ATG – Capítulo 1080 – Masacre

La tormenta provocada por la aterradora velocidad de Yun Che destrozó los árboles que había debajo.

Había soportado innumerables situaciones peligrosas y tormentosas y siempre fue capaz de recuperar la compostura en unos instantes, pero esta vez fue diferente. Su corazón estaba hecho un desastre y no importaba cómo lo intentara, no se podía calmar.

Era como si su alma estuviera fuertemente atrapada por una entidad desconocida mientras temblaba en un ciclo de dolor interminable.

Siguiendo las huellas dejadas, continuó hacia el este. Eventualmente, un aura que pertenecía a un humano apareció dentro de su percepción espiritual y no era sólo una persona. Yun Che se concentró, luego expandió su sentido espiritual hasta su límite y encontró diecisiete auras fuertes a no más de cinco kilómetros delante de él.

Incluyendo un aura adicional más débil perteneciente a la de un Espíritu de Madera.

¿¡He Lin!?

Yendo a un ritmo que aún no se había ralentizado, Yun Che ocultó su presencia mientras descendía a la jungla, acercándose gradualmente a las auras de adelante. Al llegar a la vecindad, el Relámpago que Fluye Oculto ya había sido movilizado y ni una sola persona lo detectó.

Los diecisiete estaban vestidos con túnicas negras. El emblema de una serpiente negra se podía ver en diferentes pero llamativos sitios de cada una de sus prendas. Entre estos individuos, dieciséis de ellos tenían auras en el Reino del Alma Divina, mientras que el que estaba justo al frente estaba en el Reino de la Tribulación Divina. Sin embargo, el hombre al frente debería haber entrado en el Reino de la Divina Tribulación no hace mucho tiempo; la fuerza de su aura era ligeramente inferior a la de la persona de mediana edad vestida de negro que Yun Che había herido gravemente la noche anterior.

Los ojos de Yun Che se fijaron en un individuo justo en el centro del grupo… estaba sujetando con fuerza a un niño Espíritu de Madera dentro de su alcance.

¡He Lin!

La fuerza profunda de He Lin no había sido sellada y su cuerpo no mostraba signos de heridas o lesiones obvias, pero estaba inmovilizado en las manos de su secuestrador. Ambos ojos estaban abiertos, pero les faltaba ese distintivo brillo verde. Más bien, parecían un par de ojos blancos grisáceos pertenecientes a los muertos.

En vez de parecerse a alguien que estaba vivo, se parecía más a una cáscara vacía drenada de su alma.

He Lin…” Dijo Yun Che en voz baja.

Descubriendo que He Lin no estaba muerto, Yun Che dio un suspiro de alivio, pero su corazón se hizo aún más pesado cuando vio los ojos sin vida de He Lin.

“Jajaja.” Una risa salvaje retumbó del hombre con túnica negra que se aferraba a He Lin. “Nunca hubiera esperado una sorpresa tan grande y agradable. Jeje, no sólo el Maestro del Salón no estallará en ira, sino que definitivamente nos recompensará generosamente.”

“Es una pena que ese grupo de Espíritus de Madera fueran tan testarudos, sin dudar en autodestruir sus orbes espirituales. Había muchos de ellos, pero sólo obtuvimos unos pocos Orbes de Espíritu de Madera.”

“Francamente, esta es probablemente una de las cosechas más grandes que hemos tenido en todos estos años. Desde hace mucho tiempo, es como si estos Espíritus de Madera llegaran a un acuerdo. Tan pronto como cualquiera de ellos cae en nuestras manos, inmediatamente autodestruyen sus Orbes de Espíritu de Madera. Jeje, en cuanto a este pequeño Espíritu de Madera, jefe… ¿cuál es su origen? ¿Por qué tuvimos que capturarlo vivo? Incluso el Maestro del Salón se enfureció por su culpa.”

El hombre de túnica negra que iba a la cabeza miró hacia atrás y respondió con frialdad: “Es mejor no responder a algunas preguntas. Sólo vigílalo, si se escapa una vez más, por no hablar de nosotros, ¡incluso la cabeza del Maestro del Salón rodará!”

Este repentino giro en la conversación dejó a todos conmocionados. El captor de He Lin apretó más fuerte y exclamó. “Esto… ¿De qué se trata todo esto? ¿Estás diciendo que este chico Espíritu de Madera es algo que el Maestro de la Secta quiere?”

