ATG – Capítulo 1040 – Encuentro con Enemigos

En una región con una gran densidad de bestias profundas, los interminables gritos de todo tipo de bestias se podrían escuchar incluso desde sitios distantes. Sin embargo, dentro del Valle de la Niebla Extrema, no había nada parecido, ya que toda el área estaba completamente en silencio.

Cuando la tormenta de nieve llegaba a un punto muerto, el lugar se volvía extremadamente silencioso, tanto que podía hacer que el corazón de una persona dejara de latir de ansiedad.

Después de haber caído en el Valle de la Niebla Extrema, Yun Che estaba apoyado contra un árbol grueso y marchito, con sus piernas hundidas profundamente en la nieve. Lo primero que hizo después de caer aquí, fue restringir inmediatamente su aura con el Relámpago que Fluye Oculto. Después, no se movió en lo más mínimo y percibió todo lo que le rodeaba con su vista y su espíritu.

Debido a la neblina helada que se extendía por todo el lugar, solo fue posible ver hasta unas docenas de metros de distancia. La niebla dentro del valle era inmensamente más densa que la niebla ordinaria. No solo restringía la vista, sino también el sentido espiritual en gran medida. Sin embargo, tampoco era algo completamente malo.

La temible calma era tan espeluznante que podía dejar a la gente absolutamente aterrorizada. Percibía el peligro desde todas las direcciones, lo que le hizo darse cuenta de que la descripción de Mu Bingyun del Valle de la Niebla Extrema definitivamente no era alarmista. Este era un lugar espantoso donde el más mínimo descuido le costaría la vida.

* Sigh *

“… Así es la vida, eh.” Yun Che dejó escapar un suspiro. Por la mañana, seguía sintiéndose complacido de ganarle a Mu Xuanyin con su ataque sorpresa… Su plan podría haber resultado un éxito, pero aún tuvo que enfrentarse a tal desenlace.

Manteniéndose quieto por un buen rato, Yun Che comenzó a caminar hacia adelante con prudencia. Pero justo después de caminar un par de pasos, repentinamente sintió su pierna pisando algo duro. Deteniéndose en seco por un momento, levantó su pierna y pateó la cosa fuera de la nieve…

En realidad, era un cadáver rígido.

En este ambiente frío, era difícil que un cadáver se pudriera. Como tal, no era posible distinguir cuándo la persona realmente había muerto. Basado en cuán profundamente estaba enterrado, no debía de haber pasado tanto tiempo. El cuerpo fue roído y mordido a un estado indescriptiblemente miserable y solo la cabeza estaba en una condición algo intacta. Uno podría notar claramente la expresión de terror y desesperación en su rostro, así como el alivio de ser liberado.

Sus prendas exteriores estaban hechas jirones. Un trozo de su túnica colgaba de su hombro, con un pequeño dibujo de un Fénix de Hielo tallado en él. Y este patrón de Fénix de Hielo representaba… ¡Salón Divino del Fénix de Hielo!

¡La persona resultó ser un discípulo del Salón Divino!

El Salón Divino solo permitía a aquellos discípulos cuyos poderes profundos al menos habían alcanzado el Reino de la Tribulación Divina. Pero una persona con tal fuerza había muerto inesperadamente una muerte tan triste y miserable.

Yun Che dio un paso atrás y respiró ligeramente.

Tal como dijo Mu Bingyun, de lo que más dependería en este temible lugar sería del Relámpago que Fluye Oculto, que podía ocultar su aura… Además de eso, la extremadamente severa energía fría de aquí aceleraría su tasa de recuperación de poder profundo, en lugar de influenciarlo negativamente. Como todas las bestias profundas del valle tenían el atributo hielo, su amenaza hacia él se reduciría por un gran margen. Este par de cosas eran también los factores en los que confiaba.

