Invincible – Capítulo 244 – Avance al Sexto Orden Xiantian

Cuando Huang Xiaolong dijo que sólo partiría a las Tierras Caóticas después de un mes, la cara de Su Yan se vio ligeramente mejor.

Así, en el próximo mes, Huang Xiaolong concentró sus esfuerzos en romper al Sexto Orden Xiantian, dedicando su tiempo a cultivar dentro del Divino Monte Xumi.

Aparte del Arte del Divino Xumi, las Tácticas de Asura y las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico, Huang Xiaolong trabajó en la mejora de su Antiguo Arte de Marionetas y del Mandato del Alma de la Perla del Alma Absoluta, ambos fueron cruciales para él.

Huang Xiaolong creía que combinando el Antiguo Arte de Marionetas y el Mandato del Alma, sería capaz de controlar y construir un equipo expansivo compuesto por Guerreros Xiantian.

¡Con su fuerza actual, podría avanzar al primer nivel del Antiguo Arte de Mariones dentro de tres meses, en ese momento, sería capaz de refinar una marioneta Xiantian de Sexto Orden, tal vez incluso una del Séptimo Orden!

Sin mencionar, el Mandato del Alma también podría usarse para controlar a los Guerreros Xiantian del Sexto y Séptimo Orden. ¡En el futuro, cuando irrumpiera en el Reino Santo, tal vez incluso podría controlar a un Guerrero Santo!

El tiempo fluyó como agua corriente, veinte días pasaron silenciosamente.

Huang Xiaolong dividió la mayor parte de los veinte días practicando dentro del Templo Xumi y acompañando a sus padres y a su hermano menor, mientras les aconsejaba en su cultivación. Limitados por el potencial de sus Espíritus Marciales, Huang Peng, Su Yan y Huang Xiaohai tenían casi cero oportunidades de avanzar al Reino Xiantian, pero él confiaba en que podría hacer lo que otros fracasaron.

En el futuro, se aseguraría de que su padre, hermana y hermano pudieran llegar al Reino Xiantian. Si el Reino Santo no podía hacerlo, entonces se esforzaría por abrirse camino hacia el Reino de Dios, si eso todavía fallaba, continuaría, avanzando a reinos superiores.

¡Por encima del Reino de Dios, había existencias más poderosas!

En los últimos veinte días, el vibrante qi de batalla del inframundo, el qi de dragón verdadero y la antigua energía del budismo aumentaron interminablemente, mientras que sobre su Mar de Qi, los tres, en forma de Archidemonio, Dragón Dorado y Buda Dorado se condensaban cada vez más.

Mientras Huang Xiaolong cultivaba, inhalando y exhalando, también lo hacían los tres mandatos que habían tomado forma. El qi espiritual del inframundo, el qi de dragón verdadero y la antigua energía del budismo se derramaban del vacío.

Los dragones gemelos flotaban sobre Huang Xiaolong, los débiles ecos de sus rugidos sonaban interminablemente y sus escamas irradiaban un brillo férreo en sus enormes cuerpos. Éstos, se habían convertido en entidades reales y sólidas. Al pasar detrás de Huang Xiaolong, parecían dos enormes montañas de negro y azul.

En este día, Huang Xiaolong comenzó a practicar como solía hacerlo. Tomando una gota de Elixir de Buda Geocéntrico, ingresó a la Formación de los Diez Budas y comenzó a practicar el Arte del Divino Xumi, mientras que las Tácticas de Asura y las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico circulaban simultáneamente.

Después de tantos meses practicando dentro de la Formación de los Diez Budas, Huang Xiaolong notó que había un beneficio adicional, aparte de conectarse con la energía del budismo en el Mundo de Buda, permitía a la persona cultivando entrar en un estado de vacío etéreo. Al entrar en este estado, el cultivo de Huang Xiaolong parecía más suave y más rápido.

Cada vez que terminaba su práctica, Huang Xiaolong sentía que su alma y su físico habían sufrido otra purificación, al igual que el ritual de santificación.

Mientras Huang Xiaolong continuaba con su ejercicio de respiración, el qi de batalla del inframundo, el qi de dragón verdadero y la energía del budismo continuaron circulando en sus meridianos, mientras que en su Mar de Qi, las tres energías diferentes eran boyantes e inquebrantables.

Tres energías vigorosas chocaron contra la barrera del Sexto Orden, causando que un dolor espantoso se extendiera sobre su cuerpo.

Huang Xiaolong sabía que era el momento. Concentrando rápidamente su atención, hizo todo lo posible para reprimir el dolor que se extendía en cada centímetro de su cuerpo.

El dolor desgarrador vino una y otra vez mientras Huang Xiaolong persistía, estrellándose contra la barrera del Sexto Orden Xiantian una y otra vez.

Al ingresar al Reino Xiantian, especialmente a los niveles intermedios, cada avance de orden era como una batalla cuesta arriba. El dolor que traía consigo era diez, cien veces mayor que lo que un Guerrero Houtian experimentaba, tanto que incluso alguien tan fuerte como Huang Xiaolong apenas pudo apretar los dientes y soportar el espantoso dolor.

