ATG – Capítulo 1048 – Primer Paso en el Reino del Dios de la Llama

“No debe haber ningún problema si el Maestro de Secta Yan lo dice.” Dijo Yun Che antes de continuar. “Menor siente que la Maestra muy probablemente tendrá éxito en la cacería.”

“Oh, claro, ¿puedo saber la ubicación exacta de la Falla de Dragón en el cuerpo del Antiguo Dragón Astado?” Preguntó Yun Che con curiosidad. Después de todo, era la primera vez que escuchaba que el Dragón Astado tenía una debilidad como la Falla de Dragón.

“Está localizada justo en el centro de su vientre.” Respondió Yan Wancang. “En realidad, no todos los dragones tienen la Falla de Dragón. El Dragón Astado no sólo tiene una Falla de Dragón, sino que también existe en el lugar más sobresaliente entre la raza dragón. La razón detrás de tal diferencia podría estar relacionada con su incapacidad para tomar la forma de una persona. Sin embargo, Joven Yun, ten en cuenta que si alguna vez te ves forzado a una situación en la que no tienes más remedio que luchar contra un verdadero dragón, aunque sea un Dragón Astado al que te enfrentes, no intentes nunca apuntar proactivamente a su Falla de Dragón. Sólo conducirá a un aumento del peligro.”

Yun Che dio un profundo asentimiento. “Menor agradece al Maestro de Secta Yan por la instrucción esclarecedora.”

“Hah…” Mirando a Yun Che, Yan Wancang dejó escapar un profundo suspiro de repente. “Es una pena que todavía seas demasiado joven y que la Convención del Dios Profundo esté a la vuelta de la esquina. Si se celebrase en diez largos años más, dándote suficiente tiempo para crecer, sería absolutamente posible que entraras en los primeros mil. Ni siquiera yo puedo entender a qué alturas llegarás antes de la próxima convención dentro de tres mil años… Es realmente lamentable.”

Sacudió pesadamente la cabeza, mientras suspiraba desde el fondo de su corazón.

Yun Che. “…”

“Ahora que alguien como Poyun ha aparecido y la Convención del Dios Profundo se llevará a cabo pronto, la cacería del dragón astado es extremadamente importante para nuestro Reino del Dios de la Llama. Mientras la cacería resulte en un éxito, con los esfuerzos combinados de los tres Maestros de Secta, Poyun podrá definitivamente experimentar una profunda transformación una vez más. Consecuentemente, sus probabilidades de entrar entre los primeros mil en la Convención del Dios Profundo también aumentarán considerablemente. Es extremadamente probable que… su experiencia en el Reino de Dios del Cielo Eterno le sea de gran ayuda para convertirse en el primer Maestro Divino de mi Reino del Dios de la Llama.”

Yan Wancang levantó la cabeza. Era fácil darse cuenta de que lo estaba deseando y que también se sentía muy tenso. “Necesitamos tener éxito esta vez a toda costa… y todo depende de tu Maestra. Aunque se ha decidido que ambas partes tomarán lo que necesiten después de la cacería, el Reino del Dios de la Llama ciertamente recordará el favor, si somos capaces de alcanzar nuestra meta perfectamente.”

El aire a su alrededor se agitó abruptamente. Yan Wancang se puso de pie lentamente: “Parece que hemos llegado a nuestro destino.”

El Reino del Dios de la Llama era similar y, sin embargo, muy opuesto al Reino de la Canción de Nieve. Había sido un reino ardiente desde tiempos inmemoriales, con una densidad extremadamente alta y actividad del elemento fuego. La temperatura caliente estaba mucho más allá del límite de resistencia de una persona común, pero era un paraíso para los herederos de las líneas de sangre del atributo fuego, las bestias profundas de atributo fuego y los cultivadores de artes profundas del atributo fuego.

El Reino del Dios de la Llama estaba formado sobre una antigua vena de llama. Al igual que el Reino de la Canción de Nieve, la vena de llama ya había existido allí desde la antigua Era de los Dioses. En la región central de la vena la llama, había un vasto mar de fuego que abarcaba una extensión de casi cincuenta mil kilómetros – ¡La Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios!

Los habitantes del Reino del Dios de la Llama tenían la mayor reverencia por la vena de llama y la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. Además, nunca habían dejado de explorar la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios durante estos incontables años. Desafortunadamente, ninguno de ellos había logrado llegar al fondo de ella… así como nadie había llegado al fondo del Lago Celestial del Frío Abisal.

