WMW – Capítulo 444 – Un Siglo

Después de resolver los asuntos problemáticos, la vida de Leylin se sumió en completa serenidad.

Todos los días, aparte de meditar a horas fijas y usar la radiación del hueso de Lamia para madurar su propia línea de sangre, estaba encerrado en el laboratorio. Él ya había recuperado por completo la información sobre las combinaciones de línea de sangre. Además de eso, él patrullaría su territorio y sería Mentor de Snoopy de vez en cuando.

Esos días de paz fueron difíciles de conseguir. Con el paso del tiempo, su fuerza aumentaba lentamente y era algo digno de regocijo.

Antes de que nadie lo supiera, la autoridad de Leylin había sido establecida firmemente en su territorio. El gigantesco Castillo Onyx se alzó en este pedazo de tierra, convirtiéndose en el núcleo de poder en este mundo. Con el paso de los años, dejó su huella en la historia.

Además de ser indestructible, el castillo ahora tenía algo de historia, algo que solo podían acumular los castillos de la verdadera nobleza.

La única constante era la enorme Torre de Mago cercana, su brillo duradero aparentemente eterno.

Dentro de la torre, Leylin yacía medio desnudo en un enorme escritorio experimental, con sus firmes músculos visibles. Unos brazos robóticos sostenían una bola de cristal translúcida sobre él, liberando rayos rojo sangre que barrían su cuerpo. Sus ojos estaban cerrados, como si tratara de sentir algo.

Si uno miraba a través de la superficie de la bola de cristal, podría ver débilmente una huella dactilar de color blanco lechoso suspendida en el centro de la bola de cristal, emanando una luz misteriosa.

Todo el proceso duró un total de dos horas antes de que los brazos robóticos retrocedieran a sus válvulas. Leylin luego abrió los ojos.

Sin embargo, sus pupilas ahora se habían vuelto de color ámbar, todavía contenían un brillo ominoso.

En el momento en que abrió los ojos, las herramientas delante de él se volvieron gris ceniza, convirtiéndose en piedra. Las alarmas de varios aparatos comenzaron a sonar ininterrumpidamente.

Leylin bajó la cabeza, sumido en sus pensamientos. “La línea de sangre es demasiado rica… eso también puede ser un problema.”

Cuando levantó la cabeza una vez más, el ámbar en sus ojos se había desvanecido, reemplazado por un par de pupilas negras sin fondo. La piel amarilla crujía mientras él rasgaba una capa de su cuerpo y la arrojaba a un lado.

La piel todavía tenía fluidos y rastros dejados por las escamas.

Leylin continuó arrancándose la piel muerta, como si estuviera mudando como una serpiente.

“¡Esta ya es la tercera vez que me mudo mi piel!” Leylin miró la piel mudada mientras la impotencia se reflejaba en su rostro.

El avance de los Brujos se realizaba a través de la meditación y la transformación del cuerpo, progresando hacia convertirse en criaturas antiguas.

Podría decirse que cuanto mayor rango tuviese el Brujo, menos humanos serían. Lo mismo sucedía con los Brujos del Clan Ouroboros.

Como la línea de sangre de Leylin era el de una Serpiente Gigante Kemoyin, naturalmente sufriría períodos de muda en su crecimiento. Sin embargo, bajo la radiación del hueso de Lamia, el proceso de muda se había acelerado enormemente.

Genio de la Torre, prepara agua tibia para mi baño.” El Genio de la Torre actuó rápidamente bajo la orden de Leylin. Antes de llegar al baño designado, se había preparado agua caliente humeante.

Las partículas elementales de agua se habían condensado en un líquido puro, y se habían hecho extremadamente adecuadas para los cuerpos y la piel de los Brujos a través de proporciones especializadas.

Leylin yacía felizmente en la piscina de baño de mármol negro. Mientras miraba a su piel suave y lisa, sus ojos se retiraron levemente.

Cada vez que mudaba, su fuerza aumentaría rápidamente. El ritmo de sus avances recientemente había sido realmente aterrador.

Leylin miró su palma. ¿Quién hubiera pensado que estas manos delgadas y ordinarias podrían ocultar un poder tan extraordinario?

‘Cómo pasa el tiempo. ¿Esta tranquila vida mía ya ha durado un siglo?’ Leylin se sumió en profundos pensamientos.

De hecho, habían pasado casi cien años desde su incursión en la Tierra Olvidada.

Un período tan largo de tiempo fue suficiente para que las familias más comunes hubieran pasado entre cuatro y cinco generaciones, pero todo esto hizo que Leylin pareciera más maduro. Dada su expectativa de vida como un Brujo de alto rango, se podría decir que aún era un adolescente.

En este último siglo, Leylin había mantenido un estilo de vida de bajo perfil, sumergiéndose en la investigación y estableciendo vínculos entre su propia base de conocimiento y la del Continente Central. Incluso había llegado al límite en múltiples áreas.

Los datos del Chip de IA también se actualizaron varias veces.

[Leylin Farlier: Brujo de rango 3 (Fase Líquida). Línea de sangre: Serpiente Gigante Kemoyin; Fuerza: 30, Agilidad: 30, Vitalidad: 45.5, Fuerza espiritual: 315.6, Poder mágico: 315 (Poder mágico en sincronización con la fuerza espiritual)]

A través de la maduración de su línea de sangre mediante el hueso de Lamia, incluso sin el consumo de pociones de fuerza espiritual, la fuerza espiritual de Leylin había aumentado día a día, hasta el punto en que cumplió con los requisitos para avanzar a la Fase Líquida.

