ATG – Capítulo 1073 – Pateando una Placa de Acero

Los pasos de Yun Che se detuvieron, pero no se dio la vuelta. “¿Qué quiere decir con no vendiendo?”

Las palabras del anciano de mediana edad vestido de negro conmocionaron a todos los presentes; incluso la hermosa cara de Ji Ruyan había cambiado ligeramente.

Este tipo de cosas nunca habían sucedido en su Gremio Mercantil de la Pluma Negra… quizás podría decirse que esto nunca había sucedido en toda la historia del gremio mercantil de varias decenas de miles de años.

“Quiero decir exactamente lo que acabo de decir.”

El hombre de mediana edad vestido de negro caminó lentamente hacia Yun Che. Su actitud no era tan cálida como la de Ji Ruyan, ya que continuaba con una cara fría y dura. “Acaban de llegar noticias sobre el Señor que capturó este Espíritu de Madera Real. Quiere recuperar el Espíritu de Madera Real. Como ese es el caso, esta transacción será anulada. Nuestras disculpas, pero no se preocupe, le devolveremos todas sus piedras profundas púrpuras sin perder una sola.”

Aunque dijo ‘nuestras disculpas’, la forma en que habló fue obviamente una orden que no podía ser rechazada.

“Esto…” Ji Ruyan caminó rápidamente hacia el frente del hombre de mediana edad vestido de negro. Después de un pequeño momento de vacilación, preguntó: “Nuestro Gremio Mercantil de la Pluma Negra nunca ha recuperado algo que hemos vendido. ¿Puedo… preguntar qué ha pasado?”

El hombre de mediana edad vestido de negro le echó un vistazo. Aunque estaba mirando a Ji Ruyan, su mirada seguía fría. Su boca se movió ligeramente al enviarle una corta transmisión de sonido.

“¿¡Ah!?” No se sabía lo que había escuchado, pero el hermoso semblante de Ji Ruyan empeoró repentinamente. Incluso dio un paso atrás, como si hubiera recibido un gran susto.

Cuando Yun Che estaba a punto de hablar, repentinamente sintió que el niño Espíritu de Madera en su poder temblaba de pies a cabeza. Una pequeña mano se agarró fuertemente al borde de su ropa mientras su tembloroso cuerpo se encogía detrás de él. Era obvio que estaba asustado del hecho de que Yun Che podría devolverlo.

Yun Che se volteó y miró directamente al hombre de mediana edad vestido de negro. “¿Así es como su Gremio Mercantil de la Pluma Negra hace las cosas?”

“¡No, absolutamente no!” Antes de que el hombre de mediana edad vestido de negro aún hablase, Ji Ruyan contestó apresuradamente. Ser capaz de gestionar este tipo de ferias significaba que su capacidad para tomar el control de la situación era extraordinaria. Sin embargo, la luz en sus ojos temblaba en este momento; era obvio que realmente estaba muy perdida.

“La razón por la que nuestro Gremio Mercantil de la Pluma Negra ha sido capaz de elevarse por sobre el Reino Darkya durante cincuenta mil años se debe a nuestra extrema adhesión a nuestros principios. Esta sirvienta puede asegurarle que tal cosa como devolver por la fuerza algo vendido nunca ha sucedido antes. Es solo que esta situación es extremadamente especial… ¿Qué tal esto? Siempre y cuando esté dispuesto a devolverlo, no solo le reembolsaremos los cuatrocientos millones de piedras profundas púrpuras, esta sirvienta está dispuesta a darle cincuenta millones de piedras profundas púrpuras como una disculpa.”

Esto sorprendió a todos los presentes… ¡Una disculpa de cincuenta millones de piedras profundas púrpuras! Incluso para la gente de su nivel, este era un número extremadamente grande. Su sinceridad era incuestionable.

“Ah, ¿dispuesto?” Yun Che se rió fríamente. “Un gremio mercantil que celebra una feria clandestina tiene la cara para hablar de principios?”

Yun Che se burló implacablemente, originalmente pensando que ella solo se reiría de él sin preocuparse. No esperaba que Ji Ruyan palideciera instantáneamente y bajara la cabeza. Ella se mordió fieramente el labio, sin una sola réplica.

Yun Che. “????”

