ATG – Capítulo 1069 – El Extraño Gremio Mercantil de la Pluma Negra

Los reinos estelares inferiores constituían treinta mil de los cuarenta mil reinos estelares del vasto Reino Divino, mucho más del setenta por ciento de toda la región.

A pesar de que no podían compararse con los reinos estelares intermedios y superiores en términos de fuerza general, herencia, recursos y antecedentes, ellos conformaban la mayor parte del Reino Divino, basado únicamente en la cantidad.

Entre los muchos reinos estelares inferiores, el Reino Darkya era una existencia extremadamente especial, especialmente en la Región Divina Oriental. Aunque su fuerza no estaba en las altas esferas, su reputación no era inferior a ninguna de ellas.

De todos los reinos estelares inferiores de la Región Divina Oriental, poseía los gremios más mercantilistas.

Si los practicantes profundos carecían de objetos extraños o tesoros, nunca volverían con las manos vacías si iban de viaje al Reino Darkya… el único prerrequisito era que trajesen suficientes piedras o cristales púrpuras.

La Ciudad Darkya estaba situada en el centro del Reino Darkya. Toda la ciudad tenía quinientos kilómetros de ancho, con muchos famosos gremios mercantiles del Reino Divino reunidos dentro, y en cuanto a los pequeños y medianos gremios mercantiles, esos eran innumerables. No había muchas fuerzas sectoriales dentro de la ciudad y tampoco contenía las fuerzas de un Rey del Reino, pero fue capaz de tomar el nombre de ‘Darkya’, exactamente el mismo nombre de su reino estelar. Solo por eso, era obvio que clase de estatus poseía la Ciudad Darkya en el Reino Darkya.

Yun Che apareció sobre los cielos de la Ciudad Darkya, mirando hacia abajo a la ciudad principal de este desconocido reino estelar durante mucho tiempo.

Su comprensión del Reino Divino solo se limitaba al Reino de la Canción de Nieve. Como el Reino de la Canción de Nieve estaba cubierto perpetuamente de nieve durante todo el año, su población era escasa. Era un reino único en sí mismo. Pero el Reino Darkya bajo él, estaba lleno de actividad. Su extraordinaria vivacidad le dio a Yun Che unos segundos de percepción errónea cuando llegó; pensó que había regresado a las florecientes ciudades del reino inferior.

Reino DarkyaReino Darkya.” Murmuró en voz baja Yun Che. Escena tras escena del Reino de la Canción de Nieve pasaron por su mente, trayéndole una tristeza ilimitada.

Se sacó su Jade Grabado del Fénix de Hielo y se puso un conjunto de ropa blanca y lisa antes de descender lentamente a esta tierra completamente desconocida de la que no formaba parte.

En la Estrella del Polo Azul, él era el gobernante.

En el Reino de la Canción de Nieve, contaba con el apoyo de su Gran Rey del Reino y era su discípulo directo… Incluso cuando había entrado por primera vez en el Reino de la Canción de Nieve, contaba con el apoyo de Mu Bingyun.

Pero ahora, estaba solo. En este ilimitado reino estelar, en este ilimitado mar de gente, no había ni un solo lugar ni una sola persona con el que estuviera familiarizado.

Si otra persona tomara su lugar, hace tiempo que habría dejado de respirar debido al miedo y la presión provocada por la pesada soledad.

Maestra…” Dijo Yun Che en voz baja.

Después de un largo período de depresión, la expresión y el estado emocional de Yun Che se recuperaron con claridad. Ya que las cosas habían llegado a este punto, solo podía enfrentarlo solo. Lo que tenía que hacer ahora era poner todo su esfuerzo en buscar un Orbe de Espíritu de Madera… y tenía que ser un Orbe de Espíritu de Madera de primera clase.

