino Santo.’ Huang Xiaolong pensó; con su fuerza, mientras se abriera paso al Décimo Orden Xiantian, confiaba en que podría matar a Yao Fei, quien estaba en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden Xiantian.

Un poco más tarde, Huang Xiaolong abandonó el pequeño patio, llegando al salón principal de la Secta Magos del Cielo. Llamando a Chen Xiaotian, preguntó sobre los recientes movimientos de la Secta de los Nueve Demonios. Chen Xiaotian contestó y reportó todo respetuosamente.

“En, puedes irte. Voy a dar un paseo fuera.” Dijo Huang Xiaolong después de que Chen Xiaotian lo pusiera al corriente de las últimas noticias. Había estado en la Ciudad del Demonio Negro durante varios meses, pero aparte de la sede de la Secta Magos del Cielo, aún no había echado un vistazo a la ciudad. Así, planeó dar un paseo y relajar su corazón.

“¿El Joven Señor quiere salir?” Chen Xiaotian se quedó estupefacto, lo cual rápidamente disfrazó diciendo: “Entonces este subordinado acompañará al Joven Señor.”

Huang Xiaolong agitó la cabeza. “No es necesario, estaré bien solo.” Si Chen Xiaotian le seguía, definitivamente atraería la atención de la Secta de los Nueve Demonios. Antes de que decidiera hacer su movimiento en su contra, era mejor si podía deslizarse bajo su radar.

Parecía que Chen Xiaotian también pensó en este punto: “Entonces, ¿debo enviar a dos discípulos para que acompañen al Joven Señor?”

Pensando en el asunto, Huang Xiaolong asintió con la cabeza y estuvo de acuerdo: “En, entonces ve a arreglarlo.” Aunque él era el que estaba detrás de la Secta Magos del Cielo y de la Escuela de la Golondrina de Sangre, aparte de los Ancianos, ninguno de los discípulos conocía su identidad. Tener dos discípulos de la Secta Magos del Cielo con él podría reducir muchos problemas.

Así, Chen Xiaotian fue sombríamente a seleccionar dos discípulos para que siguieran al lado de Huang Xiaolong. Antes de partir, él les recordó especialmente a los dos discípulos que las palabras de Huang Xiaolong eran sus palabras, sus órdenes eran sus órdenes. No importaba lo que dijera, debían seguir obedientemente y comportarse con el debido respeto hacia él.

Aunque los dos discípulos estaban desconcertados y sorprendidos sobre la identidad de Huang Xiaolong, ninguno de los dos se atrevió a indagar demasiado sobre ella. Momentos después, Huang Xiaolong dejó la sede de la Secta Magos del Cielo con los dos discípulos en remolque, hacia las calles de la Ciudad del Demonio Negro, mirando a su alrededor. No fue muy diferente de la primera vez que llegó a la ciudad, los signos de lucha se podían ver en todas partes.

El cielo sobre la Ciudad del Demonio Negro estaba impregnado de un tenue olor a sangre.

Mientras los tres caminaban, se produjo una conmoción frente a ellos, los peatones de la calle se apresuraron a esquivar hacia los costados. Mirando hacia arriba, los ojos de Huang Xiaolong se entrecerraron, más de una docena de discípulos de la Secta de los Nueve Demonios estaban pavoneándose por las calles, dirigiéndose hacia él, guiados por un joven al frente del grupo; tenía un par de ojos de melocotón en flor, abanicándose ligeramente con un abanico de acero.

Viendo la ropa y la apariencia de este joven, Huang Xiaolong ya había adivinado que este joven debía ser el hijo del Soberano de la Secta de los Nueve Demonios, Hu Sheng.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s