Era mucho más difícil superar la diferencia del poder profundo del Camino Divino, en comparación con el Camino Mortal. Cuando estaba en el Continente Profundo Cielo, confiaba en el poder del Dios Maligno para elevar su fuerza directamente en dos grandes reinos. Pero al alcanzar el quinto nivel del Reino Profundo Soberano, tuvo que usar forzosamente Estruendo del Cielo para superar a Ji Hanfeng, quien estaba en el sexto nivel del Reino del Origen Divino. Ahora que había alcanzado el primer nivel del Reino del Origen Divino, su habilidad para avanzar más allá de los reinos se limitaba probablemente al primer nivel del Reino del Alma Divina.

No… Siguiendo la transformación de sus meridianos y su recién adquirida comprensión de la sensación, podría ser aún mejor.

Pero si se topara con una bestia profunda en la última etapa del Reino del Alma Divina, entonces sólo le quedaría la opción de huir con todas sus fuerzas.

Y si desafortunadamente se topara con alguna bestia profunda del Reino de la Tribulación Divina… podría ser extremadamente difícil incluso huir con vida.

Yun Che comenzó a avanzar cuidadosamente. Actualmente se encontraba en una zona bastante abierta, por lo que lo primero que necesitaba hacer era encontrar un lugar relativamente escondido, que le sirviera para esconderse. Después de todo, lo que necesitaba hacer en ese momento no era encontrar una salida en un plazo de tres días, sino mantenerse vivo durante este período.

Y el método más seguro para hacer eso era utilizar el Relámpago que Fluye Oculto para pasar silenciosamente su tiempo escondido, a fin de mantenerse fuera de peligro.

Sintiendo la peligrosa aura flotando en el aire, Yun Che no emitió ningún sonido mientras caminaba hacia adelante. Habiendo caminado una cierta distancia, él no percibió el aura de ningún otro ser vivo. Repentinamente, Yun Che no pudo evitar detenerse… Sus pies sintieron una sensación inarmónica que era difícil expresar con palabras.

Sensación…

Incluso antes de que el cerebro de Yun Che pudiera procesar la información, su cuerpo ya había retrocedido a la velocidad del rayo.

¡¡Whoom!!

La espesa nieve acumulada se elevó cuando una figura blanca surgió de ella, después de lo cual, un resplandor frío destelló mientras cortaba a través del aire, produciendo un chillido incomparablemente perforante… El resplandor pasó a menos de tres pulgadas de distancia de la cara de Yun Che.

Mientras volteaba hacia atrás y aterrizaba en el suelo, la espalda de Yun Che se estrelló contra un grueso árbol. Subconscientemente se llevó la mano derecha a la cara y trazó los cortes de donde salían lentamente gotas de sangre. Aunque la otra parte no pudo entrar en contacto con su cuerpo, el fuerte viento generado por el extremadamente rápido resplandor aun logró dejar tres profundas marcas de sangre en su cara.

Si no fuera por él entendiendo y elevando enormemente su ‘sensación’ bajo la guía de Mu Xuanyin y su cuerpo instintivamente respondiendo de inmediato como resultado, ese temible resplandor podría haberle arrancado los ojos justo ahora.

Era un lobo blanco como la nieve con ojos carmesíes. Desprendía un penetrante olor a sangre, en medio del implacable y feroz aura que emanaba de él. El frío resplandor que acababa de destellar fueron realmente sus garras en las que una luz roja y fría titilaba de vez en cuando.

Todo su cuerpo era blanco como la nieve, similar al Huargo de la Escarcha Invernal, pero no había duda de que era una especie diferente. Tenía la mitad del tamaño, pero la ferocidad de su aura era al menos diez veces mayor que la del Huargo de la Escarcha Invernal. La punzante sensación de peligro en su garganta le advirtió que, aunque el lobo blanco como la nieve no parecía amenazante debido a su pequeño físico… ¡era una bestia en el Reino del Alma Divina!

Un lobo blanco tan aterrador… Yun Che se estremeció de miedo interiormente. Este lobo había saltado de un lugar que estaba a menos de quince metros de él, pero no había percibido su existencia hasta que el lobo decidió salir.

