ATG – Capítulo 1056 – Un Choque de Maestros Divinos

“¿Ese es el Rey del Reino de la Canción de Nieve?”

“Wah, ella parece una diosa… ¡Wow!” Dijo aturdido un discípulo varón de la Secta del Cuervo Dorado. Cuando se dio cuenta de lo que había dicho unos instantes después, se tapó la boca a toda prisa mientras su cuerpo temblaba.

Las llamas ondeaban e inundaban los cielos dentro de la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios, que recordaba el descenso de un día del juicio final. Cuando apareció Mu Xuanyin, las escamas ardientes que cubrían todo el cuerpo del Antiguo Dragón Astado se pusieron de punta mientras su aura se elevaba instantáneamente. Los quinientos kilómetros circundantes de la prisión también explotaron alocadamente.

En medio de la Prisión de Inferno, el rugido del Antiguo Dragón Astado sonó mientras decía con una voz llena de ira y resentimiento: “¡Otra vez tú! ¡Ustedes humanos repugnantes y codiciosos, un día, todos ustedes sufrirán la condenación del cielo!”

“¡Hmph, quizás, pero no vivirás para ver ese día!”

Mu Xuanyin era inexpresiva mientras su fría voz resonaba por el cielo. Una luz azul surgió sobre su cuerpo. Abruptamente, el furioso mar de llamas creado por el enfurecido Dragón Astado fue completamente liquidado. Incluso las llamas que se elevaban en lo alto, que cubrían el cielo, estaban completamente calmadas. Después, luces azules heladas que irradiaban desde debajo de los pies de Mu Xuanyin salieron disparadas hacia el dragón a una velocidad vertiginosa. En el mismo instante, esta helada luz azul también oscureció completamente la visión de todos.

¡Whoosh!

Los tres Maestros de Secta del Reino del Dios de la Llama que miraban fijamente la imagen proyectada por la formación profunda estallaron simultáneamente en gritos de horror. En cuanto a los discípulos más jóvenes y a los Ancianos de las tres sectas, todos sus ojos se abultaron hacia fuera en shock… ¡Observaron como el mar enfurecido de llamas color sangre se convirtió repentinamente en un mar silencioso de hielo azul por Mu Xuanyin con un simple movimiento de su mano!

Incluso una amplia extensión de azul había surgido en el cielo eternamente carmesí.

La boca de Yun Che también estaba abierta… si la conmoción hubiera sido mayor, su boca podría haberse caído. Esta era la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios, donde residía la energía de fuego más extrema. Este mar de llamas no era ordinario de ninguna manera, pero de repente todo se había convertido en hielo.

El terrorífico poder de un Maestro Divino se estaba demostrando plenamente. Cada simple movimiento causó resultados que cambiaron el cielo y la tierra. Si hubiera fantasmas presentes, era probable que sus almas también temblaran por el shock.

Aunque los jóvenes discípulos de los tres Maestros de Secta del Dios de la Llama hacía tiempo que habían oído rumores sobre el gran poder del Rey del Reino de la Canción de Nieve, nunca se habían imaginado que su poder hubiese llegado a tal punto. El poder demostrado por el Rey del Reino dentro de la proyección era algo que no podían imaginar, ni siquiera en sus sueños más salvajes.

“¡¡¡¡Aooo!!!!”

El Antiguo Dragón Astado rugió mientras estaba envuelto en hielo. Al mismo tiempo, la Prisión de Inferno congelada rompió abruptamente el hielo que la cubría y los cielos volvieron a arder. “Ustedes, despreciables y codiciosos humanos, este noble les dejará ser enterrados aquí por toda la eternidad…”

¡¡Bum, bum, bum, bum, bum, bum, bum, bum!!

Era como si decenas de miles de volcanes estuvieran haciendo erupción al mismo tiempo sobre la Prisión de Inferno. Decenas de miles de llamas comenzaron a moverse y a surgir, convirtiéndose en dragones de fuego voladores mientras se estrellaban estruendosamente hacia Mu Xuanyin. El Antiguo Dragón Astado también se movió en ese momento, precipitándose hacia el cielo antes de estrellarse viciosamente hacia abajo con su enorme cola, que era incluso más larga que su propio cuerpo, mientras liberaba una corriente de fuego de dragón.