“¡Hmph!” Exclamó su líder. “Me temo que la situación es aún más grave. Cuando el Maestro de la Secta se llevó al individuo que fue herido en el Gremio Mercantil de la Pluma Negra, escuché vagamente una mención del ‘Divino Reino Marcial’.”

“¿¡Qué!? ¡¿DivinoReino Marcial?!”

“¡Cállate!” Gritó bruscamente su líder. “Es suficiente con que lo entiendan en sus corazones. No hablen de ello y no hagan más preguntas. Si no quieren morir, manténgase alerta. Una vez que nos encontremos con el Maestro del Salón, tendremos que regresar inmediatamente a la secta y entregar a este niño al Maestro de la Secta. No puede haber errores. Si perdemos a este niño, puedo garantizar que ninguno de nosotros será capaz de mantener nuestras vidas.”

“¡Sí, jefe!” Gritaron todos al unísono. El captor de He Lin miró a su líder. “Jefe, puede relajarse. En todo el Reino Darkya, nadie tiene la habilidad o el descaro de atreverse….”

¡¡¡BOOM!!!

Antes de que pudiera terminar de hablar, una sombra apareció en el aire a sólo seis metros de distancia. En medio de la estruendosa explosión de fuerza profunda, esa sombra resplandeció hacia él como una ráfaga de luz.

Todo sucedió en un instante. Sin darse cuenta, los brazos del secuestrador de He Lin repentinamente se sintieron más ligeros.

Yun Che había arrebatado a He Lin, pero no intentó escapar. Rompió fuera del grupo y luego se detuvo. Dándose la vuelta, el previamente encubierto Yun Che ahora liberaba olas escandalosas de energía profunda que emanaban de su cuerpo como si fuese una bestia asesina que acababa de despertar. La locura estaba en sus ojos. Su brazo izquierdo se agarró de forma protectora a He Lin mientras su brazo derecho agarraba con fuerza la Espada Heaven Smiting. La espada estaba cubierta de capas de energía profunda, ondulando un aura diabólica extremadamente impactante.

Este súbito giro de los acontecimientos drenó el color de las caras de los hombres de negro. Estaban arraigados en el suelo con miedo y antes de que pudieran pronunciar ni la mitad de una palabra, la fuerza profunda de Yun Che se elevó explosivamente al abrir inmediatamente la cuarta puerta – Estruendo del Cielo. Envió su energía profunda de color carmesí hacia estos hombres vestidos de negro que habían masacrado a los Espíritus de Madera.

Fácilmente podía tratar con estos expertos del Reino del Alma Divina abriendo la puerta del Purgatorio; simplemente no había necesidad de que él activara Estruendo del Cielo. Este lanzamiento, sin embargo, no sólo contenía una energía profunda, sino que contenía toda su rabia y furia. Estaba hirviendo de rabia y era hora de desahogarse.

¡¡Bang!!

Aunque solo estaba utilizando una mano, el poder de la Espada Heaven Smiting bajo el poder del Estruendo del Cielo seguía siendo sacado de una pesadilla.

¡BAM!

La espada golpeó como un trueno. Antes de que pudiese siquiera vislumbrar claramente su objetivo, Yun Che ya había destruido al que estaba más cerca de él.

¡¡BOOM!!

Yun Che volteó la espada, enviando una brillante llama temblando a través del aire hacia los tres hombres en el extremo izquierdo. Fueron instantáneamente aplastados en pulpa mientras la sangre y las extremidades llovían alrededor del grupo. Un pútrido hedor a sangre llenó rápidamente el aire.

Los otros hombres vestidos de negro estaban tan asustados que se sentían como si sus almas hubieran abandonado sus cuerpos. Se dieron cuenta de que en menos de medio aliento, Yun Che se había apoderado del Espíritu de Madera y había matado a cuatro de ellos en dos golpes de espada.

Como un fantasma, salió de la nada y, sin decir una palabra, hizo su movimiento implacablemente. Nunca en sus vidas habían experimentado un evento tan horrible.

“Tú…”

Cuando un asustado grito apenas comenzaba a salir de su boca, la viciosa Espada Heaven Smiting que olía a sangre volvió a golpear a uno de ellos. Las pupilas del hombre de túnica negra se agrandaron mientras levantaba su arma en defensa con la velocidad más rápida que había logrado en toda su vida….

¡¡BANG!!

