RTW – Capítulo 320 – Hechizo Durmiente

Fiordos, Isla Durmiente.

“Nunca esperé que el primer invitado del ‘Hechizo Durmiente’ fuera usted.” Sonrió Tilly y dijo mientras entregaba una taza de sopa de pescado hirviendo: “Sólo gracias a su ayuda pudimos explorar las Islas de las Sombras.”

“Es demasiado educada.” Respondió Trueno mientras recibía la sopa de pescado. “En cuanto al Mar Misterioso, aunque no reciba más comisiones de usted, me gustaría ir allí unas cuantas veces más. Para ser honesto, sin el apoyo de sus brujas, explorar el mar al este de la Isla de las Sombras sería muy peligroso para un explorador.” Sorbió su sopa de pescado y luego suspiró: “Ah… es sopa de pescado de cola negra hervida, es deliciosa.”

En los Fiordos, el té negro y el vino de cebada del té negro eran considerados impopulares, ella estaba acostumbrada a comer un tazón de pescado congelado frío durante el verano, mientras que aquí bebían un tazón hirviendo de sopa de pescado cuando llegaba el frio. Utilizaban un método diferente para cocinar el pescado, por lo que el sabor no era el mismo, algo que Tilly había ido comprendiendo poco a poco después de llegar a la Isla Durmiente.

“Por lo tanto, ¿estaba impaciente por venir a visitar el Hechizo Durmiente?”

“Lo correcto sería decir que no puedo esperar a ir a la siguiente expedición.” Dijo Trueno sin rodeos. “La escena que vi la última vez cuando miré a través del espejo de observación me dejó atónito – ¿qué hay allí? Y, ¿por qué razón hay una puerta de piedra incrustada dentro de ese acantilado que sobresale? Ojalá pudiera volar allí e ir a echar un vistazo.”

“Eso es todo…” Tilly también se sirvió un tazón de sopa de pescado: “Ya debe saber que estoy planeando ir personalmente al Pueblo Fronterizo. Una razón es hablar personalmente con el señor feudal y la Alianza de Brujas, otra razón es para que pueda aumentar mi conocimiento al experimentar los Meses de Demonios en el Pueblo Fronterizo. Usted… ¿no quiere venir con nosotras y echar un vistazo?”

Por un momento Trueno se quedó en silencio, pero luego dijo con una amplia sonrisa: “Aún no. Ella debería estar pasando un buen rato allí. La forma en que es ahora también es buena… Después de todo, el asunto con los exploradores es que un accidente siempre puede ocurrir algún día. Ya perdí a su madre, realmente no quiero perderla también. Cuando llegue ese momento, le pediré a usted…”

“Sí.” Asintió Tilly. “Después de todo, ella también es una de nuestros miembros.” Hablando hasta aquí ella se detuvo y le mostró una sonrisa antes de continuar. “Pero los negocios son los negocios. A pesar de que nos ha ayudado mucho, todavía tiene que tomar los costos de emplear a nuestras brujas en la mesa.”

“Por supuesto, los negocios son los negocios, así son los Fiordos.” Trueno vació su plato de sopa de pescado antes de aceptar jocosamente.

“Entonces, ¿a quién contrató?” Al ver que Trueno había abandonado el palacio, Ashes entró en la sala desde fuera, sentada con las piernas cruzadas ante Tilly.

Sirvienta Mágica Molly, la Órbita de la Puerta Aleatoria, y el Títere de la Sombra Remota.” Tilly extendió el contrato. “Al final, la tarifa se fijó en cuatro mil ochocientas monedas de oro real. La venganza es muy generosa, ¿verdad?”

“Cuatro mil…” Los ojos de Ashes se volvieron grandes. “¿De dónde sacó todo el dinero?”

“No olvides que Trueno es el explorador más famoso de los Fiordos.” Dijo riendo la Quinta Princesa. “No importa si se trata del descubrimiento de nuevas rutas o de encontrar tesoros a la hora de explorar nuevas áreas, todo ello puede aportar mucho dinero. Sólo gracias a esto pudo reclutar repetidamente a un grupo tan grande de marineros experimentados que estarían dispuestos a seguirlo para explorar esas zonas misteriosas y peligrosas. Pero, con las brujas, puede reducir enormemente el riesgo, y desde la antigüedad siempre se ha pensado que es un buen negocio cuando se puede compensar el riesgo con dinero.”