¡¡Bang!!

Independientemente de cuán terribles y violentos fueran los dragones de fuego, todos fueron detenidos antes de llegar a un par de cientos de metros de Mu Xuanyin. En cuanto a la cola, que parecía capaz de destruir un continente, Mu Xuanyin observó silenciosamente cómo descendía, antes de que final y casualmente extendiese una palma.

Aunque la fuerza del Antiguo Dragón Astado era increíblemente aterradora, la longitud de todo su cuerpo era de sólo un kilómetro. Dentro de la raza dragón, sólo podía considerarse ‘pequeño’. Pero eso fue sólo en la raza dragón. Para Mu Xuanyin, esta cola gigante era sin duda una existencia enorme. Mientras la cola descendía, proyectaba una sombra sobre todo el cuerpo de Mu Xuanyin. Frente a ésta estaba la suave, delicada y extendida palma de Mu Xuanyin. Era como un árbol joven tratando de bloquear una montaña que se derrumbaba.

En el momento en que los dos bandos colisionaron, un estruendo sacudidor de los cielos impregnó la prisión.

¡Boom!

“¡¡Aooo!!”

El cuerpo de Mu Xuanyin se tambaleó ligeramente mientras el Antiguo Dragón Astado levantaba abruptamente su cola de nuevo y movía su cuerpo desde la Prisión de Inferno hacia el cielo con un fuerte y estremecedor rugido. La figura de Mu Xuanyin se desdibujó al usar la Cascada de la Partición Lunar para aparecer instantáneamente frente al Antiguo Dragón Astado, su blanca mano presionando la cabeza del dragón. Sus ojos eran indiferentes y fríos mientras rayas de luz azul empezaban a parpadear dentro de ellos.

“¡¡¡¡¡¡¡Awooo!!!!!!!”

La Prisión de Inferno explotó alocadamente mientras el Antiguo Dragón Astado volaba por el cielo. Se oyeron gritos de dolor mientras volaba miles de metros antes de estrellarse contra la prisión.

“¡Bien!” Huo Rulie no pudo evitar exclamar.

“En tan sólo un corto lapso de mil años, la fuerza profunda del Rey del Reino de la Canción de Nieve ha aumentado hasta este punto. Ella ha estado suprimiendo al Antiguo Dragón Astado desde el momento en que apareció. En el pasado, esto nunca había sucedido… realmente aterrador.” La expresión de Yan Juehai se volvió intensa.

Para un experto en el nivel de Maestro Divino, una distancia de un par de miles de metros no era nada. Mu Xuanyin cerró la brecha en un instante cuando una helada espada blanca apareció en su mano.

La espada era delgada y larga, con su parte más ancha no superior a varios centímetros. Reflejaba completamente toda la luz y no tenía brillo, como un racimo de nieve pura.

“¡La Espada de la Princesa de Nieve!” Dijo en voz baja un Anciano del Pájaro Bermellón.

El Dragón Astado rugió airadamente, haciendo que los cielos temblaran y la tierra se sacudiera. En ese momento, su fuerza se elevó abruptamente hasta sus límites debido a su ira. Todo su cuerpo se envolvió entre las llamas que llegaban hasta el cielo, mientras las llamas de la Prisión de Inferno, que comenzaron a arder aún más intensamente debido a la locura del dragón, envolvieron por completo la figura de Mu Xuanyin.

La Espada de la Princesa de Nieve en la mano de Mu Xuanyin bailó suavemente, encapsulando el cielo lleno de llamas en innumerables capas de hielo, antes de destrozarlas completamente. Después, el poder del Fénix de Hielo, junto con sus poderes de sellado del mundo, fue usado para envolver despiadadamente al Antiguo Dragón Astado.

