ATG – Capítulo 1044 – Flor Espiritual de Plumas de Hielo

“¿Yun Che? ¿¡Estás vivo!?” Los ojos de Mu Yizhou se oscurecieron, pero por dentro estaba sorprendido por la aparición de Yun Che.

“Por supuesto que estoy vivo. Tú, por otro lado… puede que estés muerto muy, muy pronto.” Se mofó Yun Che.

“¿Crees que alguien como tú puede matarme?” El odio brillaba en los ojos de Mu Yizhou. “¡Muy bien! Estaba lamentando el hecho de que no pude matarte con mis propias manos, pero pensar que te entregarías a mí.”

“¡No lo dejes escapar, Mu Heng! ¡Debo matarlo con mis propias manos!”

Mu Yizhou ya estaba agarrando su espada cuando dio la orden. Pero en el momento en que desató su energía profunda, repentinamente notó que el paisaje ante sus ojos estaba cayendo rápidamente por alguna razón. Entonces, todo se volvió blanco grisáceo antes de hundirse en la oscuridad…

El discípulo del Fénix de Hielo llamado Mu Heng estaba a punto de moverse detrás de Yun Che cuando vio la cabeza de Mu Yizhou volando repentinamente lejos de su torso. El estallido de energía profunda hizo que la sangre escarlata brotara de su cuello cortado como una fuente y envió la cabeza volando a docenas de metros del torso. Finalmente, cayó y se estrelló contra la nieve junto a los pies de Mu Heng.

La expresión de Mu Yizhou era muy tranquila porque nunca tuvo la oportunidad de mostrar miedo en su cara. Lo único que mostraba el miedo y la conmoción que estaba sintiendo en sus últimos momentos fueron sus pupilas ampliadas.

“¡Ah… aaaaaah!” Mu Heng se quedó aturdido durante mucho tiempo antes de lanzar un temeroso grito. Se tambaleó hacia atrás con gran temor y casi se cayó de trasero durante el proceso.

Yun Che había escondido su cuerpo y su aura, detonó la energía profunda en sus Venas Divinas del Corazón de Buda en un instante, se movió a una velocidad imposible, y finalmente cortó a través del cuello de Mu Yizhou con la Cuchilla Nube de Mariposas… El asesinato no habría sido posible sin ninguno de estos elementos y los había ejecutado a todos a la perfección.

Como resultado, Yun Che, que estaba en el primer nivel del Reino del Origen Divino, fue capaz de matar a Mu Yizhou en un instante, ¡un practicante profundo que era casi dos reinos más fuerte que él!

A la Cuchilla Nube de Mariposas solo le tomó un breve instante atravesar el cuello de Mu Yizhou y todo el proceso de asesinato fue tan silencioso que éste nunca se dio cuenta de que lo mataron hasta el momento final. De hecho, nunca supo cómo había muerto a manos de Yun Che.

“¡Esa es … esa es la Cuchilla Nube de Mariposas!”

Cuando Mu Heng vio la reluciente cuchilla de hielo en la mano de Yun Che, sus pupilas se contrajeron ligeramente mientras gritaba el nombre del arma.

“¿Oh? ¿La conoces?” Yun Che retrajo la Cuchilla Nube de Mariposas con un poco de asombro. Aunque esta persona era mucho más débil que Mu Yizhou, probablemente solo era un discípulo normal del Palacio Fénix de Hielo – realmente reconoció la Cuchilla Nube de Mariposas.

Parece que la Cuchilla Nube de Mariposas era extremadamente famosa en el Reino de la Canción de Nieve.

“No es de extrañar que el Hermano Mayor Yizhou fuera…”

¡Plaf!

Fue solo hasta que el cuerpo sin cabeza de Mu Yizhou finalmente colapsó en el suelo, rociando el suelo con una impactante cantidad de sangre. A juzgar por la sangre rociada, probablemente no quedaba nada dentro del cuerpo.

“Entonces, ¿quieres irte o… quieres ser enterrado junto con tu hermano mayor?” Preguntó fríamente Yun Che. No había ninguna razón para creer que una persona exiliada en este lugar fuera una buena persona, pero al mismo tiempo no tenían ninguna relación ni rencor entre ellos. En un lugar como el Valle de la Niebla Extrema, era mejor evitar problemas innecesarios. Por lo tanto, no malgastaría energía tratando de matar a este tipo si decidiera irse.

