ATG – Capítulo 1042 – Desapareciendo Sin Dejar Rastros

Como un ‘callejón sin salida’, el Valle de la Niebla Extrema siempre había sido un lugar relativamente tranquilo. La ley de la jungla aquí era mucho más cruel que en cualquier otra región, por lo que incluso los rugidos de las bestias profundas apenas podían escucharse.

Cada bestia profunda que existía en el Valle de la Niebla Extrema tenía poderes basados ​​en el hielo y cada ser humano que había sido exiliado en este lugar era un discípulo del Fénix de Hielo. Por lo tanto, el fuego era casi inexistente aquí… ¡y mucho menos las omnipresentes Llamas Divinas del Cuervo Dorado!

La extensión del mar de Llamas del Cuervo Dorado fue sin duda una bomba atómica en este valle mortífero y tranquilo. Inmediatamente atrajo los aullidos temerosos, conmocionados, enojados o irritados de innumerables bestias profundas.

Las bestias profundas más débiles que fueron capturadas por la explosión fueron quemadas o asesinadas directamente, mientras que las poderosas fueron provocadas en violentos alborotos. Fuera de las llamas, el aire era turbulento y la nieve volaba por todas partes. Innumerables bestias profundas surgían en el centro de la explosión mientras rugidos bestiales y presencias tan aterradoras que no podían ser descritas circulaban desenfrenadamente desde todas partes.

“Aaaaaaah…” En medio de las llamas, Mu Yizhou dejó escapar un aullido ronco y se alejó continuamente de Yun Che. Era obvio que ya estaba siendo atacado por las bestias profundas. “¡Yun Che… ¿¡te has vuelto loco!?”

“¡¡Eh… ahora no se sabe quién va a morir primero!!”

Yun Che se rió a carcajadas antes de elegir una dirección aleatoria y huir a máxima velocidad.

Como no podía sacudirse a Mu Yizhou, el plan final que tenía en su mente era alertar a las bestias profundas y usarlas para retrasarlo… o mejor aún, ¡matarlo!

¡Aunque su velocidad más rápida era inferior a la de Mu Yizhou, el Relámpago del Espejismo Extremo no era la única técnica que poseía! ¡También tenía la Sombra Rota del Dios de la Estrella y la Cascada de la Partición Lunar!

Además, estas bestias profundas de atributo hielo ciertamente iban a perder la calma bajo la provocación de las Llamas del Cuervo Dorado, por lo que escapar se convirtió en una tarea mucho más fácil de lo que hubiera sido de otra manera.

A su alrededor, las auras de las bestias profundas circulaban desenfrenadas como muchas tormentas… venían del frente, de los lados, de la espalda e incluso del cielo…

Yun Che inhaló profundamente y apretó los dientes. Apretó con fuerza los puños y entrecerró los ojos…

Enfócate, limpia tu mente; los cinco sentidos, el sentido espiritual, la sensación… ¡hagámoslo!

Yun Che no solo disminuyó la velocidad frente a las bestias profundas que se abalanzaban hacia él desde todas las direcciones, incluso aceleró el paso y dejó atrás un vertiginoso rastro de imágenes remanentes. Cuando las imágenes remanentes desaparecieron, él también desapareció en las llamas.  

La Espada Heaven Smiting había sido guardada. No estaba seguro de cuántas veces ejecutó la Sombra Rota del Dios de la Estrella y la Cascada de la Partición Lunar, pero debió haberlo hecho al menos cientos o incluso miles de veces durante los cinco kilómetros que recorrió dentro del mar de llamas. El número de imágenes remanentes que fueron aplastadas por las violentas bestias profundas era literalmente incontable.

Cuando finalmente salió de la zona envuelta en fuego, lo primero que vio fue un mar de alarmadas bestias profundas. Todas cargaron locamente hacia él.

Yun Che saltó hasta al menos tres mil metros en el aire. Pero antes de que pudiese detenerse, varios Halcones Ventisca Feroz se abalanzaron sobre él con un intento mortal. Violentas tormentas rodeaban su cuerpo incluso antes de que las garras pudieran alcanzarlo.

Una sombra azul y dracónica apareció cuando los ojos de Yun Che se volvían oscuros.

¡Dominio del Alma de Dragón!

La fuerza disuasoria del poder del Dios Dragón superaba con creces la de un ser humano al mismo nivel. Por lo tanto, el estremecedor rugido de dragón había hecho que las bestias profundas que estaban debajo de él se alejaran con miedo y que los seis Halcones de la Ventisca Feroz convulsionaran en medio del aire y cayeran en línea recta. Las tormentas que lo rodeaban también se disiparon rápidamente.