Continuó durante algún tiempo, y de repente, el cuerpo de Huang Xiaolong se sacudió mientras un sonido de ruptura resonaba internamente. Tres luces diferentes surgieron de su cuerpo, llenando todo el espacio del Templo Xumi.

¡Sexto orden!

El qi de batalla del inframundo, el qi de dragón verdadero y la antigua energía del budismo vitorearon en la ruta de los meridianos del Sexto Orden de Huang Xiaolong.

Luces brillantes estallaron desde los dragones gemelos que flotaban encima, sus escamas cayeron como hojas de otoño y se volvieron a regenerar a medida que sus cuerpos se hacían más grandes. Sus Espíritus Marciales evolucionaban cada vez que rompía un orden Xiantian.

Huang Xiaolong continuó ejecutando el Arte del Divino Xumi, las Tácticas de Asura y las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico, deteniéndose solo cuando los signos del avance se estabilizaron. ¡Sumido en su sentido espiritual para controlar el estado de su cuerpo, se llenó de alegría, había avanzado! Alcanzando el Sexto Orden Xiantian, entonces el Séptimo Orden estaba más cerca de su alcance.

¡Siempre y cuando llegara al Séptimo Orden Xiantian, sería un Guerrero Xiantian de alto nivel! No importa en qué imperio, un Guerrero Xiantian de alto nivel tenía un estatus extremadamente alto.

Sin embargo, no se fue inmediatamente a las Tierras Caóticas, se tomó un tiempo para pasar con su familia. Su Hermana Huang Min también visitó la Finca de la Colina Meridional varias veces después de casarse con la Familia Guo.

Al ver a esta pareja de recién casados comportarse de forma dulce y encantadora, Huang Xiaolong estaba feliz y contento por ellos. Su hermana había elegido a la persona adecuada.

Inevitablemente, la pareja íntima también hizo que Huang Xiaolong pensara en Li Lu, la joven con túnica blanca vaporosa, revelando dos adorables hoyuelos cuando se reía.

“Me pregunto qué estará haciendo ahora…” Huang Xiaolong se preguntó a sí mismo.

Diez días llegaron y se fueron.

En estos diez días, Huang Xiaolong había estabilizado firmemente su reciente avance, incluso mejorando su Antiguo Arte de Marionetas y el Mandato del Alma. Inicialmente, de acuerdo con su estimación, necesitaría al menos tres meses para alcanzar el primer nivel del Antiguo Arte de Marionetas, pero solo habían pasado dos meses y ya había alcanzado el primer nivel.

“Es hora de ir a las Tierras Caóticas.” En este día, Huang Xiaolong salió del Divino Monte Xumi, murmurando para sí mismo.

¡Tierras Caóticas!

Además de comprar piedras espirituales de grado uno en las Tierras Caóticas, Huang Xiaolong tenía otro objetivo – construir su propio poder, un poder que realmente le perteneciera.

¡Huang Xiaolong quería construir un nuevo imperio poderoso con sus propias manos!

Y las Tierras Caóticas era la elección perfecta para esto, siendo insignificantes a los ojos de los tres continentes, ahorrándole muchos problemas para no estar en conflicto con otros imperios.

En el gran salón, cuando Su Yan escuchó que Huang Xiaolong se estaba yendo a las Tierras Caóticas, además, yendo solo, las palabras volaron de sus labios: “Long’er, ¡¿quieres ir a las Tierras Caóticas solo?! ¡No!”

Acerca de las Tierras Caóticas, Su Yan había oído hablar de Zhao Shu y Zhang Fu, que era un lugar lleno de asesinatos, atrocidades y personas malvadas.

“Así es Joven Señor, es demasiado peligroso para usted ir solo a las Tierras Caóticas. ¡Zhang Fu o yo, uno de nosotros debería acompañarlo!” Zhao Shu trató de persuadirlo.

Zhang Fu siguió. “Eso es correcto Joven Señor. Las Tierras Caóticas son muy diferentes del Imperio del Buda Bendito. En las Tierras Caóticas, incluso un Guerrero Xiantian del Décimo Orden podría perder la vida en cualquier momento.”

Huang Xiaolong insistió: “No digan más, ya he decidido viajar solo.” Quería usar el tiempo para afilarse, ¿cómo no estar al tanto de los peligros y riesgos involucrados? Además, la presencia de Zhao Shu y Zhang Fu no podía garantizar su protección todo el tiempo.

Cuando Huang Peng y Su Yan quisieron decir más, Huang Xiaolong se rió a la ligera. “Padre, madre, no se preocupen, yo soy el dueño del Divino Monte Xumi, no moriré tan fácilmente.”

Cuenta la leyenda, el dueño del Divino Monte Xumi estaba protegido por un misterioso poder, y no caería tan fácilmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s