AOLL – Capítulo 54 – División Maltuina

Autor: R. B. García

Todos llegaban a islas negras entre barcos, barcos voladores, carruajes, y sobre bestias.

En ese momento los 4 más veteranos se reunían para discutir el juicio, pero es cuando entra un invitado inesperado.

Baldurg, Solomea, y Dargus, bajo la dirección de Kolgar quien era el más anciano de todos preparaban la sala del alto desterrado.

Y en la oscuridad en el salón de los Spirrow le Most, entra un hombre cubierto de un manto blanco que dice tener noticias.

— ¿Quién eres tú y como entraste?— Dice Baldurg

El hombre revela su identidad, es Stained Bai.

— Le Most, siento interrumpir sus preparativos para el juicio, pero esto no puede esperar.

— ¡Stained! ¿Qué te trae por aquí?— Dicer Kolgar con un abrazo y lo sienta para atenderlo con fruta y vino.

— Traigo noticias desde Rougen.

— ¿Ha pasado algo?— pregunta Dargus. Pero Solomea que estaba juntando las sillas, para la espera da los otros Le Most cerro con llave antes de que llegaran. Y pregunta— ¿Qué ha pasado, para que te trajera a islas negras?

— Es el Dark, lo he visto.

Solomea abre los ojos y se sorprende pero los demás no.

— ¿Qué es lo que pasa ustedes ya lo sabían?

— En realidad, hay rumores de que hay un traidor entre nosotros que lo trajo a islas negras— Dice Dargus, — ¿Pero cómo afecta este Dark a nuestros planes?

— Bueno, el Dark es simplemente un inconveniente pequeño, pero ha alertado a las demás castas, y se preparan para un ataque a Char.

— ¿Por qué a Char?— Dice Kolgar.

— Bueno, como sabrán hemos preparado un golpe a Raimfarben por mucho tiempo pero siempre fallábamos, Jvier envió un escrito a mi comarca avisando de que un Dark apareció y ayudo en los planes…

—Yo no le veo nada de inconveniente a eso, parece que antes fue ojo a los dioses que el Dark estuviera ahí para darle un empujoncito a nuestro plan— Dice Kolgar.

— Bueno, no contábamos con que Rdall fuera para sacar a sus padres, y todas las naves donde subieron los manchados, se dirigía a Char en vez de islas negras.

— ¿Rdall envió toda la población a Char?— Dice Solomea con gran angustia

— Si, pero Rdall no tomo rumbo a Char, el Potestatus tomó camino hacia las islas de Bill Caster.

— Esto es muy extraño— dice Kolgar. Dangur le responde a esas noticias— ¿Rdall tendrá algún asunto con Bill?

— ¡Sí!, el Dark— Responde Stained. — Coincidencialmente, escuché una carta que iba dirigida a la diosa Alizes, que hablan sobre su muerte en alguna parte del sur del océano amargo, alguno de esos dos debió ayudar al Dark.

— Bueno— Dice Baldurg. — ¿y qué haremos ahora? Si alguno de ellos ha roto la regla Maltuina, tenemos que juzgarlo. ¿Y el caso de la vieja Gorsa, que haremos con ella?

Kolgar enmudecido, piensa y le responde:

— Tenemos que cambiar las cosas, apresurarlas, hoy separaremos quienes están con nosotros y quiénes no.

— ¿Y que haremos con, bueno, con nuestra otra invitada?— Pregunta Solomea.

— Después del juicio vendrá, así que cuando sepamos quienes son los traidores, la presentaremos a los demás chaca le most.

* * *

Magra, Anglus y Samurion esperaron las nuevas tropas que llegaban en barcos dorados, y las demás tropas que Neron había aportado los esperaban en la ciudad aledaña llamada Caffestorm.

Anglus que era un Abneguer, recibe a otro Abneguer de primer grado de casta dorada llamado Tronis el dorado. Y Ar quien era un Torner y un Neguer fue recibido por Magra que eran los segundos al mando, ellos se saludaron y entraron a la fortaleza roja para empezar la estrategia de mando.

