ATG – Capítulo 1046 – El Período de la Matanza del Dragón

El paisaje a su alrededor cambió inmediatamente. El cielo blanco pálido del Reino del Fénix de Hielo apareció en su línea de visión y pudo sentir el aura distintiva del Salón Sagrado en los alrededores. Yun Che dejó escapar un largo suspiro de alivio mientras permanecía en medio de la tierra nevada.

Mientras su mente se sentía relajada, las lesiones extremadamente severas en su cuerpo hicieron que su conciencia se volviera cada vez más borrosa. El aura que emanaba de él era terriblemente débil en este momento. Mientras estaba aturdido, vio a Mu Xuanyin acercarse a su lado y mirarlo con una expresión fría en sus ojos.

Maestra…” Yun Che abrió la boca para hablar, pero sólo pudo pronunciar esto con una voz dolorida y poco clara.

“¡Hmph! Es sorprendente que hayas podido salir vivo del Valle de la Niebla Extrema. Eres un tipo con suerte.” Aunque todo el cuerpo de Yun Che estaba teñido de sangre y parecía estar cerca de su muerte, todavía no había emoción en sus ojos y estaban tan fríos como siempre.

“…” Yun Che movió ligeramente sus labios, pero no dijo nada en respuesta. Movió ligeramente su brazo derecho antes de levantarlo, poco a poco, en un movimiento muy lento. Su brazo temblaba intensamente, lo que evidenciaba que no solo era incomparablemente difícil levantar el brazo, sino que también le dolía mucho

Había una extraña flor en plena floración en el centro de su palma, con pétalos similares a las impecables plumas de una cola.

Era la Flor Espiritual de las Plumas de Hielo por la que casi había perdido la vida.

Mu Xuanyin. “????”

“Discípulo… obtuvo esta flor… en el Valle de la Niebla Extrema… para presentársela… a la Maestra…”

“…” Mu Xuanyin no la recibió ni le mostró alguna otra respuesta.

Su palma sosteniendo la Flor Espiritual de las Plumas de Hielo tembló más y más intensamente y Yun Che comenzó a perder la conciencia a un ritmo acelerado. “Discípulo… es consciente de que cometió un gran pecado… y no le pediría perdón a la Maestra… discípulo simplemente no quiere que la Maestra experimente una emoción negativa como la ira… debido a la acción imperdonable hecha por este discípulo…”

“La flor en la mano de este discípulo… es muy similar a la imagen de la Maestra en el corazón de este discípulo… muy hermosa… muy fría…pero, sin embargo… realmente…”

“……”

Yun Che se desmayó al final. Mientras se desmayaba, la palma que sostenía la Flor Espiritual de las Plumas de Hielo también cayó impotentemente.

Mu Xuanyin se movió tan rápido como un rayo. Un aura profunda gentil detuvo la caída de la Flor Espiritual de las Plumas de Hielo en el aire, antes de llevarla lentamente al centro de la palma de su mano abierta.

El mundo repentinamente se volvió silencioso y se mantuvo así por un largo tiempo.

“Olvídalo. Te perdonaré por ahora.”

La Flor Espiritual de las Plumas de Hielo en su palma desapareció silenciosamente. Luego, se dio la vuelta y murmuró para sí misma de una manera muy casual, sin señales de la fuerza o intimidación que había exhibido hace un momento.

——————————

Yun Che despertó después de un período de tiempo desconocido.

Había recobrado el conocimiento y todo su cuerpo le dolía mucho, pero el dolor no era tan intenso como antes. Además del dolor, podía sentir una sensación aún más refrescante y cómoda, como si se estuviera bañando en una brisa tibia y suave.

Al abrir los ojos, Yun Che descubrió que su cuerpo estaba sumergido en el Lago Celestial del Frío Abisal. Habían espíritus de hielo danzando a su alrededor con movimientos rápidos, pero el área del Lago Celestial del Frío Abisal estaba tan tranquila como de costumbre, sin nadie más presente aparte de él. La barrera alrededor del lago también estaba en un estado cerrado en este momento.