Sin detenerse ni un segundo, Yun Che voló hacia delante y rápidamente desapareció en la espesa niebla de hielo.

——————————

Salón Sagrado del Fénix de Hielo.

De pie al borde del estanque, Mu Xuanyin miró fijamente al loto de nieve en el centro. Sus pétalos habían desaparecido. Lo único que seguía fluyendo con vida era su brillante y translúcido tallo.

“Florecerá de nuevo en nueve mil años.”

Mu Bingyun caminó junto a Mu Xuanyin con silenciosos pasos.

Mu Xuanyin no dijo nada.

Mu Bingyun dijo suavemente después de echar un vistazo a Mu Xuanyin. “¿Te sientes mejor?”

Los ojos de Mu Bingyun se volvieron ligeramente. “¿Deseas sacarlo de ese lugar?”

Mu Bingyun suspiró en voz baja: “Ha pasado un día y una noche. Sabes mejor que nadie qué nivel tiene en este momento; simplemente es imposible que sobreviva tres días completos. Si no lo rescatamos ahora… puede que ni siquiera tengamos la oportunidad de arrepentirnos de la decisión.”

“¡Hmph!” La voz de Mu Xuanyin era fría. “Lo tratas tan bien, hermana.”

Mu Bingyun agitó suavemente su cabeza. “No quiero que te arrepientas de esto.”

“No morirá tan fácilmente.” Dijo Mu Xuanyin con frialdad. “¿Y qué si muere? ¡Es el castigo que debe recibir legítimamente!”

“No me atreví a preguntar ayer, pero ¿qué demonios hizo Yun Che…?”

“¡No preguntes ni te preocupes más por este asunto! Si logra sobrevivir, supongo que la dama de la suerte está de su lado, pero si muere, que así sea.”

Aunque el aura de Mu Xuanyin no daba tanto miedo como ayer, seguía siendo helada, fría y despiadada. Era obvio que su ira aún no se había desvanecido completamente, porque el crimen que Yun Che había cometido era algo que no podía perdonar. Mu Xuanyin se volteó y se fue mientras rebosaba de una frialdad intimidante. “Me dirigiré al Reino del Dios de la Llama en pocos días para lidiar con ese dragón de llama, así que pasaré unos días en reclusión. Te quedarás aquí y me vigilarás y no puedes ir a ningún otro lado, ¿entiendes? ¡Está especialmente prohibido… acercarte al Valle de la Niebla Extrema!”

“…” Mu Bingyun no dijo nada. Un solo suspiro escapó de sus labios – parecía que el crimen de Yun Che realmente había sido demasiado grave esta vez.

——————————

¡Plop!

Yun Che cayó pesadamente sobre una gruesa pila de nieve mientras jadeaba para respirar. Luego cerró la boca y reprimió su jadeo con todas sus fuerzas inmediatamente, dejando solo su pecho todavía moviéndose arriba y abajo intensamente.

Fue perseguido por las bestias profundas durante toda la noche y el día, y había corrido el mismo tiempo. Durante ese periodo, él no blandió la Espada Heaven Smiting ni una sola vez mientras corría y huía, alejándose de las bestias.

La concentración de bestias profundas en este lugar era demasiado alta y cada una de estas criaturas había desarrollado sentidos espantosamente agudos, gracias al ambiente cruel. Ni siquiera el Relámpago que Fluye Oculto pudo ocultarlo de su detección. El Relámpago que Fluye Oculto sólo podía ocultar su aura, pero no su cuerpo, así que estas bestias profundas que estaban por todas partes podían verlo usando solo su vista. Esto era especialmente cierto para los halcones de nieve y halcones gigantes volando en el aire, la espesa niebla era prácticamente inexistente para estas criaturas.

Después de sacudirse otra oleada de bestias profundas con gran dificultad y después de sentir y no encontrar ninguna presencia peligrosa en la zona, Yun Che se acostó sobre la nieve y no se levantó por un largo rato. Todo su cuerpo estaba flojo y adolorido. Las oportunidades para jadear así sólo venían tres veces al día y ninguna de ellas duraba más de quince minutos.

Un poco más tarde, Yun Che luchó para ponerse en pie…

¡Esto no puede continuar! De ninguna manera voy a durar hasta el tercer día si sigue así. Ninguna cantidad de recuperación de energía profunda va a resistir esta tasa de agotamiento. Puede que mañana esté completamente agotado. Necesito pensar en una forma diferente.

Yun Che pensó mientras hacía todo lo posible para recuperar sus heridas y energía profunda usando el Gran Camino de Buda. Pero justo cuando cerró los ojos, el espacio entre sus cejas repentinamente se crispó una vez sin ningún motivo en particular. Inmediatamente se tiró al suelo sin pensarlo dos veces.