Mu Heng dio algunos pasos hacia atrás, pero rápidamente se detuvo una vez más. El miedo y la conmoción inicial en su rostro pasaron a una feroz crueldad. “Tú solo mataste a Mu Yizhou porque lo emboscaste usando la Cuchilla Nube de Mariposas. ¿Realmente piensas que un mero practicante profundo del Reino del Origen Divino como tú tiene el derecho de presumir de su fuerza ante mí?”

Los ojos de Yun Che se entrecerraron: “Así que elegiste morir, ¿es eso?”

“¿Yo? ¡El que morirá serás tú!” La cara de Mu Heng se distorsionó ligeramente. “¡Voy a morir tarde o temprano en este lugar! Si puedo arrastrarte a ti, el discípulo directo de la Maestra de la Secta, a la muerte conmigo, jeje, entonces mi muerte valdrá totalmente la pena.”

“Mn.” Yun Che asintió con la cabeza: “Es una idea bastante buena.”

Si él todavía fuera un discípulo del Palacio Fénix de Hielo, no se atrevería a mostrarle a Yun Che ni siquiera la más mínima falta de respeto, aunque tuviera todo el coraje del mundo. Pero él era un fugitivo en el Valle de la Niebla Extrema, así que la identidad de Yun Che sólo invocaba irritación y excitación en su retorcido corazón.

“¡Entonces muere!”

Mu Heng balanceó su espada hacia Yun Che, causando que el aire frío y espeso envolviera a Yun Che en un instante. Parecía que lo congelaría en hielo allí mismo.

Yun Che alzó sus brazos frente a él con la Espada Heaven Smiting firmemente empuñada. Sus ojos se volvieron sombríos cuando detonó su energía profunda, llamas y fuerza de espada simultáneamente. A juzgar por la fuerza del aura de Mu Heng, probablemente estaba en el segundo o tercer nivel del Reino del Alma Divina. Aunque era mucho más débil que Mu Yizhou, aún no era un oponente fácil para él.

Afortunadamente, Mu Heng había gastado toda su vida en el Valle de la Niebla Extrema huyendo a un paso de la muerte. No solo estaba herido, su vitalidad era débil y su fuerza profunda se había agotado. ¡No había ninguna razón para que perdiera si combatía con toda su fuerza!

Yun Che enfrentó el viento frío y saltó en el aire, llegando instantáneamente frente a Mu Heng. Su espada cortando sobre la cabeza de Mu Heng, como si fuese a aplastarlo como un pastel.

La velocidad de Yun Che sorprendió inmensamente a Mu Heng, pero levantó su propia espada inmediatamente después, con su energía profunda en aumento. Tenía la total confianza de que su ataque le daría a Yun Che un duro golpe.

¡Clang! Un sonido pesado resonó cuando Yun Che fue golpeado lejos, muy lejos del punto de impacto. Sin embargo, la espada de Mu Heng fue la que se rompió cuando sus manos se entumecieron y sus pies se hundieron profundamente en el suelo.

“¿¡Ah!?” Las pupilas de Mu Heng se contrajeron abruptamente cuando el miedo y la sorpresa aparecieron en su rostro. “¿Cómo… cómo es posible?”

Delante suyo, un sentimiento opresivo que no debería pertenecer a nadie en el Reino del Origen Divino se precipitó hacia él. Yun Che realmente se recuperó con una voltereta a través del aire y balanceó su espada una vez más hacia su cabeza. Las llamas que envolvían la espada eran realmente más fuertes que durante el primer enfrentamiento y amenazaban con asfixiar a Mu Heng.

Mu Heng apretó los dientes y arrojó la espada rota que empuñaba. Sin atreverse a conservar su fuerza por más tiempo, su cuerpo entero resplandeció fríamente mientras rugía y enviaba trece carámbanos de hielo apuñalando por los aires desde la tierra.

