RTW – Capítulo 296 – Demonio

Usaremos Demonio y Diablo como sinónimos. ¡Para que sepan que nos referimos a lo mismo!
Traductor: Ben

La situación se revirtió en el momento en que Maggie, cargando a Nightingale en su espalda, se unió a la batalla.

Siendo forzado a renunciar a la persecución de la ágil Relámpago, el Demonio soltó un aullido de ira, se dio la vuelta y se zambulló hacia abajo, arrojándose así mismo en contra de la nueva Maggie. El brazo, el cual aún no estaba completamente restaurado, alzó una nueva lanza, luego se expandió tan rápido que la piel empezó a agrietarse y niebla sangrienta empezó a esparcirse.

A pesar de que gastó todo su poder, la lanza que ahora fue arrojada, no tenía el mismo poder que al principio. Al menos ahora, Nightingale fue capaz de ver la trayectoria de la lanza.

“¡Maggie!” Ella palmeó la espalda de la criatura gigante bajo ella, luego libero su niebla y dio un paso dentro de ella.

“Ahool –¡Gu!” Al mismo tiempo, el cuerpo de Maggie empezó a reducirse en tamaño, una vez más convirtiéndose en una paloma.

Debido a que el enorme objetivo había desaparecido, la lanza pasó entre las dos con un sonido silbante antes de caer al mar.

Al siguiente momento, Nightingale reapareció de la niebla, y Maggie regreso a su forma de bestia demoniaca. Todo el proceso de esquivar había sido tan natural como las nubes que se movían o el agua que fluye.

El Demonio dejó salir un gemido angustiante y doloroso, su brazo se empezó a encoger, hasta que sólo era de una pulgada de ancho para luego romperse, justo como una rama sobrecargada. Pero su mano izquierda aún seguía sosteniendo firmemente las riendas, moviendo a la bestia para confrontarlas. Mirando su postura, como si hubiera perdido todo pensamiento de regresar alguna vez. (NT. Ataque suicida)

Sin embargo, Maggie obviamente nunca tuvo la intención de cumplir su deseo, momentos antes de la colisión, ella repentinamente dejó su cuerpo caer, dejando que el enemigo pasara junto a ella en su lugar. Cuando recobró el balance una vez más, Nightingale ya había desaparecido de su espalda.

Esta última fue justo como un fantasma mientras apareció detrás del Demonio.

El enemigo apresuradamente trató de desatar las riendas que sostenía, no obstante, Nightingale obviamente nunca le daría la oportunidad de hacerlo.

Fue como si ella hubiera liberado toda su cólera reprimida mientras jalaba del gatillo y las explosiones sonaron continuamente.

Esta ronda de disparos no sólo rompió el caparazón en la espalda del Demonio sino también, corrió a través de su pecho. El enemigo dejó salir una serie de sonidos roncos, jadeando por aire y rápidamente colapsó dentro de la niebla sangrienta.

Y finalmente, la bestia demoniaca sin amo también murió bajo los ataques de Relámpago y cayó al mar, desapareciendo poco después.

Mirador de nubes” lentamente aterrizó en la costa.

“¿Qué deberíamos hacer después?” preguntó Nightingale ansiosamente mientras miraba a Anna, parecía que ella sólo se había mantenido en calma durante la batalla.

“Estamos tan lejos que incluso si volamos durante toda la noche, el globo de aire caliente aún le tomara hasta la media noche para que podamos alcanzar el Pueblo Fronterizo,” Anna declaró su situación, “por lo tanto, Relámpago y Maggie tienen que cargar a Su Alteza en sus espaldas, y partir antes.”

“¡Sin problemas, Ahool!” La bestia gigante, recostada con su cabeza a un lado, abrió su boca y habló”

“Yo… tampoco tengo ningún problema con eso, nosotras lo entregaremos.” La expresión de la pequeña niña parecía algo sombría, probablemente pensando acerca de su capacidad como explorador. El hecho de que ella había estado muy asustada para pelear contra el enemigo había causado que todo mundo cayera en tanta dificultad.

Nightingale tocó su cabeza, “Nunca nadie ha sido bueno en eso desde el principio, esto no es tu culpa.”

Juntas las brujas amarraron al aún inconsciente príncipe a la espalda de Maggie, después de terminar, Relámpago tomó su lugar a un lado de él. Luego salieron disparados hacia el cielo, volando todo el camino a lo largo del Río Redwater mientras se dirigían hacia el Pueblo Fronterizo.

“¿Y nosotras?” preguntó Wendy, “Mi magia pronto se agotará”

“Seguiremos volando, tan lejos como sea posible. Tal vez, el enemigo despachará una segunda tropa para buscarnos. Este lugar sigue estando muy cerca de la montaña cubierta de nieve; tenemos que dejarlo atrás tan pronto como se pueda” dijo Anna, “Esperaremos hasta que alcancemos una zona segura, luego entonces buscaremos un lugar para escondernos y acampar.”

Su decisión fue unánimemente aprobada por las brujas restantes.

Cuando “mirador de nubes” se alzó de nuevo, sólo había cinco brujas restantes en la canasta esta vez.