Piedras profundas púrpuras; cristales profundos púrpuras; jades profundos púrpuras; estas eran las monedas comúnmente utilizadas en el Reino Divino. Mil piedras púrpuras valían un cristal púrpura, y mil cristales púrpuras valían un jade púrpura.

Cuando siguió a Mu Bingyun y se unió al Trigésimo Sexto Palacio del Fénix de Hielo, todavía podía recibir una asignación mensual de cinco mil piedras púrpuras, pero después de convertirse en discípulo de Mu Xuanyin, no recibió ni una sola piedra.

Aunque se benefició mucho de su cosecha en la tesorería del Imperio del Viento Helado, inesperadamente ya había usado esas ganancias.

Aunque solo había cogido objetos de los alrededores del Cuerno de Qilin, esos eran todavía objetos guardados en la tesorería de un vasto imperio. No había duda de que ascenderían a una gran suma. Yun Che hizo inventario una vez más…

Había un total de trescientos mil cristales profundos púrpuras y doscientos jades profundos púrpuras.

¡Cuando se convirtió, eran quinientos millones de piedras profundas púrpuras!

“¿Cómo podría malgastar temerariamente la riqueza saqueada del país de un reino estelar intermedio?” Murmuró Yun Che.

Pero, ¿adónde debo ir?

Yun Che sacó el jade negro que Huo Rulie le había dado y su mirada se concentró repentinamente.

Cuando lo había recibido de Huo Rulie, era solo un jade negro sin vida. Pero ahora, el centro del jade repentinamente se iluminó, mientras una pluma, oscura como la noche, aparecía sobre él.

“¿Una pluma negra?” Yun Che se concentró ligeramente y sintió una débil fluctuación que venía de su superficie. Entonces, su mirada rápidamente se dirigió hacia adelante mientras caminaba… la fluctuación de energía profunda en la superficie de este jade negro apuntaba claramente en esa dirección.

Aunque era su primera vez en el Reino Darkya, la diferencia entre un reino estelar inferior y un reino estelar intermedio se podía ver con una sola mirada. La densidad y pureza de la energía espiritual aquí era muy inferior al Reino de la Canción de Nieve y al Reino del Dios de la Llama… Aunque todavía estaba muy por encima de la Estrella del Polo Azul.

El flujo de gente dentro de la Ciudad Darkya era enorme; era extremadamente animado, no importaba a donde fuese. Era obvio que este lugar prohibía el uso de arcas y monturas profundas, porque aunque había un número incesante de figuras humanas que pasaban volando por encima de él, no se veía ni un solo arca o bestia profunda.

Los practicantes profundos estaban mayormente en la etapa temprana del camino divino. Los guardias de la ciudad que eran visibles en todas partes estaban mayormente en el Reino del Origen Divino o en el Reino del Alma Divina.

En el Reino Darkya… así como en cualquier otro reino estelar inferior, ser capaz de entrar en el camino divino y alcanzar el Reino del Origen Divino era chocante, y ser capaz de alcanzar el Reino del Alma Divina ponía a uno por encima de las masas. Ser capaz de alcanzar el Reino de la Tribulación Divina significaba que uno estaba calificado para establecer su propia secta y si uno era capaz de pasar a través del Reino de la Tribulación Divina, al Reino del Espíritu Divino, podían ser señores de una región.

¡Entrar en el Reino del Maestro Divino obviamente significaba que podían convertirse en gobernantes de un reino!

Si uno o más Soberanos Divinos aparecieran dentro de un reino estelar inferior, entonces todo el reino estelar sería posteriormente promovido y clasificado para convertirse en un reino estelar intermedio.

Como resultado, Yun Che, quien sería considerado un genio dentro de su grupo de edad en el Reino de la Canción de Nieve después de alcanzar el Reino del Alma Divina en un solo paso, estaría calificado para unirse a los treinta y seis Palacios del Fénix de Hielo. Esta fue la razón por la que su cultivo y edad actuales fueron suficientes para atraer la atención en este reino estelar inferior.

