Invincible – Capítulo 259 – Tomando el Control de la Secta Magos del Cielo

“¡Espíritu Marcial del Dragón Azul!” Viendo a un dragón azul materializarse detrás de Huang Xiaolong, Chen Xiaotian quedó asombrado.

La noticia de que Huang Xiaolong poseía espíritus marciales gemelos de talento excelente, los Dragones Divinos Primordiales, aún no se había extendido a las Tierras Caóticas. Por lo tanto, esta fue la primera vez que cualquiera de ellos, ya sea Chen Xiaotian, Geng Ken, o el resto, fueron confrontados con la existencia de un Espíritu Marcial de dragón azul.

Después de convocar a sus Espíritus Marciales gemelos, su fuerza se elevó continuamente. En un deslumbrante destello de luz, utilizó su Transformación de Alma con sus dragones.

Ante los rostros aturdidos de Chen Xiaotian y los demás, capas de robustas escamas de dragón negras y azules crecieron sobre la superficie de la piel de Huang Xiaolong, cubriéndolo como una armadura, mientras dos tatuajes de cabezas de dragón aparecían en su espalda.

Después de la Transformación del Alma, el ímpetu de Huang Xiaolong superó ampliamente al de Chen Xiaotian.

Su cuerpo exudaba la fuerza de abrumadora de un dragón, lo que dificultaba la respiración de Chen Xiaotian, Geng Ken y los Ancianos de la Secta Magos del Cielo. En el fondo, el núcleo de sus almas dio a luz un deseo de arrodillarse, de postrarse, de someterse ante Huang Xiaolong. Sólo Chen Xiaotian pudo resistirse a arrodillarse, aunque apenas.

Huang Xiaolong se movió, desapareciendo en un borrón y reapareciendo justo delante de Chen Xiaotian. Una palma fue golpeada rápidamente.

Chen Xiaotian se puso espantosamente pálido ante el repentino ataque, levantando su propia palma en pánico, enfrentándose directamente al ataque de Huang Xiaolong en un intento de defensa propia.

Una sorda explosión resonó en el gran salón, seguida de terroríficas réplicas en espiral que barrieron hacia afuera. Chen Xiaotian tuvo la sensación de que la palma de su mano había golpeado una piedra divina. Sintió como si los huesos de su mano se hubieran roto por la colisión mientras se tambaleaba hacia atrás hasta el borde del gran salón, solo para estabilizarse.

El horror estaba escrito por toda la cara de Chen Xiaotian mientras miraba a Huang Xiaolong.

Ante este joven de cabello negro, confiando puramente en el qi de batalla y el grado de habilidad de batalla para combatirlo, Chen Xiaotian sabía que era marginalmente más fuerte. Pero la fuerza del joven aumentó drásticamente después de la Transformación del Alma.

Una parte de él abandonó su resistencia.

Por otro lado, la silueta de Huang Xiaolong parpadeaba, empuñando de nuevo los Sables de Asura en dirección a Chen Xiaotian, los haces de espada danzantes giraban en una seductora flor demoníaca justo delante de este último.

Habilidad de Espada Asura, Quinto Movimiento: ¡La Flor de la Otra Orilla!

¡En el siguiente aliento, la flor se desvaneció en el aire!

Repentinamente, Chen Xiaotian gritó. Su cuerpo fue arrojado hacia atrás como si algo le hubiese golpeado, sangre roja brotando de su pecho como un manantial gorgoteando. La marca de una flor roja sanguinolenta se podía ver en su pecho mientras la sangre fluía.

Antes de que Chen Xiaotian cayese al suelo, los sables en las manos de Huang Xiaolong se movieron por tercera vez, enviando innumerables haces de espadas que se convirtieron en un par de tempestuosos vórtices, persiguiéndolo.

¡Tempestad del Infierno!

El miedo y el pánico surgieron en el corazón de Chen Xiaotian al ver los dos ciclones que se le acercaban.

Físico de la Corriente de Fuego Salvaje.”

El cuerpo de Chen Xiaotian giró a gran velocidad, convirtiéndose en una nube de llamas que flotaba en el aire.

Sin embargo, debido a la herida de la Flor de la Otra Orilla, el qi de asura había invadido su cuerpo, reduciendo en gran medida su velocidad y sus movimientos. Al final, los vórtices de la Tempestad del Infierno se envolvieron alrededor de sus piernas, tirando de él desde el aire.

Minúsculos haces de viento rasgaron las piernas de Chen Xiaotian, su carne estaba desollada y la sangre salpicaba a medida que avanzaba hacia su torso. El blanco de los huesos era visible a simple vista a través de las sangrientas heridas.

Huang Xiaolong detuvo su ataque y caminó hacia donde yacía Chen Xiaotian.

Gravemente herido por la Flor de la Otra Orilla y con las piernas paralizadas por la Tempestad del Infierno, Chen Xiaotian era una versión marchita de su robusto él. El poder elemental del viento y del fuego se debilitó y disipó. En este estado, cualquier Guerrero Xiantian del Sexto Orden podría acabar con la vida de Chen Xiaotian sin mucho esfuerzo.

Chen Xiaotian luchó por arrastrar su cuerpo herido con sus brazos, mientras Huang Xiaolong se acercaba más, hasta que llegó a una pared donde no había espacio para retirarse.

“¡Ríndete a mí! Puedo curar tus heridas, también dejarte entrar en el Octavo Orden.” Huang Xiaolong bajó la mirada, su voz helada no daba lugar a dudas: “¡O muere!”

“Cortado por mis sables, con el qi de asura invadiendo tu cuerpo, los últimos momentos antes de la muerte son una tortura absoluta. Probablemente no te sientas muy bien ahora mismo.”