Yun Che volvió a mirar al hombre de mediana edad vestido de negro y le dijo sin expresión alguna: “Creo que han malinterpretado algo completamente. Ya he entregado todas las piedras profundas que necesitaba pagar. Ahora que este Espíritu de Madera Real está en mis manos, la transacción ya está completa. En ese caso, los cuatrocientos millones de piedras profundas son suyas y este Espíritu de Madera es mío. Ya no tiene ninguna relación con su Gremio Mercantil de la Pluma Negra. ¿Recuperar? Parece que no tienes ninguna cualificación para decir esas palabras.”

Todos en la sala contuvieron la respiración mientras se miraban con consternación. Este era el territorio del Gremio Mercantil de la Pluma Negra, así que nadie se atrevía a rebelarse. Muchas personas eran vagamente capaces de adivinar la identidad de este hombre de mediana edad vestido de negro, así que estaban increíblemente asustados. Esta fue también la razón por la que nadie se atrevió a preguntarle a Ji Ruyan sobre la identidad del hombre vestido de negro.

¿Quién iba a decir que Yun Che actuaría tan inflexiblemente ante este hombre vestido de negro?

“Jaja, jovencito, es mejor no ser tan impulsivo.” Se rió el hombre de mediana edad vestido de negro. “Tienes razón. Dado que la transacción se ha completado, tú serías el que tiene que devolver el Espíritu de Madera Real. En efecto, retirarlo por la fuerza no es apropiado, pero debo advertirte que las personas que quieren este Espíritu de Madera son las que tú y yo no podemos permitirnos ofender, más tú que yo. De hecho, sería mejor que lo devolvieras obedientemente para que todo termine bien. Me temo que no puedes manejar las consecuencias de otra manera.”

Era muy obvio que tampoco quería deshacerse de todas las formas de civilidad. Después de todo, el hecho de que Yun Che pudiera arrojar cuatrocientos millones de piedras profundas púrpuras sin pestañear era asombroso. Definitivamente significaba que él tenía un respaldo y antecedentes extremadamente fuertes. A menos que no tuviese otra opción, era obvio que no elegiría ofenderle completamente.

Pero él no sabía que… por no hablar de un respaldo, Yun Che ni siquiera tenía un compañero. ¡Estaba completamente solo!

Señor, si cincuenta millones de piedras profundas púrpuras no es suficiente compensación, usted puede poner cualquier otra condición. Mientras sea algo que esté dentro de mis habilidades, definitivamente le satisfaceré.” Dijo Ji Ruyan en voz baja, la luz de sus ojos llena de una ligera imploración y… ¿ansiedad?

Justo cuando Yun Che iba a responder, la transmisión de sonido de Ji Ruyan sonó repentinamente junto a sus oídos. “Señor Ling Yun, por favor, devuélvelo. La situación es mucho más grave de lo que pueda imaginar. ¡Esto implica un reino estelar superior! Además, la persona frente a usted viene de un gran fondo. Aproveche el hecho de que en este momento él no está dispuesto a ofenderle completamente para acatar con rapidez o de lo contrario… ¡no sólo se lo quitará por la fuerza, sino que incluso podría matarlo!”

Para un reino estelar inferior, un reino estelar superior era una existencia similar a un palacio en los cielos. Si un reino estelar superior estuviese realmente involucrado en esto, entonces incluso el Rey del Reino de un reino estelar inferior palidecería de miedo y entregaría el Espíritu de Madera mientras tambaleaba.

Desafortunadamente, tuvieron que encontrarse con Yun Che. Entrecerró los ojos, fingiendo no haber oído la transmisión de sonido de Ji Ruyan mientras se reía fríamente del hombre de mediana edad vestido de negro. “Ya es mío. Si no quiero entregarlo, ¿qué me vas a hacer?”

“¡Señor!” Exclamó en voz baja Ji Ruyan.

“Jajaja.” El hombre de mediana edad vestido de negro se rió extrañamente, pero no tenía ninguna sonrisa en la cara. “¡Parece que prefieres que sea por las malas!”

Tras el cambio de tono y expresión, toda la habitación se volvió opresiva.

“Jajaja.” Yun Che también se rió de la misma manera. “¿Qué? Ya que pedirlo con una piel gruesa no funciona, ¿quieres robar desvergonzadamente en público ahora?”

El hombre de mediana edad vestido de negro ya no respondió y un viento frío y oscuro se levantó de repente. Como si fuese un halcón negro precipitándose desde la noche a la velocidad del trueno, abrió una mano y agarró al Espíritu de Madera que estaba detrás de Yun Che.