“Sin embargo, ¿está bien?” Ashes preguntó insegura. “El establecimiento de un gremio de recompensas traerá mucha riqueza a la Isla Durmiente, pero, al mismo tiempo, las habilidades de nosotras, las brujas, serán expuestas; si esto alguna vez se extiende a los oídos de la Iglesia…”

‘Hechizo Durmiente’ era un nuevo gremio que Tilly había formado. A partir de él, los exploradores podían contratar brujas adecuadas para ayudarles a completar sus expediciones. Por supuesto, además del proyecto principal, también proporcionarían muchos servicios convenientes, como reparar artículos dañados, producir obras de arte exquisitas, construir rápidamente casas, proporcionar insecticidas para el cultivo de flores, etc. – siempre y cuando las brujas no usaran su habilidad para hacer nada malo, el ‘Hechizo Durmiente’ sería aceptado.

Por supuesto, todo esto sólo fue posible bajo la premisa de que anunciaron públicamente sus habilidades.

Tilly tomó la mano de Ashes: “¿No te lo había dicho ya? No me importan esas monedas de oro real, pero espero que, a través del gremio de recompensas, más gente aprenda acerca de la Isla Durmiente, y así llegar a un acuerdo con nosotros. Trueno tiene un dicho con el que estoy de acuerdo: ‘el miedo viene de lo desconocido’, lo mismo ocurre con las brujas. El temor de la gente de los Fiordos y los Cuatro Reinos no es más que la calumnia de la Iglesia y el resultado de su propia ignorancia.”

“No puedo obligarles a tomar la iniciativa de ponerse en contacto con nosotras y tratar de entender a las brujas. Por lo tanto, sólo podemos dar un paso adelante y promovernos activamente. Diciéndoles una y otra vez que las brujas no somos los mensajeros del Diablo y que nuestras habilidades no son extrañas e impredecibles – que despiertan de la gente común y corriente, y que nuestra esencia sigue siendo la de un ser humano. Cada vez que haya una comprensión completa de los demás, ya no habrá nada que temer.” Se detuvo un momento y continuó: “En cuanto a la Iglesia, nunca les ha importado de lo que somos capaces. Ellos simplemente envían a su Ejército de Jueces para capturarnos, incluso ocasionalmente envían al Ejército de la Retribución de Dios. Además, sin importar nuestras habilidades, frente a las Piedras de la Retribución de Dios, son todas iguales.”

“Espero que tengas razón.” Susurró Ashes. “Sólo sé pelear y matar, pero en este asunto no puedo ayudarte.”

“Ya me has ayudado mucho.” Dijo Tilly mostrándole una sonrisa tranquilizadora. “Si queremos seguir desarrollando la Isla Durmiente, lo más importante para nosotros será asociar a los habitantes del Fiordo con las brujas de la isla. La creación de un entendimiento mutuo será un proceso lento, y sólo estoy haciendo todo esto para acortar el proceso tanto como sea posible. Además, el gremio de recompensas también puede desempeñar un papel especial en el logro de nuestro objetivo.” Sacó la lengua y reveló una sonrisa astuta antes de decir. “Eso es para encontrar nuevos usos para las habilidades aparentemente inútiles, de modo que las brujas de apoyo ya no serán discriminadas o pensarán que sus habilidades son inútiles.”

Escuchando su razonamiento, Ashes comenzó a reírse: “Siempre hay tantas razones para tus acciones, siempre que revelas tantas capas una tras otra que hace difícil que otras personas no lleguen a aceptarlas.”

“Eso es porque siempre digo lo correcto.” Dijo Tilly antes de cambiar de tema. “Maggie aún no ha regresado a la Isla Durmiente, ¿podría haber sucedido algo?”

“Tal vez algo ha retrasado su viaje.” Ashes reflexionó sobre sus siguientes palabras. “O…”

“¿Qué?”

“En comparación con los Fiordos, las condiciones de vida en el Pueblo Fronterizo son mucho mejores. En el pasado, ya te dije que no enviaras brujas allí. ¿Qué haremos si Honey o Lotus tampoco quieren volver?”

“Entonces deberíamos ir allí de inmediato.” Dijo Tilly.

“Oh, bueno, me prepararé inmediatamente… ¿qué?” Por un momento, Ashes se congeló antes de que se recuperara lo suficiente como para preguntar: “¿Vamos a viajar a ellos?”

La 5ª Princesa rizó sus labios. “¿No llegamos a un acuerdo para ayudarles a resistir a las bestias demoníacas y, al mismo tiempo, también podemos recoger convencionalmente a las otras brujas? Si no tenemos a Lotus, las personas que lleguen con la inmigración de la Bahía de la Luna Creciente el próximo año no tendrán casas en las que vivir.”

“Pero ahora mismo, todavía queda un mes para el comienzo del invierno, ¿tenemos que irnos tan pronto?”

“Tendremos que pasar mucho tiempo en la carretera. Y si el Pueblo Fronterizo encuentra algún problema en el camino, tendremos que ayudar a las brujas lo antes posible, y… también quiero ir a ver en qué clase de persona se ha convertido mi asqueroso hermano mayor.”

One response to “RTW – Capítulo 320 – Hechizo Durmiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s