Sentía múltiples corrientes de energía espiritual ajena de alto nivel en su cuerpo. No sólo eran de un alto nivel, sino que también se habían convertido en líquido, y actualmente estaban ayudando a que sus lesiones mejoraran. Su capacidad de recuperación extremadamente fuerte estaba complementando el proceso de curación. Como tal, aunque todavía estaba gravemente herido como antes, sus heridas se habían curado en casi un treinta por ciento. Tras la recuperación de su conciencia y su fuerza profunda, sus heridas habían empezado a sanar a un ritmo cada vez más rápido.

Sólo Mu Xuanyin pudo haber licuado las hierbas espirituales para él y haberlo colocado dentro del Lago Celestial del Frío Abisal.

“Uf… Parece que la Maestra ya no está tan enfadada.” Yun Che soltó un largo suspiro de alivio. Todo su cuerpo se sentía tan relajado que ni siquiera le importaba el dolor.

Por supuesto, no tenía idea de que Mu Xuanyin era la razón de la desgracia que había sufrido… porque ella quería darle una lección.

Ahora que su corazón estaba tranquilo, Yun Che cerró los ojos para concentrarse en la recuperación de sus heridas. Mientras utilizaba el Gran Camino de Buda, la energía espiritual del Lago Celestial del Frío Abisal comenzó a verterse en su cuerpo a una velocidad varias veces mayor que antes.

La mayor parte de su fuerza profunda se había recuperado en el corto período de unas pocas horas y al menos el sesenta por ciento de sus lesiones internas se habían curado. Aunque su cuerpo aún estaba debilitado, apenas sentía dolor en ese momento.

Repentinamente, sintió un cambio inusual en sus meridianos profundos. Una nebulosa de cuatro colores de energía profunda había comenzado a girar por sí misma y su velocidad de rotación se estaba volviendo cada vez más rápida.  El aura profunda en todo su cuerpo también había comenzado a fluir rápidamente de vuelta a sus meridianos profundos.

¡Estoy… a punto de romper a través!

¡Su primer avance después de entrar en el camino divino sólo tomó tres meses y medio!

Fue especialmente sorprendente porque durante este período había pasado todo su tiempo practicando en la Cascada de la Partición Lunar, el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo y en el Registro del Mundo Ardiendo del Cuervo Dorado. Apenas se había esforzado en cultivar su fuerza profunda. Él aumentó la acumulación de su fuerza profunda confiando únicamente en la absorción de la energía espiritual del Lago Celestial del Frío Abisal. ¡Pero sólo le tomó tres meses y medio cruzar el primer pequeño reino del camino divino!

Yun Che concentró su mente y se enfocó en el proceso que tenía lugar dentro de su cuerpo. Había comenzado a hacer preparativos para dar la bienvenida a su primer avance en el camino divino.

——————————————

Fuera del Reino del Fénix de Hielo, un enorme barco carmesí con largas y anchas alas en los costados se detuvo gradualmente. No había duda de que su existencia era extremadamente sobresaliente en el frío y blanco mundo de nieve.

Frente al Salón Sagrado, la figura de Mu Bingyun apareció en medio de un destello de fríos rayos de luz. Luego, elegantemente entró con pasos ligeros y vio la espalda de Mu Xuanyin. Podría ser una coincidencia, pero Mu Xuanyin estaba de pie al lado del estanque donde antes florecía el Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones, un espectáculo que había visto varias veces en el pasado.

“¿Ha llegado el arca profunda del Reino del Dios de la Llama?” Preguntó Mu Xuanyin en un tono frío.

“Es Yan Wancang y Yan Juehai.” Mu Bingyun llegó al lado de Mu Xuanyin. “Hermana Mayor, ¿estás preparada para ir con ellos al Reino del Dios de la Llama?”

En medio de sus palabras, su mirada se posó en una hermosa e impecable flor blanca en el centro del estanque, donde antes se localizaba el Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones. Sus pétalos parecían plumas de ganso y liberaban un aura espiritual particularmente cálida.

