Invincible – Capítulo 248 – Ciudad del Demonio Negro

Ambos hombres de mediana edad parecían conmocionados y asustados. Nunca imaginaron que Huang Xiaolong conocería tal método.

Las técnicas de marca de alma eran arcanas y habían sido una herencia perdida durante muchos años. Hace unos seiscientos años, hubo un Guerrero Santo que utilizó una marca de alma arcana para tomar el control de varios Patriarcas y Soberanos de Secta de varias grandes familias, desencadenando un torbellino de carnicería en el Mundo Espíritu Marcial. Tanto los cultivadores como los plebeyos vivían inquietos. Durante ese tiempo, los Guerreros Xiantian que murieron bajo la mano de esa persona ascendieron a cientos de miles.

¡Guerreros Xiantian, cientos de miles!

¡En cuanto a los Guerreros Houtian, innumerables!

¡La verdadera manifestación de ‘la sangre fluye como un río’!

Al final, las acciones de esa persona finalmente enfurecieron a algunos expertos de alto nivel del Reino Santo que vivían en un misterioso espacio independiente, los cuales salieron a asediar y cazar a esa persona. Sin embargo, sólo terminó cuando un experto a medio paso del Reino de Dios se unió a las filas de los perseguidores, matando exitosamente al culpable. Las generaciones posteriores se refirieron a él como Demonio Sangriento.

Observando los muchos pensamientos que brillaban claramente en los rostros de las dos personas, la boca de Huang Xiaolong se curvó en una fría mueca de desprecio, agudas luces frías parpadearon cerca de sus manos mientras convocaba los Sables de Asura.

Los Sables de Asura aparecieron, emitiendo un extraño zumbido mientras vibraban. En la superficie de sus cuerpos, una misteriosa luz oscura fluía como un líquido negro, haciendo que los dos hombres heridos se tensaran inmediatamente.

“¡Yo, yo estoy dispuesto a liberar la barrera de mi Mar de Alma!” Las palabras salieron volando del hombre con cara de caballo sin más demora.

“¡Yo también, estoy dispuesto!” El hombre de la cicatriz también hizo lo mismo.

En comparación con la muerte, ambos estaban más dispuestos a que Huang Xiaolong marcara su Mar de Alma, aunque hacerlo le daría el control total sobre su vida y muerte. Eso era más favorable que morir inmediatamente.

Viendo la rápida respuesta de los dos hombres, Huang Xiaolong resopló, ordenándoles que liberaran su Mar de Alma mientras él iniciaba el Mandato del Alma. En lo profundo de sus pupilas, dos caracteres de alma de color púrpura oscuro resplandecieron y salieron volando de sus ojos, entrando instantáneamente en el Mar de Alma en el entrecejo de ambos hombres ante sus expresiones horrorizadas, imprimiendo firmemente una marca de alma en el centro de sus mentes.

En el viaje de tres meses hasta aquí, Huang Xiaolong había entrado en el primer nivel del Antiguo Arte de Marionetas, permitiéndole hacer marcas de alma en otros. No sólo eso, sino que se las arregló para fusionar el método de marca de alma de las Antiguas Marionetas con el Mandato del Alma, de modo que pudiera usar este último para aplicarla. Trajo un mejor efecto. La persona controlada se veía normal desde fuera, no era diferente antes y después de la marca, ni siquiera alguien cercano se daría cuenta de algo malo.

Sintiendo la marca de alma de Huang Xiaolong, ambos hombres renunciaron a la idea de la traición.

“Estas dos píldoras, tráguenselas.” Una pequeña chispa brillante resplandeció cuando Huang Xiaolong sacó dos píldoras medicinales del tamaño de un pulgar desde el Anillo de Asura.

Mirando las píldoras en la palma de Huang Xiaolong, sus caras se tensaron una vez más. “¡¿Esto es…?!” Una vez más no pudieron evitar preguntar con aprensión.

La cara de Huang Xiaolong se tornó helada. “¡Si les digo que se la traguen, tráguensela!” Con un movimiento, las dos píldoras flotaron en sus palmas.

Mirando las píldoras redondas y a Huang Xiaolong, ambos palidecieron levemente, sin embargo, las tragaron obedientemente.

En el momento en que la píldora medicinal entró en sus bocas, una energía cálida se extendió por sus cuerpos, sintieron claramente que sus lesiones se sanaban a gran velocidad. Sabiendo que habían confundido las amables intenciones de Huang Xiaolong, pensando que esas dos píldoras eran pastillas venenosas en lugar de píldoras curativas, lo miraron con gratitud.

“Ahora, llévenme a su Secta Magos del Cielo, cuéntenme sobre la situación de la secta en el camino.” Huang Xiaolong instruyó.

“¡Sí, Maestro!” Ambos se inclinaron respetuosamente.

Huang Xiaolong voló hacia arriba y abandonó las amplias llanuras, liderado por sus subordinados recién reclutados. En cuanto a la Garra del Demonio Asura, él volvería en otra ocasión.

En el camino, los dos hombres de mediana edad informaron a Huang Xiaolong sobre la situación de la Secta Magos del Cielo.

El hombre con cara de caballo se llamaba Du Xin y el hombre de la cicatriz de espada se llamaba Deng Guangliang, ambos eran Ancianos de la Secta Magos del Cielo. Además, el Patriarca de la Secta Magos del Cielo, Chen Xiaotian, era su Maestro.

