ATG – Capítulo 1075 – Terrenos Secretos de los Espíritus de Madera

El Espíritu de Madera se quedó en su lugar conmocionado, no podía creerlo en absoluto. En vez de huir inmediatamente, su voz tembló: “¿De verdad… me está… me está dejando ir?”

“…” Yun Che tomó una respiración profunda. Un Espíritu de Madera de sangre real. Su Orbe de Espíritu de Madera sería un tesoro incomparablemente codiciado en todo el Reino Divino. Él había pagado un gran precio y finalmente lo consiguió, y como resultado, estaba un paso más cerca de reunirse con Jazmín una vez más. Sin embargo… no se atrevió a tomar la medida final.

Ni siquiera podía entender en qué estaba pensando, por qué lo dejaba ir…

¡Una vez fui un monstruo que mató despiadadamente a una ciudad entera con veneno!

“¡Vete… antes de que cambie de opinión, vete!” Yun Che rechinó los dientes, sus emociones estaban en un lío.

“Yo… lo sabía. Definitivamente es una buena persona.” El chico se secó las lágrimas de su cara, alejándose lenta y cuidadosamente mientras su mirada permanecía en Yun Che. Acababa de escapar de una calamidad como si le dieran la oportunidad de renacer y sintió una profunda gratitud hacia Yun Che.

Buena persona…

Anteriormente, cuando Mu Xuanyin habló sobre la Raza de los Espíritus de Madera, también mencionó que las almas puras e inocentes de los Espíritus de Madera podían sentir la maldad u hostilidad de otros seres vivos.

Sus manos estaban manchadas con la sangre de innumerables personas, cuando ese Espíritu de Madera sintió su alma, ¿era realmente la de una ‘buena persona’?

Se rió amargamente de sí mismo.

Detrás de él, las pisadas del chico Espíritu de Madera se volvieron cada vez más suaves a medida que se alejaba más y más. En vez de acelerar su paso, repentinamente se detuvo en su lugar después de docenas de pasos.

“¡Señor!” Gritó.

“…” Yun Che se volteó con una mirada feroz en sus ojos. “¡Si aún no te vas, puedo cambiar de opinión y puedes olvidarte de irte!”

“Yo… no me atrevería.” El chico Espíritu de Madera agitó la cabeza, luego, repentina y valientemente la levantó: “Señor, ¿puedo pedirle algo? ¿Podría acompañarme a casa, por favor? Si estoy solo…. seré inmediatamente recapturado por ellos.”

“…” Yun Che se quedó allí en silencio durante un rato.

Los rasgos definitorios de un Espíritu de Madera eran muy prominentes y tenía razón. Incluso si era liberado, un Espíritu de Madera que deambulaba solo por la Ciudad Darkya estaba pidiendo ser capturado una vez más, quizás incluso siendo asesinado en el acto.

“¿Tu casa?”

“¡Sí!” El Espíritu de Madera asintió inmediatamente con la cabeza y señaló hacia el sur. “Mi casa no está lejos de la ciudad. El Señor es muy fuerte, mientras sigamos en esta dirección y salgamos de la Ciudad Darkya, llegaremos allí muy rápido. Por favor, Señor…”

Los ojos de Yun Che temblaban y su corazón latía con fuerza. Luego dio un paso al frente, agarrándose al chico Espíritu de Madera. “¡Vamos!”

Acababa de decidir dejarlo ir… Y ahora, ¿tan fácilmente había decidido escoltarlo de vuelta a casa?

¿Qué diablos estoy haciendo?

Sigh… ¡Olvídalo! Desde que decidí liberarlo, más vale que sea una ‘buena persona’ hasta el final. Si cae en manos de los hombres de Darkya, también le habría liberado en vano.

Yun Che habló consigo mismo en su corazón mientras aceleraba, corriendo hacia el sur, bajo la cubierta de la noche.

Señor, gracias. Sabía que podía confiar en mis sentidos. Realmente es una muy buena persona.” Dijo agradecido el chico Espíritu de Madera.

“¿Cómo te llamas?” Preguntó Yun Che.

“Mi nombre es He Lin.” Contestó el chico. Yun Che lo había liberado y ahora incluso lo estaba protegiendo en su viaje de regreso a casa, ya no tenía miedo y ahora estaba lleno de infinita gratitud. Los ojos verdes con los que miraba a Yun Che se volvieron más brillantes. “¿Puedo saber cómo debo dirigirme al Señor?”