Cuando el hombre de mediana edad vestido de negro entró en acción, repentinamente, una poderosa energía profunda en el Reino de la Divina Tribulación surgió dentro de la habitación, dispersando de inmediato a los que estaban sentados en la primera fila.

Yun Che empujó al Espíritu de Madera tras él. La Espada Heaven Smiting apareció en su mano mientras abría el Purgatorio y daba la bienvenida al hombre vestido de negro con un golpe de su espada.

La fuerza profunda de Yun Che estaba sólo en el segundo nivel del Reino del Alma Divina, así que no fue considerado nada ante el hombre vestido de negro. Sin embargo, el lanzamiento de Yun Che de los cuatrocientos millones de piedras profundas púrpuras y su aura digna le hizo preocuparse por sus antecedentes. Por eso, a pesar de haber actuado, sólo fue por el Espíritu de Madera y no por Yun Che. No esperaba que Yun Che no sólo no huyera presa del pánico bajo la liberación de su poder de la Tribulación Divina, sino que en realidad había sacado su arma para enfrentarse directamente a su ataque.

La sobrevaloración de Yun Che de sí mismo hizo reír al hombre vestido de negro: “Tonto ciego, buscas la muerte…”

Antes de que su voz hubiera incluso cesado, su cara cambió repentinamente. La tormenta de energía que venía hacia él era como un dragón lanzándose del mar. Su presión lo asfixió instantáneamente, dejándolo en shock.

Boom, boom, boom, boom.

Cuando el sonido de una gran explosión que nadie había predicho sonó, todas las sillas y mesas de piedra se rompieron a su paso.

El hombre de mediana edad vestido de negro emitió un sordo gemido en el centro de la tormenta de energía profunda. Se retiró aterrorizado, pero aun así fue lanzado a volar despiadadamente, golpeando contra la pared de piedra que tenía tras él, destrozando la pared protegida por patrones profundos de alto nivel. Levantó ferozmente su cabeza, sus ojos ya no poseían su seguridad previa. Solo una profunda conmoción e incredulidad estaba dentro de ellos mientras su brazo derecho temblaba ligeramente, casi perdiendo toda la sensibilidad.

Esta escena dejó a todos en la habitación de piedra atónitos… ¿Ese poder aterrador de antes era en realidad de alguien en el Reino del Alma Divina? Y… ¿en realidad había repelido directamente a alguien en el Reino de la Tribulación Divina?

“¿Qué… dijiste antes?” Preguntó lentamente Yun Che con los ojos entrecerrados.

“¡Tú!” La expresión del hombre de mediana edad vestido de negro ya había cambiado mucho. Cuando la sensación de entumecimiento en su brazo derecho desapareció gradualmente, de repente gritó mientras una racha de relámpagos negros salía disparada desde sus dedos abiertos. Cogió una lanza larga totalmente negra, la cual chisporroteaba con relámpagos que parecían docenas de Dragones Verdaderos danzantes y se la lanzó a Yun Che.

Relámpago Estelar del Alma Negra… Realmente es de la Secta del Alma.” Dijo alguien en voz baja al final de la habitación de piedra.

Las cejas de Yun Che se hundieron ligeramente, empujando ferozmente al Espíritu de Madera hacia atrás una vez más antes de saltar hacia delante. El relámpago negro entrante era como serpientes demoníacas danzando, pero él las ignoró por completo y envió un Hundimiento de la Estrella de la Luna Caída.

El Espíritu de Madera fue enviado a volar por el empujón de Yun Che y aterrizó muy lejos. En su susto, se sentó impotente y aturdido, olvidándose de ponerse de pie por un rato.

A menos de treinta metros detrás de él estaba un sorprendido Ying Yushan. Cuando vio que el Espíritu de Madera Real estaba cerca, después de un breve período de vacilación, apretó los dientes y se apresuró a acercarse, agarrándose al Espíritu de Madera.

¡¡¡Bum, bum, bum!!!!

La colisión de lanza y espada pareció durar solo una fracción de segundo. El relámpago profundo de color negro en el cuerpo de la lanza se dispersó completamente cuando la lanza de nueve pies fue directamente aplastada en forma de luna creciente. El cuerpo del anciano de mediana edad vestido de negro fue sacudido por la fuerza de poder increíblemente enorme antes de que una vez más fuera enviado implacablemente a volar contra la pared detrás de él, con los pies ni siquiera tocando el suelo.