La Lanza del Alma Negra se partió instantáneamente por la mitad y la Espada Heaven Smiting continuó más allá de ella, perforando despiadadamente el pecho del hombre con túnica negra. Este poderoso experto en el Reino del Alma Divina no era más que mero tofu frente al poderío de la Espada Heaven Smiting. Instantáneamente se convirtió en una niebla de sangre y carne.

La figura de Yun Che desapareció una vez más. Apareció detrás de otro hombre con túnica negra. Antes de que ese hombre tuviera la oportunidad de darse la vuelta, la parte superior de su cuerpo ya estaba cayendo de su cintura.

¡¡Bang!!

¡¡Bang!!

Boom—

Con la Cascada de la Partición Lunar activada y la Espada Heaven Smiting danzando en su mano, Yun Che era como un demonio imparable y sediento de sangre. Cada vez que sacudía su espada, una estruendosa explosión sacudía el cielo seguido de una lluvia de sangre. No se veía ni una pizca de vacilación o moderación. Canalizó sus habilidades hasta sus límites, que estaban mucho más allá de lo que cualquier experto en el Reino del Alma Divina podía soportar.

Al llegar su noveno golpe, dieciséis hombres con túnicas negras ya se habían convertido en charcos de sangre y carne picada. Por no mencionar un cadáver intacto, ni siquiera había partes humanas reconocibles. Estos hombres ni siquiera tuvieron tiempo de gritar antes de morir.

Sólo habían pasado cuatro respiraciones de tiempo.

Las pupilas del líder se encogieron, su cuerpo temblando como un tamiz.

Momentos antes estaban tan llenos de sí mismos, dándose palmaditas en la espalda por un trabajo bien hecho. No sólo completaron exitosamente su misión, sino que también se encontraron con una gran ganancia inesperada.

Sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, de repente cayeron del cielo, directamente al infierno. Los hombres que estaban detrás de él habían muerto sin cadáveres intactos. Estos hombres estaban todos en las últimas etapas del Reino del Alma Divina y eran considerados entre los más fuertes del Reino Darkya, pero frente a este monstruo, no eran más que dieciséis lamentables bichos que fueron fácilmente aplastados en pedazos.

Cuando la mirada de Yun Che finalmente se posó sobre él, se estremeció por todas partes. Su cara se volvió completamente blanca. La energía profunda de este oponente estaba claramente en el segundo nivel del Reino del Alma Divina, más débil que él por todo un gran reino, pero casi instantáneamente se asustó bajo su mirada y aura.

Usando una mano y matando a dieciséis de sus hombres en pocas respiraciones… Aunque fuera un idiota, no era tan ingenuo como para pensar que podría derrotar a este monstruo que estaba en las primeras etapas del Reino del Alma Divina.

“¿Quién… quién… quién eres?” El líder de estos hombres retrocedió lentamente mientras gritaba con la voz más asustada de toda su vida…. Casi inmediatamente, recordó repentinamente la descripción enviada del perpetrador responsable del incidente de la incautación del Espíritu de Madera la noche anterior.

Él gritó. “¡Tú eres Ling Yun!”

Yun Che no se sorprendió en lo más mínimo cuando oyó gritar el nombre Ling Yun. Espesa y furiosa ira aún se agolpaba en el pecho de Yun Che mientras enviaba su espada sin decir palabra.

“¡Ahhh!”

El miedo se extendió por toda la cara del hombre con túnica negra. Sin reserva alguna, canalizó toda su energía profunda y levantó su Lanza del Alma Negra. Un relámpago negro lo rodeó mientras intentaba bloquear el ataque con todas sus fuerzas.

¡¡Clang!!

Si Yun Che sólo estuviera utilizando el estado del Purgatorio, probablemente apenas podría haberlo bloqueado, pero bajo el poder de Estruendo del Cielo, a pesar de que fue un golpe con una sola mano, fue algo que el hombre con túnica negra no pudo manejar. El sonido del choque resonó, seguido por el sonido de la Lanza del Alma Negra rompiéndose. El líder con túnica negra gritó mientras era enviado implacablemente a volar. Cayó y rodó en el suelo, completando docenas de vueltas, antes de detenerse finalmente.

Pfft….

El líder de negro escupió unos bocados de sangre. Se dio la vuelta desesperadamente y, con una voz aterrorizada y temblorosa, dijo: “Espera… Espera… Somos de la Secta Divina del Alma Negra. Si….. ¡Si nos ofendes, no tendrás un buen final! Y… ¡y! ¡No sólo sabemos que tu nombre es Ling Yun, también sabemos que vienes del Reino de la Luna Pura! ¡Si… si me dejas ir y le das ese pequeño Espíritu de Madera a nuestro líder de secta… el líder de la secta… el líder de la secta no sólo dejará pasar esto, incluso te dará una recompensa!”