Como la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios era mucho, mucho más grande que el Lago Celestial del Frío Abisal, cuyo final podía ser verse a simple vista, podía ser considerado incluso como un antiguo milagro.

Cuando el arca profunda se detuvo y Yun Che salió, repentinamente se encontró con una ráfaga de aire caliente. El aire del Reino del Dios de la Llama era completamente opuesto al aire frío y tranquilo del Reino de la Canción de Nieve. Hacía un calor abrasador, como si hubieran entrado en un horno ardiendo.

El cielo era de un color carmesí asombrosamente profundo, como un trozo de hierro que había sido calentado hasta que se volvió rojo. No estaba claro si se veía así debido a su proximidad a la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios o si era una característica del cielo del Reino del Dios de la Llama.

Yan Wancang miró hacia Yun Che para preguntarle sobre su condición, pero antes de que pudiera decir algo, se sorprendió al verlo. Pensó que Yun Che se sentiría extremadamente incómodo aquí porque estaba cultivando artes profundas del atributo hielo y también había permanecido en el Reino de la Canción de Nieve por un largo período de tiempo. Sin embargo, cuando notó su expresión inalterada y sobre todo su aura tranquila, decidió hablar de otra cosa mientras se sentía extraño por dentro. “Estamos en la región central del Reino del Dios de la Llama. La Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios está a una corta distancia de varios kilómetros al sur.”

Yan Juehai continuó después de él: “Actualmente, gente de nuestras tres sectas ha estado estacionada en este lugar para que podamos movilizarlos en cualquier momento. Aprovechamos también esta oportunidad para traer a algunos jóvenes discípulos, a fin de que adquieran una valiosa experiencia. ¡Oh, claro! Poyun también está aquí. Definitivamente estará muy contento cuando se entere de que has venido a nuestro reino.”

Repentinamente, un aura fría pasó junto a ellos, expulsando en un instante todo el ardiente aire caliente. De inmediato, los alrededores se volvieron incomparablemente tranquilos y fríos. Yun Che vio claramente los cuerpos de los dos Grandes Maestros de Secta, Yan Wancang y Yan Juehai, temblando intensamente debido a la frialdad.

La figura de Mu Xuanyin apareció ante ellos. Estaba mirando directamente a la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios, que se encontraba al sur.

Rey del Reino de la Canción de Nieve…”

Justo cuando Yan Wancang abrió la boca para hablar, la fría figura de Mu Xuanyin destelló ante sus ojos y luego desapareció sin dejar rastro. Sólo su voz penetrante y helada podía oírse desde lejos: “Este rey va a echar un vistazo a la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. Che’er, quédate ahí. No se te permite vagar casualmente o acercarte a la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios.”

“Entendido.” Contestó Yun Che obedientemente.

Una vez que la frialdad en los alrededores se desvaneció, Yan Wancang y Yan Juehai soltaron suspiros de alivio. Fue solo cuando frotó su frente que inconscientemente descubrió que estaba cubierta con una fina capa de hielo y escarcha. Inmediatamente, suspiró con emoción. “La fuerza profunda del Rey del Reino de la Canción de Nieve ha progresado aún más en comparación con hace mil años … Es realmente aterrador.”

Acababan de llegar al Reino del Dios de la Llama, pero Mu Xuanyin no dudó en dejarlo inmediatamente al cuidado de Yan Wancang y Yan Juehai.

El suelo estaba seco y emitía un fuerte olor a quemado, como si pudiera encenderse en cualquier momento. Era completamente estéril hasta donde él podía ver, sin signos de vitalidad. Vio un gran número de figuras humanas en la zona. Obviamente eran de las tres grandes sectas, a saber, la Secta del Pájaro Bermellón, la Secta del Fénix y la Secta del Cuervo Dorado. Yun Che usó su conciencia para explorar el área, pero no descubrió nada más que el aura de fuego de la gente de las tres grandes sectas.

Incluso Yan Wancang, Yan Juehai, y Huo Rulie estaban presentes en el lugar para llevar a cabo un evento importante como la caza de un Antiguo Dragón Astado. Era natural que todos los que podían venir aquí fueran personas extraordinarias. Cada uno de ellos emitía un aura varias veces más aterradora que la de una erupción volcánica. Era claro que incluso aquellos jóvenes practicantes profundos debían ser los discípulos sobresalientes de las tres grandes sectas.

Una figura llegó ante ellos, trayendo una abrasadora ráfaga de viento. No era otro que Huo Rulie, el Maestro de la Secta del Cuervo Dorado. Inmediatamente preguntó: “¿Mu Xuanyin ya ha llegado? Hmm… ¿Joven Yun?”