Para cazar escondido en la nieve, con su aura perfectamente oculta… La primera bestia profunda con la que se había encontrado había resultado ser una criatura tan temible. ¿Fue debido a que él no tuvo suerte… o todas las bestias profundas que sobrevivían en el cruel entorno del Valle de la Niebla Extrema eran así aterradoras?

El temible lobo blanco había fallado en su primer intento y terminó aterrizando a bastante distancia. Muy pronto, se giró para enfrentar a Yun Che, pero no continuó atacándole. Una mirada vigilante había surgido en sus ojos que liberaban rayos de luz densos y rojos como la sangre. Yun Che inconscientemente hizo un gesto de agarre con sus manos… pero de inmediato abandonó la idea de invocar la Espada Heaven Smiting.

No puedo usarla… Solo un ataque de esa espada causaría una destrucción a gran escala que atraería la atención de otras bestias profundas en los alrededores. Si eso sucediera, de seguro moriría.

Yun Che volteó sobre su palma y la Cuchilla Nube de Mariposas, que le había dado Mu Bingyun, apareció justo en el centro… Aunque estaba diseminando un aura terrible, no se sentía demasiado fuerte como para amenazarlo, así que debería ser adecuada para hacer frente a la situación.

Habiendo solucionado sus pensamientos, Yun Che estaba completamente preparado para atacar y matar enérgicamente al lobo blanco. Pero en el momento en que su aura profunda estalló, sintió una ligera y extraña sensación en su espalda. El flujo del aura profunda que le rodeaba se invirtió instantáneamente y se alejó con la Cascada de la Partición Lunar.

¡¡Ssswoosh!!

Junto con el similar sonido desgarrador de antes, otra figura blanca rompió la capa de nieve y se abalanzó en dirección a Yun Che. Casi al mismo tiempo, el primer lobo blanco que había permanecido quieto durante este corto período de tiempo, también hizo su movimiento cuando se abalanzó hacia Yun Che, sin ninguna duda.

¡Thump!

Como Yun Che había utilizado inmediatamente un movimiento instantáneo, el ataque sorpresa del otro lobo blanco terminó en fracaso. Debido a la habilidad especial de la Cascada de la Partición Lunar para dejar atrás el aura de uno, el primer lobo blanco tampoco cargó en dirección a su punto de aterrizaje, sino que atacó a su imagen remanente, al igual que el otro lobo.

La imagen remanente en su ubicación anterior fue cortada en pedazos y arrojó un pequeño fragmento de cristal de hielo.

Al activar el Relámpago del Espejismo Extremo bajo sus pies, el cuerpo real de Yun Che ya había escapado a la distancia como un rayo, entrando a la densa y helada neblina.

No tenía la confianza para enfrentarse ni siquiera a un solo lobo blanco sin la Espada Heaven Smiting. Ahora que había dos de ellos… no había forma de que no decidiera huir, a menos que fuera un completo idiota.

Los dos lobos blancos no alzaron el cuello y dejaron salir un largo aullido, como uno esperaría de los lobos. Estas aterradoras bestias profundas persiguieron directamente a Yun Che, corriendo a una velocidad que les hacía parecer dos vetas de relámpago que barrían el suelo.

¡Tan rápido!

Yun Che estaba interiormente asustado al sentir las auras de los lobos en su persecución. Ciertamente era extremadamente peligroso correr por un lugar así con todas sus fuerzas, pero no tenía otra opción en esta situación; ni siquiera podía reducir la velocidad un poco. Solo podía prepararse y correr lo más rápido posible dentro de la densa niebla, apuntando hacia el lugar desconocido que tenía por delante.

Decenas de respiraciones más tarde, los dos lobos blancos que lo perseguían disminuyeron la velocidad repentinamente. Después, parecían haberse detenido con fuerza y luego desaparecieron de la zona de percepción de Yun Che.