“¿Flor Espiritual de Plumas de Hielo?” Mu Bingyun se sorprendió y miró a Mu Xuanyin con una profunda expresión de duda en sus ojos.

Mu Xuanyin había establecido especialmente este estanque hace nueve mil años para plantar el Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones. El agua del lago celestial fue usada para llenar el estanque y tres gotas de Sangre de Origen del Fénix de Hielo también fueron añadidas a él. Además, la energía espiritual del Fénix de Hielo se vertía en él a intervalos regulares y su ubicación estaba justo en el lugar más céntrico del Salón Sagrado, que era en sí mismo una instalación central del Reino del Fénix de Hielo. En tiempos normales, el estanque estaría protegido por una barrera sin forma a su alrededor. Por no hablar de un forastero que entraba en contacto con el estanque, era difícil incluso para una partícula de polvo acercarse a él.

En los últimos nueve mil años, sólo el Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones había existido en este estanque espiritual.

Entonces, ¿cómo es que había una Flor Espiritual de Plumas de Hielo en un lugar así hoy?

Si fuera una flor extraña de alto nivel o una hierba inusual, Mu Bingyun no se habría sorprendido demasiado. Después de todo, el Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones ya había perdido todos sus pétalos y no necesitaba una energía espiritual demasiado fuerte antes de que volviera a florecer. Pero, incluso si la Flor Espiritual de Plumas de Hielo era una rara flor espiritual de un nivel extremadamente alto en el Reino de la Canción de Nieve, no carecían de ellas. Cualquier flor espiritual alrededor del Lago Celestial del Frío Abisal contendría mucha más energía espiritual.

Además, la Flor Espiritual de Plumas de Hielo en el estanque era sólo una flor completamente florecida y carecía del resto de ella – Entonces, ¿¡por qué fue exactamente colocada dentro de un estanque espiritual que comprendía cosas tan asombrosas como el aura espiritual del Lago Celestial del Frío Abisal y el Fénix de Hielo!?

“Bueno, el estanque estaba vacío, después de todo. Pensé que sería agradable a la vista tirar otra flor y verla crecer.” Mu Xuanyin volteó la cara. “Ya que la gente del Reino del Dios de la Llama ha llegado aquí, significa que ya casi es hora de ese asunto. Es bueno que no esté ocupada con nada en este momento, así que puedo irme hoy.”

Mu Xuanyin parecía estar cambiando intencionalmente el tema. Mu Bingyun volvió a echar un vistazo profundo a la Flor Espiritual de Plumas de Hielo, pero no siguió hablando del tema. Ella dijo en un tono preocupado: “¿Vas a ir sola?”

“No.” Los ojos de Mu Xuanyin se movieron levemente. “Estoy planeando llevar a alguien más.”

“¿El Gran Anciano?”

Yun Che.”

“¿Yun Che?” Mu Bingyun estaba un poco sorprendida.

“Su conocimiento actual del Reino Divino se limita al Reino de la Canción de Nieve. Ya es hora de llevarlo a otros lugares y que amplíe sus horizontes.” Dijo Mu Xuanyin con una voz incomparablemente indiferente. “Ya que es mi discípulo, no puedo dejar que permanezca ignorante del mundo exterior.”

“…” Una sonrisa muy superficial apareció en la cara de Mu Bingyun. “Parece que la Hermana Mayor ya no está enfadada con él.”

Mu Xuanyin resopló con desdén: “¡Hmph! Tuvo la suerte de volver con vida, así que tampoco tengo ganas de enfadarme con un mocoso.”

Mu Bingyun movió sus labios un poco hacia un lado. “El poder de la llama que Yun Che posee es aún más fuerte que el del hielo. Por lo tanto, ciertamente es una muy buena decisión llevarlo al Reino del Dios de la Llama. De hecho, estoy más preocupada por la Hermana Mayor. Debes ser muy cuidadosa.”