Siguiendo la débil guía de la energía profunda del jade negro, Yun Che sintió el aura de la Ciudad Darkya y a los practicantes profundos que viajaban mientras caminaba hacia el centro de la ciudad.

Como se esperaba del reino estelar de comercio, dentro de los treinta mil reinos estelares inferiores que eran aún bien conocidos dentro de los reinos estelares intermedios; dondequiera que iba Yun Che, lo que más veía eran organizaciones mercantiles de varios tamaños. Aparte de los gremios mercantiles, también había innumerables pequeñas tiendas y puestos de venta de todo tipo de curiosidades.

Yun Che serpenteó casualmente durante varias horas y eso fue lo que vio.

Toda la Ciudad Darkya era como un enorme bazar.

Cuando los pasos de Yun Che finalmente se detuvieron en cierto lugar, la reacción del jade negro desapareció por completo.

Ante Yun Che había un edificio muy alto de estilo antiguo. En la Ciudad Darkya, esto era definitivamente una monstruosidad conspicua.

Era un gran gremio mercantil. Se podían ver varias decenas de entradas de un vistazo y el flujo de gente entrando y saliendo era interminable.

Yun Che levantó la cabeza y leyó las pocas palabras que casi llegaban a las nubes en voz baja. “Gremio Mercantil de la Pluma Negra.”

El contorno de la pluma negra que apareció en la superficie del jade negro era exactamente el mismo que el grabado del enorme gremio mercantil.

El Gremio Mercantil de la Pluma Negra ante Yun Che era el edificio más grande de todos los que había visto en su camino hacia aquí. De su vasto y antiguo estilo de construcción, poseía definitivamente un profundo trasfondo e historia.

Yun Che se puso en pie, con un profundo desconcierto en su cara: ¿Por qué un gremio mercantil tan grande haría negocios clandestinos? E… ¿incluso estarían involucrados con los Orbes de Espíritus de Madera que el Reino de Dios del Cielo Eterno personalmente había prohibido?

Cualquier tipo de descuido resultaría en el daño a incontables generaciones de fama y fundación. Este Gremio Mercantil de la Pluma Negra estaba en una escala donde era lo suficientemente alto como para perforar las nubes. Quizás solo unos pocos en toda la Ciudad Darkya podrían compararse con ella, ¿por qué se arriesgarían tanto?

Originalmente pensó que era un pequeño gremio mercantil o una sociedad secreta que quería grandes y rápidas ganancias que sostuvieran un mercado negro tan clandestino, pero nunca se imaginó que sería un gremio mercantil tan grande, de enormes proporciones e historia.

¿Podrían los beneficios obtenidos de sombrías ferias comerciales ser tan grandes?

Yun Che no se molestó en pensar mucho más mientras se dirigía hacia la sala más exterior del Gremio Mercantil de la Pluma Negra. Una joven estaba de pie en la entrada del vestíbulo, dando la bienvenida a cada visitante con una sonrisa.

“Bienvenido al Gremio Mercantil de la Pluma Negra. Estimado invitado, pase, por favor. Si necesita algo, siéntase libre de decir lo que necesite en cualquier momento.” Dijo la niña con una reverencia cuando vio a Yun Che venir.

Esta chica estaba en el Reino Profundo Emperador. En la Estrella del Polo Azul, podría ser la respetada maestra de una generación. Aquí, sin embargo, sólo podía ser alguien que saludaba a los invitados. Yun Che no contestó y, en su lugar, se detuvo ante la chica y silenciosamente sacó el jade negro.

Al ver el jade negro en las manos de Yun Che, la expresión de la niña cambió ligeramente. Ella se inclinó aún más profundamente mientras hablaba con más respeto. “Así que en realidad es un estimado invitado, por favor sígame.”