Chen Xiaotian tenía cinco discípulos en total, y entre ellos, la fuerza de Du Xin y Deng Guangliang era considerada la más alta. Los otros tres discípulos eran: un Xiantian de Tercer Orden, un Xiantian de Cuarto Orden y un Xiantian de Quinto Orden.

Aparte de ellos, la Secta Magos del Cielo tenía aproximadamente ciento treinta expertos en el Reino Xiantian, sin embargo, dentro de esos números, sólo veinte eran de nivel intermedio, y en cuanto a los de alto nivel, sólo había dos personas.

Expertos de alto nivel en el Reino Xiantian, uno de ellos no era otro que su Maestro, Chen Xiaotian, un Xiantian de la etapa tardía del Séptimo Orden, mientras que la otra persona era el Gran Anciano de la secta, Geng Ken, un Xiantian en el pico de la etapa intermedia del Séptimo Orden. ¡Cuando el tema se dirigió al Espíritu Marcial de Chen Xiaotian, Huang Xiaolong se sorprendió al descubrir éste tenía un Árbol de Fuego Salvaje!

¡Árbol de Fuego Salvaje, un espíritu marcial de primer rango de grado once de tipo naturaleza de la familia de los árboles! En el Mundo Espíritu Marcial, el surgimiento de un espíritu marcial de tipo árbol era raro, además, era uno con un talento excelente.

El espíritu marcial de Geng Ken era ligeramente mediocre en comparación con el de Chen Xiaotian, un espíritu marcial de grado diez que pertenecía al tipo arma, el Martillo Divisor del Cielo. Aunque era sólo un Gran Anciano, su influencia en la secta era comparable a la de Chen Xiaotian, como Soberano. Había más de veinte Ancianos en la Secta Magos del Cielo y casi la mitad de ellos pertenecían a la facción de Geng Ken, escuchando sus órdenes.

En conclusión, Chen Xiaotian no tenía control total sobre la Secta Magos del Cielo.

Geng Ken…” Huang Xiaolong repitió el nombre a nadie en particular.

La fuerza de este Geng Ken era más débil que la de Chen Xiaotian, sin embargo, tuvo éxito en ganarse la mitad del apoyo de la secta para estar de pie junto a Chen Xiaotian. Tenía que haber un encanto diferente para él.

Du Xin y Deng Guangliang condujeron a Huang Xiaolong, volando hacia el norte. Tres horas más tarde, se pudo ver una ciudad de granito, construida sobre una vasta extensión de dunas de arena dorada.

La ciudad era indudablemente enorme. Quizás debido a los años de sucumbir a la abrasadora arena del desierto, las murallas de la ciudad parecían moteadas y el clima desgastado. Cerca de la ciudad, Huang Xiaolong notó que la parte superior de las murallas reflejaba innumerables luces oscuras, decorando las murallas de granito. Él adivinó que estas luces oscuras deberían ser salpicaduras de sangre dejadas atrás durante muchos años, pero de nuevo, sólo un número masivo de matanzas podría dejar tal marca. Uno podría imaginar cuánta sangre había manchado las murallas de esta ciudad.

¡Podría ser un millón, podría ser diez millones!

“¿Esta es la Ciudad del Demonio Negro?” Preguntó Huang Xiaolong.

“Sí, Joven Señor, esta es la Ciudad del Demonio Negro.” Du Xin y Deng Guangliang respondieron.

‘Maestro’ sonaba incómodo para los oídos de Huang Xiaolong, por lo que hizo que Du Xin y Deng Guangliang cambiaran la forma en que se referían a él por Joven Señor.

La Secta Magos del Cielo estaba situada en la Ciudad del Demonio Negro.

Huang Xiaolong asintió mientras seguía a los dos hacia las puertas de la ciudad.

“Oh, es el Anciano Du Xin y el Anciano Deng Guangliang.” Cuando se acercaron a las puertas de la ciudad, alguien que parecía ser el capitán de los guardias se acercó, saludándoles con un puño ahuecado y una sonrisa. Ordenó a sus subordinados que abriesen las puertas de la ciudad, permitiendo que el grupo de tres entrase suavemente en ella.

Du Xin y Deng Guangliang asintieron ligeramente hacia ese capitán, entrando en la ciudad con Huang Xiaolong.

Al entrar, Huang Xiaolong observó la ciudad mientras caminaba por las calles. Las calles tenían unos veinte metros de ancho, con fachadas de tiendas a ambos lados, pero carecían del ambiente bullicioso y próspero de la Ciudad Imperial Duanren o de cualquier otra gran ciudad. La mayoría de las puertas y paredes de estos escaparates tenían cicatrices de cuchillas, espadas y otras armas. Algunos de los letreros del frente de las tiendas estaban cortados por la mitad, y a lo largo del camino, se encontraban con un charco ocasional de sangre.

Evidencia de que una nueva batalla acababa de ocurrir.

Mientras Huang Xiaolong paseaba por las calles, mirando a su alrededor, la gente en las calles también lo observaba con miradas curiosas. Pero, estas curiosidades fueron cortadas de raíz cuando vieron a Du Xin y Deng Guangliang detrás de él. Al darse cuenta de estos dos, los peatones rápidamente se alejaron con miedo.

Du Xin y Deng Guangliang vestían las túnicas de los Ancianos de la Secta Magos del Cielo, y aquí en la Ciudad del Demonio Negro, la secta era una de las tres potencias hegemónicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s