Invincible – Capítulo 263 – El Demasiado Presumido Chen Xiaotian

“¿Jiang Tuanhua envió a Cui Ming a nuestro lado, queriendo discutir una alianza contra la Secta de los Nueve Demonios?” Huang Xiaolong miró a Chen Xiaotian a su lado.

“¡Sí, Joven Señor!” Chen Xiaotian confirmó.

“¿Dónde está Cui Ming ahora?” Huang Xiaolong hizo otra pregunta.

“Está justo afuera, en el gran salón.” Contestó Chen Xiaotian.

Huang Xiaolong asintió. Desde hace dos meses, había predicho que la Secta de la Golondrina de Sangre intentaría hacer una alianza con la Secta Magos del Cielo. El conflicto entre la Escuela de la Golondrina de Sangre y la Secta de los Nueve Demonios puso a la primera en desventaja. Por fin, su opción restante era aliarse con la Secta Magos del Cielo.

Joven Señor, ¿cómo procederemos?” Chen Xiaotian se aventuró con cautela.

“Dile que vuelva.” El tono de Huang Xiaolong era solemne. “Dile que si la Escuela de la Golondrina de Sangre quiere aliarse con la Secta Magos del Cielo, Jiang Tianhua debe venir en persona y traer regalos.”

Chen Xiaotian estaba aturdido, había asumido que Huang Xiaolong estaría de acuerdo.

‘Dile a Jiang Tianhua que venga en persona’.  El estatus e identidad de Jiang Tianhua en la Ciudad del Demonio Negro era un poco más influyente que la de Chen Xiaotian, ¿pero Jiang Tianhua iba a venir con regalos?

“Sí, Joven Señor.” Aunque se sentía dudoso, Chen Xiaotian no se atrevió a desobedecer las instrucciones de Huang Xiaolong. Se inclinó y se fue, dirigiéndose al gran salón.

Cuando Chen Xiaotian llegó al gran salón, vio a Cui Ming sentado tranquilamente, sorbiendo una taza de fragante té.

Cui Ming no se levantó ni siquiera después de ver entrar a Chen Xiaotian, continuó disfrutando de su té y dijo: “Soberano Chen, ¿ha pensado en ello?” En su opinión, la Secta Magos del Cielo estaría definitivamente de acuerdo con su petición. De lo contrario, una vez que Secta de los Nueve Demonios arrancase de raíz la Escuela de la Golondrina de Sangre, sería difícil para la secta sobrevivir en la ciudad. Al final, sufriría el mismo destino que su escuela.

Viendo a Cui Ming seguir bebiendo té cómodamente, Chen Xiaotian se mofó en secreto. “Si la Escuela de la Golondrina de Sangre quiere aliarse con nosotros, que Jiang Tianhua venga con regalos.”

Cui Ming acababa de dar un sorbo, la mano que sostenía la taza se detuvo a mitad de camino mientras miraba en silencio a Chen Xiaotian durante un momento, nunca había esperado que realmente rechazaría su petición.

¿Dejar que Jiang Tianhua venga con regalos? La expresión de Cui Ming se volvió sombría cuando entendió el significado subyacente de Chen Xiaotian.

Soberano Chen, ¿está seguro de que quieres que nuestro Decano venga trayendo regalos?” La cara de Cui Ming se puso fea.

Chen Xiaotian respondió simplemente: “Creo que no estás sordo.”

“¡Tú!” Enojado, Cui Ming se puso de pie.

“¿Qué, quieres empezar una pelea?” Chen Xiaotian se burló del otro lado.

Cui Ming reprimió su ira con mucha dificultad. Luego dijo: “Bien, bien. Volveré e informaré de sus palabras exactas a nuestro Decano. ¡Soberano Chen, espero que no se arrepienta de su decisión de hoy!”

“¿Arrepentirme?” Chen Xiaotian: “Ya puedes largarte.”

¡Largarte! La cara de Cui Ming se puso roja, pero no pronunció ni una sola palabra más. Salió del gran salón y se dirigió directamente al cuartel general de la Secta de la Golondrina de Sangre.

El gran salón del cuartel general de la Escuela de la Golondrina de Sangre.

“¿Realmente dijo que quiere que vaya en persona llevando regalos?” Cuando Jiang Tianhua escuchó el informe de Cui Ming, se sorprendió. Posteriormente, su expresión se oscureció.

“¡Decano, este Chen Xiaotian es demasiado presuntuoso!” Un Anciano de la Escuela de la Golondrina de Sangre perdió los estribos. “¡Un miserable Soberano de la Secta Magos del Cielo se atreve a pronunciar palabras tan descaradas, diciéndole a nuestro Decano que vaya en persona, llevando regalos! ¡Iremos ahora y primero aniquilaremos a esta maldita Secta Magos del Cielo!”

“¡Así es, los destruiremos primero!” Otros Ancianos expresaron su enojo.

Cui Ming se adelantó en este momento. “Decano, sería simple exterminar a Chen Xiaotian y tomar el control de la Secta Magos del Cielo. Después de eso, seríamos lo suficientemente fuertes para lidiar con la Secta de los Nueve Demonios, ¿no es eso matar dos pájaros de un tiro?”