Boom–

Cuando se cayó de la pared de piedra ya agrietada con un fuerte estruendo, los brazos del hombre vestido de negro, agarrando la lanza, se estremecieron por el entumecimiento. Una hilera de sangre roja también fluyó sorprendentemente por la esquina de su boca.

Después de aplastar al hombre vestido de negro en un solo golpe, Yun Che tomó prestada la fuerza de retroceso y se volvió hacia atrás. Trajo consigo una intensa tormenta de viento mientras se abalanzaba sobre Ying Yushan, quien se estaba acercando al niño Espíritu de Madera, y aplastó su puño derecho.

El Ying Yushan expuesto no esperaba que el Yun Che saltando hacia delante retrocediera instantáneamente. Antes de que tuviera tiempo de levantar la cabeza conmocionado, el puño de Yun Che le golpeó fuertemente en el pecho… En ese instante, sintió como si todos los huesos de su cuerpo se hubieran roto. Arrojó una neblina sangrienta de varios metros de largo mientras era enviado a volar en medio de sus miserables gritos. Se estrelló despiadadamente contra la pared de piedra y provocó un temblor intenso en toda la habitación.

¡Bang!

El cuerpo de Ying Yushan cayó al suelo. Después de unos pocos movimientos bruscos, un gran charco de sangre se extendió rápidamente por debajo de él y ya no se movía.

Ni una sola persona en los alrededores se adelantó. En vez de eso, todos se retiraron lentamente aterrorizados. La fuerza profunda de Ying Yushan había alcanzado la cima del Reino del Alma Divina, pero Yun Che, que obviamente estaba en el segundo nivel del Reino del Alma Divina… ¡le había herido de un solo puñetazo, hasta el punto de perder el conocimiento!

“¡¡ARGHHHHH!!”

Una salvaje tormenta de viento se agitó tras Yun Che mientras la imagen de una enorme serpiente negra aparecía tras el hombre de mediana edad vestido de negro. Un rayo chisporroteaba por todo su cuerpo mientras un aura increíblemente aterradora se extendía rápidamente hacia afuera.

“La Serpiente de Relámpago Negro… de la Secta del Alma.” Exclamó alguien conmocionado.

“¡Niño… tú eres el único… que se lo buscó!” La tez del hombre de mediana edad vestido de negro se oscureció al apretar los dientes.

¡¡Riiip!!

La electricidad crepitó. Después del rugido furioso del hombre vestido de negro, esa imagen de la serpiente negra repentinamente cobró vida y condujo todos los relámpagos sobre su cuerpo mientras se deslizaba sobre la lanza. En un instante, la lanza del alma negra se transformó en una enorme y malévola serpiente. Extendió sus oscuros colmillos y llegó a Yun Che con un rayo aterrador.

El hombre vestido de negro estaba en un ataque de rabia después de ser golpeado dos veces por Yun Che. Ya no se atrevía a subestimar a su oponente ni a contenerse en lo más mínimo. De hecho, ya había comenzado a sentir miedo y pánico… porque originalmente no había considerado que la fase inicial del Reino del Alma Divina de Yun Che fuera algo, por lo que no le preocupaba en absoluto que pudiera escapar con el Espíritu de Madera Real.

¡Nunca en sus sueños esperó que la verdadera fuerza de Yun Che, quien claramente tenía una fuerza profunda en el segundo nivel del Reino del Alma Divina, fuera lo suficientemente aterradora como para desafiar el sentido común! No le temía a Yun Che, sino al destino al que se enfrentaría si permitía que éste se llevase al Espíritu de Madera Real. ¡Sería peor que la muerte!

Aún no habían pasado dos días desde que Yun Che había conseguido el yin vital del Fénix de Hielo de Mu Xuanyin, por lo que no estaba completamente seguro de donde estaba su fuerza actual. Sin embargo, una vez que se dio cuenta de que este hombre vestido de negro en las primeras etapas del Reino de la Tribulación Divina no lo presionó mucho, tuvo total confianza en sí mismo. Ante el ataque total, Yun Che empujó nuevamente al Espíritu de Madera antes de encontrarse con el ataque entrante.

Esta vez, el Espíritu de Madera había sido empujado aún más lejos. Sin embargo, con Ying Yushan siendo una lección para todos, nadie se atrevió a dar un paso adelante.

“¡Destruyendoel CieloDiezmandola Tierra!”