“Quédate tranquila.” Dijo Mu Xuanyin sin el más mínimo asomo de ansiedad. “Ese Dragón Astado sufrió una lesión grave por su falla de dragón (Dragon Fault) cuando lo ataqué la última vez. Es absolutamente imposible que una lesión de este tipo se cure en el corto período de mil años. Por lo tanto, no hay duda de que la amenaza de ser herida significativamente en un enfrentamiento con él se reduce enormemente. ¡Estoy al menos un ochenta por ciento segura de que seré capaz de matarlo, siempre y cuando no haya terminado de mudar sus escamas!”

Mu Bingyun asintió lentamente con la cabeza.

“Dile a Huanzhi que él será el encargado de manejar todos los asuntos importantes de la secta en mi ausencia. A menos que surja algún problema irresoluble, no puede contactarme.”

Habiendo terminado sus palabras, se volteó para salir del salón. Pero justo cuando llegó a la entrada, se detuvo bruscamente en seco, como si hubiera recordado algo. Luego, volteó su palma y envió un rayo blanco hacia Mu Bingyun.

Mu Bingyun extendió su mano para atrapar el rayo de luz blanco. Era nada menos que su Cuchilla Nube de Mariposas.

Hermana Mayor…”

“No hay necesidad de explicar nada.” Dijo Mu Bingyun en un tono frío. “Es la cosa más importante dejada atrás por nuestra madre y no debe ser entregada a un extraño a ningún costo… ¡no importa quién sea! Lo pasaré por alto esta vez, pero espero que algo así no vuelva a suceder.”

“Sí.” Mu Bingyun guardó la Cuchilla Nube de Mariposas con una conciencia culpable.

Mu Xuanyin hizo un gesto de barrido con la palma de su mano, haciendo que el espacio que tenía delante se resquebrajara inmediatamente. Su figura desapareció en un instante y apareció ante el Lago Celestial del Frío Abisal.

En medio de la consolidación de su fuerza profunda, Yun Che sintió repentinamente la barrera del lago celestial abriéndose e inmediatamente salió del lago. En el momento en que llegó a la orilla, la figura de Mu Xuanyin apareció en su campo de visión.

Yun Che todavía se sentía muy aprensivo en su corazón ante Mu Xuanyin y rápidamente se puso de rodillas. “El discípulo paga respecto a la Maestra.”

Solía ​​mirar a Mu Xuanyin justo después de ponerse de rodillas, pero esta vez mantuvo la cabeza baja… sin atreverse a levantarla siquiera por una fracción de segundo… Tenía miedo de acabar mirándole el pecho en un momento de descuido.

“Sígueme.” Dijo Mu Xuanyin con voz fría. Sin embargo, un leve atisbo de sorpresa apareció en sus ojos… ¡No solo mejoró tan pronto, sino que también logró un gran avance!

“¿Ah? ¿A dónde vamos?” Preguntó Yun Che inconscientemente.

“¡Al Reino del Dios de la Llama!”

Antes de que Yun Che pudiera reaccionar, su cuerpo se balanceó ligeramente y el paisaje ante sus ojos cambió a uno completamente diferente. Estaba en lo alto del cielo del Reino Fénix de Hielo.

Fue en este momento que Yun Che repentinamente recordó algo. Mu Bingyun le había dicho antes de que entrara al Valle de la Niebla Extrema que la gente del Reino del Dios de la Llama llegaría en unos días… En otras palabras, había llegado el período de muda de escamas del Antiguo Dragón Astado en la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. ¡También fue conocido como el Periodo de la Matanza del Dragón!

¡Inesperadamente, Mu Xuanyin quería llevarlo consigo!

Yun Che siempre había deseado visitar la antigua Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios. Si también pudiera obtener al menos una mirada distante del legendario Dragón Astado, esa sería una experiencia aún más fascinante y extremadamente rara.

Era obviamente una buena oportunidad para él.

