RTW – Capítulo 314 – Aniquilación

Traductor: Ben.

Era la primera vez de García en experimentar el horro de una extraordinaria.

El arma en sus manos era obviamente una espada ordinaria de una mano, sin embargo, la explosión de presión de cada uno de sus movimientos parecía absorber partes de su alma. Cada golpe que venía lloviendo en su escudo era tan pesado como un golpe de una espada de dos manos. Dos o tres golpes más tarde, García no podía levantar más su brazo y golpeada en su barbilla por un movimiento de ataque hacia arriba.

Después de su restauración, la Reina de Aguas Claras abandonó completamente la defensa, y antes de que pudiera pensarlo nuevamente, una balista ya había aparecido frente a ella. Ella jaló el gatillo, no fue una lanza de hierro la que lanzó sino varios jarros de agua negra. Reaccionando instintivamente, Zero rompió las jarras en pedazos, sólo para ser bañada en agua negra. Cuando las piezas de cristal de fuego ocultas dentro de los jarros entraron en contacto con el aire, empezaron a arder rápidamente, y convirtieron toda el área en un pilar de fuego.

No obstante, todavía no estaba garantizado que esto funcionaría. Después de todo, Zero aún podía usar su velocidad el cual sobrepasaba todo lo que cualquier persona ordinaria pudiera lograr, para moverse alrededor del estanque de flores mientras que la balista no podía siquiera dar la vuelta. Por lo tanto, García no tenía ninguna otra alternativa que confiar en levantar una pared de rocas cubiertas con lanzas para restringir los movimientos de la Purificada. Además, convirtió los jarros de flores que rodeaban el estanque en explosivos, llenándolos de pólvora, y ocultando hoyos en el suelo, estableciendo una formación de trampas mortales.

Después de matar a la otra parte de esta manera por varias ocasiones, García descubrió que su respiración gradualmente se volvió pesada, gotas de sudor empezaron a correr su frente y olas de mareo empezaron a atacar su mente, dejándola casi incapaz de mantenerse de pie.

“Bien hecho,” dijo una vez más la Purificada, no estaba tomando ventaja del estado debilitado de García y en su lugar estaba aplaudiendo con sus manos. “Que tú seas capaz de hacer todo esto sobrepasa todas mis expectativas. Sin embargo, hay algo que olvidé decirte. A pesar de que puedes usar tu conciencia para cambiar el ambiente y el lugar de encuentro de este mundo, consumirá una mucha mayor cantidad de energía que crear cosas nuevas por completo… la cantidad es incluso similar la restauración de uno. Ya deberías sentir la sensación de debilidad y cansancio sobre tu cuerpo, tal vez, después de tu siguiente muerte, tú ya caerás en un sueño eterno.”

“Ah, eso aún es mejor que tener la cabeza cortada,” jadeó pesadamente García, “pero pareces olvidar los gritos que hiciste cuando estabas siendo quemada por el fuego infernal. No creo que seas capaz de aguantar más que yo.”

“…” Después de un momento de silencio, Zero dijo, “Desde que me convertí en una Purificada, la Iglesia me ha dado mucho apoyo para mejorar mis habilidades. Desde incrementar los conocimientos, hasta enseñándome habilidades de combate, alimentándome con jueces para mejorar mi habilidad. Esos jueces, a pesar de saber que serían sacrificados, ellos felizmente entraron a la batalla de las almas. Aquí, en el mundo de la conciencia, afilaron mis habilidades en luchas de vida o muerte, tranquilizándome de que ellos aceptarían su muerte antes de transmitirme todo su interior y sus experiencias.”

García no interrumpió sus palabras. Incluso si la otra estaba estancando el tiempo, ella también necesitaba un descanso.

“He absorbido a una extraordinaria, y su fuerza era impresionante – casi perdía una batalla de las almas. Pero al final, me apoyé en el arma de los demonios (NT. La que usaron en la Ciudad Corazón de Lobo para destruir las murallas) para prevalecer sobre ella y obtener todo de ella. Debido a las diferentes características de la magia, de hecho, no me puedo convertir en una extraordinaria o usar las habilidades de las brujas que absorbo. Sin embargo, aquí, en el mundo de la conciencia, estas diferencias no me afectan. En los últimos doscientos años, ni siquiera puedo recordar el número de individuos que pudieron amenazarme. Todo su dolor, felicidad, tristeza y los deleites que tuvieron en sus vidas, so volvieron parte de mis experiencias personales…” pausó ella, “Incluyendo su muerte.”

“¿Qué es exactamente lo que quieres decirme?” preguntó cautelosa García.

“La diferencia entre tú y yo,” respondió Zero calmadamente.

“La asimilación de tantas almas ha hecho mi voluntad incomparable. En caso de que quieras saber el número de muertes que puedo sobrevivir, creo que, para este momento, puedo soportar al menos cientos de muertes.”