Samurion tenía una carta que fue enviada por Ergón, y dice que al no romper la ley de dañar a la población, les fue imposible retomar el muelle de Char.

Anglus le muestra a Tronis, que la única manera de tomar el muelle es por aire, y que los barcos que él comanda tiene que rodear mientras los escuadrones rojos y cafés toman las plazas y las zonas bajas que ya habían sido saqueadas por los mismos manchados en respuesta de que no querían invasores rojos.

La carta también decía que se evacuo a los nobles de casta koumen y Redgroouk de las zonas bajas que tenía sus establecimientos ahí. Y que ellos mismos han enviado a sus propios Ereiser de protección para apoyar los escuadrones de Ergón y de Hildegart.

— Bien, recemos a nuestras diosas para que ellos resistan mientras el apoyo llega, nos reuniremos en la frontera Char y Caffestorm para el asalto— Dice Anglus.

Todos ellos acuerdan el plan y salen para Caffestorm y de ahí para Char.

* * *

Mientras tanto en islas negras donde los lideres Maltuinos se reunían para el juicio contra Gorsa.

La gran mayoría había llegado, los únicos ausentes eran:

Rdall, Gorsa, Gambal, Merlín, Red y Qnty.

Los Spirrows veteranos tenían sus asientos más altos junto con Bill Caster y Dangor el Bospelante. El consejo de chaca le most le seguía.

El cuerno suena y anuncia la llegada de Red, Gorsa, Gambal y Qnty.

Red entra con un traje rojo de gran gala y elegancia que demostraba solemnidad y poder, Qnty le seguía con un traje de guerrera pirata, Gorsa entra con el traje blanco de los White, y Gambal con la misma ropa cuando lo encontraron.

Qncy besa enfrente de todos a Red y le dice que le ama, y toma su lugar en el estrado con todos los Chaca le most.

Baldurg mira los asientos faltantes y dice a Solomea.

— Rdall envió una notificación de su demora, parece que ya tenemos a nuestro traidor— Y pide a este que le dijera a Kolgar.

— Falta Randall, pero este envió una notificación de que llegaría pronto, y Merlín no se ha reportado aun— Le dice Solomea a Kolgar susurrándole en el oído.

Es entonces cuando Red saca la cabeza de Merlín y lo tira al suelo.

Todos resoplan de sorpresa, y es cuando Kolgar grita:

— ¿Qué significa esto?

— Todo tiene una explicación— Dice Red con calma.

Todos en el estrado empiezan a gritar que debería morir por traición

Pero Kolgar se sienta y dice:

— Este bien, calma, calma a todos por favor, daremos inicio a esta reunión sin la presencia de Rdall que ya notificó su pronta llegada. Por favor Red da la versión de tus hechos y presenta tus pruebas, quiero saber con ansias por qué tienes la cabeza de unos de nuestros hermanos Maltuinos.

Red se dirige a todos en viva voz.

— Consejo de los Spirrow y de los chaca le most, yo juré ante ustedes ser el pilar de esta comunidad, y juré también dar mi vida por esta comunidad, y no les he fallado, sin embargo hay hermanos desterrados que no mira con buenos ojos mi ascensión al consejo. Muchos dirán que fue injusto darle tal reconocimiento a alguien que lo único que ha aportado es el matar un Civilíco y la creación de una nueva arma, cuando otros han aportado una gran cantidad de información y Torles. Por otro lado otros dirán que fue un golpe de suerte el haberlo matado, pero fuera como fuera nadie desde el inicio creyó en mí. Me humillaron, se burlaron muchas veces, me trataron como un espía y como un bastardo, pero yo seguía aquí con lo que podía, sin contender con nadie, y sin formar problemas. Me creé una tripulación que creyó en mí, y que seguían mis órdenes. Así que no quiero escuchar la palabra “traición” en esta corte, y más cuando va dirigida a mí o a mis aliados, todos ustedes no hicieron mucho para su elección. Nadie se esforzó, no como yo… cada maldito día le rogaba a los dioses para atrapar un Cevilíco, día tras día planeando y fracasando. Pero aun así, aun cuando les mostraba mi esfuerzo ustedes me escupían en la cara.

