RTW – Capítulo 308 – Miedo

En los últimos días, Theo había mantenido un contacto diario con el Príncipe Roland.

A pesar de las muchas cosas increíbles que había visto durante el último año que había trabajado para Su Alteza Real, esta nueva orden se sentía un poco inconcebible y también lo había dejado sintiéndose… perplejo.

¿Anunciar el ataque al palacio imperial como el castigo de Roland Wimbledon a Timothy Wimbledon?

En el momento en que la milicia que había atacado el Territorio Occidental regresó a la Ciudad Rey, naturalmente oyeron la ‘advertencia’ que habían traído consigo. Sin embargo, Theo simplemente había pensado que era el farol de Su Majestad, o tal vez un plan para amenazar el este y atacar al oeste – logrando que Timothy aumentase las defensas mientras enviaba tropas para atacar otras ciudades. Como lo había hecho García, saliendo a saquear una de las ciudades enemigas antes del inminente invierno.

Pero las siguientes órdenes enviadas desde el Pueblo Fronterizo le dieron la impresión de que estaba equivocado. De hecho, parecía que Su Alteza realmente tenía la intención de atacar la Ciudad Rey, y por lo tanto le había pedido que estuviera listo para difundir algo de propaganda. Esta última orden había dejado claro que el ataque se lanzaría el primer día del otoño, exactamente al mismo tiempo que se anunciaba en el mensaje de ‘advertencia’.

Echando un vistazo a esta frase: “el ataque al palacio imperial podría ser considerado como un castigo”, en otras palabras, Su Alteza entraría a la fuerza en el centro de la Ciudad Rey, pero ¿cómo podría ser posible? La Ciudad Rey poseía las murallas más poderosas de Graycastle, con un grosor que podía albergar dos casas situadas una al lado de la otra, que incluso para la artillería de Su Alteza sería difícil de destruir. Además, con los mejores Caballeros del reino, guardias personales, así como la milicia alistada como defensores, sería difícil dar un solo paso en la ciudad sin tener ya un ejército de más de diez mil personas.

Incluso usar brujas para iniciar ataques sorpresa tendría un resultado similar. Dentro del palacio imperial había tantas Piedras de la Retribución de Dios como pelos en un buey. Además, en el gran salón del palacio y en las otras partes de éste, todos tenían instaladas gigantescas Piedras de la Retribución de Dios. Así que tan pronto como una bruja pusiera un solo pie dentro de la habitación, inmediatamente sería despojada de todos sus poderes. Esta fue también la razón por la cual Timothy podía cazar y matar brujas sin temor a represalias – desear asesinar a un miembro de la familia real era simplemente un sueño inalcanzable.

Además, incluso si había un método, aún tenía algunos peligros ocultos. Si Timothy Wimbledon realmente muriera bajo la mano de una bruja, lo más probable es que la Iglesia sería la más beneficiada… Con un poco de orientación, podrían comenzar a reclamar que el Cuarto Príncipe, un peón de los Siervos del Diablo se sentaría en el trono, lo que daría como resultado a que todos nobles se unieran en su contra. Pero Theo creía que una persona como Su Alteza Real ya poseía suficiente inteligencia como para ver peligros ocultos como ese.

Entonces, al final, ¿cómo entrará Su Alteza y atacará el centro de la ciudad?

Señor, ¿qué tipo de instrucciones tiene para mí?” Al abrir la puerta entreabierta, Hill Fawkes entró en el salón.

“Estamos esperando una nueva orden.” Dijo Theo y extendió sus manos. “Ven y toma asiento primero.”

“…Sí.”

Theo solo pudo sonreír impotente cuando vio la expresión atónita del ex miembro del grupo de acróbatas. Por lo general, solo informaba a estas personas cuando recibía órdenes precisas; pero esta vez, sería inconveniente para él informarles de la misión de Su Alteza antes de tiempo; en caso de que no pudieran lanzar el ataque contra el palacio imperial, esta instrucción aparentemente absurda podría reducir fácilmente el nivel de confianza de la otra parte.

Pero, por el contrario, si Su Alteza Real pudiera ser fiel a su afirmación, se convertiría en un shock sin precedentes para ellos, lo que también podría aumentar la confianza de estas personas, especialmente si pudieran ver con sus propios ojos que Su Alteza era capaz de sacudir el trono de Timothy incluso a miles de kilómetros de distancia, y así causar una amenaza real al trono. En comparación con difundir propaganda de boca en boca, este tipo de acción sería varias veces más efectiva.

Entonces, Theo escogió seguir con su plan y llamó a Hill a la casa en el centro de la ciudad antes de esperar a que Su Alteza cumpliera su advertencia. Si tenían éxito, sería naturalmente para el deleite de todos, pero si fracasaban, él sólo tenía que mentir y decir que el mensajero se había retrasado durante el viaje.

“Toma un té.” Ofreció Theo riendo. “No siempre muestres tu duda en todo tu rostro, como oficial de inteligencia lo más importante es…”

“Para enmascararse, Señor.” Tomó la taza en respuesta. “Ah, por cierto. Recientemente ha habido muchas más patrullas visibles en las calles, incluso los guardias que defienden la muralla de la ciudad se han duplicado. No me diga que… ¿estas maniobras tienen algo que ver con la orden de Su Alteza?”

“De hecho, Timothy –”

Solo la mitad de las palabras de Theo habían salido de su boca, cuando un repentino trueno rodó por encima de la mansión. Un sonido tan fuerte y claro que el vidrio de las ventanas comenzó a temblar. Al mismo tiempo, el suelo también comenzó a sacudirse levemente con temblores durante un breve período. Como lo cogieron desprevenido, las manos de Hill comenzaron a temblar, la taza de té cayó al suelo y se rompió en varios pedazos.