¡Riiip!!

El agudo sonido del aire que se estaba desgarrando pasó por el lugar donde estaba la cabeza de Yun Che hace un segundo. El fuerte y helado viento le había cortado un gran pedazo de pelo.

El sonido agudo del aire siendo desgarrado pasó por el lugar donde la cabeza de Yun Che estaba hace un segundo. El fuerte viento helado le había cortado un gran pedazo de cabello.

Yun Che se alejó del lugar con los ojos hundidos. Miró fijamente a la figura blanca que aterrizaba a cierta distancia de él… ¡No era otro que el lobo blanco que vio cuando llegó por primera vez al Valle de la Niebla Extrema!

Este lobo blanco se había escondido dentro de la nieve al igual que él y no había podido detectar su ataque hasta el momento final. Era obvio que este aterrador lobo blanco normalmente cazaba de esta manera.

Su raro momento para respirar fue extinguido por el lobo blanco de esa manera. Yun Che rápidamente escaneó el entorno con su percepción espiritual antes de decidir no escapar en un instante. ¡Mataría a este lobo blanco mientras generaba el menor ruido posible!

Yun Che movió su mano derecha hacia su pecho y agarró la Cuchilla Nube de Mariposas.

Los ojos del lobo blanco se volvieron sanguinolentos cuando abrió la boca y dejó escapar un gruñido extremadamente bajo. Era obvio que el lobo tampoco quería causar demasiado ruido. Gran cautela se había establecido en sus pupilas ensangrentadas después de fallar su ataque de éxito seguro. La detención duró varios segundos antes de que repentinamente saltara hacia Yun Che como un rayo y apuntara sus afiladas garras directamente a su corazón.

Agitado y con la máxima concentración, Yun Che pudo ver claramente la trayectoria del salto del lobo blanco. En el instante en que el lobo blanco se acercó a él, sus ojos se volvieron fríos mientras pasaba con precisión la Cuchilla Nube de Mariposas por su cuello.

Yun Che apareció a treinta metros de donde estaba, antes de darse la vuelta tan rápido como un rayo. Estaba a punto de efectuar el siguiente ataque cuando repentinamente quedó atónito.

El lobo blanco se estrelló contra una roca gigante cubierta de hielo lejos de él. La cabeza del lobo se separó de su cuerpo instantáneamente y permaneció inmóvil en el suelo.

“…” La boca de Yun Che estaba ligeramente abierta. Permaneció así durante varios segundos antes de que finalmente, mirara hacia la Cuchilla Nube de Mariposas con incredulidad.

Después de ser perseguido durante todo un día y toda una noche, Yun Che tenía menos de cuarenta por ciento de energía profunda dentro de su agotado cuerpo. Aunque estaba seguro de que su cuchilla había pasado por el cuello del lobo blanco, debería haber dejado una herida moderada en el mejor de los casos… nunca imaginó que sería capaz de cortarle completamente la cabeza.

Considerando la increíblemente opresiva aura del lobo blanco… ¡era muy probable que fuera una bestia de bajo nivel del Reino del Alma Divina! Con su actual cantidad de energía profunda, sería afortunado cortar a través de su carne, pero esto…

Aún más asombroso fue el hecho de que no sintió nada, incluso después de cortarle todo el cuello.

Yun Che se adelantó rápidamente y congeló la cabeza y el cuerpo del lobo blanco con energía profunda del atributo hielo, impidiendo que el hedor de la sangre se extendiera. Luego, miró fijamente la Cuchilla Nube de Mariposas durante mucho tiempo.

Exhaló un poco de energía profunda y un haz de espada invisible, de medio pie de largo, se extendió inmediatamente desde la empuñadura de la cuchilla. Luego movió lentamente el haz de espada hacia uno de sus dedos y descubrió que su piel le dolía, como si se hubiera quemado a pesar de que el haz aún estaba a centímetros de él.

“No puedo creer que la Maestra Bingyun me diera algo tan aterrador…” Murmuró Yun Che. A pesar de su baja fuerza profunda, fue capaz de cortar a través del cuerpo de una bestia profunda de bajo nivel del Reino del Alma Divina con increíble facilidad. Si este fuera un practicante profundo del Reino del Alma Divina

Si pudiera encontrar la oportunidad de hacerlo, entonces… ¡quizás podría matar incluso a un experto en el Reino del Alma Divina de etapa tardía!