Yun Che dejó escapar un suspiro de alivio, pero sus cejas se levantaron repentinamente… ¡Eso es extraño! A juzgar por su asombroso estilo de caza, los dos lobos blancos tenían un gran sentido espiritual y sabiduría. Su abrupta detención en seco podría no deberse a que renunciaron a la persecución. También sería posible que… ¡se estuvieran acercando a algún lugar prohibido y peligroso!

En el momento en que surgió en su mente, Yun Che rápidamente dejó de correr y restringió su aura a la velocidad más rápida.

Y en el instante en que estaba a punto de detenerse, sintió un sentimiento de opresión extremadamente grande, como el de una montaña derrumbándose, viniendo de delante.

Dentro de la neblina densa, blanca y pálida, se reveló lentamente una figura blanca gigantesca de docenas de metros de altura.

De inmediato, Yun Che miró arriba… ¡para encontrar a un gigantesco mono blanco como la nieve, tan grande como una pequeña montaña, parado a cierta distancia frente a él!

Al igual que los lobos blancos de antes, sus ojos también eran de color rojo sangre. En el momento en que descubrió a Yun Che, lanzó precipitadamente un aura incomparablemente diabólica. Sus brazos musculosos, que parecían martillos pesados ​​que podían abrumar los cielos, se estrellaron contra él.

Atacar sin pronunciar una sola palabra… Parecía ser la única regla de supervivencia en este mundo brumoso.

Yun Che frunció el ceño. Dio un salto hacia un lado mientras abría instantáneamente la barrera del Dios Maligno.

¡¡Boom!!

¡¡Bang!!

Un sonido enorme, como si el cielo colapsara y el suelo se hundiera, reverberó por toda el área. La nieve acumulada, las capas de hielo y los árboles fueron enviados a varios miles de metros de altura en el cielo debido a la gran conmoción generada por el ataque del mono. Yun Che inmediatamente perdió el equilibrio en el aire y las ondas de choque remanentes lo llevaron lejos, lejos en la distancia, como si hubiera sido arrastrado por una tormenta.

Pero, afortunadamente, al estar bajo la protección de la barrera del Dios Maligno, no sufrió ninguna lesión, incluso si su visión se volvió negra debido al intenso impacto. No se atrevió a quedarse más tiempo en el lugar. Rechinando los dientes, escapó lo más lejos posible tomando prestado el poder de la tormenta generada por el mono gigante y desapareció de nuevo en la densa niebla, en un abrir y cerrar de ojos.

Una serie de rugidos ensordecedores se escucharon desde atrás, pero como el mono gigante claramente no era lo suficientemente rápido, se volvieron cada vez más distante. Yun Che corrió con todas sus fuerzas a una distancia lo suficientemente segura, pero antes de poder respirar sin aliento, una tormenta que fue seguida por un chillido, le asaltó repentinamente por encima de su cabeza.

Yun Che levantó la cabeza… El reflejo de un halcón gigante se agrandó rápidamente en sus ojos. Sus alas abiertas, blancas como la nieve, tenían decenas de metros de largo y una deslumbrante magnificencia. El frío resplandor reflejado en sus garras era tan fuerte que penetraba en sus ojos y directamente se clavaba en su alma.

“¡Hong’er!”

Las pupilas de Yun Che se encogieron de repente; básicamente no le quedaba otra opción en este momento. La Espada Heaven Smiting apareció de inmediato en sus manos, las Llamas del Cuervo Dorado se encendieron a su alrededor y lanzó un ataque directo hacia el gigantesco halcón.

“¡Destruyendo el Cielo, Diezmando la Tierra!”

¡¡Boom!!

Cuando las llamas doradas estallaron en el cielo, el halcón gigante que miraba desde arriba dejó escapar un chillido. Perdió el control sobre sus alas blancas y fue enviado a volar debido al impacto. Un sonido amortiguado escapó de la boca de Yun Che. Como si hubiera sido golpeado con fuerza en el pecho, cayó junto con la Espada Heaven Smiting y quedó fuertemente aplastado en el suelo. El impacto de su caída fue tan grande que produjo un sonido explosivo.

