Invincible – Capítulo 243 – Promovida a Doncella Sagrada

Mirando cómo una misteriosa luz color púrpura oscuro salía volando de la jarra de vino hacia el aire, formando la extraña imagen de un demonio aullante, todos los presentes palidecieron, porque esto era algo que solo los venenos más tóxicos podían alcanzar. ¡Los humos tóxicos tienen forma de demonio!

Al ver los vapores de color púrpura oscuro en forma de demonio en el aire, algo brilló en la mente de Zhao Shu al recordar algo. Él soltó: “¡Esto es el Veneno Sin Forma!”

¡Veneno Sin Forma!

Tanto los patriarcas como los nobles se pusieron terriblemente pálidos por la mención del Veneno Sin Forma. El Emperador Duanren y Guo Chen se pusieron de pie con asombro.

Veneno Sin Forma, esto, ¿cómo puede ser?”

“¿No desapareció el Veneno Sin Forma hace más de doscientos años? ¡¿Cómo puede aparecer aquí?!”

Una oleada de conmoción, confusión e inquietud barrió a los invitados. La mayoría de ellos eran Patriarcas de fuerzas pequeñas y grandes o parte de la familia real de un reino, su conocimiento excedía con creces a los plebeyos, por lo tanto, muchos de ellos sabían una cosa o dos acerca de este Veneno Sin Forma, incluso Huang Xiaolong, que normalmente estaba tranquilo en la superficie, tuvo una oleada de sorpresa viajando por su rostro.

Anteriormente, sus Espíritus Marciales estaban agitados por alguna razón que no podía entender. Sintiéndose extraño por su comportamiento, Huang Xiaolong siguió sus sentimientos y se fijó en la jarra de vino que sirvieron los sirvientes de la Familia Guo.

¡Había un problema con el vino! Huang Xiaolong concluyó con firmeza su hallazgo justo cuando Guo Tai levantó su copa de vino para brindar, razón por la cual habló bruscamente para evitar que bebieran. En ese momento, él no tenía ni idea de que el vino estaba mezclado con Veneno Sin Forma.

¡En realidad era el Veneno Sin Forma! Después de una fracción de segundo de sorpresa, un feroz destello brilló en las pupilas de Huang Xiaolong, y el intento asesino en su corazón se elevó por las nubes. No era la única persona con una fuerte intención de matar, el Emperador Duanren, Guo Chen, Zhao Shu, Zhang Fu, y los patriarcas de las muchas familias presentes tenían en sus ojos una similar sed de sangre.

“¡¿Quién fue?! ¡Cómo se atreven a poner veneno en el vino de celebración de la Familia Guo!” Uno de los grandes patriarcas de la familia no pudo reprimir su ira, gritó en voz alta.

La verdad era evidente para todos, la persona detrás de esto planeaba matar indiscriminadamente, quitando las vidas de todos los que estaban en la Mansión Guo, incluidos ellos, que vinieron a felicitar en la ocasión – ¡envenenando a cada Patriarca, líder y discípulo!

Debido a que Huang Xiaolong había impedido que se difundiera la noticia de la procesión nupcial de la Familia Guo siendo emboscada, ninguno de los invitados que asistieron al banquete estaba al tanto del asunto. ¡Si lo supieran, habrían adivinado fácilmente que la mente maestra detrás del veneno no era otra que la Familia Yao!

Huang Xiaolong escudriñó a la multitud y su fría voz reverberó en el aire: “¡Fue la Familia Yao!”

“¡¿Qué?! ¡¿La Familia Yao?!” El salón estaba en un alboroto.

“Así es, fue la Familia Yao. Anteriormente, la procesión nupcial de nuestra Familia Guo fue atacada por el antepasado de la Familia Yao y el Templo de las Deidades.” Intervino Guo Chen.

¡La procesión nupcial de la Familia Guo fue atacada por el antepasado de la Familia Yao y el Templo de las Deidades! Este mensaje fue un gran shock para todos los presentes.

“¡La Familia Yao es atroz! ¡Tratando de hacernos morir a todos aquí! ¡Debemos tomar represalias, exterminar a todos los discípulos de la Familia Yao!”

“¡Así es, hay que matar a todos los discípulos de la Familia Yao!” La mayoría de los patriarcas y las familias reales, respondieron a la sugerencia, la ira y el enojo aumentaron.

El Emperador Duanren hizo un gesto con la mano a los enfurecidos invitados para que se calmaran, y se volteó hacia su hijo, Duan Wuhen, junto a él: “Aprueba la orden, moviliza a todos los ejércitos territoriales, que busquen y maten a todos los discípulos de la Familia Yao. ¡No deseo ver a ningún discípulo de la Familia Yao en mi Imperio Duanren!” Los ojos del Emperador Duan Ren brillaban con una fría y escalofriante intención de matar, haciendo que los que estaban junto a él se encogieran involuntariamente.

La Familia Yao envenenando el vino del banquete nupcial de la Familia Guo, había agitado el nido de avispas, enfureciendo por completo al Emperador Duan Ren. Si no fuera por Huang Xiaolong detectando algo extraño, su hijo Wuhen, su Consorte Fei, y los muchos patriarcas y miembros de la realeza presentes hubieran dejado sus vidas aquí.