Yun Che repentinamente recordó a Mu Bingyun diciendo que esta cuchilla era una de las dos armas heredadas dentro de su familia. Tanto ella como Mu Xuanyin usaban una cuchilla cada una y la otra se llamaba ‘Cuchilla Sonido Mariposa’. Considerando el estatus de Mu Xuanyin y Mu Bingyun en el Reino de la Canción de Nieve… esta cuchilla bien podría ser el último tesoro en todo el reino, así que por supuesto que era mortal.

Naturalmente, un arma profunda hecha en el Reino Divino y una de alto rango… superaba con creces cualquier cosa que pudiera existir en la Estrella del Polo Azul.

Habiendo presenciado el aterrador poder de la Cuchilla Nube de Mariposas, Yun Che se sintió un poco más cómodo que hace unos momentos. Escondió su aura una vez más y se apoyó en la esquina de una roca gigante. Echó un vistazo al cadáver del lobo blanco y frunció un poco el ceño.

Su Relámpago que Fluye Oculto era un arte profundo de ocultamiento de un nivel extremadamente alto, pero incluso si lo empujaba al máximo, no había manera de que él pudiese ocultar su aura tan completamente que bien podría no existir. Sin embargo, estos lobos blancos fueron capaces de esconderse en la nieve a menos de treinta pies de él. Aunque estaba prestando mucha atención a su entorno usando sus sentidos espirituales, no fue capaz de detectarlo hasta el momento en que saltaron.

¿Cómo ocultaron su presencia tan perfectamente?

Era casi como si su aura se hubiera fundido con la nieve mientras se escondían dentro.

…………

…………

¿¡Fusionar… el aura!?

Yun Che repentinamente levantó su vista con gran agitación. Una extraña inspiración acababa de pasar por su mente.

La confusión temporal apareció en sus ojos… quiso concentrar sus pensamientos de inmediato y aprovechar este instante de inspiración, pero también se dio cuenta de que nunca podría despertar nuevamente si su conciencia se desvanecía en este valle aterrador. Pero si no lo intentaba, la inspiración podría desaparecer para siempre.

Un breve momento de lucha mental más tarde, finalmente tomó la arriesgada decisión y cerró los ojos rápidamente… Lentamente, su respiración y aura se estabilizaron a medida que su conciencia se hundía cada vez más, hasta que parecía haber olvidado incluso dónde estaba ahora.

Muy por encima del cielo, un par de ojos fríos penetraron muchas capas de niebla espesa para mirar fríamente a Yun Che.

Notó que Yun Che de repente se había quedado en silencio. Muy pronto, su aura se hizo suave y su alma cayó en un estado de quietud… ¡el muchacho había entrado en un estado de iluminación!

Sus cejas se alzaron cuando ella exclamó un poco enojada. “Este mocoso… cómo se atreve a sumergir su conciencia en ese lugar. ¿¡Él espera morir más rápido!?”

Aunque estaba furiosa, no dejó el valle. Echó un vistazo a la Cuchilla Nube de Mariposas entre los dedos de Yun Che y dijo fríamente. “No puedo creer que Bingyun le diera la Cuchilla Nube de Mariposas. ¡Qué absurdo!”

Yun Che había entrado en un estado increíblemente maravilloso. No tenía ni idea de que alguien lo miraba en silencio. De hecho, ni siquiera podía sentir el flujo del tiempo… así que era natural que no notara a una bestia gigante con escamas de hielo acercándose más a él.

Prestando atención a la bestia que se aproximaba, la yema del dedo de Mu Xuanyin se iluminó con una tenue luz azulada. Sin embargo, fue en este momento que notó que el cuerpo de Yun Che se había borrado por un segundo. Entonces, comenzó a desvanecerse como una sombra…

Al final, desapareció completamente sin dejar rastro.

“…!?” Una gran conmoción llenaba la cara de Mu Xuanyin. Aunque aún podía sentir a Yun Che a través de sus sentidos espirituales – su discípulo no se había movido ni un centímetro del punto – su figura se había vuelto completamente invisible.

La gigante bestia con escamas de hielo caminó cerca de Yun Che y pasó a su lado de forma relajada a sólo treinta metros de distancia. Nunca se detuvo ni una sola vez o miró hacia donde estaba Yun Che. Muy pronto, se alejó en otra dirección y desapareció en la niebla.

“¿¡Ocul…tación!?”

Dijo en voz baja Mu Xuanyin. Por primera vez en unos pocos miles de años, sus ojos estaban llenos de profunda conmoción y… despiste.

One response to “ATG – Capítulo 1042 – Desapareciendo Sin Dejar Rastros

  1. Hace más o menos mes y medio empece a leer esta novela ligera, hoy por fin el llegado hasta el último capítulo con traducción en español. Agradezco a todos los que han hecho parte de esta LABOR, y espero con ancias las siguientes traducciones y seguir leyendo esta gran historia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s