RTW – Capítulo 291 – Aviso Anticipado

Faltante

Dentro del Palacio Real del Reino de Graycastle, Timothy estaba agarrando fuertemente su cetro, mientras miraba al Alquimista Jefe Rayleigh Kenneth de pie entre la audiencia, mostrando una expresión tan complacida.

“¿Pudiste obtener una pista sobre la receta de alquimia que tomaron los desertores?”

“¡Por supuesto! Su Honorable Majestad, este es el último polvo de nieve desarrollado por la Asociación de Alquimia. Por favor, permítanme demostrarlo ahora.” Dijo Rayleigh con una profunda reverencia.

Después de recibir la aprobación del nuevo Rey, hizo un gesto en dirección a la muchedumbre que estaba detrás de él, dos discípulos sosteniendo una bolsa en sus manos, inmediatamente se adelantaron. Extendió dos hojas de papel blanco sobre el suelo, y vertió el polvo de nieve dentro de las bolsas en la parte superior, formando dos líneas separadas. Una de ellas era color gris ceniza, mientras que la otra era mucho más oscura, siendo casi de color negro ceniza.

Su Majestad, por favor, eche un vistazo. El más ligero es el polvo de nieve usado originalmente durante las celebraciones, mientras que el más oscuro es el último desarrollo, el polvo de nieve que se enciende rápidamente.” Rayleigh sacó un pedernal, encendió el polvo por encima de los papeles. El ligero polvo de nieve apenas comenzó a quemarse lentamente y un emitía espeso humo, mientras que el de color oscuro quemaba todo el polvo en un respiro y también se extendía hacia el papel blanco de abajo.

“¿Qué significa eso?” Preguntó Timothy frunciendo el ceño. “¡El juguete que obtuvo mi querida hermana no solo quemó un pedazo de papel!”

“Por supuesto que no, Su Honorable Majestad.” Dijo Rayleigh, mientras una gran sonrisa comenzaba a extenderse por toda su cara. “No sé si usted notó la cantidad de humo que liberó cuando lo encendí. Cuanto más rápido se queme el polvo de nieve, más humo se libera en un corto período de tiempo, y esto es la causa de su extrema potencia. Lo probaré con otro experimento.”

Esta vez eran dos bolsas de pergamino del tamaño de un puño, que estaban bien apretadas. Cada uno de los discípulos encendió una cuerda delgada que fue puesta en la bolsa de papel y luego cubrió cada uno con un cuenco de cobre. Las chispas se movían a lo largo de la cuerda, arrastrándose gradualmente hacia los cuencos de cobre.

“Atención, Su Majestad, esta vez el sonido será más fuerte, así que por favor cúbrase los oídos.”

La voz del Alquimista Jefe se había desvanecido cuando un fuerte estallido sonó. Un cuenco de cobre fue volteado boca abajo, mientras que el otro en realidad voló directamente hacia el techo, después de volver a caer al suelo todavía rebotó varias veces en la pizarra de granito, emitiendo un sonido nítido cada vez.

¡Maldición! Timothy inconscientemente tragó, casi había soltado su cetro. ¿Por qué este viejo tonto no lo mencionó antes?

Uno de los discípulos recogió el segundo cuenco y lo colocó de nuevo frente al nuevo Rey, mientras que él reprimió su furia al fondo de su corazón y centró su atención en esos cuencos. Este hombre seguía siendo el Alquimista Jefe del Taller de Alquimia de la Ciudad Rey, si quería estudiar la nueva arma alquímica, no podría hacerlo sin su ayuda.

En ese momento, se hizo evidente que había cambiado de forma, parecía como si alguien lo hubiera golpeado resueltamente el interior del cuenco con un martillo, deformando el borde del cuenco.

“He comprobado repetidamente que el poder del polvo de nieve no reside en su combustión, sino en este gas. Esta es también la verdad escondida en el recibo que los desertores habían robado.” Rayleigh se paró en medio del salón y habló francamente con seguridad: “Si aumenta la cantidad de polvo de nieve y lo comprime fuertemente en una bola, se hará lo suficientemente poderoso como para romper la armadura y desgarrar los cuerpos. Creo que tarde o temprano, este nuevo tipo de polvo de nieve sustituirá inevitablemente a las espadas y las flechas. Aunque sean caballeros bien entrenados, no serán rivales para un civil equipado con estas bolsas de polvo de nieve.”