“Lo siento, Señor… Pero.” Tartamudeó Hill estupefacto. “Esto es… ¿qué acaba de pasar?”

“Ven conmigo.” Ordenó Theo, con una expresión seria.

En el momento en que salieron corriendo de la residencia y entraron en el jardín, sus miradas se vieron inmediatamente atraídas por una columna de humo negro que se elevaba desde el palacio. Aparentemente, de ahí venía el trueno. Theo había experimentado cuando los cañones y las armas de fuego liberaban su fuerza, naturalmente sabía que solo la pólvora fina de los alquimistas podía dar lugar a este sonido de furia celestial. Es más, un temblor tan violento no se parecía en nada a lo que un bombardeo de artillería podría causar. En vez de eso, se parecía más a esos paquetes explosivos que habían usado originalmente para tratar con las bestias demoníacas fuertemente blindadas.

Hill estaba parado a su lado, su boca se abrió de par en par y no podía creer lo que sus ojos veían. “¿Podría ser que la advertencia declarada por Su Alteza fuera real?”

“Así es.” Theo finalmente pudo controlar su corazón acelerado, se volteó, pretendiendo ser profundo al decir: “Esta es la nueva orden que Su Alteza quiere que te dé.”

*

Timothy solo pudo observar descompuestamente cómo el candelabro caía frente a sus ojos, y se quedó boquiabierto durante mucho tiempo.

Su Majestad, keke… ¿Está usted bien, Señor?” El Primer Ministro Imperial dijo tosiendo desde algún lugar dentro del polvo que había volado y que llenaba todo el cielo. “¿Qué demonios acaba de pasar afuera?”

Timothy no respondió, simplemente sintió un terrible dolor en su garganta. El candelabro acababa de caer sobre un caballero con armadura de plata. En ese momento, el hombre todavía estaba en el proceso de dar un informe de los refugiados que se estaban alistando, pero el candelabro le había roto el cuello. Si hubiera ido un paso más allá, me temo que…

Pensando hasta aquí, todo el pelo de su espalda se erizó.

“¿Esto es un terremoto?” El Ministro de Finanzas dijo, todavía encerrado en un estado de pánico. “Tenemos que salir del castillo y llegar a un lugar abierto.”

“¡Eso es, Su Majestad, no es seguro aquí!”

“¡Cállense todos!” Gritó Timothy. En el momento en que abrió la boca, sin embargo, descubrió que su voz se había vuelto ronca y difícil de entender, como si estuviera hablando mientras se pellizcaba la garganta: “¡Señor Weimar, llévame al sótano inmediatamente!”

“Sí, Su Majestad.” Aunque se veía un poco nervioso, en comparación con el rendimiento de varios otros ministros, todavía se le podía considerar como muy tranquilo. Inmediatamente se acercó y ayudó a Timothy a levantarse, luego caminaron juntos por las escaleras que conducían más abajo.

En el camino, el nuevo rey vio que el pasillo estaba cubierto con trozos de vidrio roto y también que la cúpula azul del cielo detrás de las ventanas dañadas había dejado de existir. En medio del humo y el polvo que todavía se elevaban, solo se podían ver unas pocas columnas de este antiguo y magnífico edificio. ¡Esto no fue causado por un terremoto, sino por la explosión de una gran cantidad de pólvora!

Si abandono el castillo ahora, indudablemente, pisaré mi propio camino de la perdición. Solo dios sabe dónde ha enterrado Roland la pólvora. Solo estoy a salvo detrás de las gruesas paredes del sótano.

Maldita sea, pensó Timothy lleno de odio, ¿cómo diablos puede mi hermano estar en posesión de semejante arma alquímica? ¿Podría ser que antes de su partida de Aguas Claras, García le haya dado la fórmula, para que él pudiera usar la pólvora y así hacer que ambas partes sufrieran?

Pero incluso entonces, ¿cómo fue capaz de traer la pólvora dentro del palacio? Incluso con la habilidad de una bruja extraordinaria, ¡aún no hubiera sido posible!

“Lleva a algunos caballeros contigo y revisa a fondo todo el palacio. Especialmente las alcantarillas, jardines y almacenes; ¡en cualquier lugar donde sea fácil esconder pólvora!” Timothy inmediatamente ordenó al Caballero Corazón de Acero después de llegar al sótano. “Si encuentras a alguna persona sospechosa, noble o plebeyo, detenlo inmediatamente. Todos los asistentes y sirvientes que entren o salgan del palacio deben ser registrados exhaustivamente, ¡ninguno de ellos puede ser salvado!”

“Como diga, Su Majestad.”

Después de que el Señor Weimar se fue, el nuevo rey descubrió que su espalda estaba cubierta de sudor frío.

¡Roland lo ha hecho realmente!

Independientemente de cómo lo haya hecho. Ya que pudo esconder la pólvora dentro del palacio esta vez, ¿eso significa que puede llegar al castillo tan fácilmente como voltear su mano la próxima vez que venga?

“Tu posición no es tan segura como crees, todos verán que tu trono ya se está desmoronando.”

Recordando las palabras de advertencia, Timothy no pudo evitar estremecerse.

A medida que su enojo disminuía gradualmente, sintió que el miedo se alzaba desde las plantas de sus pies, poco a poco se apoderaba de su corazón.

One response to “RTW – Capítulo 308 – Miedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s