Yun Che guardó el jade negro y silenciosamente siguió a la chica… Anteriormente estaba lleno de dudas, pero ahora estaba completamente seguro de que el mayor gremio mercantil que había visto en toda su vida estaba haciendo transacciones clandestinas como el Orbe del Espíritu de Madera.

¡Eso es muy extraño!

¿Cuál es el beneficio de una transacción clandestina?

Tengo quinientos millones de piedras profundas púrpuras… ¿no me digas que no es suficiente para un solo Orbe de Espíritu de Madera?

Quinientos millones era una cantidad absolutamente enorme de riqueza, un número absolutamente astronómico, así que antes estaba completamente seguro. Sin embargo, si los Orbes de Espíritus de Madera fueran capaces de hacer que un gremio mercantil a gran escala los vendiera… si no venía con un beneficio insuperable, ¿por qué se atreverían a correr el riesgo de ir en contra de la prohibición del Reino de Dios del Cielo Eterno?

Esta fue la razón por la que Yun Che comenzó a sentirse un poco menos seguro.

Yun Che siguió a la chica y caminó una distancia considerablemente larga. Después de caminar a través de muchos pisos de escaleras, el entorno se calmó completamente y no se escuchó ni un solo sonido.

La chica se detuvo en una puerta bien cerrada de un pasillo. De un solo vistazo, Yun Che notó que este gran salón estaba cubierto de muchas formaciones profundas a gran escala. Había tantas que el sonido, la vista e incluso el aura estaban completamente aislados. Sin embargo, este aislamiento fue unilateral. La gente de adentro era capaz de ver y sentir claramente todo lo de afuera.

Las cejas de Yun Che se fruncieron considerablemente… Pero después de pensar que era imposible que Huo Rulie quisiera hacerle daño, sus cejas se relajaron lentamente, aunque no bajó la guardia en lo más mínimo.

Señor Ji, un estimado invitado ha llegado.” Dijo la niña respetuosamente ante la puerta del pasillo.

Tras un breve silencio, la puerta del salón se abrió lentamente.

“Estimado invitado, por favor, entre. El Sr. Ji le está esperando dentro.”

La niña se inclinó suavemente y luego se giró para irse.

Yun Che no dudó en entrar a pasos agigantados. Tan pronto como entró, la puerta del salón se cerró herméticamente detrás de él.

El salón era bastante espacioso y un anciano estaba sentado ante una mesa de madera. Este anciano debería ser el ‘Señor Ji’ que la chica había mencionado. Al ver a Yun Che, se levantó y le dio la bienvenida con una sonrisa: “Este estimado invitado parece bastante desconocido, ¿puedo preguntarle qué ha venido a buscar de mi Gremio Mercantil de la Pluma Negra?”

“¡Quiero un Orbe de Espíritu de Madera, cuanto más puro, mejor!” Yun Che fue directo al grano.

Las palabras de Yun Che hicieron desaparecer la sonrisa en la cara del viejo. Fue reemplazada con una mirada ligeramente enojada. “¿Qué quiere decir el huésped estimado? ¡La caza de espíritus de madera trae el resentimiento tanto de los hombres como de los dioses, es un acto que va en contra de la ley celestial! Mi Gremio Mercantil de la Pluma Negra tiene una historia de varios cientos de miles de años y nunca ha hecho ningún negocio deshonroso. ¿Cómo podríamos hacer algo tan repulsivo? Estimado invitado, si está aquí por Orbes de Espíritus de Madera, me temo que está en el lugar equivocado.”

“…”

Yun Che frunció el ceño por dentro… La ira de este viejo no parecía ser un acto. Cuando se pronunciaron las palabras ‘caza de espíritus de madera’, sintió claramente una intensa ira e indignación moral.

¿Qué está pasando? ¿Vine al lugar equivocado?

Tras un momento de reflexión, Yun Che caminó hacia delante y silenciosamente colocó el jade negro que Huo Rulie le había dado sobre la mesa.