Esta oración causó un gran arrebato dentro de la multitud. Muchos de los rostros de los Caballeros de Timothy reunidos en el salón mostraban expresiones sombrías. Incluso el Caballero Steelheart Weimar parecía querer dar un paso al frente y discutir con el alquimista, por lo que Timothy rápidamente golpeó su cetro contra el suelo y gritó: “¡Silencio!”

Después de que la multitud se inclinó al unísono, Timothy volvió su mirada hacia Rayleigh. “¿Es su fórmula exactamente la misma que la receta que tomaron los desertores?”

“No, Su Majestad.” Rayleigh negó con la cabeza, y luego agregó un gran desdén en sus palabras. “Aunque el salitre es uno de los artículos en stock de los Talleres de Alquimia, sin embargo, usualmente, el stock no será demasiado grande. Al momento de mezclar el polvo de nieve, él solo encontró esta fórmula. Aunque quisiera hacer más pruebas, la cantidad de salitre no era suficiente para usarlo varias veces. Sin embargo, la fórmula para mi polvo de nieve de encendido rápido fue desarrollado después de pasar por un gran número de pruebas. Es el método óptimo y su poder es mucho mayor que un producto producido por casualidad.”

“Es bueno saberlo.” Dijo Timothy con voz relajada. Aunque sabía que García había organizado a muchas de las personas dentro de todas sus filas, nunca habría pensado que tuviera algunos secuaces dentro de la Asociación de Alquimia. El plan de los desertores estaba bien planificado, y en el momento en que huyó había llevado a una docena de aprendices. Por lo general, algo como esto no sería un gran problema, después de todo, aunque los alquimistas eran relativamente raros en otras ciudades, la Ciudad Rey tenía más de veinte. Entonces, si uno se hubiera marchado, su impacto normalmente sería algo insignificante, pero esta vez, el hombre había descubierto un nuevo tipo de polvo de nieve altamente letal antes de partir. Y en lugar de contribuir con el Taller de Alquimia, se había ido sin dejar rastro al día siguiente.

Al final, los espías de Timothy solo pudieron capturar a algunos de los confidentes restantes, pero no lograron interceptar a todo el grupo de desertores. En el momento en que supo de las noticias, Timothy inmediatamente ordenó a su Primer Ministro Imperial que comprara todo el salitre dentro de la ciudad y solicitó al Taller de Alquimia que reprodujera la fórmula de polvo de nieve de los desiertos lo más pronto posible. Y hoy, después de esperar durante dos meses, finalmente mostraron algunos resultados, lo que lo hizo sentir bastante satisfecho. Incluso si el respeto de este hombre por él era un poco escaso, seguía siendo agradable a la vista en este momento.

Después de resolver sus pensamientos, Timothy se aclaró la garganta y dijo: “Lo hiciste bien. Por tu contribución, te otorgaré veinticinco monedas de oro real como recompensa. Además, también abriré un taller de polvo de nieve en el centro de la Ciudad Rey, que será responsable de la producción en masa del polvo de nieve de encendido rápido. Sin embargo, no puedes relajarte y tienes que estudiar más a fondo su uso. Si realmente resulta como dijiste, que los civiles podrían derrotar a los Caballeros, recompensarte con un título y un territorio no será un problema.”

“¡Muchas gracias, Su Majestad!”

Después de que el Alquimista Jefe salió del salón, el Señor Weimar, incapaz de contenerse, se puso de pie y dijo: “Su Majestad, aunque esto parecía un poco aterrador, querer usarlo para derrotar a un Caballero, es absolutamente imposible. Como puede ver, necesita ser encendido para dispararse, su rango de matanza también es solo medio paso más o menos. A esa distancia, contra un civil, tengo docenas de formas de enviarlos instantáneamente al suelo. Incluso teniendo en cuenta que puedan usarlo a corta distancia, aún puedo aprovechar el tiempo de ignición para golpear y matar a mi oponente, antes de salir con calma. Según la forma de hablar de Rayleigh, está claro que nunca ha estado en el campo de batalla.”

“También pensamos lo mismo, Su Majestad.” Siguieron los otros Caballeros.