Yun Che dio un paso al frente. “Menor Yun Che paga sus respetos al Maestro de Secta Huo.”

“Hoho, el Rey del Reino de la Canción de Nieve se ha ido a examinar personalmente la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios.” Yan Wancang miró a su alrededor mientras respondía riendo. “¿Dónde está Poyun?”

Huo Rulie miró profundamente a Yun Che. “No pensé que en realidad traería a este niño con ella. ¡Hmph! No es nada sorprendente, supongo. Señores de Secta, hay cosas que tienen que manejar, así que por favor vayan y encárguense de ellas. No podemos permitir que ocurra ningún percance durante esta cacería… En cuanto al Joven Yun, haré que Poyun lo acompañe.”

“Jajaja.” Yan Juehai soltó una larga carcajada. “Eso sería lo mejor.”

Entonces, Yan Wancang y Yan Juehai se fueron para hacerse cargo de sus tareas. Ahora que se había quedado solo con Huo Rulie, el enemigo de su Maestra, así como con el que maliciosamente había conspirado contra Mu Bingyun, Yun Che naturalmente no podía estar tan relajado como lo estaba con los otros dos Maestros de Secta. Como si hubiera visto a través de sus pensamientos, Huo Rulie dijo de repente: “No necesitas estar tan tenso, Joven Yun. ¡Puede que no me lleve bien con tu Maestra, pero… yo, Huo Rulie, te debo un gran favor!”

Yun Che miró de reojo a la otra parte con sorpresa… Se asombró al ver que el Maestro de la Secta del Cuervo Dorado, que era comparable a un rey de reino, le dijera tales palabras a un joven discípulo.

“Aquel día en que Poyun perdió miserablemente ante ti, me sentí extremadamente ansioso mirando su estado de abatimiento.” Dijo Huo Rulie con las cejas arrugadas. “Poyun tiene un talento extremadamente alto y, en consecuencia, es una persona muy orgullosa. Nunca había experimentado una derrota desde que era joven y nunca se había encontrado con nadie con una mejor habilidad sobre las leyes elementales, pero ese día, probó la derrota por primera vez y una derrota aplastante.”

“Hah…” Huo Rulie emitió un suspiro muy fuerte. “Viendo a una persona como él, que no había experimentado una derrota antes, tomar la iniciativa de admitir su pérdida, fue fácilmente perceptible que había sufrido un gran golpe. No hay duda de que le habría tomado un tiempo extremadamente largo recuperarse del trauma, si no fuera por tus palabras. También era posible que no pudiera recuperarse después del revés. En ese momento, nadie podría ayudarlo a volver a la normalidad. Pero tú, proactivamente, lo salvaste… no solo lo ayudaste a recuperar su espíritu, también entendió realmente el hecho de que siempre hay alguien mejor allí afuera. Cuando regresó a la secta, comenzó a cultivar mucho más ardiente y devotamente que en el pasado. Su estado de ánimo, en particular, experimentó una ligera transformación, que fue inmensamente gratificante para mí.”

“Es todo gracias a ti.”

Yun Che agitó la cabeza, mientras decía humildemente: “El Maestro de Secta Huo me alaba demasiado. Menor sólo consiguió la victoria después de recurrir a un truco. Como tal, realmente quise decir lo que le dije al Hermano Poyun.”

“¡Hmph! Aunque encuentro a tu Maestra desagradable a la vista…” Huo Rulie repentinamente se dio una palmada en el pecho. “Eres incontables veces más agradable para mí que tu Maestra. Si te apetece algo de mi Secta del Cuervo Dorado o si quieres probar algo, no dudes en decírmelo.”

“…” Su increíble generosidad dejó a Yun Che sin palabras.

“Llamé a Poyun hace un rato. Estará aquí muy pronto. Deja que él te lleve a donde quieras ir.”

Mientras Huo Rulie hablaba con Yun Che, repentinamente escuchó el apresurado sonido de pasos que se acercaban rápidamente desde lejos.

Maestro de Secta… ¡¡¡Maestro de Secta!!!”

Un hombre de mediana edad vestido con una túnica de Cuervo Dorado corrió hacia él con la cara sonrojada. Parecía profundamente asustado.

Huo Rulie frunció el ceño y dijo en tono de reprimenda: “¿Por qué estás tan nervioso?”

