Invincible – Capítulo 250 – Controlando las Marionetas Gigantes

Y así, Huang Xiaolong se quedó en la mansión de Du Xin y Deng Guangliang y comenzó a cultivar.

Por el momento, Huang Xiaolong no tenía prisa por tomar el control de la Secta Magos del Cielo. En momentos como estos, nunca era una buena idea apresurarse, aunque quisiera. De lo contrario, sólo empeoraría las cosas, haciendo que se cayera de bruces.

(N/T: Caer de bruces es una definición técnica de lo que sería caerse de cara al suelo.)

Huang Xiaolong necesitaba primero restaurar su fuerza espiritual después de haber marcado las almas de Du Xin y Deng Guangliang, puesto que había consumido la mayor parte de su fuerza espiritual.

Pasaron siete días rápidamente.

Durante los últimos siete días, todo sucedió como de costumbre dentro de la mansión.

Debido a la severa advertencia que Huang Xiaolong hizo el primer día, ninguno de los sirvientes se atrevió a hablar de él a los forasteros o a tener discusiones silenciosas entre ellos. De esta forma, su llegada pasó desapercibida por Chen Xiaotian y Geng Ken de la Secta Magos del Cielo.

Esto le dio tiempo para cultivar la Antigua Técnica de Marionetas y el Mandato del Alma tranquilamente.

Siete días ㅡ Esto fue suficiente para que Huang Xiaolong se recuperara completamente de su fuerza espiritual deficitaria, e incluso se hizo más fuerte, dándose cuenta de un punto crucial. Cultivar para restaurar la fuerza espiritual después del agotamiento en realidad ayudó a su fuerza espiritual a crecer más rápido.

Este descubrimiento lo hizo estar eufórico.

Con su fuerza espiritual abundante otra vez, Huang Xiaolong entró en la tercera capa de la Pagoda del Tesoro Linglong y se acercó al altar de sacrificios. Sobre el altar, las diecinueve marionetas gigantes de aspecto supremo aún permanecían sentadas en la misma postura meditativa.

Aunque Huang Xiaolong había alcanzado el primer nivel de la Antigua Técnica de Marionetas, dándole la capacidad de marcar a otros seres vivos con una marca de alma, aún no había intentado manipular ninguna de estas diecinueve marionetas gigantes.

Ahora que pretendía hacerse cargo de la Secta Magos del Cielo, sus posibilidades aumentarían enormemente si lograba controlar a estas marionetas gigantes como sus ayudantes.

Al acercarse al altar de sacrificios, Huang Xiaolong miró a la marioneta en la primera fila que estaba más alejada de él, en la esquina izquierda.

De acuerdo con los antiguos escritos de la Tribu Linglong en el altar de sacrificios, uno debía seguir un orden específico si deseaba activar y controlar a estas marionetas. Esa marioneta en la esquina de la primera fila era la primera.

Al detenerse frente a la primera marioneta, Huang Xiaolong dirigió el Antiguo Arte de Marionetas. Su mar de conciencia se estremeció cuando reunió la fuerza espiritual, enviando ondas invisibles de energía en forma de una huella que apuntaba al entrecejo de la marioneta gigante, penetrando directamente en su ‘mente’.

Cuando la marca de alma de Huang Xiaolong entró en la mente de la marioneta, se horrorizó ante la fuerza de absorción que emergió del interior de la marioneta. Sentía que su fuerza espiritual era drenada, devorada a gran velocidad y fuera de su control.

“¡¿Esto es… ?!” Huang Xiaolong palideció considerablemente.

A este ritmo, su fuerza espiritual se vaciaría en menos de dos minutos. ¡Si eso sucediera, Huang Xiaolong se volvería un idiota!

Huang Xiaolong dirigió nuevamente el Antiguo Arte de Marionetas, planeando terminar la conexión entre él y la marioneta a la fuerza, pero posteriormente, descubrió que en realidad no podía retirar o cortar la conexión usando la fuerza violenta.

“Esto … ¿por qué es así?”

Justo cuando Huang Xiaolong consideraba si debía golpear a la marioneta gigante, el fuerte remolino de succión desapareció abruptamente. Para él, parecía que acababa de pasar por una dura batalla por su vida. Su cuerpo se balanceó, cayendo sobre su trasero sobre el altar, jadeando en busca de aire.

Huang Xiaolong se secó la frente y el sudor frío goteó por sus dedos.

¡Maldita sea, eso estuvo cerca! Pensó para sí mismo.

Mientras intentaba calmarse, los ojos de la primera marioneta se abrieron de golpe, dos brillantes luces verdes resplandecieron desde sus profundidades. Luego, la marioneta gigante se levantó lentamente. Aun así, cada una de sus acciones sacudió el gran altar de sacrificios.

Cuando estas marionetas gigantes estaban en una postura sentada, Huang Xiaolong había estimado aproximadamente su altura de más de tres metros, pero cuando la primera marioneta gigante se levantó en frente suyo, ¡superó con creces lo que había imaginado!

La altura de la marioneta gigante era de casi cuatro metros, con un cuerpo dos veces más grande que un guerrero humano promedio, similar a una pequeña colina.