“¡Así es, Decano, después de tomar el control de la Secta Magos del Cielo, destruiremos la Secta de los Nueve Demonios, y entonces, la Ciudad del Demonio Negro será nuestro paraíso!” Otro de los Ancianos hizo eco de su apoyo a la sugerencia de Cui Ming.

Jiang Tianhuan levantó la mano, haciendo un gesto para que todos se calmaran. Miró a la multitud y dijo: “Tarde o temprano es inevitable tragar la Secta Magos del Cielo, pero ahora no es el momento.” Su Físico del Demonio Eterno aún no había llegado a su terminación mayor.

“Es hora de que Li Yunhua y Liu Liyang regresen, ¿no?” Preguntó Jiang Tianhua.

“Sí, Decano, el Anciano Liu Liyang envió un mensaje anteayer, diciendo que en un mes más, regresarán con la Perla del Espíritu Endemoniado del Dominio de la Muerte.” Cui Ming informó.

Para no levantar la sospecha de Jiang Tianhua, Huang Xiaolong instruyó a Liu Liyang para que enviara noticias a la Escuela de la Golondrina de Sangre de vez en cuando.

Oyendo esto, Jiang Tianhua asintió: “Deja que Chen Xiaotian disfrute temporalmente de dos meses más de vida.”

“Entonces, Decano, ¿qué haremos ahora?” Preguntó Cui Ming.

Jiang Tianhua observó el gran salón, su vista finalmente se detuvo en el cuerpo de Cui Ming, diciendo: “Dentro de la Secta Magos del Cielo, Chen Xiaotian no es el que toma la decisión final.”

Los ojos de Cui Ming se iluminaron. “¿Decano, se refiere a Geng Ken?”

Jiang Tianhua sonrió débilmente: “Correcto.”

“Sí, Decano, sé qué hacer.” Contestó Cui Ming. Inclinándose respetuosamente, salió del salón, en dirección a la mansión de Geng Ken.

Aunque el Decano Jiang Tianhua no se explayó sobre los detalles, Cui Ming ya entendía su intención ー Aliarse con Geng Ken. El estatus y la influencia de Geng Ken dentro de la Secta Magos del Cielo estaban a la par de Chen Xiaotian, por lo que unir las manos con él lograría el mismo resultado. Si estaba dispuesto a cooperar con la Escuela de la Golondrina de Sangre, a juzgar por un aspecto diferente, era más favorable que cooperar con Chen Xiaotian, porque la relación entre él y Geng Ken siempre había sido buena.

Al entrar en la mansión de Geng Ken, Cui Ming fue directamente al salón principal, esperándolo mientras disfrutaba del té. Poco después, lo vio entrar en el salón principal desde fuera.

“Hermano Geng Ken, no te he visto en varios meses, tu cara está resplandeciente.” Al ver entrar a Geng Ken, Cui Ming se levantó y le saludó con una amplia sonrisa.

Sin embargo, la reacción de Geng Ken fue más bien tibia, tomando asiento después de echar un vistazo a Cui Ming. La sonrisa de este último se congeló en su rostro, torpe y avergonzado, regresó a su asiento anterior.

“¿Qué propósito tiene el Diputado Cui Ming en visitar mi mansión?” Geng Ken fue al grano, preguntándole a Cui Ming de manera directa tan pronto como se sentó.

Cui Ming miró a Geng Ken y declaró el propósito de su visita, añadiendo: “Nuestro Decano dio su palabra, cuando tome el control de Ciudad del Demonio Negro, definitivamente no maltratará al hermano Geng Ken.”

“¿Tomar el control de la Ciudad del Demonio Negro?” Los labios de Geng Ken se arquearon en una sonrisa burlona mientras miraba a Cui Ming. “Búscame cuando te hayas apoderado de la Ciudad del Demonio Negro, entonces hablaremos.”

Cui Ming se endureció. “¿Qué quiere decir el hermano Geng Ken?”

“¿No lo entiendes?” Geng Ken se mofó fríamente. “El significado de nuestro Soberano es mi significado.”

Al instante, la cara de Cui Ming se endureció; ¿no eran Geng Ken y Chen Xiaotian archirrivales? ¿Cómo estaba mostrando un frente unido con Chen Xiaotian ahora?

“Por favor, vete.” En ese momento, Geng Ken se puso de pie, indicando a Cui Ming que su presencia no era bienvenida. Aunque no había utilizado la palabra ‘largo’ como Chen Xiaotian, en esencia, el significado era el mismo.

Cui Ming se levantó, el fuego ardiendo en su corazón, pero al final, se quedó callado, dejando la mansión de Geng Ken.

El cuartel general de la Secta de la Golondrina de Sangre.

“¡¿Qué has dicho?!” La cara de Jiang Tianhua era extremadamente sombría al escuchar el informe de Cui Ming.

Geng Ken dijo…” Cui Ming dudó. “El significado de Chen Xiaotian es su significado.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s