ATG – Capítulo 1052 – Haciendo Otro Favor Más

Tan pronto como Huo Rulie y Huo Poyun se fueron, Yun Che hizo su movimiento a la velocidad del rayo. Con el centro de la palma de su mano presionada en el centro del pecho de Huo Ye, inmediatamente canalizó el poder del Dios de la Ira, haciendo que la energía espiritual del cielo y de la tierra fluyera lenta y cuidadosamente en su cuerpo… Parecía como si un arroyuelo estuviera lloviendo sobre un desierto seco.

Huo Ye estaba en una condición extremadamente mala y sólo quedaba una pizca de fuerza vital en su cuerpo. Por lo tanto, Yun Che quería estabilizar su fuerza vital primero, pero necesitaba ser lo más prudente posible… Utilizó casi dos horas enteras antes de llegar al punto en que la energía espiritual del cielo y de la tierra comenzó a desbordarse de Huo Ye.

Después, su mano izquierda brilló débilmente con una luz verde mientras colocaba la punta de su dedo entre sus cejas y usaba el poder purificador de la Perla del Veneno Celestial para cubrir todo su cuerpo con sumo cuidado.

Médicamente, el cuerpo de Huo Ye había dejado de funcionar completamente y no le quedaba energía. Su cuerpo estaba tan destrozado que Yun Che estaba absolutamente seguro de que era incapaz de salvarlo con sus habilidades médicas, sin importar lo que intentara. Si su condición no fuese tan seria, no había razón para que el distinguido Maestro de la Secta del Cuervo Dorado del Reino del Dios de la Llama no pudiera hacer nada excepto sentir desesperación por el estado de su hijo.

Pero, había otra cosa en este mundo, además de las artes medicinales, que podía salvar a Huo Ye – el poder que poseía Yun Che.

El cuerpo totalmente lisiado y seco de Huo Ye sólo podía recuperarse con la ayuda de la energía espiritual del cielo y de la tierra.

¡Además, las artes medicinales fueron incapaces de abrir las obstrucciones que había a través de todo su cuerpo, pero el máximo poder purificador de la Perla del Veneno Celestial sí era capaz de lograrlo!

Pasó una hora más y el poder de purificación de la Perla del Veneno Celestial finalmente cubrió todo el cuerpo de Huo Ye, sin que ocurriese ningún incidente imprevisto durante el proceso. Yun Che se sintió un poco relajado y dio un largo suspiro de alivio. Murmuró para sí mismo: “Tienes suerte de haberme conocido… y también es una suerte que tengas la línea de sangre del Cuervo Dorado. De lo contrario, sería casi imposible para mí ser capaz de salvarte, incluso si mi Gran Camino de Buda hubiera alcanzado el quinto reino.”

“Espero que después de ser salvado, los dos reinos dejen de ser tan hostiles el uno al otro.”

La mayor dificultad en este proceso de curación era ver con éxito su finalización. Inmediatamente, la velocidad en que la energía espiritual del cielo y de la tierra y el poder de purificación surgía a través del cuerpo de Huo Ye aumentó aún más, y su fuerza vital apenas sobreviviente irradió rápidamente con vitalidad, como un brote rejuvenecido y regado por la brisa de primavera y la lluvia. Al abrirse las obstrucciones, la sangre comenzó a fluir lentamente a través de sus vasos, y sus meridianos completamente muertos comenzaron a retorcerse ligeramente, después de permanecer inactivos por un período muy, muy largo de tiempo….

Dos horas, cuatro horas, seis horas…

Esperando fuera de la puerta, Huo Rulie se sentía incesantemente irritado y ansioso. Si Huo Poyun no le hubiese arrastrado y persuadido continuamente, ya habría entrado corriendo, sin preocuparse por las instrucciones que se le habían dado antes.

Pero a medida que pasaba el tiempo, Huo Rulie comenzó a tener esperanzas de un resultado positivo… Porque Yun Che definitivamente no era una persona que hablaría sin pensar. Además, era cierto que el resultado de su tratamiento no podía ser peor de lo que era.

Eventualmente, después de un largo período de seis horas, la voz cansada de Yun Che resonó junto a sus oídos. “Maestro Huo, ya puede entrar.”