El fuego se congeló en hielo y el hielo se derritió en fuego mientras un humano y un dragón bailaban. El enfrentamiento entre las dos existencias más fuertes en el Reino de la Canción de Nieve y el Reino del Dios de la Llama por sus vidas había comenzado. Debido a los choques entre los dos seres de nivel Maestro Divino, los quinientos mil kilómetros de la Prisión de Inferno había caído en el caos.

Boom… Boom….

En la orilla norte de la Prisión de Inferno, el viento soplaba salvajemente mientras las oleadas de llamas crepitaban y se enfurecían, incitando gritos de terror de los discípulos del Dios de la Llama. Si no fuera por varios de los Ancianos del Reino del Dios de la Llama protegiendo los lados y manteniéndolo firmemente sellado con sus poderes, todo el grupo se habría visto envuelto desde hace mucho tiempo por las agitadas mareas de fuego.

El área del enfrentamiento estaba a decenas de miles de metros de ellos… ¡pero las fluctuaciones de energía creadas por el choque todavía podían alcanzarlos!

Un choque entre dos seres a nivel de Maestro Divino… y era uno en el que ambos luchaban por sus vidas. En todo el Reino Divino, esto ya era una visión que no muchos practicantes profundos tendrían la suerte de ver. Si no fuera por la Proyección de la Voluntad de la Secta del Pájaro Bermellón, aunque supieran lo que estaba sucediendo, absolutamente no podrían verlo… porque era completamente imposible para ellos acercarse a un rango adecuado para ver.

El cielo dentro de la Proyección del Pájaro Bermellón era a veces carmesí y a veces azul helado. Cada vez que los dos bandos chocaban, ambos volaban cientos de metros hacia atrás. Los dos eran como dos transbordadores que volaban de un lado a otro a cada instante. Mientras Yun Che observaba esta increíble escena que se desarrollaba ante él, repentinamente recordó cuando había intercambiado golpes con su Maestra, haciendo que su cuero cabelludo se adormeciera abruptamente.

Estaba claro que al intercambiar golpes con él, su Maestra ni siquiera había usado una diezmilésima parte de su propio poder… de lo contrario, incluso cien mil vidas no habrían sido suficientes para él.

Aunque no podía sentir los poderes y los choques a su nivel actual, todavía podía ver claramente que Mu Xuanyin tenía la ventaja… y que ella tenía una ventaja bastante grande. El Antiguo Dragón Astado estaba siendo presionado en todo momento. En cuanto a sus contraataques ocasionales, Mu Xuanyin se protegía de ellos fácilmente.

Yun Che también pudo ver que aunque Mu Xuanyin lo estaba golpeando fuertemente incontables veces… nada encima del dragón parecía estar cambiando. No se podía ver ni una sola gota de sangre.

¡Esta fue la defensa del cuerpo de un dragón que era reconocido por todos como el cuerpo más fuerte entre todos los seres vivos!

“Siento que algo no está bien.” Dijo de repente Yan Juehai.

Yan Wancang miró a Yan Juehai mientras decía. “Parece que el Maestro de Secta Yan también lo ha descubierto.”

Yun Che. “????”

Yan Juehai asintió lentamente. “Su falla de dragón no contiene rastros de ninguna herida… es tan extraño. Si fueran las otras partes, no sería tan extraño que las heridas se recuperaran, pero la falla del dragón, ¿cómo podría ser posible que se recuperase a tal punto en sólo mil años?”

La mirada de Yun Che se centró en la Proyección del Pájaro Bermellón… concentrando su mente, miró la imagen. Muy rápidamente, vio un área al centro del abdomen del Antiguo Dragón Astado que era de un color carmesí más profundo que el que le rodeaba.

¿¡Esa era la falla del Dragón Astado!?

“¿Ah?” Huo Poyun se dio la vuelta confusamente. “¿Cómo podría ser? ¿No debería ser imposible que la falla del dragón se recupere completamente en mil años?”

La lesión que el Dragón Astado había sufrido hace mil años fue un factor importante para su éxito en matar al dragón esta vez.