Y el día en que en verdad lo maté, la incredulidad se apoderaban todos ustedes, la envidia nos los dejó ver la verdad, y muchos se propusieron a no dejarme regocijarme en mi victoria. Como Merlín, Gambal o… la vieja Gorsa, en particular ella. No quería que se me diera ese título y fue por eso que me secuestraron. La vieja Gorsa me chantajeo con decirles a todos ustedes que yo fui el que trajo al Dark a islas negras.

Y de nuevo todos resoplaron de sorpresa al saber esa noticia, incluyendo Kolgar que arrugaba su cara y fruncía el ceño en escuchar lo que Red decía.

— Debo decirles…

Qnty decía a si misma que no dijera nada, porque lo empeoraría pero aun así grita de desespero.

— ¡Nooooooooooooo, no lo digas…!

— ¡Yo lo traje!

Todos murmuraban, y Baldurg grita.

— ¡Traición!

Solomea grita desde su silla.

— Has quebrantado la regla de no tratar a ningún Dark, y has traído la muerte y la mentira a esta ciudad.

— ¿Pero qué daño ha traído a esta comunidad?— Decía Red.

Todos gritaban traición, todos menos Dangor y Bill Caster.

— Ese Dark no trajo maldición a mi barco, es más él me ayudo a matar el Civilíco. Y es cuando más se ofenden y gritan a los Spirrow, pena de muerte.

Kolgar para el griterío y dice:

— ¿Dices que no ha traído mal a tu barco? ¿Entonces en que posición te encuentras ahora? ¿Acaso no sabes que si no puedes defender tu situación la pena de muerte es lo que te espera a ti y a tu tripulación o cualquier ha aliado tuyo?

— Eso lo dejare en sus manos, yo digo la verdad. Pero antes de eso tendrán que juzgar a esta mujer también y a su cómplice, y por eso traje a un testigo de las tierras heladas de Agrtha.

Es cuando abren las puertas para que entrara, como no se había presentado vio el momento para decir:

— Mi nombre es Berriel Bijel, soy el encomendado de la matriarca de ejecutar su palabra, y la palabra de ella fue el asesinar a esta mujer, pero Red no me dejo hacerlo porque me dijo que se le daría un castigo justo aquí con ustedes los Maltuinos, y estoy aquí como emisario de los White para velar de que así sea.

Y es cuando Kolgar, Baldurg y Solomea se miran entre sí.

— Bien, veo que tienes a un acusador para la vieja Gorsa— Dice Kolgar.

— Y no solo eso, mi torner Wgind también me servirá como acusador, por que fue él, el que me encontró.

— Antes de seguir con esto ¿los demás miembro tienen algo que decir?

Es entonces cuando Pocapast se levanta, el Maltuino más joven en la corte.

— No creo que llevar un Dark sea un delito tan grave como el secuestro, yo digo que el juzgamiento sea solo para Gorsa, entraremos en debate después en el asunto del Dark.

— ¿Estás loco? — Grita Carmel Pardo. — Ese bastardo trajo un Dark, trajo la maldición consigo a la comunidad, yo digo que le matemos a él y toda su tripulación.

— Es mejor que te calles, Carmel. Tú mataste a todos los hombres en la corte de tu casa, ¿recuerdas? Por eso te expulsaron de tu clan. Que un Dark venga en son de paz no es tema de delito— Dice la esposa de Red, Qnty.

— ¿Buscas pelea, maldita desterrada manchada?

— Si, es mejor que no hables Qnty, ya todos sabemos que harías lo que fuera por defender a tu esposo. Y pensar que antes le maldecías, ahora lo satisfaces todas las noches— Responde Osiles Habanero.

— ¿Qué dijiste?— Dice Qnty enojada y se levanta golpeando su mesa.