Como si estuviera en llamas, Huo Rulie rápidamente abrió la puerta y entró en la casa. Huo Poyun le siguió de cerca.

Igual que antes, Huo Ye yacía tranquilamente sobre la pila de cristales profundos. No hubo ningún cambio en su postura. En el momento en que Huo Rulie entró corriendo, vio los ojos de Huo Ye… e instantáneamente cayó en un aturdimiento. Porque no sólo sus ojos no contenían la mirada de desesperanza a la que se había acostumbrado… sino que también parecían estar casi brillando.

Viendo a Huo Rulie, Huo Ye movió un poco los labios, mientras decía con voz ronca. “Pa…dre.”

Aunque su voz sonaba ronca y débil, era bastante audible. Escuchando a Huo Ye llamándole, Huo Rulie se quedó inmóvil en su sitio, como si acabase de escuchar dos súbitos truenos. Sintió un estallido de mareo y su cuerpo se inclinó hacia los lados, apoyándose pesadamente contra la pared. Si no hubiese sido por Huo Poyun apoyándole rápidamente, hubiese acabado arrodillado y paralizado en el suelo.

Hermano Mayor Huo Ye, tú…” Huo Poyun vio una expresión sin precedentes en los ojos de Huo Ye. Aunque su rostro seguía estando mortalmente pálido, ya no parecía estar insoportablemente seco como lo había estado hasta ahora… sino que estaba cubierto de una capa de vitalidad claramente perceptible.

Hermano Menor Poyun…” Dijo Huo Ye, mientras una leve sonrisa aparecía gradualmente en su pálida cara. “Por fin puedo… verte bien.”

Hablaba con voz muy lenta y baja, pero todas y cada una de sus palabras eran muy audibles. Huo Poyun abrió y cerró sus labios repetidamente pero no pudo decir nada debido a que estaba extasiado por el gran cambio en la condición de Huo Ye.

Ye’er… ¡Ye’er!”

Huo Rulie gritó dos veces, como si estuviera en un estado de ensueño. Se lanzó hacia delante con pasos tambaleantes y se arrodilló ante los cristales profundos. Cuando se estaba acercando, había sentido aún más claramente el aura de la fuerza vital de Huo Ye, lo que le emocionó tanto que le costaba creer lo que sentía. Extendió su mano y la colocó cuidadosamente sobre su hijo. Mientras sondeaba el cuerpo de Huo Ye, cayó otra vez en un aturdimiento y no recuperó su aplomo durante mucho tiempo.

No sólo su cuerpo de repente rebosaba de vitalidad cien veces mayor que antes, sino que también sentía claramente el flujo de su sangre. Los órganos internos de Huo Ye se retorcían… ¡y Huo Rulie podía incluso sentir sus meridianos!

“Padre, ¿es todo esto cierto… o tu hijo está soñando?” Huo Ye preguntó, pero había una leve sonrisa en su cara… Era la primera vez que Huo Rulie lo veía dar una sonrisa sincera en los últimos mil años.

El cuerpo de Huo Rulie tembló intensamente, tras lo cual levantó la mano y se abofeteó con firmeza.

¡¡PAH!!

La bofetada fue extremadamente sonora, lo suficientemente fuerte como para ser escuchada desde un par de kilómetros de distancia. Como su cultivo había alcanzado el Reino del Soberano Divino, era natural que el lado derecho de su cara se hubiese vuelto completamente rojo. Extendió la mano hacia su rostro y las lágrimas salieron inmediatamente de sus ojos debido a un dolor intenso. Después, sorprendentemente, empezó a llorar prácticamente como un niño.

“Es verdad… todo lo que estás experimentando ahora… es verdad, Ye’er…”

Debido a que lloraba amargamente y se puso extremadamente emotivo, no pudo ni siquiera decir una frase durante mucho tiempo.

“Esto es… simplemente un milagro.” Huo Poyun murmuró, antes de mirar hacia Yun Che y suspirar profundamente. “Hermano Yun, eres la persona más extraordinaria que he conocido.”