“Es por eso que le dejo continuar buscando una mejor manera.” Dijo Timothy. “Por ejemplo, acortando el tiempo de ignición o haciéndolo más fácil de arrojar, y así sucesivamente. Por supuesto, no importa qué tipo de arma usen, también estoy convencido de que un Caballero será mejor que un granjero.”

Aunque hablaba así, dentro de su corazón, también tenía algunos rastros de desacuerdo. Los civiles carecían por completo de uso, eran cobardes e ignorantes, y también temerosos de morir. Pero si fueran controlados con píldoras y estuviesen equipados con polvo de nieve, podrían convertirse en un arma poderosa. Por lo menos eso era si tenían que asaltar la puerta de una ciudad o una muralla de escudo, sólo tendrían que enviar unos pocos milicianos con polvo de nieve, y sería suficiente para romper un agujero en una sólida línea de defensa.

En este momento, repentinamente se oyeron pasos que venían desde más allá de las puertas, seguidos por un guardia personal ansioso que entró corriendo al salón, se arrodilló y anunció. “Su Majestad, parece que el equipo de milicia que envió al Territorio Occidental fue atacado, y ahora los soldados derrotados han regresado a la Ciudad Rey. Incluso escuché que trajeron una carta de advertencia, por ahora muchas personas han oído hablar de ella.”

“¿Qué?” Los ojos de Timothy se agrandaron. “¡Asegúrate de que mantengan la boca cerrada y tráeme a todos los que aún están vivos aquí en el castillo!”

En el patio del castillo, se podía ver a un grupo de milicianos harapientos arrodillados en el suelo y suplicando: “Su Majestad sea misericordioso, por favor, dennos unas píldoras, no podemos soportarlo más.”

“Ustedes, grupo de basuras, además de usarlo contra el enemigo, básicamente no hay nada más en lo que pueda ser utilizado. Ya que están vivos, ya estás desperdiciando comida, ¿y ahora incluso se atreven a pedirme píldoras?”

Timothy miró con ojos fríos al grupo de personas y dijo en voz baja: “Al final, ¿cómo fue posible que el enemigo los derrotara? ¿Quién puede decirme algo sobre el curso de la batalla? Quien pueda darme una respuesta clara, recibirá el antídoto.”

Toda la gente repentinamente comenzó a hablar al mismo tiempo: “Fuimos atacados mientras todavía estábamos a bordo, lo que convirtió a la flota en un caos. El Caballero Lead dio la orden de bajar a tierra y ponerse en orden. Sin embargo, en el momento en que desembarcamos, fuimos atacados por interminables pernos de ballesta, tan densos que ni siquiera tuvimos la oportunidad de luchar. Fueron los Caballeros quienes tomaron la delantera y se rindieron, simplemente los seguimos y… nos arrodillamos.”

“¿Qué hay del grupo de Caballeros y el Jefe de Caballería?”

“No… no lo sé. Nos acompañaron al campamento, pero no vimos ningún Caballero.”

Timothy frunció el ceño y su voz se volvió incluso más fría. “¿Cómo pudiste volver?”

“Fue el Príncipe Roland quien nos dejó ir.” Dijo uno de ellos apresuradamente. “Además, nos dio una carta que se supone que debemos entregarle a usted.”

“¿A todos ustedes?”

“¡Así es, yo también tengo una!”

“¡Su Majestad, también tengo una carta!”

El grupo de personas gritó de inmediato y se puso de pie, sacando la ‘carta’ de Roland de sus bolsillos.

¡Al diablo con eso! ¿Él realmente se las dio a todos? Timothy reunió las cartas solo para descubrir que todas contenían el mismo mensaje.

‘Tu acto estúpido me hace sentir lástima por ti, Timothy Wimbledon. La invasión repetida del Territorio Occidental fue un grave error por el cual tendrás que pagar el precio. Atacaré la Ciudad Rey al comienzo del segundo mes de otoño. Te haré saber que tu lugar está lejos de ser tan seguro como imaginas. Cuando llegue el día, toda la gente de la Ciudad Rey lo verá, tu realeza ya está al borde del colapso.’

‘- Roland Wimbledon.’

3 respuestas a “RTW – Capítulo 291 – Aviso Anticipado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s