“¡Ah Feng saluda al Maestro!” Después de que la marioneta se puso de pie, se acercó a Huang Xiaolong y se arrodilló ante él en señal de saludo.

Al ver que su primer intento de marcar el alma de una marioneta fue exitoso, Huang Xiaolong se sintió muy aliviado.

“¿Ah Feng?” En este punto, algunos recuerdos entraron en la conciencia de Huang Xiaolong, relacionados con esta marioneta en particular.

La fuerza de la primera marioneta había alcanzado de la etapa temprana del Sexto Orden Xiantian. Sin embargo, debido a que fue refinado de una antigua tribu gigante, su defensa corporal y su fuerza bruta estaban completamente en otro nivel. Por lo tanto, a pesar de que era solo un Xiantian en la etapa temprana del Sexto Orden, esta marioneta era más fuerte que dos Xiantian de etapa tardía del Sexto Orden como Du Xin y Deng Guangliang juntos.

Los ojos de Huang Xiaolong se iluminaron.

Diecinueve marionetas gigantes. A medida que el orden avanzaba hacia atrás, ¡la fuerza de cada marioneta era más alta que la anterior!

Si la primera marioneta gigante era un Xiantian de etapa temprana del Sexto Orden, entonces ¿qué pasa con el segundo y el tercero? ¿Hasta donde llegaría su fuerza?

El corazón de Huang Xiaolong se aceleró con anticipación.

“Levántate.” Huang Xiaolong ordenó a Ah Feng. En lugar de apresurarse por controlar a la segunda marioneta, se sentó y comenzó a restaurar su fuerza espiritual casi agotada.

Tres días y tres noches después, volvió a su forma máxima. Una vez más, notó que su fuerza espiritual había crecido mucho más fuerte después de recuperarse.

Durante el tiempo que estuvo recuperándose, la primera marioneta gigante, Ah Feng, se mantuvo cerca de Huang Xiaolong, protegiéndolo.

Después de que su fuerza espiritual se había recuperado, él se detuvo ante la segunda marioneta gigante. Ésta parecía ser una mujer, pero su apariencia era tan intimidante como la primera … y tan enorme.

De pie frente a la segunda marioneta gigante, Huang Xiaolong nuevamente dirigió el Antiguo Arte de Marionetas. Su fuerza espiritual se concentró, transformándose en una marca de alma a medida que la energía se arremolinaba, entrando en la mente de la marioneta femenina a través de su entrecejo, al igual que con la primera marioneta.

La misma fuerte fuerza de succión provenía de la marioneta femenina, pero esta vez, habiéndola experimentado una vez, Huang Xiaolong no entró en pánico.

Algún tiempo después, la fuerza de succión desapareció tal como la vez anterior. Sin embargo, la cantidad de fuerza espiritual robada por la segunda marioneta superó a la primera.

Al inferir la situación de este descubrimiento, Huang Xiaolong supuso que, como máximo, podría controlar cuatro marionetas gigantes con su nivel actual de fuerza espiritual. Más que eso, su fuerza espiritual no podría respaldarlo si intentara también controlar la quinta marioneta gigante.

Al obtener la segunda marioneta, Huang Xiaolong pasó los siguientes días restaurando su fuerza espiritual, preparándose para marcar a la tercera marioneta gigante. El proceso se repitió con la cuarta marioneta gigante y se detuvo después de eso.

La primera marioneta gigante era un Xiantian de etapa temprana del Sexto Orden, la segunda marioneta era un Xiantian de etapa intermedia del Sexto Orden, la tercera marioneta era un Xiantian de etapa tardía del Sexto Orden, mientras que la cuarta marioneta gigante estaba en el pico de la etapa tardía del Sexto Orden.

Aunque por el momento, Huang Xiaolong solo pudo controlar cuatro marionetas gigantes, era suficiente para su objetivo.

Su plan de hacerse cargo de la Secta Magos del Cielo se acababa de suavizar al poner en juego a estas cuatro marionetas gigantes. Inicialmente, al enfrentarse a Chen Xiaotian y Geng Ken, no tenía la capacidad de derrotarlos. Sin embargo, con estas cuatro marionetas gigantes, esos dos ya no serían un problema en el futuro.

Con eso, Huang Xiaolong salió de la Pagoda del Tesoro Linglong.

En cuanto a las cuatro marionetas gigantes, él las dejó dentro de la pagoda, de donde podría sacarlas fácilmente si fuera necesario.

Apareciendo desde la Pagoda del Tesoro Linglong, Huang Xiaolong llamó a Du Xin y Deng Guangliang, diciéndoles que celebraran un banquete mañana por la noche e invitaran a sus tres Hermanos Menores.

“¡Sí, Joven Señor!” Du Xin y Deng Guangliang respondieron respetuosamente, conscientes de que Huang Xiaolong estaba preparado para hacer su jugada.

El plan de Huang Xiaolong era controlar a los Ancianos de la Secta Magos del Cielo personalmente antes de tratar con Chen Xiaotian y Geng Ken al final.

Cuando los dos y los Ancianos de la Secta Magos del Cielo estuviesen bajo su control, la secta pertenecería a Huang Xiaolong.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s