El Gremio Mercantil de la Pluma Negra era una organización que trabajaba en las sombras y en el mercado negro. Su red de información era de gran alcance y estrechamente controlada y secreta. Cuando este hombre gritó el nombre Ling Yun, su rostro permaneció inexpresivo. Si hubiera gritado el Reino del Dios de la Llama, tampoco se habría sorprendido…

Sin embargo, lo que gritó fue… ¿Reino de la Luna Pura?

Yun Che permaneció en silencio. Con el inmóvil He Lin en una mano y la otro arrastrando la Espada Heaven Smiting, avanzó paso a paso.

Cada paso que Yun Che daba en dirección al hombre con túnica negra, hacía que éste sintiera que estaba un paso más cerca de la muerte. Luchó por ponerse en pie mientras decía horrorizado: “No te acerques… ¡No te acerques más! Nuestra Secta del Alma tiene… tiene la protección del Divino Reino Marcial. ¡Ofender a la Secta del Alma es lo mismo que ofender al Divino Reino Marcial! Cuando… Cuando llegue ese momento, no hay vuelta atrás. Incluso tu reino estelar no será capaz de protegerte… Si… Si… Si… te detienes ahora mismo, todavía hay un cha….. ¡Arrgghhhhh!”

¡¡BOOM!!

Llamas de Fénix salieron disparadas del cuerpo de la espada, lanzando al aire al hombre con túnica negra. Yun Che relampagueó e inmediatamente perforó la Espada Heaven Smiting, que ahora irradiaba una espesa aura sedienta de sangre, justo a través de este hombre que estaba completamente cubierto de llamas.

¡Bang!

La energía de la espada explotó con un fuerte estallido. El cuerpo del líder con túnica negra estaba totalmente destrozado y su sangre salpicada se extendía a lo largo de unos pocos kilómetros.

Estos asesinos de sangre fría que fueron responsables de la masacre de los Espíritus de Madera fueron ahora reducidos a sangre y cenizas.

Uf…

Mientras la energía profunda carmesí se disipaba, Yun Che se sacudió de un lado a otro. Había entrado forzosamente en este estado durante demasiado tiempo y finalmente había logrado suprimir la sed de sangre en su cuerpo. Puso a He Lin en el suelo y colocó ambas manos sobre sus hombros, mirándolo a los ojos. “He Lin… ¿Estás herido?”

He Lin agitó la cabeza. No estaba emocionado ni lloroso. Incluso no había heridas visibles en él, pero sus ojos tenían un vacío interior. Poco después, sonrió ligeramente y dijo: “Estoy bien. Gracias, Hermano Mayor Yun Che, me has salvado la vida una vez más.”

“…” Yun Che miró inexpresivamente a He Lin. Después de salvarlo, había esperado que He Lin estuviera angustiado, lleno de angustia y dolor. Esperaba que llorara a gritos, liberando toda la tristeza y el dolor. Incluso estaba preparado para que se desmayara. Sin embargo, no sólo no derramó una sola lágrima, sino que aún podía sonreír e incluso agradecerle.

Yun Che se agarró a los hombros de He Lin mientras una fuerte sensación de malestar lo llenaba. “He Lin… Lo siento… por mi culpa tus hombres de clan… si no…”

He Lin sacudió suavemente la cabeza. “No, esto no es culpa del Hermano Mayor Yun Che. Eres mi benefactor. Eres mi salvador y también la mejor persona que he conocido.”

Yun Che se quedó sin palabras.

He Lin se dio la vuelta y miró a lo lejos… el lugar secreto donde residían los Espíritus de Madera.

Hermano Mayor Yun Che, ¿puedes por favor llevarme a casa una vez más? Me gustaría darles un entierro apropiado.”

“…Está bien.” Yun Che asintió sombríamente con la cabeza. Él llevó a He Lin y comenzó a volar hacia el oeste.

Aunque el peligro podía descender en cualquier momento después de matar a estos diecisiete miembros de la Secta del Alma, haciendo que la situación se volviera aún más peligrosa hasta el punto en que debería haberse ido inmediatamente, no pudo decirle que no a He Lin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s