Los trece carámbanos habían aparecido rápida e inesperadamente, así que la caída de Yun Che fue instantáneamente apuñalada por dos de los trece carámbanos al mismo tiempo. Mu Heng estaba a punto de soltar una carcajada de locura cuando repentinamente se dio cuenta de que el ‘Yun Che’ perforado se estaba disipando rápidamente en una nube de fina niebla de hielo.

Detrás de Mu Heng, un calamitoso y ardiente poder se precipitó despiadadamente hacia su espalda. Lo único que pudo hacer fue gritar de terror antes de ser golpeado despiadadamente por el ataque.

¡¡Boom!!

El sonido de la espina dorsal de Mu Heng rompiéndose fue tan nítido que casi perforaba los oídos de uno. Éste, voló muy, muy lejos en la distancia como una bolsa de sangre rota antes de estrellarse dolorosamente en la roca congelada en la que Yun Che se había escondido antes.

Era imposible para Mu Heng levantarse nuevamente después de que su columna vertebral se había partido por la mitad. Se retorcía dolorosamente en el suelo mientras continuamente vomitaba sangre escarlata de su boca.

“Ladras, pero no muerdes, así eres tú.” Yun Che se burló justo antes de que un rugido peligroso y bestial siguiera sus palabras. Una peligrosa aura se acercó rápidamente hacia Mu Heng.

Era natural que la conmoción atrajera la atención de las bestias profundas. Guardando su espada rápidamente, Yun Che retrajo su aura y escapó relajadamente del lugar, sin molestarse en dar a Mu Heng ni siquiera una segunda mirada. Después de alejarse unos cientos de metros del lugar, saltó silenciosamente en el aire y aterrizó en lo alto de un árbol alto y seco. Su figura lentamente desapareció después de eso.

No pasó mucho tiempo antes de que los rugidos de una bestia profunda y los gritos de terror y desesperación de Mu Heng cortaran a través del aire.

———-

Casi al final del tercer día desde que Yun Che fue enviado al Valle de la Niebla Extrema.

Faltaban menos de treinta minutos para que se cumpliera el límite de setenta y dos horas. Cuando se acabase el tiempo, la formación profunda dimensional que Mu Xuanyin dejó en el cuerpo de Yun Che lo teletransportaría lejos del Valle de la Niebla Extrema.

Una nube de espesa niebla se dispersó cuando Mu Xuanyin apareció silenciosamente sobre el Valle de la Niebla Extrema una vez más. Rápidamente detectó a Yun Che después de extender su conciencia. Entonces, sus cejas se fruncieron un poco.

Yun Che no se había escondido en el mismo lugar y esperó a que pasara el tercer día. En este momento, estaba a casi cincuenta kilómetros del lugar anterior.

Ella podía sentir donde estaba Yun Che, pero no veía a su persona, así que era obvio que estaba actualmente en ese asombroso estado de Ocultación. Sin embargo, esa no fue la razón por la cual Mu Xuanyin se sorprendió.

¡Mu Xuanyin estaba sorprendido porque Yun Che obviamente se movía lentamente por el suelo!

¡Podía moverse a pesar de estar en el estado de Ocultación!

“…” La pequeña onda de emoción en los ojos de Mu Xuanyin duró por un largo tiempo antes de que se calmara.

Mientras tanto, Yun Che estaba caminando lentamente a través del Valle de la Niebla Extrema mientras era invisible… aunque quisiera, no podía acelerar de todos modos.

Después de todo un día y una noche de meditación, iluminación y experimentación, ahora podía mantener un perfecto estado de Ocultación mientras caminaba despacio y sin hacer grandes movimientos. A pesar de que lo había usado por menos de un día, fue sin duda una gran mejora en comparación con el momento en que no era capaz de moverse en absoluto.

Ahora que era capaz de moverse siendo invisible, naturalmente Yun Che ya no necesitaba esconderse en el mismo lugar por más tiempo. En cambio, comenzó a deambular por el Valle de la Niebla Extrema y a disfrutar de su paisaje único.

Sí, estaba disfrutando del paisaje del Valle de la Niebla Extrema

Por supuesto, era cauteloso a pesar de que estaba invisible y haría todo lo posible por salir del camino de una bestia profunda en caso de que él notase una. Si bien era cierto que las bestias profundas no podían verlo, podían enviar involuntariamente una onda de energía profunda en su dirección y… revelarlo instantáneamente.