“En ese caso, tendré que ayudarte a verificarlo.” Se burló ella. Pero en su interior su corazón se hundió… Cuando miraba su comportamiento, no parecía que estuviera simplemente presumiendo (faroleando). En aquel momento en el muelle, cuando ella fácil y limpiamente mató a todos sus guardias personales, podía verse que esta Purificada poseía habilidades de combate que sobrepasaban su edad. Si ese es el caso, incluso necesito usar armas mucho más poderosas… rápido, ¿en qué puedo pensar que pueda matar fácilmente incluso a una super experimentada bruja?

“La batalla de las almas no es un concurso para decidir quién tiene la mayor imaginación,” dijo Zero, como si ya hubiera visto a través de ella, “No puedes hacerte a ti misma impermeable a las espadas o lanzas sin ningún fundamento, ni tampoco puedes convocar las que destruyeron los cielos y la tierra de las leyendas de tiempos antiguos… Cosas que no puedas entender tampoco puedes crear, lo que hemos visto y entendido es la clave del éxito.”

“Entonces, simplemente cubriré todo el jardín con mucha pólvora, incluso tú serás incapaz de evitarlo,” declaró García fríamente, “Incluso si muero, ¡al menos te llevaré conmigo!”

“¿Incluso si matarme no tiene la más mínima importancia?” la Purificada la miró con ojos de lástima. “En ese caso, déjame mostrarte el poder real de la Iglesia.”

Repentinamente una luz roja apareció detrás de Zero y se condensó en un feroz carruaje de combate. Su forma tenía tales extremas dimensiones que inmediatamente se estrellaron en los muros de jardín. Para García, las dos lanzas de metal afiladas en la parte extrema de su cabeza se parecían al reporte dado por uno de los guardias personales del rey del Reino Corazón de Lobo – un tipo de balista nunca vista el cual estaba atacando las murallas. Ambos su rango y poder tenían niveles sin precedentes. No me digan que este monstruo frente a mí es de lo que el guardia había estado hablando.

Entonces escuchó un fuerte canturreo.

La gruesa y sólida lanza rompió directamente a través de las capas de barreras que García había puesto, sin ni siquiera molestarse en gastar poder para partirla en dos mientras ella inmediatamente fue enviada a volar hacia atrás. Mientras volaba pudo ver sus órganos y sangre siendo dejados atrás.

En una sesión interrumpida, el carruaje de guerra siguió disparando esas lanzas, por lo tanto, pronto después de ser restaurada, nuevamente sufrió el mismo tipo de muerte. Ni siquiera tuvo el suficiente tiempo para crear pólvora y arrastrar al enemigo con ella. Bajo el dolor constante, su conciencia gradualmente se volvió borrosa, la tierra empezó a temblar, grietas aparecieron en el cielo, relámpagos destellaron, truenos resonaron, y el jardín explotó en un fuego ardiente.

“Una fuerte voluntad sólo puede retrasar la derrota, no puede cambiar el resultado. Ahora cierra los ojos,” dijo Zero, “Has aguantado lo suficiente, descansa en paz.”

En el momento en que su voz calló, todo el mundo se rompió.

“¿Ha terminado?” Isabella torció sus labios, “¿No debería haber terminado en un instante? Ya has vuelto a tu apariencia original, pero por un tiempo hasta ahora no habías dicho ni una sola palabra… realmente pensé que habías fallado esta vez.”

“Encontré cosas fascinantes en sus memorias,” Zero abrió los ojos, “Esta forma de pensar… Me hace suspirar.”

“¿Oh? ¿Aún hay cosas que te pueden hacer suspirar? Dijo Isabella despreocupadamente, “Esa especie de polvo alquímico debería ser algo que has descubierto, ¿cierto?”

“Bueno, el alquimista lo llamó polvo de nieve fuerte y la composición es bastante simple. Todos los componentes necesarios son las cosas más comunes en el taller.”

“Si es así, entonces volvamos a la ciudad santa para reportar, ya hemos cumplido con todas las órdenes dadas por su santidad O’Brien,” escupió ella. “Esta batalla continuará por lo menos tres o cuatro días más, pero ahora, sin un líder o bruja para guiarlos, esos remanentes no contarán como amenaza para el Ejército del castigo de Dios.”

“Vámonos,” asintió Zero.

“Espera un momento…” dijo Isabella para que se detuviera.

“¿Qué pasó?”

¿Fue una ilusión? Obviamente, no hay ningún cambio en su apariencia a la de antes. Pero ¿por qué siento que la mirada en sus ojos rojos claros se ha vuelto diferente de alguna forma? Isabella cuidadosamente estudió a su contra parte, pero luego agitó su cabeza, “No… no es nada.”

Supongo que lo estoy pensando demasiado.

One response to “RTW – Capítulo 314 – Aniquilación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s