Fue sólo ahora que Huo Rulie finalmente recordó la existencia de Yun Che. Inmediatamente, giró su cabeza para verlo en cuclillas en su sitio con expresión de cansancio. Evidentemente, tuvo que gastar una gran cantidad de su poder para el tratamiento. Huo Rulie se secó las lágrimas y dijo con voz temblorosa: “Joven Yun, tú… tú… tú… Ye’er… de verdad…”

Huo Rulie estaba tan emocionado en ese momento que sólo podía hablar incoherentemente. Tal vez, él mismo tampoco sabía exactamente lo que quería decir. Yun Che dijo de manera directa: “Como el Maestro de Secta Huo ya debería haberlo comprobado, ya no hay nada de qué preocuparse. El Hermano Ye se ha recuperado bastante y su vida está fuera de peligro ahora. Éste Menor sólo necesita tratarlo con el mismo método dos veces más y entonces, las hierbas espirituales curativas normales serán suficientes para ayudar a que su cuerpo sane poco a poco. Muy probablemente, el Hermano Ye se recuperará completamente en dos o tres años.”

“Ah…” Huo Rulie abrió la boca. El dolor punzante en su cara le decía que todo lo que escuchaba y veía no era en absoluto un sueño. Pero una sorpresa tan agradable era demasiado grande para que él la creyera, haciendo que todo pareciera tan imaginario que se sintiera como si estuviera en un sueño. Abrió los labios varias veces antes de preguntar casi inconscientemente: “Entonces… entonces… ¿puede… casarse y dar a luz un niño?”

Lo que más le dolía fue ver el final de su línea de sangre.

Yun Che se frotó la nariz y dijo en tono despreocupado: “Parece que el Maestro Huo no escuchó claramente mis palabras. Éste Menor dijo que estará completamente recuperado, ¡completa-mente-recuperado! Ya que estará completamente curado… naturalmente, no se enfrentará a ningún tipo de problema con respecto a esas cosas.”

“Ah… jeje… jeje… hahaha…heh….” Huo Rulie se inclinó en su sitio y se rió como una persona trastornada.

Maestro, Hermano Mayor Huo Ye, ¡eso es genial! ¡Eso es realmente, realmente genial!” Huo Poyun se sintió feliz desde el fondo de su corazón y sus ojos también sostenían lágrimas en ellos. Él era el que normalmente se quedaba más cerca de Huo Rulie y había visto claramente la enormidad del dolor que Huo Rulie y Huo Ye habían soportado todos estos años.

Si Huo Ye pudiera realmente alcanzar una recuperación completa, sería tan bueno como un renacimiento no sólo para él, sino también para Huo Rulie.

“Sin embargo… me gustaría pedirle al Maestro de Secta Huo que guardara en secreto que fui yo quien trató al Hermano Huo Ye. De lo contrario, es muy posible que traiga problemas.” Dijo Yun Che como recordatorio.

Huo Rulie asintió rápidamente, como un pollito picoteando arroz. “¡Correcto! ¡Absolutamente correcto! ¡Secreto, debemos mantenerlo en secreto!” Actualmente, estaba tan emocionado que su mente estaba en un estado poco claro y desorganizado. Ni siquiera sabía cómo expresar su gratitud hacia Yun Che, así que era obvio que aceptaría cada una de sus palabras: “Si yo, Huo Rulie, hablo algo del tratamiento, que el cielo me golpee con cinco rayos.”

Hermano Yun, estate tranquilo. Yo, Huo Poyun, no diré una palabra sobre ello.” Dijo Huo Poyun con un fuerte asentimiento.

“Aparte de eso, también tengo una noticia que puede que no suene muy bien. Maestro de Secta Huo, espero que esté mentalmente preparado para ello.” Dijo Yun Che con voz tranquila.

Huo Rulie estaba sorprendido por sus palabras. Inmediatamente, una mirada tensa apareció en su cara.

“Éste Menor confía en que el cuerpo del Hermano Huo Ye se recuperará completamente dentro de tres años y no habrá ningún problema en volverse tan sano como una persona normal. Pero, ciertamente no es posible… que su fuerza profunda se recupere. Además, sus venas profundas son diferentes de las demás y han sido dejadas en una condición seca y desperdiciada por demasiado tiempo. Por lo tanto, se recuperarán a un ritmo extremadamente lento. Según mi estimación, el Hermano Ye necesitará al menos treinta años antes de que pueda empezar a cultivar su fuerza profunda.”