— Mi hermano tiene razón mujer, es mejor que no te metas o terminaras igual, pensamos que lo mejor sería matarlo.

Htoril Topasio no opina nada sobre el Dark pero si pide que tomaran acción con la vieja Gorsa mentirosa.

Jereidin Carmesí reía burlándose de Red por ser tan tonto al haber confesado que había ayudado a un Dark

— Te acuerdas que dije, que cualquiera que ayudara al Dark si fuera el nuevo Peiraoo no tendríamos parte en las decisiones dadas por el rey, pero tú fuiste un tonto al haber confesado la verdad. No puedo defender eso mi amigo, así que yo también votaré en tu contra.

Alex Carnacio lo caya y lo reprende.

— Es mejor que no digas nada Jereidin, los rojos no es que estén limpios de muertes, los Dark como los Redgroouk han tenido mucho pasados sangrientos, sin embargo mentir a la comunidad y romper la única regla que no se ha roto en ecos, también es causa de delito. Yo propongo una destitución de su cargo y de su título en los Maltuino y un destierro permanente.

Algunos parecían estar de acuerdo en esto, pero la gran mayoría preferiría la muerte.

Nlson Marruquias en cambio dice:

— Es mejor concentrarnos en el juicio de Gorsa, y después darle la sentencia de destitución a Red, es muy descabellado darle pena de muerte para tan poca cosa.

— Oigan, Gambal también participó en esto— Dice Nlson Marruquias a muchos que gritaban que no estaba de acuerdo y que merecía la muerte, como Ikal Granatrot, Kleigor Coral, y Cassidy Burdeos que eran de casta roja.

— No olviden la muerte de Merlín, hay que sumarle peso a sus agravios con el asesinato— Grita Cassidy.

— ¡Él no lo mató, fui yo!— Dice Qnty.

Es cuando todos se sorprenden y la escuchan, por que esta se baja para estar con su esposo y grita a todos.

— ¡¿Porque son tan hipócritas?, ese hombre ayudo a secuestrarlo y nos atacó en nuestra búsqueda… impido el trabajo que por derecho y obligación tenemos como hermanos de buscar y ayudar a los nuestros, lo merecía!— Y es cuando Qnty escupe en la cabeza de Merlín.

De nuevo se escucha la indignación por tal vil acto.

Helios sin casta les dice a todos:

— Calma, calma, aunque no apoyo ese acto tan bajo, Qnty tiene razón, la primera regla Maltuina es «cuidar de la comunidad, de los derechos, y deseos impuros» la reserva de derecho de admisión era que todos quienes eran aceptados aceptaran esta regla, y estas tres personas exceptuando a Red rompieron la primera regla, si a Red se le da pena de muerte, por justicia a los demás también se les debe dar pena de muerte por el mismo cargo.

— No, yo no quiero morir, la vieja Gorsa me engaño, me formó ideas en la cabeza de seria fácil quitarle el puesto a Red, pero las marañas de esta mujer son… son… maldita sea, fui un tonto, por favor yo no quiero morir— Grita Gambal llorando.

Federg Zholty quien no había hablado calla a todos cuando se levanta de su puesto.

— Yo digo que le demos el indulto a Red, y muerte a esos dos. Red ha habado con verdad, en cabio esos dos actuaron en deshonra.

Nadie se esperaba eso, es cuando Morals Aurum le grita a uno de su raza y le dice:

— ¿pero qué es lo que dices? Eres una vergüenza para tu raza, nunca se debe apoyar aquellos que han ayudado a un Dark, yo digo que se le dé pena de muerte.

Mucho le apoyaban, pero la decisión final era por democracia.

Kolgar se levanta y dice:

— Creo que es mejor dejar esto en una votación, a plena vista se ve que mucho quedarían inconformes si diéramos nuestro veredicto.

Pero la voz dulce y hermosa de una chica joven retumba en el concejo diciendo:

— Dejen que yo juzgue esto.