Hace 20 años, Leylin había utilizado la Joya de Salón y la formación de hechizos de la Fase Líquida para finalmente condensar su fuerza espiritual, rompiendo a la Fase Líquida.

Hubo, incluso más, méritos para la maduración de su línea de sangre. Su fuerza y ​​agilidad, que se había estancado durante mucho tiempo, experimentaron un crecimiento exponencial, mientras que su vitalidad también aumentaba constantemente.

Una vez que tanto la fuerza como la agilidad alcanzaron los 30, Leylin sabía que incluso la línea de sangre de la Serpiente Gigante Kemoyin no podía conducir a un aumento indefinido en estas áreas. Este era probablemente su límite actual.

Del mismo modo, el aumento de la vitalidad de cada muda consecutiva estaba disminuyendo. Parecía que también se ralentizaría.

Leylin apretó los puños, sintiendo la oleada de fuerza dentro. ‘Solo la radiación del hueso de Lamia podría traer tantos beneficios’, murmuró para sí mismo mientras sentía el aumento de poder de la muda, su sangre estallando de vitalidad.

Fuera del baño, dos agradables voces parecidas a las de un oriole sonaron. “¡Maestro, es hora de almorzar!”

Leylin sonrió y salió del baño.

Dos adolescentes con disfraces de sirvienta estaban arrodilladas en los dos lados del baño. No mostraron un tinte de timidez cuando salió completamente desnudo, usando una gran toalla blanca para secarlo y vistiéndolo con una túnica suelta.

Era claro que aquellas dos emitían ondas de energía de un Mago de rango 1, poseían un encanto especial.

¡En realidad eran Brujas! A pesar de que solo eran de rango 1 y no tenían una línea de sangre pura, todavía eran difíciles de encontrar.

Eran Brujas bajo la guía de Leylin. Las dos eran en realidad hermanas que venían de la misma tribu familiar de Brujos de la Enorme Serpiente Mankestre. Debido a las restricciones de sus líneas de sangre, su posición en el Clan Ouroboros era muy baja. Una vez que Leylin dio a conocer las noticias de que estaba contratando, la familia había enviado inmediatamente a estas dos hermanas para que lo sirvieran en su torre.

La Torre de Mago era extremadamente peligrosa. Incluso sus viviendas tenían grandes cantidades de radiación, y los plebeyos no podrían vivir en las instalaciones. Solo los Magos eran aptos para permanecer dentro.

La Torre de Mago de Leylin, naturalmente, solo estaba abierta para algunos de sus acólitos y subordinados. A pesar de que solo tenían acceso a las salas de estar y algunos laboratorios, era más que suficiente para que se emocionaran hasta las lágrimas.

“¡Mentor!”

En el comedor, Leylin vio a Snoopy. Ese niño ya había avanzado para convertirse en un Brujo de rango 2. Para su línea de sangre de la Serpiente Negra de Horrall y su escasa aptitud natural, se consideraría una gran hazaña.

“¡Mmm!” Leylin asintió con la cabeza ligeramente y se sentó en la cabecera de la mesa. Las dos hermanas gemelas inmediatamente sirvieron comida deliciosa.

“¿Cómo va la limpieza de la biblioteca?” Le preguntó Leylin a Snoopy mientras comía.

Durante la organización y la afluencia de libros a la biblioteca, Leylin había notado la pasión de Snoopy por ellos y decidió entregarle todo el lugar para que él se las arreglara.

“¡Está yendo bien! Solo el área B-3 ha experimentado una leve oxidación, pero ya le pedí al Genio de la Torre que aísle la región y se ocupe de ello.” Respondió humildemente.

“Además, los cautivos encerrados en las áreas experimentales se han vuelto más irritables, y la tasa de consumo de energía de las salas de ataduras ha aumentado en un 1,9%…” Esta parte llamó la atención de Leylin.

Después del almuerzo, él fue al sótano de la Torre de Mago.

*¡Boom! Pow! * Los ruidos intermitentes que escuchó después de entrar al área le hicieron fruncir el ceño.

Llegó al área fuera de la sala de ataduras. A través del vidrio reforzado, pudo ver a un gran Kobold de ojos rojos. Grandes cantidades de baba caían de su boca mientras golpeaba su cabeza contra las paredes repetidamente.

Cada vez que lo hacía, una gruesa corriente eléctrica azul disparaba al cuerpo del Kobold, quemando su escamoso exterior rojizo a un negro carbonizado.

Leylin frunció el ceño y ordenó: “¡Recupera su información!”

El Genio de la Torre proyectó una pantalla frente a los ojos de Leylin. Las palabras y figuras densamente empaquetadas del diario quirúrgico y las imágenes de vigilancia fueron presentadas frente a él.

“Después del experimento inicial de fortalecimiento de línea de sangre, los síntomas de histeria aparecieron en el octavo día.” Leylin se acarició la barbilla.

“Este Kobold no tiene más valor de observación. ¡Deshazte de él y envía su cadáver a la sala de disección!”

“¡Autoridad verificada! ¡Deshacerse del Kobold!” El Genio de la Torre respondió impasiblemente. Después de todo, había sido programado para poner las órdenes de Leylin como la primera prioridad.

* ¡Swish! * Una luz negra surcó el cielo, y el histérico Kobold que estaba confinado inmediatamente cayó al suelo.

En un abrir y cerrar de ojos, este aterrador Kobold, que había estado tan cerca de alcanzar el rango 3, pereció por completo, sin poder pelear en absoluto.

Luego se abrieron las puertas de la prisión y unos pocos títeres de diamantina llevaron el cadáver sin vida del Kobold en una camilla.

2 respuestas a “WMW – Capítulo 444 – Un Siglo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s