¡Sin embargo, a partir de este momento, la falla del dragón… estaba completamente desprovista de cualquier lesión, como si nunca hubiera sido herida en lo más mínimo!

“Esto…” La expresión de Huo Rulie también cambió.

“Parece que calculamos mal.” Suspiró Yan Juehai. “Para un Dragón Astado normal, puede que no pueda curar su falla de dragón en mil años. Sin embargo, este no es un Dragón Astado común. Es uno que nació por la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. Por lo tanto, naturalmente debería ser capaz de usar el poder de la prisión para ayudarlo a restaurar su falla de dragón. Si es así, entonces no es del todo imposible para él sanar su falla de dragón dentro de mil años. Sólo que siempre hemos ignorado esta posibilidad en el pasado.”

Esta era, en efecto, la única explicación posible.

Los tres Grandes Maestros de Secta apretaron simultáneamente sus cejas mientras la atmósfera a su alrededor también decayó un poco. Debido a que la falla del Dragón Astado se había recuperado, la posibilidad de que lo mataran exitosamente también había caído en picada, y si no se podía matar, entonces el intento de avance de Huo Poyun se vería afectado… ¡lo que significaría que todo el futuro del Reino del Dios de la Llama podría verse afectado!

Esta fue la primera y muy probablemente la última vez, en toda la historia donde uno podría entrar a la Perla del Cielo Eterno para cultivar por tres mil años. Si uno perdiese esta oportunidad… podría no volver a tenerla.

“Sin embargo, no necesitamos ser tan pesimistas sólo por esto.” Después de un breve silencio, Yan Wancang dijo lentamente: “Ustedes dos también han visto el poder del Rey del Reino de la Canción de Nieve. ¡En comparación con hace mil años, su poder ha aumentado en más de un nivel! En cuanto al Antiguo Dragón Astado, ya está usando claramente todo su poder, pero todavía está siendo completamente suprimido y presionado por el Rey del Reino de la Canción de Nieve. Esto nunca había pasado antes.”

“Hace mil años, también luchamos contra el Antiguo Dragón Astado mientras su falla de dragón estaba ilesa. Si no fuera por los repentinos e imprevistos sucesos y el rápido escape del dragón una vez completado su muda, es probable que ya hubiéramos tenido éxito. Esta vez… considerando la fuerza del Rey del Reino de la Canción de Nieve, no hay razón para que fallemos. Tal vez… en menos de veinte horas…”

“¡No! ¡Debería ser más corto que eso!” Yan Juehai sonrió: “En teoría, la densidad de la energía de un humano no puede compararse con la densidad de la energía de un dragón. Así, en una pelea, el Rey del Reino de la Canción de Nieve habrá consumido una mayor porción de su energía que el dragón después de varias horas, resultando en un debilitamiento gradual. Sin embargo, el Rey del Reino de la Canción de Nieve siempre ha progresado diligentemente en su fuerza profunda. Ni siquiera es seguro… si ese Dragón Astado es capaz de durar tanto. En este caso, no sólo nuestras posibilidades de éxito son mucho mayores, sino que el tiempo que debería llevar también disminuirá.”

“¡Bien!” Huo Rulie agitó vigorosamente su cabeza mientras su cara, antes abatida, se llenaba abruptamente de profunda esperanza una vez más.

Entre los seres del mismo nivel, el dragón era un ser absolutamente invencible. Matar a un dragón era más de diez veces más difícil que matar a una persona del mismo nivel.

Y el cuerpo y la vitalidad inigualables de este dragón habían alcanzado el nivel de Maestro Divino. A menos que el poder utilizado fuera suficiente para aplastarlo por completo, tomaría bastante tiempo. Basado en la demostración actual de Mu Xuanyin, tomaría un tiempo comparativamente largo para que ella lo matase.

Sin embargo, sólo tenían 24 horas para matarlo. Después de veinticuatro horas, terminaría de mudar sus escamas, permitiéndole volver a entrar en las profundidades de la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios sin ser incinerado en cenizas. Una vez pasadas las veinticuatro horas, podría escapar con seguridad.