Todos buscaban el origen de esa voz, y es cuando se revela la mujer que hablaba.

Era la matriarca Ysviel.

Todos los que estaban o fueron expulsado de las familias Saambala o White se arrodillaron ante ella. Como Berriel Bijel, Pocapast, Htoril Topasio, Gorsa, Samurion y Stained Bai que estaba escondido entre el consejo con un turbante blanco.

La matriarca era una hermosa niña de cabellos blancos, ojos blancos y de piel muy pálida. Estaba vestida con prendas de arzobispo blanco y en su cabeza una mitra blanca con cruces en flores adornadas en dorado y negro.

Ella se acerca a la sala del consejo donde estaba Red, Gorsa, Gambal, Berriel y Qnty.

Y es cuando hace levantar a Berriel. Él se levanta y sonríe cuando ella de la nada saca un puñal y asesina a Berriel delante de todos. Todos se asombran y Berriel con esa cara de intriga le dice:

— ¿Por qué?

Berriel cae muerto, y todos se hacían la misma pregunta, ¿por qué?

Ella limpia la cuchilla con sus túnicas blancas y libera a Gorsa.

Gorsa se levanta y le sonríe a Red porque ya sabía lo que sucedería. Kolgar la presenta ante los demás chaca le most aun con ese espectáculo que mostró.

—Ella es Ysviel White, es hija de Gorsa White.

— Maten a ese hombre, debe morir por traidor en la comunidad— Dice Ysviel ordenando a los demás la muerte inminente de Red.

— Un momento, ella no es una Maltuina ella no tiene voz ni voto aquí— Dice Qnty.

Cuando Red se arrodilla para ver el cuerpo de Berriel. ÉL les grita.

— ¿Por qué? Berriel era un hombre justo, no merecía morir así. Tu maldita eres la traidora.

Kolgar les dice a todos:

— Levanten la mano los que están de acuerdo con la pena de muerte a Red y todos sus allegados.

Dieciséis levantan la mano a favor.

— ¿Por qué?— Dice Red con esa impotencia al ver la injusticia que se estaba cometiendo. Y es cuando ve a la niña, y fue a golpearla por la rabia que tenía, él no golpeaba mujer y menos niños pero sintió en su interior que todo esto era una trampa elaborada y decidió ir por la niña. Pero su puño fue detenido por Bill Caster quien le dijo.

— No debiste decir nada.

De repente un scalcarol con hierbas humeantes se explota en el consejo liberando una gran explosión de humo. Red golpea a Bill, y sale corriendo de ahí con Qnty. Un hombre encapuchado le grita a red que le siguiera y este le sigue sin ninguna duda para salir de ahí.

Era Rdall que le ayudaba. Este mientras salía ya tenía preparado su escapé.

— Tengo que ir con mi tripulación— Dice Red que corría por todos esos pasillos.

— No te preocupes ya avise a tu tripulación, y la tripulación de Qnty.

— ¿Por qué nos ayuda Rdall?

— En el camino te lo explico por ahora salta al barco.

Y los tres saltan al barco volador mientras algunos Maltuinos les disparaban con ondas y flechas.

Kolgar tosía y todos en la sala dispersaban el humo. Este vio la disposicicon de todos para perseguirlo, pero fue detenido por Kolgar que les dice.

— Cálmense todos, luego podrán perseguirlos, quiero que escuchen atentamente.

Todos pararon sus actividades, y miraron a Kolgar, Ysviel y Gorsa obre el estrado, y este les grita con gran entusiasmo.

— Quiero den la bienvenida a la nueva integrante de la comunidad.

Todos callaban y Kolgar continuaba.

— Ella ocupara el cargo que Red dejo bacante, y también se comvertira en nuestra aliada contra los Berserkers.

Y todos se preguntaban ¿qué pasaba, porque todo se había tornado así tan repentino? Y Baldurg les grita.

— Ella ha pactado con nosotros para unirse en la guerra contra los Berserker.