Sintiendo el terrorífico intento asesino del Emperador Duanren, solo un pensamiento cruzó por las mentes de las personas presentes – ¡La Familia Yao lo hizo esta vez!

Aunque Huang Xiaolong había quemado la sede central de la Familia Yao, todavía habían muchas ramas de la Familia Yao en todo el imperio, en pequeñas ciudades remotas y tierras menos fértiles.

¡Sin embargo, esta vez realmente estaban siendo desarraigados del suelo!

En este punto, Huang Xiaolong se enfrentó a Guo Shiyuan con una expresión helada. “¡Capturen y detengan a todos los sirvientes responsables de la comida y el vino de hoy, interróguenlos uno por uno!”

Guo Chen y Guo Shiyuan finalmente despertaron y se dieron cuenta de uno de los puntos cruciales. ¡Así es! Aunque este asunto fue orquestado por la Familia Yao desde las sombras, no tendría éxito si no hubiera un espía entre los sirvientes de la Familia Guo. El vino no estaría contaminado con veneno.

Inmediatamente, Guo Chen ordenó que todos los sirvientes a cargo de la comida y el vino servidos esta noche fueran capturados y detenidos. Sin embargo, en poco tiempo, el Administrador Principal Zhang Yu regresó para informar que todos los sirvientes a cargo de la comida y el vino había muerto debido al envenenamiento.

“¿Qué? ¡Todos muertos por veneno!” La expresión de Guo Chen era fea. Obviamente, este fue otro movimiento de la Familia Yao. Hirvió de rabia y frustración.

“¡Que cambien todo el vino y los platillos, cambien todo!” Un poco más tarde, Guo Chen le dijo a Guo Shiwen.

Aunque no se había determinado que el resto del vino estuviese envenenado, Guo Chen todavía lo reemplazó todo como medida de seguridad. Guo Shiwen actuó rápidamente. Para acomodarse a una ocasión tan grande, la Mansión Guo hizo preparaciones de respaldo.

Cuando los nuevos platillos y el vino fueron enviados y determinados seguros por Huang Xiaolong, todos se relajaron y levantaron sus copas. Pero, la atmósfera de alegría se había atenuado notablemente debido al inesperado susto.

Al mismo tiempo, en el mismo patio abandonado en el lado norte de la Ciudad Imperial de Duanren, la cara de Yao Fei se retorcía horriblemente. Él ya había recibido el mensaje que decía que Huang Xiaolong descubrió sobre el Veneno Sin Forma. Pero el antepasado de la Familia Yao, Yao Shan, se veía peor, podía imaginar qué clase de escena enfrentarían los discípulos de la Familia Yao en la próxima embestida.

La fundación de la Familia Yao que había luchado por construir en los últimos mil años se convertiría en cenizas grises en el suelo.

“¡No esperaba que Huang Xiaolong, ese pequeño mocoso, fuera capaz de detectar el Veneno Sin Forma!” Ao Baixue dijo con frialdad.

Yao Fei se burló. “Este resultado también está bien, dejarlo morir tan fácilmente es dejarlo ir a la ligera. ¡Quiero matarlo con mis propias manos, que pruebe el sabor de una vida peor que la muerte!”

Li Molin intervino. “Se descubrió que Li Lu posee una línea de sangre de la Tribu de Dios de alto grado y el Preceptor del Templo la eligió para ser promovida a una Doncella Sagrada. Ella no debe enterarse de esto.”

Yao Fei y el resto entendieron lo que quiso decir Li Molin.

“Muy bien, regresemos.” Li Molin dijo en su tono frío y sombrío: “Buscaremos otras oportunidades en el futuro para matar a Huang Xiaolong, ese pequeño mocoso.” Con un parpadeo, su cuerpo se tambaleó y desapareció dentro del vacío. Los demás lo siguieron uno tras otro y el patio en ruinas abandonado volvió a guardar silencio.

La noche descendió y el entorno estaba en silencio.

A esta hora, la Familia Huang ya había regresado a la Finca de la Colina Meridional desde la Mansión Guo.

De pie en silencio en su patio, Huang Xiaolong reflexionó sobre los eventos del día, desde la procesión nupcial de la Familia Guo y el ataque a las ramas del Comercio de los Nueve Trípodes hasta el Veneno Sin Forma en el vino, sus ojos se volvieron cada vez más fríos.

¡Templo de las Deidades, Familia Yao, él debía exterminarlos lo antes posible!

Al día siguiente por la mañana, Huang Xiaolong salió del Templo Xumi y se dirigió al salón principal de la finca. Viendo que sus dos padres estaban presentes, Huang Xiaolong dudó un momento antes de contarles su plan de ir a las Tierras Caóticas.

“¿Qué? Long’er, ¿te vas de nuevo?” Su Yan se puso triste.

Al ver la expresión de su madre, Huang Xiaolong sintió un poco de culpa. Suspirando en silencio, asintió con la cabeza: “Sí, mamá.” Este viaje a las Tierras Caóticas era algo que debía hacer, no solo por las piedras espirituales de grado uno.

Sin embargo, el avance al Sexto Orden era más urgente, Huang Xiaolong decidió irse después de eso. Por lo tanto, se marcharía en un mes más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s