“No tienes que saber mi nombre, y dejar de llamarme Señor. Probablemente sólo soy un poco mayor que tú por unos diez años.” Contestó Yun Che sin una pizca de emoción mientras intentaba calmar y suprimir las ardientes olas de su corazón.

“¿Eh?” He Lin se quedó con la boca abierta, una oleada de shock se extendió por su cara. Después de bastante tiempo exclamó: “¡Así que en realidad es el Hermano Mayor! Ah… Hermano Mayor, eres realmente, realmente muy fuerte. Incluso esas personas aterradoras fueron derrotadas por ti en unos pocos movimientos. Pensé que el Hermano Mayor era mucho más viejo.”

Por su voz y el brillo de sus ojos, Yun Che pudo ver un sentido de adoración profunda y apasionada.

“He oído que la Ciudad Darkya tiene una larga historia de cazar y matar a la Raza de Espíritus de Madera. Tu casa… ¿cómo puede estar tan cerca de un lugar tan peligroso?” Preguntó Yun Che.

Al escuchar las palabras de Yun Che, He Lin permaneció solemnemente en silencio durante un rato. Justo cuando Yun Che pensó que no estaba dispuesto a responder, He Lin suavemente dijo: “Comparado con los reinos estelares intermedios y superiores, este reino estelar inferior es en realidad el más seguro. Si nos descubren, podríamos escapar por aquí. Además, nuestra casa actual tiene un gran poder natural que nos protege. Mis hombres de clan y yo hemos vivido allí durante dos años sin ser descubiertos.”

“Su clan… ¿Cuántos de ustedes quedan?”

He Lin dudó por un momento y luego respondió: “De los miembros de clan que están conmigo… Sólo nos quedan unos cien. Si bien he sido capturado, definitivamente habrán estado muy ansiosos y si dejaron ese lugar para buscarme, las consecuencias podrían ser nefastas.”

He Lin, ¿cuántos años tienes este año?”

“Yo… tengo once años.”

“¿Y tienes una hermana mayor?” Preguntó casualmente Yun Che.

“Mn.” Contestó suavemente y su voz se apagó lentamente. “Hace tres años, durante ese terrible desastre, madre y padre, para proteger a mi hermana y a mí… ellos… ellos… Después de eso, mi hermana y yo nos separamos. No la he visto desde entonces, pero definitivamente está viva. ¡Puedo sentirlo!”

Yun Che no investigó más.

Huérfano, su último pariente vivo desaparecido… No era más que un niño de once años, pero había experimentado innumerables situaciones inimaginablemente crueles y difíciles. No fue su culpa suya o consecuencia de sus acciones; fue todo porque era un Espíritu de Madera, un Espíritu de Madera Real.

Eran una raza que heredaba los poderes más puros de la naturaleza, pero en vez de ser una bendición, era la más cruel de las maldiciones.

Una vez fuera de la Ciudad Darkya, Yun Che no se detuvo. Siguió en la dirección que señaló He Lin. Alrededor de media hora más tarde, había volado a un tramo de selva que aparentemente no tenía fin.

“Esta casa de la que hablas, ¿está dentro de este bosque?” Preguntó Yun Che.

“¡Sí!” He Lin señaló ahora hacia el sureste. Al estar muy cerca de casa, empezó a emocionarse un poco más. “En esa dirección, ya puedo sentir su aura… ¡Esto es genial!”

Rápidamente atravesaron la selva y finalmente se detuvieron poco después.

Más adelante, imponentes árboles centenarios se alzaban, envueltos en innumerables enredaderas grandes y de color negro verdoso oscuro. Las enredaderas bloqueaban su camino, extendiéndose infinitamente más allá de lo que el ojo podía ver.

Mientras Yun Che miraba con vacilación, He Lin saltó hacia delante con excitación. Hizo un gesto suave con sus manos e inmediatamente las densas enredaderas de color negro verdoso cobraron vida, rápidamente comenzaron a doblarse y a moverse, abriéndose lo suficiente como para formar un estrecho pasadizo.

“¡Hermano Mayor, ven rápido aquí!”

He Lin tiró del brazo de Yun Che, rebotando bulliciosamente hacia el pasadizo cubierto de enredaderas. Yun Che vaciló por un momento, pero finalmente decidió seguirlo.

El pasadizo continuó por un largo camino. Caminaron durante un período de tiempo antes de llegar finalmente a la salida. Cuando salieron, justo en ese momento, una sensación de peligro los alcanzó repentinamente desde el frente. Docenas de enredaderas negras verdosas de repente cayeron, como los colmillos de un demonio realmente grande.