Una serie de pensamientos pasaron por el pálido rostro de Chen Xiaotian. Tal como Huang Xiaolong declaró, el qi de asura invasor se sentía como diez mil serpientes venenosas que hundían sus venenosos colmillos en su piel, el dolor se hacía cada vez más insoportable con el paso de los segundos. Si no fuera por su qi de batalla suprimiendo esa energía aterradora dentro de su cuerpo, el dolor sería cien veces peor de lo que estaba experimentando ahora.

Huang Xiaolong le miró con frialdad, esperando una respuesta.

Geng Ken, Du Xin y Deng Guangliang miraron a Chen Xiaotian en absoluto silencio.

Huang Xiaolong había derrotado fácilmente a Chen Xiaotian después de su Transformación del Alma, la verdad chocante ya estaba profundamente grabada en los corazones de Geng Ken, Du Xin, Deng Guangliang y los Ancianos de la Secta Magos del Cielo, y se notaba en sus rostros.

El tiempo pasó y el silencio prolongado se hizo más apremiante.

“Bien. Estoy dispuesto a someterme a ti.” Poco tiempo después, Chen Xiaotian suspiró hacia el cielo y cedió. En el momento en que estas palabras salieron de sus labios, pareció envejecer en un instante.

Como Soberano de la Secta Magos del Cielo, Chen Xiaotian era considerado como una de las tres existencias hegemónicas de la Ciudad del Demonio Negro, una existencia que incluso el Patriarca de la Secta de los Nueve Demonios debía mostrarle uno o dos puntos de respeto y cautela. Pero ahora, se veía reducido a someterse a otra persona, teniendo un maestro sobre él ー ¡un joven!

Las circunstancias de este cambio fueron difíciles de aceptar para él.

Huang Xiaolong estaba secretamente aliviado de que Chen Xiaotian estuviera dispuesto a someterse. Este fue el resultado más favorable.

De esta manera, en la superficie, Chen Xiaotian podía permanecer como la cara del líder de la Secta Magos del Cielo, mientras que Huang Xiaolong controlaba todo lo que había entre bastidores. Proceder de esta manera reduciría las posibilidades de que la Escuela de la Golondrina de Sangre y la Secta de los Nueve Demonios sospecharan, de lo contrario, las cosas serían más problemáticas si tuviera que hacer que Chen Xiaotian ‘desapareciera’.

“Bien. Libera tu Mar de Alma.” Añadió Huang Xiaolong. “Voy a marcar tu alma.”

“¡Marca del alma!” La reacción de Chen Xiaotian fue idéntica a la de los demás al escuchar las palabras ‘marca del alma’. El hecho de que Huang Xiaolong conociera el arte de marcar el alma fue chocante para él.

Sus ojos se desviaron hacia Geng Ken, sus discípulos, Du Xin y Deng Guangliang, así como hacia los Ancianos de la Secta Magos del Cielo. ¡Se dio cuenta de que todos ellos tenían sus almas marcadas por Huang Xiaolong!

Como muchos antes que él, Chen Xiaotian cedió, liberando su Mar de Alma, permitiendo que Huang Xiaolong le hiciera una marca de alma.

Mostrando el Mandato del Alma combinado con el Antiguo Arte de Marionetas, Huang Xiaolong marcó el mar de alma de Chen Xiaotian. Cuando todo terminó sin problemas, finalmente se relajó. Reinando en Chen Xiaotian, la Secta Magos del Cielo estaba ahora completamente bajo su control.

¡En las Tierras Caóticas, Huang Xiaolong ahora tenía su propia fuerza!

Al marcar exitosamente el alma de Chen Xiaotian, Huang Xiaolong retiró el qi de Asura que llevaba dentro y le dio una píldora espiritual de grado seis y una píldora de curación, para que pudiera curar sus heridas.

Con Chen Xiaotian de su lado, Huang Xiaolong se volteó hacia los tres Ancianos de la Secta Magos del Cielo que quedaban, controlándolos como lo hizo con los demás.

Sin embargo, no hizo que Chen Xiaotian llamara a una asamblea de discípulos principales anunciando su identidad. Antes de que se tragara a la Secta de la Golondrina de Sangre y a la Secta de los Nueve Demonios, cuanta menos gente supiera de él, mejor.

Sin embargo, al mismo tiempo, no tenía prisa por apoderarse de las otras dos fuerzas. En su lugar, ordenó a Chen Xiaotian y a Geng Ken que hicieran que alguien vigilara los movimientos de los Ancianos de la Escuela de la Golondrina de Sangre.

Su plan era dividir y conquistar ㅡ cuando estos Ancianos salieran para tareas, él los mataría o los controlaría.

Sólo actuaría cuando el Decano de la Escuela Golondrina de Sangre, Jiang Tianhua, notase que algo andaba mal.

Desde entonces, Huang Xiaolong permaneció en el cuartel general de la Secta Magos del Cielo, pasando sus días cultivando dentro del Divino Monte Xumi. Mientras su fuerza espiritual y su fuerza continuaban aumentando, intentó controlar la quinta marioneta dentro de la Pagoda del Tesoro Linglong.

Y Huang Xiaolong finalmente tuvo éxito diez días después.

Joven Señor, este subordinado descubrió que dos Ancianos de la Escuela de la Golondrina de Sangre, Li Yunhua y Liu Liyang, aceptaron una tarea en el Dominio de la Muerte en busca de la Perla del Espíritu Endemoniado.” Un día, el líder de la Secta Magos del Cielo, Chen Xiaotian, vino a informar a Huang Xiaolong.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s