RTW – Capítulo 315 – Fiesta de Celebración

Traductor: Lurixer.

Se estaba celebrando un gran banquete de celebración en el salón principal del castillo del Pueblo Fronterizo.

Además de las brujas, el personal de alto rango del Ayuntamiento y del Primer Ejército asistieron completamente a esta fiesta. Estaban los nobles Barov Mons y Carter Lannis, y también Hacha de Hierro y Kyle Sichi, que eran de origen civil. Especialmente para este último, Roland tuvo que esforzarse mucho para convencerlo de que saliera del laboratorio y asistiera a este banquete, ‘inutil’ según él.

Para incluir a sus súbditos en este alegre evento, además de dar un discurso público, también ordenó al personal de la cocina que horneara una gran cantidad de pan blanco usando el almidón refinado de la fabricación de explosivos, y distribuyó el pan a toda la gente del pueblo. Siempre y cuando tuvieran una tarjeta de identificación, podrían obtener una cantidad limitada de comida deliciosa en el Ayuntamiento. Incluso mientras el Primer Ejército volvía a casa, la mayoría de los habitantes del pueblo ya habían sabido de su victoria en la batalla.

Por supuesto, era posible que no comprendieran necesariamente el propósito y el significado de la expedición, pero mientras hubiese pan gratis, contaría como un día de celebración para ellos.

Esta fue también la primera vez que Roland imitó esos banquetes ‘nobles’ organizados en la Ciudad Rey.

No había barbacoa ni grandes trozos de carne estofada, toda la comida estaba cortada en pequeños trozos y arreglada espléndidamente en platos inmaculadamente blancos. En el borde de la mesa había varios recipientes que contenían todo tipo de condimentos, para que pudieran sazonar su comida según su propio gusto, similar a los buffets de generaciones posteriores.

“Bienvenida de vuelta.” Dijo Roland, llevando dos copas de vino a Anna. “El viaje debe haber sido duro para ti.”

“Ya dijiste eso en el muelle.” Anna tomó una copa. “Y mi respuesta sigue siendo la misma, ‘no fue difícil’.”

Cuando sus lentes se tocaron débilmente, sus ojos se llenaron de una dulce sonrisa. Al ver esto, Roland tuvo que luchar para resistir el impulso de abrazarla en el acto. En vez de eso, siguió adelante e intercambió una copa de celebración con las otras brujas.

“¿Qué hay de mí?” Gritó Relámpago.

“Tú también tendrás tu parte.” Dijo Roland, llamando a un camarero de quien tomó una copa de sidra para ella: “Trabaja duro.”

“¡Exijo beber vino blanco!” La niña lo miró con ojos grandes.

“Uh huh…” Después de pensarlo, Roland finalmente decidió cumplir su deseo. Después de todo, la curiosidad de esta niña siempre había sido muy alta, así que, si él la rechazaba todo el tiempo, tal vez aprendería de Nightingale y se colaría en la cocina, pero estaría robando vino en su lugar. “Está bien, pero sólo un trago.”

“¡Sí!”

Cuando Roland le dio un poco de vino blanco mezclado con hielo y jugo de uva, repentinamente se acercó y le dio un beso en la mejilla.

“Keke… ¿Es esta la costumbre de los fiordos?”

“Claro.” Asintió seriamente Relámpago. “¡Eso es lo que me dijo mi padre!”

Como no era la primera vez que lo veían, las otras brujas de la Alianza de Brujas no pensaban que fuera demasiado extraño. Sin embargo, los ojos de Sylvie se volvieron redondos por el shock antes de lanzar una mirada acusadora a Roland, y vio que se movía mientras llevaba una expresión incómoda – ¿realmente existe tal costumbre de besar la cabeza cuando se celebra una acción heroica en los fiordos?

Luego llegó el momento de intercambiar un brindis con los ministros.

Cuando llegó el turno del Alquimista Jefe, el hombre se inclinó y susurró: “Su Alteza, ya que me dio la ‘Química Intermedia’, ya la he leído dos veces, pero todavía hay muchas cosas que no puedo entender.”

“Si estás hablando de esa constitución subatómica de la materia, esa parte implica mucho conocimiento físico, así que tienes que leer otro libro para entenderlo.” Roland señaló: “Por lo tanto, te sugiero que primero leas la ‘Física Elemental’ antes de volver a repasar los remanentes de la Química Intermedia. De esta manera, muchas de tus dudas deberían ser respondidas.”

“Eso es lo que iba a hacer, pero…” Dudó por un momento antes de continuar. “Alteza Real, ¿por qué son diferentes los colores utilizados en la portada de cada libro antiguo? ¿Tiene algún significado especial?”

“Eso es…” Roland reflexionó por un momento. “El color representa los requisitos y el tiempo necesario para comprenderlo.”