El anciano tampoco dijo una sola palabra mientras cogía el jade negro y usaba su energía profunda para rozar su superficie. Él le preguntó con calma: “¿Tiene pruebas?”

Yun Che volvió a extender su mano, sacando el tótem que le había dado Huo Rulie. Él dijo impasiblemente: “Si sabe quién es el dueño original, entonces debería conocer su fuerza, así que es imposible que yo haya robado esto.”

Una vez que vio el tótem del Maestro de Secta del Cuervo Dorado, la expresión del viejo se suavizó en una sonrisa. “Así que es una recomendación del Maestro de Secta Huo del Reino del Dios de la Llama. Me disculpo por mi comportamiento anterior. El Maestro de Secta Huo es uno de los clientes más importantes de mi gremio, por lo que cualquiera que recomiende es obviamente el más estimado entre los estimados huéspedes. Por favor, siéntese.”

“No es necesario.” Dijo Yun Che sin rodeos. “Quiero comprar un Orbe de Espíritu de Madera.”

El anciano lo miró a los ojos y le preguntó: “¿Puedo preguntar el nombre de este estimado huésped?”

Ling Yun.” Dijo Yun Che con calma. Obviamente no usaría su verdadero nombre.

“Hohoho.” Se rió el viejo. “Este viejo ha trabajado en este gremio toda su vida. Yo también he visto a demasiada gente y he cultivado un par de ojos que pueden ver a través de la gente. Si alguien está mintiendo o diciendo la verdad, si alguien está aquí para hacer una transacción sincera o tiene un plan diferente en mente, puede ser visto de un solo vistazo.”

“Por ejemplo, el hecho de que quiere comprar un Orbe de Espíritu de Madera es cierto, pero el nombre Ling Yun es falso.”

Yun Che. “…”

“Pero no importa. Un nombre no es importante, porque es sólo un medio de dirección y nada más. En una transacción con un estimado huésped, mantener la confidencialidad y la confiabilidad de ambas partes es el principio más importante. Tomemos como ejemplo al Maestro de Secta Huo, aparte de este viejo, nadie en la Ciudad Darkya sabe que alguna vez ha puesto un pie aquí. Como tal, por favor, tranquilícese, Señor Ling y cumpla con nosotros.” Dijo el anciano con una sonrisa.

Yun Che creyó sus palabras. De lo contrario, Huo Rulie no visitaría personalmente el Reino Darkya cada vez.

“No se preocupe, ni siquiera tengo la cara para hablar de tal cosa.” Contestó Yun Che.

“Hoho.”

El viejo se rió, su significado desconocido, mientras miraba a Yun Che. Cuando retiró la mirada, una profunda complejidad pasó a través de sus ojos y dijo: “En cuanto a los Orbes de Espíritus de Madera, su tiempo es impecable, pero al mismo tiempo, desafortunado.”

“¿Qué quiere decir?” Preguntó Yun Che.

“Lo que es impecable es que nuestro gremio mercantil acaba de obtener un Orbe de Espíritu de Madera y se prepara para venderlo mañana. Lo que es desafortunado es… que este Orbe de Espíritu de Madera es muy especial… ¡no, extremadamente especial! Es el Orbe de Espíritu de Madera más especial que nuestro gremio mercantil ha obtenido en todos estos años. Como tal, ¡es muy caro! Tan caro que no puede permitírselo, aunque venda la fortuna de toda una familia.”

Las cejas de Yun Che se hundieron un poco. “¿Especial en qué sentido? ¿Podría ser que su energía espiritual sea extremadamente alta?”

“Hoho, este viejo no tiene autoridad para informarle al respecto. He dicho lo que se me permite decir.” El anciano sonrió y dijo: “Si tiene confianza en su bolsillo, deje su impresión de transmisión de sonido y mañana por la noche le informaré del lugar del intercambio.”

“Está bien.” Yun Che asintió lentamente. “¡Entonces esperaré hasta mañana!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s