Yun Che activó su energía profunda, pero He Lin no pareció perplejo en absoluto y, en su lugar, continuó avanzando. Hizo un ligero movimiento de empuje con sus brazos, un destello de luz verde apareció y las enredaderas se congelaron repentinamente en su lugar e inmediatamente comenzaron a replegarse.

“¡Abuelita Qing Ye! ¡Tía Kui! Tío Mu Han… ¡He vuelto! ¡¡Estoy de vuelta!!”

El mundo ante sus ojos era un campo con decenas de miles de plantas. La hierba verde abundaba mientras que las hojas y la vegetación contenían una cantidad increíble de energía natural de color verde jade. El aire era tan fresco que daba una sensación de paz y claridad. Un poco más arriba, abundaban extrañas flores y plantas. Las mariposas volaban por todas partes. Este lugar era hermoso más allá de toda comparación. Si alguien entrara en este lugar, probablemente pensaría que había entrado en un inmortal e irreal país de las maravillas.

La radiante y nítida voz de He Lin viajó a través de este pequeño mundo inmortal.

“¡LinLin’er! ¡Lin’er!”

“Joven patriarca… ¡Es el joven patriarca!”

“¡Lin’er!”

El mundo sereno se transformó repentinamente en una escena de excitados gritos de felicidad. Uno a uno, figuras verdes de jade emergieron de los antiguos árboles y millones de flores. Alocadamente se precipitaron hacia He Lin. Uno de ellos parecía mayor que los demás. Él caminó con una ligera dificultad y abrazó a He Lin con un fuerte abrazo. Antes de que siquiera hablara, sus viejas lágrimas comenzaron a caer.

Lin’er… ¿Eres realmente tú? Realmente regresaste… Habíamos imaginado lo peor, que habías sido capturado por los humanos… Esto es genial, estás sano y salvo, gracias a Dios…”

Los otros se amontonaron juntos y lo rodearon, cada uno de ellos con lágrimas de emoción en los ojos.

Todos tenían el cabello de color esmeralda, ojos como fluorita, y orejas largas y puntiagudas. Sus pieles eran impecables como el jade. Sin duda, eran la raza oculta de Espíritus de Madera, los miembros de clan de los que hablaba He Lin.

Sus números eran como lo que He Lin había descrito, alrededor de un centenar de ellos.

Por sus reacciones excitadas, uno podía ver que He Lin era una existencia extremadamente importante… Él era el único varón que poseía la línea de sangre del Espíritu de Madera Real. Aunque aún era joven, llevaba la carga de ser la última esperanza de la Raza de Espíritus de Madera.

“Lo siento Abuela Qin Ye…. Lo siento todo el mundo… He hecho que todo el mundo se preocupe esta vez.” Las lágrimas se arremolinaban en los ojos de He Lin. “Yo… en realidad fui capturado por los humanos…”

“¿¡Ah!?” Las palabras de He Lin conmocionaron a todos los Espíritus de Madera presentes.

“Pero, conocí a una persona muy buena, una súper duper buena y un Hermano Mayor muy poderoso. Fue él quien me salvó e incluso me escoltó hasta aquí.”

He Lin se secó las lágrimas y corrió rápidamente hacia el lado de Yun Che. “Es este hermano mayor, si no fuera por él… ahora… Yo hubiera…”

Un sinnúmero de miradas se posaron sobre Yun Che. El Espíritu de Madera más viejo, el que He Lin llamaba Abuelita Qing Ye caminó lentamente hacia delante y de repente se inclinó, arrodillándose ante Yun Che.

Los párpados de Yun Che saltaron, estaba a punto de hablar cuando de repente vio al resto de los Espíritus de Madera arrodillados también.

Yun Che. “….”

“Joven humano… gracias. Gracias por salvar a nuestro joven patriarca.” Dijo la Abuelita Qing Ye en una voz vieja que llevaba un profundo sentido de sincera gratitud directamente desde su alma, aunque llevaba un ligero temor al final. “Aunque odiamos a los de la malvada raza humana, salvaste a nuestro joven patriarca. De ahora en adelante, serás el gran benefactor de nuestro clan de Espíritus de Madera. Por favor, acepta esta reverencia de nuestra parte.”

“El joven patriarca se encontró con el peligro, pero luego conoció a una persona tan honorable, definitivamente es la bendición y protección del patriarca en los cielos.” Gritó un Espíritu de Madera de mediana edad, quien luego procedió a arrodillarse ante Yun Che.

“…” La boca de Yun Che estaba ligeramente abierta. Después de unos momentos, torpemente respondió: “No fue gran cosa… Todo esto no es necesario.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s