“¿Era así?” Kyle meditó: “Del verde al púrpura. Por lo tanto, parece que cuanto más profundo es el color, más profundo es el conocimiento registrado en su interior. De esa manera, ¿Química Avanzada debe ser negro?”

“No, es naranja.”

“Ah.” Kyle se asustó. “¿Por qué?”

Roland sonrió. “¿Quién sabe?”

A mitad del banquete, Roland salió del salón y fue a la terraza del castillo. De pie en la suave brisa nocturna, no pudo evitar sentir un ligero escalofrío. La mitad del otoño ya había pasado, así que, en otras palabras, no pasaría mucho tiempo antes de que el largo invierno cubriera todo el Territorio Occidental con nieve y provocara los Meses de los Demonios.

Pero la situación durante este año y el año anterior se había vuelto tan diferente como el blanco y negro. El intercambio con la Cámara de Comercio de Margaret trajo una gran cantidad de dinero, y a cambio de alimentos y materiales, muchos de estas monedas de oro real fueron pagados a la gente en forma de salario. Según las estadísticas del mercado de conveniencia, las ventas recientes de productos habían mostrado un gran crecimiento, del cual algunos de los productos mejorarían significativamente la calidad de vida de las personas. Las ventas de productos como filetes y huevos crecían especialmente rápido.

No había duda de que esto era una señal de la mejora gradual en los niveles de vida de las personas. En particular, la población nativa había recibido nuevas viviendas gratuitas, mientras que su salario, en comparación con el anterior, también había aumentado mucho. Hoy en día, incluso habían empezado a comprar comida que generalmente solo podían disfrutar durante los festivales. La población recién introducida todavía estaba en la etapa en la que estaban ocupados ahorrando dinero para comprar una casa, pero cuando se las arreglasen para establecerse, el mercado estaba destinado a marcar el comienzo de un nuevo pico en las ventas.

¿Qué necesita exactamente la gente? A veces, comer y beber hasta saciarse ya era suficiente para estar agradecidos a su Señor y seguirle hasta la muerte.

Durante esta era, la mayoría de los civiles eran fáciles de complacer.

Alteza, tenga cuidado de no resfriarse.” Dijo Nightingale, y apareció detrás de él con un delgado abrigo en la mano. Le arrojó la tela a Roland, sacó un trozo de pescado seco de una bolsa y se paró junto a él. “¿Qué sucede?”

“Nada.” Dijo Roland, mostrándole una sonrisa mientras se ponía el abrigo. “De repente sentí la necesidad de ver mi territorio.”

“Parece que el pueblo aún está muy ocupado.” Dijo Nightingale y señaló a la plaza del pueblo, aún muy iluminada. “Ya es de noche y todavía hay mucha gente que no se ha ido a casa.”

“Eso es porque hoy era la primera vez que mostraban el nuevo drama, ‘Amanecer’.” Explicó Roland felizmente. “Además, también es el primer espectáculo después de varios meses de la compañía del Pueblo Fronterizo. Así que, los aldeanos probablemente han estado ansiosos por volver a ver a la Señorita May y a la Señorita Irene.”

Pero dicho esto, la Señorita May pronto se convertiría en la Señora May Lannis. En realidad, nunca había esperado que su propio Caballero Principal actuase tan decisivamente para tomar las manos de la Estrella del Oeste. Cuando el otro bando le había informado con una cara sincera de su intención, se quedó estupefacto por un momento antes de que finalmente respondiera. La boda del Caballero Principal necesitaba la aprobación de su Señor, pero Roland, naturalmente, no tenía ninguna objeción a este tipo de feliz acontecimiento. Al final, la boda de los dos se programó para después del final de los Meses de los Demonios, más precisamente, para el día en que el Pueblo Fronterizo se convertiría oficialmente en una ciudad.

“Era un lugar muerto cuando me colé por primera vez en este pueblo.” Exclamó Nightingale. “Pero ahora, incluso de pie en el castillo, parece que todavía siento la atmósfera alegre que nos rodea.”

“La vida mejorará, día a día.” Roland miró hacia arriba, mirando al cielo nocturno sin nubes mientras respiraba profundamente. Todavía quedaban muchas cosas por hacer, como la ampliación del alcance de la educación, la creación de una atención de salud pública, el aumento de la cantidad de construcciones culturales, el fomento de la tasa de natalidad, etc. Todo esto transformaría el Territorio Occidental en una fuerza estable y sentaría las bases para la unificación de Graycastle.

Nightingale inclinó la cabeza y lo miró con ojos agudos mientras le preguntaba: “¿Y qué hay de nosotros?”

“Por supuesto, lo mismo es cierto para ti.” Dijo Roland mientras le daba palmaditas en la cabeza. “Lo prometo.”

2 respuestas a “RTW – Capítulo 315 – Fiesta de Celebración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s