Tan pronto como terminó sus palabras, el entorno se quedó en silencio durante mucho, mucho tiempo. Huo Rulie se quedó boquiabierto y la expresión de su rostro no era de arrepentimiento o decepción, sino una de incluso más excitación. “¿Tú… tú quieres decir… que… Ye’er… podrá cultivar su fuerza profunda una vez más?”

“Eh, por supuesto.” Yun Che asintió. “Aunque las venas profundas del Hermano Ye están gravemente heridas y han estado agotadas de poder por un largo período de tiempo, su fundación aún no ha experimentado un daño completo y éste Menor fue de alguna manera capaz de despertarlo. Si fuera otra persona, no sería posible. Pero el Hermano Ye tiene la línea de sangre del Cuervo Dorado y… no es problema para el Maestro Huo obtener todo tipo de cristales profundos de alto nivel. Con la recuperación gradual de la línea de sangre del Cuervo Dorado del Hermano Ye, junto con el efecto de los cristales profundos de alto nivel, sus venas profundas pueden ciertamente recuperarse en treinta años.”

“…Huu…” El pecho de Huo Rulie ondulaba intensamente. No se habría creído esas palabras, si se las hubiera dicho otra persona. Pero después de ver la condición de Huo Ye, él le creería absolutamente a Yun Che, sin importar lo inconcebible que pudiera sonar. Soltó un largo y pesado aliento, antes de precipitarse hacia Huo Ye una vez más. Él dijo con una emoción incomparable: “¿Has oído? Vas a estar completamente bien. No sólo eso, una vez más podrás cultivar tu fuerza profunda después de un corto período de treinta años… Escuchaste eso, ¿verdad?”

“!@#¥%…” Las esquinas de los ojos de Yun Che se doblaron extrañamente… Parece que el tiempo de treinta años es muy corto para la gente del Reino Divino. Me preocupé en vano de que tal noticia fuera un golpe para ellos.

Huo Ye abrió la boca, mientras miraba a Yun Che. “Hermano Yun… me has hecho un favor otra vez, que realmente no puedo devolver.”

Pero Yun Che dijo: “No hay necesidad de dar las gracias. Es mi Maestra quien te hirió en primer lugar. Lo que hice por ti es muy, muy insuficiente para compensar el dolor que sufriste todos estos años. Sólo pido que… no guardes demasiado resentimiento hacia mi Maestra.”

Sin embargo, Huo Ye, ligera pero resueltamente, agitó la cabeza: “No, nunca he sentido resentimiento hacia tu Maestra. En ese momento, estaba lleno de vigor juvenil y no tenía idea de lo aterrador que era el Reino Maestro Divino. Me acerqué sigilosamente al sitio de caza, queriendo ver la verdadera apariencia del Antiguo Dragón Astado… Todo lo que pasó, es el resultado de mis propias acciones, así que no hay forma de que guarde resentimiento hacia tu Maestra. También le aconsejé a Padre que no hiciera nada malo muchas veces, pero Padre había perdido toda razón y terminó haciendo lo que hizo… Debería ser yo disculpándome ante tu estimada Maestro y la Mayor Bingyun.”

Yun Che. “…”

“Sí, sí, sí. Tienes razón.” Huo Rulie asintió rápidamente con la cabeza. “En ese entonces, definitivamente perdí toda mi razón y cometí un gran pecado. Ye’er, siempre y cuando te mejores, olvídate de disculparme con ellas dos en persona, incluso estaría dispuesto a arrodillarme ochocientas veces ante ellas. Muy bien, ahora deja de malgastar tu energía hablando y descansa bien.”

“No…” Pero Huo Ye sacudió la cabeza en respuesta y dijo con voz ligera. “Ha pasado tanto tiempo… desde que me sentí vivo en el sentido real… Déjame… disfrutar de este sentimiento por un poco más de tiempo…”

Sus palabras hicieron que Huo Rulie temblase intensamente, mientras bajaba profundamente su cabeza. Sus hombros temblaban y no pudo decir nada durante mucho tiempo.

Hermano Poyun, salgamos.” Yun Che se puso de pie.

“Está bien.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s