Joven MaestroJoven Maestro, él…”

Oyendo las dos palabras “Joven Maestro”, Huo Rulie corrió inmediatamente hacia delante y agarró los hombros de la otra parte, como si hubiera sido incendiado. “¿Qué le pasó a Ye’er? ¡Date prisa y habla!”

“De repente… la vitalidad del Joven Maestro se sumió en el desorden y no será capaz de… aguantar mucho más.”

“¡¿Qué?!”

Una masa de llamas del Cuervo Dorado estalló cuando Huo Rulie soltó su poder. Yun Che fue volado en la distancia debido a la feroz explosión y apenas pudo evitar vomitar sangre. Huo Rulie ya había desaparecido en ese momento a un lugar desconocido.

“Una fuerza tan aterradora.” Murmuró Yun Che con una mano en el pecho. Entonces, soltó un profundo suspiro.

Joven Maestro… ¿Estaba hablando del hijo de Huo Rulie? ¿La persona que la Maestra hirió accidentalmente hace mil años?

Supuestamente, Huo Rulie no dudó en gastar una cantidad inconmensurable de recursos durante estos últimos mil años para mantenerlo con vida… al igual que Mu Xuanyin hizo con Mu Bingyun.

Mirando a su alrededor, Yun Che inmediatamente se sintió deprimido.

Cuando los dos Grandes Maestros de Secta llegaron personalmente al Reino de la Canción de Nieve para recibirlos, pensó que quizás iría a la Secta del Pájaro Bermellón o a la Secta del Fénix y podría disfrutar del trato del honorable invitado de un gran reino debido a la distinguida identidad de su Maestra. Quién hubiera pensado que sería llevado a la tierra estéril en las cercanías de la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios….

Después de su llegada a este reino, Mu Xuanyin lo abandonó primero y luego Yan Wancang y Yan Juehai lo dejaron atrás con Huo Rulie… Poco después, Huo Rulie también desapareció sin dejar rastro.

¡El Reino del Dios de la Llama merece crítica… por tratar a sus invitados de esta manera!

Dejado solo en una tierra desconocida, Yun Che no se atrevía a caminar descuidadamente y sólo podía esperar en su lugar. Fue en este momento que tres jóvenes practicantes profundos se acercaron rápidamente desde la dirección de la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. Sus cuerpos estaban liberando auras de llamas extremadamente activas y parecía como si acabaran de terminar algún tipo de entrenamiento en la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios.

“Son de la Secta del Cuervo Dorado.” Murmuró Yun Che mientras sentía las auras de llamas de los tres jóvenes practicantes profundos.

Pero cuando los tres pasaron junto a él, de repente se detuvieron y sus miradas y auras se fijaron simultáneamente en él.

“¿Quién eres tú? ¿Por qué has venido a este lugar?” La voz de una chica le gritó vigilantemente, sin el más mínimo indicio de cortesía.

Como era actualmente el período cuando el Antiguo Dragón Astado mudaba sus escamas, toda esta región había sido sellada por las tres sectas del Reino del Dios de la Llama y se había convertido en un lugar prohibido. A ningún forastero se le permitía dar ni medio paso aquí. Yun Che no sólo llevaba una deslumbrante túnica blanca como la nieve, sino que su cuerpo tampoco poseía el aura característica de las tres sectas. Por lo tanto, era natural que estuvieran inmediatamente en guardia.

Yun Che se volvió, y dijo cortésmente: “Este humilde es Yun Che, del Reino de la Canción de Nieve.”

Este grupo de jóvenes estaba compuesto por dos hombres y una mujer, que parecían ser muy jóvenes. Sus edades eran similares a las de Mu Xiaolan y tenían veinte años como máximo, pero fue asombroso descubrir que su poder profundo había alcanzado el primer nivel del Reino del Alma Divina.

Mu Xiaolan fue aceptada en el Palacio del Fénix de Hielo con su cultivo en el Reino del Origen Divino. Estaba claro que alcanzar ese reino a su edad era considerado como una aptitud extremadamente alta. Sin embargo, los tres jóvenes tenían más o menos la misma edad que ella, pero sus cultivos habían superado con creces los suyos.

Fue justo como él esperaba. Todos y cada uno de los que fueron traídos aquí para observar al Dragón Astado siendo cazando desde los costados, fueron discípulos extraordinarios de las tres grandes sectas…

Para sorpresa de Yun Che, tan pronto como informó su nombre, los jóvenes tuvieron simultáneamente un gran cambio en sus expresiones.

“¿¡Yun Che!? ¿Eres ese Yun Che del Reino de la Canción de Nieve!?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s