La Serpiente de Relámpago Negro del hombre vestido de negro era incomparablemente aterradora y el ataque actual de Yun Che era varias veces más poderoso que el anterior. Dentro de la tormenta de energía levantada por la Espada Heaven Smiting, la Serpiente de Relámpago Negro fue inmediatamente presionada hacia abajo. Sin embargo, como si se hubiese enfurecido por completo, gritó y se precipitó sobre la tormenta de energía profunda, resistiendo el poder de la espada.

¡¡¡Bum, bum, bum!!!

Como si el trueno del Noveno Cielo descendiese sobre el reino de los mortales, la sala de piedra subterránea y oculta comenzó a separarse al temblar.

“¿Q-Qué?” Los ojos del anciano de mediana edad vestido de negro se abrieron de par en par, su rostro distorsionado parecía como si hubiera visto un fantasma. ¡Nunca creería que su propio poder… su poder total, en realidad había sido bloqueado directamente por Yun Che!

No, hay que decir que fue él quien bloqueó el poder de Yun Che… y apenas se defendió contra él.

El rostro de Yun Che permaneció frío y tranquilo. En comparación, los brazos del hombre vestido de negro que sostenía la Serpiente del Relámpago Negro continuaron temblando ferozmente mientras el sudor corría por todo su cuerpo como ríos. El tremendo poder que estaba presionando su lanza y su cuerpo era como una montaña que se derrumbaba lentamente sobre él.

“Tú…” Mientras la espada pesada presionaba lentamente hacia abajo, la Lanza del Alma Negra se dobló lentamente y la Serpiente del Relámpago Negro se enrolló a su alrededor y comenzó a sisear. Los ojos del hombre vestido de negro se agrandaron a medida que el terror aumentaba y se intensificaba dentro de ellos.

¡Estruendo… del Cielo!

Yun Che declaró en su mente, y así, la cuarta puerta del Dios Maligno se abrió sin misericordia.

La fuerza profunda de Yun Che se incrementó exponencialmente en ese momento. La Serpiente del Relámpago Negro que había sido capaz de resistir amargamente lanzó un chillido trágico al ser despedazada instantáneamente. Los huesos de los brazos del hombre vestido de negro se rompieron completamente y fue enviado a volar por la frenética tormenta de energía profunda, rociando sangre a medida que avanzaba. Durante su vuelo, la Lanza del Alma Negra también se le escapó de las manos.

Yun Che hizo un movimiento de agarre y succionó la Lanza del Alma Negra en sus manos antes de arrojarla ferozmente.

¡¡Pfft!!

La Lanza del Alma Negra resplandeció como una estrella fugaz y se clavó en el pecho del hombre vestido de negro con una precisión incomparable, atravesándolo cruelmente. La trayectoria de vuelo horizontal de su cuerpo se clavó firmemente en el suelo mientras la sangre lo salpicaba.

Drip…

Drip…

La habitación de piedra finalmente se calmó. Aparte del sonido de la sangre goteando rápidamente, ni siquiera se podía oír el sonido de alguien respirando.

Ji Ruyan estaba de pie sin palabras no muy lejos, su hermoso rostro ya había perdido todo color. La muchedumbre de practicantes profundos del Reino Darkya en la parte trasera estaba estrechamente presionada contra la pared, estupefacta. Completamente empapados de sudor, por no hablar de decir una palabra, ni siquiera se atrevían a respirar demasiado alto.

Segundo nivel del Reino del Alma Divina…. en unas pocas confrontaciones directas, ¡había aplastado completamente a un experto en el Reino de la Tribulación Divina e infligido graves heridas!

¡Nunca habían visto, ni oído hablar de tal cosa antes! Simplemente eran incapaces de imaginar qué tipo de plano podría nutrir a un monstruo así.

El Espíritu de Madera estaba sentado en el suelo, mirando a Yun Che mientras estaba completamente aturdido. Como si hubiera olvidado sus miedos, sus ojos brillaron con un resplandor excepcionalmente brillante.

Yun Che caminó lentamente hacia delante. El sonido de sus pasos, que ni siquiera eran pesados, parecía pisar los corazones de todos los presentes. Se presentó ante el hombre vestido de negro, miró hacia abajo su miserable estado actual con fría indiferencia y habló tranquilamente: “La próxima vez que quieras pedir algo, tu actitud tiene que ser un poco más gentil. Si no, si tienes la mala suerte de encontrarte con alguien como yo… ¡sólo buscarás la muerte!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s