Mu Xuanyin vio como Yun Che paseaba a través de capa tras capa de espesas nieblas y pasaba por entre muchas violentas bestias profundas. Lo hizo parecer tan simple que era como si fuera lo único que existía en el Valle de la Niebla Extrema. Se suponía que su exilio temporal iba a ser un castigo severo y una prueba de sus habilidades, pero ahora mismo parecía que estaba de vacaciones o algo así.

¡Fue como cuando viajó solo al Imperio del Viento Helado hace tres meses!

A este ritmo, Mu Xuanyin dudaba de que Yun Che pudiera meterse en problemas, aunque lo intentara. Pero justo cuando retrajo su mirada y estaba preparándose para irse, sus ojos repentinamente vieron algo. Se dijo suavemente a sí misma. “La Flor Espiritual de Plumas de Hielo.”

Los pasos de Yun Che se detuvieron porque un aura extremadamente peligrosa estaba por delante de él. Además, era el aura más peligrosa que había sentido desde que entró en el Valle de la Niebla Extrema. Cuando se acercó a esta aura intimidante, pudo sentir claramente cómo parte del pelo en su nuca se puso de punta.

Su mirada penetró la espesa niebla y muy pronto vio una enorme figura blanca.

Esta figura blanca tenía treinta metros de alto y tenía el contorno de un mono gigante. Era completamente de color blanco, pero no era un blanco como la nieve. ¡En cambio, era un color blanco helado que brillaba intimidantemente incluso a través de la espesa niebla!

¡El mono no estaba cubierto de pelaje, sino de una gruesa capa de armadura de hielo! Yun Che solo necesitaba mirar la luz reflejada en su armadura para adivinar lo dura que debía ser.

¡Peor aún, este mono gigante con armadura de hielo no era más débil que Mu Hanyi en absoluto!

Esto también significaba que su fuerza era el equivalente a la de un cultivador humano en la etapa intermedia del Reino de la Tribulación Divina… ¡o incluso la etapa tardía!

Yun Che detuvo su respiración y ralentizó sus pasos, alejándose del mono poco a poco. Aunque el mono gigante con armadura de hielo parecía estar profundamente dormido y, en ese momento, él era invisible e indetectable por el aura, todavía actuaba con extrema precaución. Después de todo, las consecuencias de ser descubierto eran inimaginables.

Apenas pudo escapar de Mu Yizhou, un cultivador en el pico del Reino del Alma Divina.

Pero lo mismo absolutamente no podría decirse de esta bestia profunda del Reino de la Tribulación Divina. Incluso la posibilidad de escapar sería minúscula.

No es de extrañar que esta área en particular fuera tan silenciosa y desprovista de bestias profundas. Era el territorio de una bestia del Reino de la Tribulación Divina… naturalmente, no había bestias profundas que se atrevieran a acercársele.

Justo cuando estaba a punto de darse la vuelta e irse, un extraño destello blanco repentinamente llamó su atención.

A menos de diez metros del mono gigante con armadura de hielo, una hermosa flor blanca yacía tranquilamente en plena floración. Era de un blanco completamente helado y la única flor sobre el tallo parecía tan pura que era casi irreal. Sus pétalos, parecidos a plumas, se balanceaban al viento.

Una extraña energía espiritual llenaba el espacio circundante y era clara y rica pese a la aterradora aura del gigantesco mono. Fue solo entonces cuando Yun Che se dio cuenta de que la energía espiritual había venido de esta extraña flor.

Era natural que una flor en el Valle de la Niebla Extrema fuese helada y fría. Pero no solo la energía espiritual de esta flor no le hizo sentir frío en absoluto, sino que incluso calentó su corazón durante mucho, mucho tiempo.

Yun Che miró fijamente a esta extraña flor blanca, tanto que incluso olvidó alejarse del mono gigante. Había visto innumerables flores y hierbas extrañas en su vida, pero había muy pocas que pudieran calar profundamente en su corazón.

One response to “ATG – Capítulo 1044 – Flor Espiritual de Plumas de Hielo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s