“Al final, como fueron los Demonios capaces de descubrirnos?” preguntó Soraya, sintiéndose confundida. “Ambos el globo de aire caliente y la canasta estaba pintados con camuflaje de cielo. Aún más, a una altura de dos mil metros, es difícil identificarnos incluso usando un espejo de observación”. (NT. Catalejo)

“Había un Demonio colosal,” dijo Sylvie frunciendo sus cejas. “Se agachó sobre una de esas espiras (torres), tenía una cabeza que era más grande que su cuerpo. Su cabeza estaba cubierta con un sinfín de ojos. Incluso a pesar de que sólo le di un vistazo… inmediatamente dio vuelta todos sus ojos hacia mí. Y cientos de Demonios salieron corriendo desde del suelo, era como si toda el área hubiera entado en erupción.

“Realmente existe tal monstruo?” Soraya jadeó aturdida.

“Aún hay más, esas dos monturas voladoras también eran extrañas,” Anna declaró sus pensamientos, “Después de ser golpeados por las balas, la sangre fluyendo de ellos no era negra como se esperaría, sino más bien de un azul profundo – esto es completamente diferente comparado con las especies mixtas que nos hemos encontrado durante los meses de los Demonios.”

“Pero, por el contrario, es similar a los Demonios,” replicó Soraya, “Vi que el primer Demonio al que Nightingale disparó también tenía sangre azul saliendo de sus heridas.”

“Al final, no son ellos Bestias Demoniacas?” preguntó Sylvie.

“Eso no lo sé… ¡pero es genial que Maggie pueda cambiar su apariencia como la de ellos!” exclamó Wendy. “Si no hubiera sido por ella salvando a Nightingale, todos hubieran estado en grandes problemas.”

“Su habilidad ha evolucionado,” Nightingale, habiendo estado en silencio hasta ahora, repentinamente abrió su boca. “Vi que la fuente de magia dentro de su cuerpo ya no tenía la forma de un remolino girando, se ha convertido en una forma fija – un par de alas blancas extendidas.”

*

Mientras sostenía el brazo de Su Alteza, el corazón de Relámpago estaba lleno de interminable culpa.

El Demonio simplemente tiene una apariencia malévola, cuando en el cielo, con su enorme cuerpo, no era capaz de responder rápidamente. Si solamente hubiera abandonado la canasta para bloquear al enemigo desde el principio, Su Alteza Real no hubiera sido seriamente lastimado.

Para valientemente dar un paso hacia adelante y proteger a su compañero, es la indesmallable responsabilidad de un Explorador. Siempre que Trueno iba a una exploración en Los Fiordos, siempre tomaría la cabeza, cuando sea que encontraran cualquier peligro. Tomando a todos para pasar a través de las crisis que llegaban, ya sea contra los piratas o un monstruo del fondo del mar, él nunca dio un paso atrás.

Por primera vez, Relámpago se dio cuenta que aún tenía un largo camino por recorres antes de que pudiera llamarse a sí misma una gran exploradora.

Pero su padre también había mencionado que mientas que el miedo puede ser combatido reconociéndolo y volviéndose familiar hacia él, las habilidades tenían que ser dominadas a través de entrenamientos repetidos.

Ella tomó una firme resolución de que esperaría hasta que la herida de Su Alteza estuviera completamente sana. Y luego, le rogaría a él que le diera un arma especializada y le pediría a la hermana mayor Nightingale que le enseñara cómo disparar y pelear.

“¿Cómo está Su Alteza, Ahool?” murmuro Maggie. Comparado con su voz de paloma, ahora su voz se había vuelto áspera y turbia, como el viento que soplaba fuera de una cueva. “Siento que su cuerpo se vuelto más frío, Ahool.”

La pequeña niña apretó sus puños y dio la vuelta para volar hacia Maggie.

Sólo para ver que Roland había cerrado sus ojos, sus labios estaban pálidos, y junto con su alborotado cabello, incluso se veía sin vida. La sangre en sus ropas ya se había solidificado, mientras que la herida quemada se veía como un espectáculo que era difícil de soportar. Ella gentilmente puso la mano en su cuello, buscando un leve latido que probara que Su Alteza seguía con vida; sólo para sentir que la piel bajo sus dedos estaba alarmantemente fría.

“¿Cuanta magia restante tienes?” Relámpago estimo el resto de su viaje, “Tendremos que ir a máxima velocidad.”

“¡Ahool!”

Cuando las dos brujas llegaron al Pueblo Fronterizo, la visión de la pequeña niña ya se había vuelto ligera y borrosa. Volando a alta velocidad no solo agotando su magia rápidamente sino también, poniendo una enorme carga sobre su cuerpo. ¡Apretó los dientes, usando la última fuerza que le quedaba para volar directamente hacia el castillo en el patio de enfrente, mientras gritaba a los guardias, quienes se habían acercado para investigar el ruido, “¡Llama a la señorita Nana rápidamente, el príncipe ha sido herido!”

One response to “RTW – Capítulo 296 – Demonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s