Mu Xuanyin avanzó a una velocidad extremadamente rápida, con Yun Che siguiendo su ejemplo. Se acercaron rápidamente al arca profunda de color carmesí que se había detenido fuera del Reino del Fénix de Hielo. Mirando furtivamente la espalda de Mu Xuanyin un par de veces, Yun Che finalmente preguntó con voz débil: “Maestra, ¿podría ser que… solo nosotros dos vayamos a la Prisión de Inferno de la Sepultura de Dios? ¿El Anciano Huanzhi y la Maestra de Palacio Bingyun no vendrán con nosotros?”

Él ya sabía que Mu Huanzhi y Mu Bingyun eran los que tenían la fuerza profunda más fuerte en la secta, después de Mu Xuanyin.

La expresión de Yun Che cambió abruptamente en el instante en que mencionó el nombre de Mu Bingyun. Inmediatamente, espetó. “¡Oh, no!”

Mu Xuanyin. “??”

“¡Maestra!” Dijo Yun Che en pánico. “Discípulo acaba de recordar un asunto. La Maestra de Palacio Bingyun le había dado algo a este discípulo, que se perdió en el Valle de la Niebla Extrema debido a la falta de atención de este discípulo. Por lo tanto, el discípulo necesita informar a la Maestra del Palacio Bingyun al respecto. De otra manera…”

Ese día en el Valle de la Niebla Extrema, Yun Che había utilizado la Cuchilla Nube de Mariposas, que estaba cubierta con el veneno del Dragón Astado, para perforar exitosamente el ojo del mono gigante con armadura de hielo. Pero cuando fue soplado lejos por el poderoso barrido de su brazo, resultó lesionado severamente en muy poco tiempo y la Cuchilla Nube de Mariposas también se le escapó naturalmente de la mano y se fue volando a algún lugar desconocido.

Mu Bingyun personalmente le había dicho que la Cuchilla Nube de Mariposas era algo transmitido por su antepasado. No había duda de que era extremadamente importante.

“¿Estás hablando de la Cuchilla Nube de Mariposas?” Preguntó Mu Xuanyin con voz fría.

“Ah…” La boca de Yun Che se abrió ampliamente. “Sí…”

“Entonces no hay necesidad de ello. La he devuelto en tu lugar.”

“Uh…” Un fuerte sonido de tragar saliva fue emitido desde la garganta de Yun Che. Él dijo nerviosamente: “Muchas gracias, Maestra.”

Los hermosos ojos de Mu Xuanyin miraron hacia un lado, antes de que diera vuelta su palma repentinamente. Una fría raya de luz blanca salió disparada hacia Yun Che, quien la atrapó en su mano inconscientemente.

Lo que tenía en la mano era una cuchilla corta que brillaba con una luz helada. Tenía una empuñadura en forma de mariposa y una hoja fría y blanca. Además, daba la impresión de que podía usarse tan rápidamente que ni siquiera parecía real… Su forma, aura y nitidez, todos eran exactamente iguales a la de la Cuchilla Nube de Mariposas que Mu Bingyun le había dado.

Lo único diferente era que las alas de mariposa estaban orientadas en la dirección opuesta.

“Esto es…”

“Esta cuchilla se llama Sonido de Mariposa. Ya que pareces bastante hábil en el uso de tal cuchilla, te la prestaré por el momento.” Mu Xuanyin desvió su mirada y dijo en una voz impasible. “¡Pero si te atreves a perderla, te juro que te mataré!”

Yun Che permaneció aturdido durante un buen rato, antes de decir prontamente: “El discípulo expresa su gratitud por el favor de la Maestra y lo apreciará con todo su corazón.”

Yun Che guardó cuidadosamente la Cuchilla Sonido de Mariposa. Como nunca había esperado que algo así sucediera, su cerebro había dejado de funcionar momentáneamente.

¿Huh? Espera un segundo. ¿Por qué la Maestra sabe que soy bastante hábil para usarla? No me digas que…

En medio del frío viento que soplaba en su dirección, los dos abandonaron la esfera del Reino del Fénix de Hielo. Percibieron una inusual aura ardiente que venía de adelante, y pronto, la ardiente arca profunda del Reino del Dios de la Llama apareció en su línea de visión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s