Pfft…

Antes de que pudiera levantarse, Yun Che escupió una bocanada de sangre. Sin embargo, como alguien que poseía los Meridianos Divinos del Corazón de Buda, la energía profunda en su cuerpo logró permanecer en un estado de calma y orden. En lo alto del cielo, el halcón gigante que había sido sorprendido por su ataque siguió flotando por un momento. Sus ojos helados se fijaron en su posición y se precipitó hacia abajo como una estrella fugaz. Sus garras estaban dirigidas precisamente a su corazón, mientras volaba rápidamente hacia el suelo y una desastrosa tormenta de granizo se formaba detrás de él.

Este es realmente… un lugar infernal… Ni siquiera puedo tomar un respiro…

Yun Che maldijo en su corazón mientras su cuerpo reaccionaba inmediatamente al asalto entrante. Ya no se atrevió a enfrentarlo e instantáneamente se apartó del camino con la Cascada de la Partición Lunar. Al mismo tiempo, abrió la barrera del Dios Maligno.

Cuando se trasladó a un lugar diferente, una voz repentinamente cayó en sus oídos…

¡La voz de un humano!

“¡Es realmente un Halcón Ventisca Feroz!”

“Ha aterrizado en el suelo… ¡Aprovechemos esta oportunidad y sellemos sus movimientos, para obtener el núcleo profundo en su cuerpo!”

Cuando la terrorífica tormenta del halcón gigante barrió el suelo, levantó el hielo y la nieve, haciendo que todo el cielo se cubriera con ellos. Pero no mostró ningún signo de volar hacia el cielo una vez más, porque su cuerpo había sido perforado firmemente por una luz azul que rápidamente congeló su enorme cuerpo. Tratando de luchar para salir de su predicamento, los largos chillidos que lanzaba antes se habían convertido ahora en lamentosos sonidos.

Yun Che escapó a un lugar lejano, sintiéndose sobresaltado en su corazón. Él acababa de experimentar el terror de este halcón gigante, pero sorprendentemente terminó siendo sellado fácilmente por otra persona…

Esta aura… ¿Podría ser alguien en la cima del Reino del Alma Divina?

En la neblina helada, se podían ver dos figuras vagas acercándose a gran velocidad. El del frente clavó su espada en el halcón gigante e instantáneamente perforó su cuerpo, el cual Yun Che no pudo herir incluso después de desatar todo su poder contra él. Tras la erupción de energía profunda a lo largo de la espada, el enorme cuerpo del halcón quedó envuelto en una gruesa capa de hielo. Dejó de luchar por completo cuando la capa de hielo se extendió por todo su cuerpo, lo que también provocó una rápida pérdida de su vitalidad.

“¡Genial! No esperaría menos del Hermano Mayor Yizhou.” La persona en la parte de atrás gritó con entusiasmo mientras se acercaba rápidamente al halcón congelado. “Este núcleo profundo puede ayudarnos a sobrevivir por mucho tiempo…”

¿Hermano Mayor Yizhou?

Al escuchar esta forma de dirigirse, Yun Che inmediatamente giró la cabeza hacia un lado. Su mirada penetró a través de las capas de niebla espesa y cayó sobre la persona en el frente… a quien había visto antes.

¡¡Mu Yizhou!!

¿¡Por qué está aquí!?

Cuando Yun Che lo vio claramente, la otra parte también lo vio. Sus ojos se abrieron abruptamente y se dio la vuelta de inmediato, sin molestarse por el Halcón Ventisca Feroz que acababa de cazar. Después de permanecer en estado de shock por un largo tiempo, su rostro comenzó a mostrar diversas emociones, como la furia, el odio y excitación…

“¿Eres tú… Yun Che? ¡Sí, eres tú!”

¡El abrupto cambio en sus ojos y voz dio una impresión como si repentinamente se hubiera encontrado con un enemigo absolutamente irreconciliable!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s