Pero, como había dicho Yan Juehai, al comparar la densidad de la fuerza profunda entre humanos y dragones en teoría, los dragones estaban mucho mejor. Aunque el Antiguo Dragón Astado no era tan fuerte como Mu Xuanyin en términos de poder, su reserva de energía era mucho más densa y profunda… y muchas más veces. Por lo tanto, si transcurrieran doce horas y no se hubiera infligido ni una sola herida grave, la posibilidad de matar con éxito al dragón disminuiría gradualmente, ya que Mu Xuanyin habría consumido más del setenta por ciento de su energía, mientras que el Antiguo Dragón Astado no habría consumido ni la mitad.

La conversación entre los tres Maestros de Secta hizo que Yun Che exhalara hacia adentro. Al menos, su conversación le había dado algo de paz mental.

Los tres Maestros de Secta estuvieron de acuerdo en que la fuerza profunda de su Maestra era mucho más fuerte que hace mil años y que actualmente ella estaba suprimiendo completamente al dragón. No había manera de que estuvieran equivocados.

Por lo tanto, independientemente de si la cacería tenía éxito o no, al menos su Maestra no estaría en peligro.

El mar de llamas se retorcía continuamente sin descanso. A través de la tierra debajo de ellos, podían sentir constantes temblores. Los ojos de todos estaban fijos en la Proyección del Pájaro Bermellón. Nadie se atrevía a mirar hacia otro lado ni siquiera por un momento, porque era probable que esta fuera la única oportunidad en sus vidas para experimentar tal escena.

Pasó una hora, pero la lucha feroz en medio de la Prisión de Inferno no había cesado en absoluto. En cambio, se había vuelto aún más intensa. Las pupilas de Mu Xuanyin se habían iluminado hasta el punto de que parecían estar liberando escarcha y su ropa blanca como la nieve aún estaba libre de manchas. En cuanto al Antiguo Dragón Astado, su cuerpo ya estaba cubierto de heridas de espada y manchado con su propia sangre. Además, casi el treinta por ciento de sus escamas ya habían sido rotas.

Los rostros de Yan Wancang, Yan Juehai, y Huo Rulie se volvían cada vez más alegres a cada momento mientras todos apretaban sus manos con emoción. Aunque estas heridas eran todavía un asunto menor para el Antiguo Dragón Astado… le había tomado a Mu Xuanyin dos horas completas infligir heridas a tal grado la última vez.

Pero esta vez, ¡no le había llevado más de una hora!

El desánimo causado por la recuperación de la falla del Dragón Astado ya había desaparecido completamente sin dejar rastro. A medida que aparecían más y más heridas en el cuerpo del Antiguo Dragón Astado, todos comenzaron a ver una imagen cada vez más clara del éxito.

En el pasado, habían estado profundamente asustados e incapaces de aceptar el poder de Mu Xuanyin, pero ahora se sentían extremadamente afortunados por ello.

Hermano Yun, tu Maestra es verdaderamente…” Huo Poyun tragó. “Es verdaderamente demasiado fuerte. Esta vez, deberíamos ser capaces de hacerlo.”

“Jeje.” Se rió Yun Che y de repente dijo: “Hermano Poyun… además de los tres Maestros de Secta, este menor siente que es un poco… insoportable. Puede que tenga que irme por un tiempo.”

Las palabras de Yun Che causaron que los tres Maestros de Secta voltearan simultáneamente sus cabezas y lo miraran. Anteriormente, todos se habían concentrado en la Proyección del Pájaro Bermellón, pero ahora, al mirar a Yun Che, se dieron cuenta de que su rostro se había vuelto de un rojo carmesí ardiente y que su cuerpo estaba empapado de sudor.

En ese momento, finalmente recordaron que Yun Che era un discípulo del Reino de la Canción de Nieve cuyo cultivo sólo había alcanzado el Reino del Origen Divino. Debería haber sido imposible para él haber soportado el aura de la Prisión de Inferno durante tanto tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s