— ¿Cómo podemos confiar en ellos?, su casta sirve a todos los jefes de casta, son sus mascotas— Dice Cassidy Burdeos.

Pero Ysviel se dirige a ella muy amablemente.

— Por ecos, nuestra familia ha seguido en obediencia la palabra de cada casta sin rechistar, sobre todo a los Berserkers que han robado nuestra tierra, Agrtha no ha sido reconocida como tierra blanca, las demás familias se niegan a que nosotros los Saanbal actuemos sin soberanía, que nuestra casta no tenga corona como ellos. Hemos sido dominados por aquellos que han tomado el poder y se han reído de nosotros y de ustedes. Yo digo que es hora de gobernar este mundo, ustedes los Maltuinos tienen derecho a tomar lo que les pertenece sin ser juzgado de ser sangra sucias o bastardos sin casa. Ya hemos preparado un gran ejército blanco que iniciara su marcha a las fortalezas doradas, marchen con nosotros y tomemos el poder que por mucho ecos han sido de los verdugos.

Los bastardos, desterrados, asesinos, perseguidos, sangre sucias, deudores, mercenarios, sin casta, todos aquellos acordaron que era hora de iniciar la marcha contra la casta más poderosa, los Berserkers.

Mientras, Red estaba en una de los barcos voladores de Rdall. Orga la madre de Rdall se presenta a ellos cuando les trae algo para calmar los nervios. Red le dice:

— ¿Cómo es que sabias que nos matarían?

— Bueno, es de suponer que juzguen a un hombre por llevar a un Dark en un barco que a una vieja que secuestra a un hermano Maltuino.

— ¿Y cómo es que sabes, que llevé a un Dark?, es la primera vez que digo eso en la corte.

— él me lo dijo.

— ¿Quién?

— Raynard Boldorg, el Dark assas… el me encomendó que te ayudara, sabia por lo que pasarías.

Red quedo impactado por eso, así que Qnty le pregunta sobre la situación actual a Rdall.

— Bueno tus barcos y los barcos de Red están de camino a Char.

— ¿A Char, por qué? — Dice Qnty.

— Red amigo, quiero que me ayudes, los Maltuinos y manchados no resistirán mucho en esa ciudad.

— Los Maltuinos ya no son mi familia— Dice Red.

— Oh no amigo, esto no se trata de familia o de la comunidad, esto es por toda esa gente que no tiene a donde ir, con tus barcos y los barcos de tu esposa podremos ayudarlos.

— Cariño, Rdall tiene razón, podremos demostrarle a la comunidad que estaba equivocada con respecto a nosotros, ayudémosle y ellos nos ayudaran a nosotros.

Red le ve, y le acaricia su rostro y dice:

— Bien.

— Red, quiero que conozcas a alguien, él ayudara en tu caso del Dark con la condición de que lo ayudemos a él con ciudad Char.

Jvier se presenta ante él, pero Qnty no confiaba, aun así Red le toma de la mano para que no se apresurara.

— He escuchado que usted fue el responsable de que el Dark cruzara el océano.

Red asiente.

— Debo agradecerle de antemano, porque sin usted nada de esto hubiera pasado, si no lo hubiera ayudado, él no nos hubiera ayudado, así que por eso yo me encargaré del indulto.

Red ve a Qnty y le sonríe, porque ahora que pasaron lo más duro, ellos dos se preparan para tomar camino al ojo del huracán.

Rdall los deja a cada uno con su respectivo barco con Jvier y les dice.

— Adelántense, yo tengo que tomar otro camino, mi gente les ayudara.

Y el barco de Rdall toma el camino contrario.

Es cuando los barcos navegan con la incertidumbre. Wgind que es el torner de Red le dice:

— Capitán, me alegra que aun este vivo, dígame ¿qué haremos ahora?

Toda la tripulación en cubierta pone atención a las palabras de su capitán, así como las mujeres en el barco de Qnty prestaban atención a las suyas también y los dos dijeron exactamente lo mismo.

— ¡Iremos a ciudad Char!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s